Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines

Versión completa: La redención final de Bastian en La historia interminable)
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
(23/05/2018 12:23 PM)Licordemanzana escribió: [ -> ]La diferencia es que en Harry Potter te dicen que ser "bueno" es chungo, la balanza se inclina hacia ese lado solo con dificultad; tú lo ves como lo "fácil", lo que hace que las cosas se resuelvan "sin hacer nada"... yo hago otra lectura. Y me parece mucho más realista que llegar a ser bueno por "saturación" como Bastian... pero bueno  octopus

¿Bastian bueno por saturación? ¿Poco realista? Antes de valorar esto, repasemos la trayectoria del personaje hasta llegar a su redención final. Su evolución, de forma muy resumida, sigue las siguientes etapas:

  1. Nos encontramos, al inicio de la novela, a Bastian huérfano de madre, increíblemente gordo, sin amigos y sufriendo bullying a diario; un Bastian que no tiene nadie que le comprenda, al que solo la literatura le aporta algo de interés en su vida.
  2. La situación original le lleva a hacer los actos que dan inicio a toda la acción novelesca: Bastian se refugia en una librería huyendo de los abusones, allí roba un libro y después se salta las clases para leer lo que acaba de robar. Hasta el momento, todo parece bastante verosímil. Su reacción es lógica, teniendo en cuenta su situación inicial.
  3. Leyendo el libro robado, Bastian se da cuenta de que se encuentra ante un artefacto sobrenatural que lo está comunicando con otro mundo: Fantasía. Ese otro mundo está en peligro y necesita un salvador: el propio Bastian, que acaba transportándose a Fantasía. Allí recibe el artefacto más poderoso de esa realidad, el AURYN, y con él logra restaurar una realidad que estaba increíblemente deteriorada. Pasa de ser un gordo al que nadie quiere a convertirse en un héroe aclamado por todos.
  4. De no tener a nadie que lo comprendan, en el mundo de Fantasía logra encontrarse con quienes serán sus mejores amigos hasta la fecha: Atreyu y Fujur.
  5. Ser "el salvador" y estar rodeado de gente que lo admira, lo comprende y lo ama se le acaba subiendo demasiado a la cabeza. Seguir poseyendo el artefacto más poderoso de esa realidad y estar siendo adulado constantemente por una de las hechiceras más formidables de Fantasía son los motivos que acaban dilapidándolo en el más absoluto delirio megalómano. Se propone, a partir de ese momento, conquistar el mundo al que acaba de salvar, del cual se cree legítimo gobernante.
  6. Su delirio megalómano alcanza tal fuerza que acaba priorizando su vanidad personal frente a las relaciones con las personas a las que ama. No le importa, por ello, destruir su amistad con Atreyu y Fujur y atentar contra los intereses de los que eran sus mejores amigos. Logra, de esa forma, sembrar una destrucción importante en toda Fantasía y someterla de una forma bastante cruel.
  7. El artefacto mágico que le proporcionaba todo su poder, el AURYN, se le empieza a ir por completo de las manos. Descubre que su poder es ilimitado, pero su coste es excesivo: por cada deseo que le concede, un recuerdo suyo se pierde por completo. De tanto utilizarlo, henchido de soberbia, acaba olvidando todos sus recuerdos. Su megalomanía le lleva a la destrucción de su propia identidad: obsesionado únicamente con el poder, acaba olvidando siquiera quién es él.
Llegamos aquí al momento que da lugar al debate que ha iniciado este hilo: el momento de la redención de Bastian. Sus ansias de poder y su obsesión por conseguir lo que no tiene acaban por hacerle perder todo lo que tenía, incluyendo su poder, sus amigos y su propia identidad. A partir de entonces, la obsesión de Bastian no es otra que recuperar su identidad. Al no recordar absolutamente nada de su pasado, no hay otra cosa que pueda echar de menos o pueda desear. Solo pretende responder a una pregunta: ¿quién soy yo? Busca desesperadamente la forma de recobrar sus recuerdos, y le dan cierta información relevante para ello. Un nombre: Yod, el minero ciego. Un lugar: la mina de las imágenes, una galería infinita que alberga pinturas relativas a la identidad de todos y cada uno de los habitantes de Fantasía. La imagen relativa a su identidad es la única pista que posee para lograr recordar algo de su pasado. Se dirige, por ello, a la mina de las imágenes, y allí descubre la pintura relativa a su identidad: un dibujo que le recuerda directamente a su padre, la única persona que sentía algo de cariño hacia él antes de su llegada a Fantasía. Descubre entonces todo lo que ha perdido por su vanidad personal, y se siente horrorizado por ello; entiende que no le ha merecido la pena sacrificar tanto con tal de incrementar sus ansias de poder, que no compensa anteponer la obtención de poder al amor hacia los demás. Descubre que su verdadera voluntad es amar, y es entonces, y no antes, cuando se redime; porque descubre todo lo que ha perdido sin que mereciese la pena. No veo, como Licordemanzana dice, que se haya vuelto bueno "por saturación". Simplemente ha descubierto los dolorosos abismos a los que puede arrojarle su soberbia y por ello decide cambiar de prioridades en la vida. No veo que sea "poco realista". Al contrario: me parece totalmente lógico que una persona decida cambiar de actitud después de presenciar con tanta crudeza lo autodestructivo de su conducta.
No he dicho que sea "poco realista", he dicho que me parecía "comparativamente menos realista" que mi lectura de la conquista del bien en Harry Potter, de la que ya ha quedado claro que difieres. De hecho, cambiar por saturación es uno de los recursos básicos de la psique, y del universo mismo, si a eso vamos (toda inercia termina por agotarse y busca el cambio); pero este es el "recurso último", el que da comienzo a un nuevo planteamiento. Cuando Bastian se satura de su impulso vanidoso, se permite ver lo que le falta ahí, lo hueco; esto es algo que puede hacer con facilidad en su mundo, pero que es difícilmente extrapolable... porque contaba con el instrumento que, literalmente, le concedía cuando pedía; en la vida real puede llegar a ocurrir incluso sin el Auryn, pero no deja de ser difícil; como decía un amigo médico "la gente aguanta lo que le eches mientras les dejes seguir fumando". La gente muere constantemente sin cambiar su forma de ser, con toda una vida de experiencias negativas al respecto de tal o cual aspecto de la personalidad. Y cuando se satura y tiene la revelación de cara a cambiar no pasa a ser "buena" de pronto, como se proponía; empieza un largo camino de romper con lo anterior.

Por eso, no me parece que Bastian sea un ejemplo de redención, si acaso lo sería de un principio de redención, de un principio de bondad... para cuya culminación debería entroncar con mi lectura de Harry Potter, con la cuál estamos de acuerdo en que no estamos de acuerdo, pero que vendría a hablar del largo y difícil camino que es mantener la integridad y ese amor al que se acerca Bastian, y que no necesita necesariamente de saturación, como sí la saturación necesita de él para tener sentido. Y esas cosas Heart
(23/05/2018 07:34 PM)Licordemanzana escribió: [ -> ]No he dicho que sea "poco realista", he dicho que me parecía "comparativamente menos realista" que mi lectura de la conquista del bien en Harry Potter, de la que ya ha quedado claro que difieres.

Para quien le interese este asunto, he explicado los motivos de por qué no me parece realista en este post: http://clasico.fantasitura.com/thread-1539.html . Si se lee todo lo argumentado en ese hilo, se verá que por ahora no hay pruebas de que Harry Potter sea otra cosa que otra acumulación de incoherencias que están muy lejos de acercarse a la verosimilitud de La historia interminable.

(23/05/2018 07:34 PM)Licordemanzana escribió: [ -> ]De hecho, cambiar por saturación es uno de los recursos básicos de la psique, y del universo mismo, si a eso vamos  (toda inercia termina por agotarse y busca el cambio); pero este es el "recurso último", el que da comienzo a un nuevo planteamiento. Cuando Bastian se satura de su impulso vanidoso, se permite ver lo que le falta ahí, lo hueco; esto es algo que puede hacer con facilidad en su mundo, pero que es difícilmente extrapolable...

Bastian no "se satura" de su impulso vanidoso. Como ya he explicado, Bastian simplemente pierde sus recuerdos como consecuencias del uso reiterado del AURYN; se aleja de su vanidad, principalmente, para recuperarlos, pero no porque "se sature".

(23/05/2018 07:34 PM)Licordemanzana escribió: [ -> ]porque contaba con el instrumento que, literalmente, le concedía cuando pedía; en la vida real puede llegar a ocurrir incluso sin el Auryn, pero no deja de ser difícil; como decía un amigo médico "la gente aguanta lo que le eches mientras les dejes seguir fumando". La gente muere constantemente sin cambiar su forma de ser, con toda una vida de experiencias negativas al respecto de tal o cual aspecto de la personalidad. Y cuando se satura y tiene la revelación de cara a cambiar no pasa a ser "buena" de pronto, como se proponía; empieza un largo camino de romper con lo anterior.

Por eso, no me parece que Bastian sea un ejemplo de redención, si acaso lo sería de un principio de redención, de un principio de bondad... para cuya culminación debería entroncar con mi lectura de Harry Potter, con la cuál estamos de acuerdo en que no estamos de acuerdo, pero que vendría a hablar del largo y difícil camino que es mantener la integridad y ese amor al que se acerca Bastian, y que no necesita necesariamente de saturación, como sí la saturación necesita de él para tener sentido. Y esas cosas Heart

Entiendes mal lo que Ende plantea en su novela. La "revelación de cara a cambiar" no va en la línea de "soy demasiado soberbio y tengo que dejar de serlo", sino en la de "estoy perdiendo demasiados recuerdos y tengo que recuperar mi memoria". A Bastian lo que realmente le mueve no es el arrepentimiento ante su soberbia, sino la pérdida de su identidad. El viaje que hace al minroud de Yod y demás no lo hace para "redimirse", sino para recobrar su identidad. ¿Recobrar su identidad coincide con que, además, se redime? Sí. Pero esto no es porque "de golpe" se haya vuelto bueno. La "maldad" de Bastian, su vanidad, vino dada como consecuencia de la destrucción de su identidad. Al perder sus recuerdos y su identidad, pierde también el sistema ético por el que finalmente se regía. No es que "se haya vuelto malvado"; es que tiene "bloqueada" la parte de su memoria y de su identidad asociada a los valores éticos que rigen su conducta. No es una degeneración moral a raíz de la soberbia, sino una inhibición absoluta de sus impulsos morales. La soberbia no es el origen de esa inhibición moral, sino una consecuencia. Al perder sus recuerdos y no tener ningún tipo de orientación para discernir el bien del mal, no ve motivos por los que ser empático y considerado con los demás: de ahí brota su soberbia. Pero en cuanto recupera sus recuerdos, vuelve a ser quien era y recobra el código ético que antes lo regía: por eso su soberbia desaparece. Realmente no es que se haya "vuelto bueno": nunca ha dejado de ser "bueno", en realidad, pero tiene bloqueados los conocimientos acerca de los códigos de conducta que le permiten ser "bueno".
Me parece muy interesante tu lectura de la Historia Interminable, Baquevory, y de ese tipo de "bondad" que planteas, en la cuál por otro lado veo una cierta contradicción, dado que dices que son ciertos "conocimientos de códigos de conducta" lo que hacen que alguien sea "bueno", pero luego dices que Bastian no deja de ser "bueno", pese a haber perdido dichos códigos de conducta. Dices que la pérdida de su identidad es lo que le mueve; desde mi punto de vista, esto, sumado a lo anterior, no tiene sentido: tal y como yo lo veo, la moral (el ámbito de lo bueno y lo malo) no alude simplemente a códigos de conducta, sino a las inclinaciones que mueven hacia unos fines u otros de acuerdo a cómo se perciben para el individuo, es decir, está más allá de la identidad, algo que no deja de ser un constructo en evolución. Por esto, no veo consistente que alguien pase a ser "malo" por perder su identidad; en todo caso, pasará a comportarse "mal" (amoralmente, sería mejor; dado que lo que uno valora como "malo" en la conducta moral de otro para sí mismo, es precisamente el desvío de la propia moralidad de éste) por construir una identidad que le bloquea el acceso a la percepción de lo que unos fines u otros le aportan como individuo (conjunto mayor que la identidad). A mi entender, el reto hacia la moralidad pasa por "eliminar obstáculos identitarios", no por "acumular recuerdos/rasgos de identidad". Lo cual entronca con lo que comentaba en ese post del que te permites afirmar de entrada qué es lo que se puede "ver"... no me "veo" con derecho a quejarme, dado que he sido el primero en abandonar el debate; no obstante, señalaré algo: a menudo, lo que "vemos", viene filtrado precisamente por esas "identidades" que construimos, por lo que lo que llegamos a "ver" o no como "prueba" dice muchas veces más de nuestra propia identidad que del valor de la prueba en sí; lo cual no implica en ningún caso que la identidad no valga, pero sí que siempre hay más lecturas Heart
Creo que lo que pretendía Ende con Bastián es otra cosa. Bastián es un niño, comienza la Historia Interminable siendo un niño, un niño vulgar y anodino (no es el más popular, ni el más deportista, ni el más inteligente) con carencias afectivas (su madre ha muerto, y su padre se ha centrado en su mundo adulto abandonándole) pero muy imaginativo...y también muy solitario.

Cuando entra en Fantasía descubre su mundo interior, un mundo que le entiende y le acepta; pero en ese proceso Bastián pierde lo que le definía, su inocencia de niño, y acaba convirtiéndose en un adulto...o lo que define a los adultos de su mundo; la ambición, el deseo de control, la envidia, el miedo de que le arrebaten lo suyo, etc...

Bastián acaba perdiendo la inocencia por sus deseos de adulto, y por eso pierde sus recuerdos, está perdiendo su esencia y lo que le define.
(25/05/2018 07:26 AM)Licordemanzana escribió: [ -> ]Me parece muy interesante tu lectura de la Historia Interminable, Baquevory, y de ese tipo de "bondad" que planteas, en la cuál por otro lado veo una cierta contradicción, dado que dices que son ciertos "conocimientos de códigos de conducta" lo que hacen que alguien sea "bueno", pero luego dices que Bastian no deja de ser "bueno", pese a haber perdido dichos códigos de conducta.

El caso es que no los ha perdido. Los sigue teniendo, pero le han sido bloqueados y no puede acceder a ellos.

(25/05/2018 07:26 AM)Licordemanzana escribió: [ -> ]Dices que la pérdida de su identidad es lo que le mueve; desde mi punto de vista, esto, sumado a lo anterior, no tiene sentido: tal y como yo lo veo, la moral (el ámbito de lo bueno y lo malo) no alude simplemente a códigos de conducta, sino a las inclinaciones que mueven hacia unos fines u otros de acuerdo a cómo se perciben para el individuo, es decir, está más allá de la identidad, algo que no deja de ser un constructo en evolución.

¿Y en qué se diferencian esas "inclinaciones" de los "códigos de conducta"? ¿No vendrían a ser lo mismo?

(25/05/2018 07:26 AM)Licordemanzana escribió: [ -> ]Por esto, no veo consistente que alguien pase a ser "malo" por perder su identidad; en todo caso, pasará a comportarse "mal" (amoralmente, sería mejor; dado que lo que uno valora como "malo" en la conducta moral de otro para sí mismo, es precisamente el desvío de la propia moralidad de éste) por construir una identidad que le bloquea el acceso a la percepción de lo que unos fines u otros le aportan como individuo (conjunto mayor que la identidad).

Es que exactamente eso es lo que ocurre con Bastian. Es reduccionista y simplista decir que "se vuelve malo"; mucho mejor sería decir eso, que "se comporta mal". No es consistente que "pase a ser malo", pero es que no "pasa a ser malo", simplemente "pasa a comportarse mal". 

(25/05/2018 07:26 AM)Licordemanzana escribió: [ -> ]A mi entender, el reto hacia la moralidad pasa por "eliminar obstáculos identitarios", no por "acumular recuerdos/rasgos de identidad".

¿A qué te refieres exactamente con el término "obstáculos identitarios"?

(25/05/2018 07:26 AM)Licordemanzana escribió: [ -> ]Lo cual entronca con lo que comentaba en ese post del que te permites afirmar de entrada qué es lo que se puede "ver"... no me "veo" con derecho a quejarme, dado que he sido el primero en abandonar el debate; no obstante, señalaré algo: a menudo, lo que "vemos", viene filtrado precisamente por esas "identidades" que construimos, por lo que lo que llegamos a "ver" o no como "prueba" dice muchas veces más de nuestra propia identidad que del valor de la prueba en sí; lo cual no implica en ningún caso que la identidad no valga, pero sí que siempre hay más lecturas Heart

Por eso me parece interesante contrastar la visión de una persona con la de otras. En otro hilo hablaba de Ortega y Gasset y su perspectivismo: él entendía que solo vemos "una parte de la verdad", porque estamos limitados desde nuestra perspectiva; desde otras perspectivas se van viendo las otras partes de "la verdad", y cuantas más perspectivas acumulemos más cerca estaremos de esa "verdad". Si no, está la dialéctica hegeliana: Hegel proponía que a toda "tesis" se le debe anteponer una "antitesis", y que la combinación de ambas sería una "síntesis" que se acercaría bastante más a la verdad.

(25/05/2018 12:11 PM)Zarono escribió: [ -> ]Cuando entra en Fantasía descubre su mundo interior, un mundo que le entiende y le acepta; pero en ese proceso Bastián pierde lo que le definía, su inocencia de niño, y acaba convirtiéndose en un adulto...o lo que define a los adultos de su mundo; la ambición, el deseo de control, la envidia, el miedo de que le arrebaten lo suyo, etc...

Bastián acaba perdiendo la inocencia por sus deseos de adulto, y por eso pierde sus recuerdos, está perdiendo su esencia y lo que le define.

Creo que acabas de dar con una de las principales claves de la obra. Me parece totalmente viable concebir Fantasía como "el mundo interior" de Bastian. Al fin y al cabo, es un mundo en el que él es Dios: tiene un poder absoluto y nadie puede hacer absolutamente nada por hacerle frente. El AURYN y el poder que le otorga viene a hacer más evidente la identificación de Fantasía con el mundo interior de Bastian. El AURYN, de hecho, representa el poder absoluto que tiene Bastian dentro de su propio mundo. Pero su obsesión con ejercer el poder en su "mundo interior" es lo que destruye sus recuerdos, su vinculación con el "mundo exterior". No creo que lo que pierda sea su "inocencia", sino su capacidad de vincularse con lo externo; dicho de otro modo, la empatía. Mejor dicho, no es algo que "pierde", sino algo que le es "temporalmente bloqueado". Como sea, al tener bloqueada su capacidad de uso de la empatía, brotan en él comportamientos completamente narcisistas y megalómanos. Pero él no es del todo narcisista ni megalómano, porque sus recuerdos, su vinculación con el exterior y su capacidad empática siguen ahí: el problema está en que no puede acceder a nada de ello.


(25/05/2018 12:11 PM)Zarono escribió: [ -> ]Bastián acaba perdiendo la inocencia por sus deseos de adulto, y por eso pierde sus recuerdos, está perdiendo su esencia y lo que le define.

No creo que sean tanto los "deseos de adulto" los que le hacen perder sus "recuerdos". Tampoco considero que la pérdida de sus recuerdos venga dada por la pérdida de su inocencia. Creo que Bastian pierde sus recuerdos conservando en todo momento la inocencia y sin albergar ningún "deseo de adulto". Me explico: si os paráis a revisar las ocasiones en las que Bastian utiliza el AURYN, veréis que desde el principio se muestra en él esa "obsesión con ejercer el poder en su mundo interior". No escatima en deseos, y no le importa alterar la realidad cuantas veces haga falta con tal de estar satisfecho. Pero en su ejercicio de poder al principio está motivado por la más absoluta candidez. En origen, lo que pretende es reconstruir el mundo y vivir aventuras. Luego, utiliza también su poder para ayudar a los demás, también movido por esa inocencia suya: transforma a una raza entera marcada por la tristeza en la raza más alegre de Fantasía, le proporciona a un héroe la posibilidad de mostrar su valor en la prueba del dragón, etc. Sus motivos son los que pueda tener cualquier niño inocente, pero para satisfacer sus ansias bondadosas se sirve del ejercicio absoluto del poder. Y eso es lo que acaba destruyendo su identidad: el ejercicio absoluto del poder, el obrar sin tener en cuenta a nadie más porque al ser su poder absoluto el diálogo deja de resultar necesario.

Y he ahí otro de los temas principales de La historia interminable, en el que radica su compromiso social y su mensaje completamente antifascista: el ejercicio absoluto del poder por parte de cualquier persona o entidad jamás debería resulta legítimo. Recordemos que al principio, antes de que Bastian tenga el AURYN, se plantea que es "un artefacto muy poderoso" que nadie "debería tener mucho tiempo". Personajes como el centuro Qayron (creo que se llamaba así) poseen el AURYN de manera transitoria, para llevar a cabo alguna acción concreta; después de eso, se lo pasan a otro personaje. Al no tener el AURYN un solo personaje durante mucho tiempo, no hay poder totalitario que valga: sin embargo, todo eso se estropea cuando Bastian se apodera de él y se niega a cederlo. El mensaje de la obra es que ningún poder totalitario debería resultar lícito: es lógico que encontremos esos pensamientos en la obra de Michael Ende, que sufrió bastante a causa de vivir en Alemania durante el apogeo de Hitler. Lo que Ende plantea es que, por bondadosos o inocentes que sean los impulsos que mueven a un individuo a ejercer el poder absoluto, el absolutismo implica obrar sin tener en cuenta a los demás. Ello implica una cohibición progresiva de las capacidades empáticas del individuo, lo cual degenera en un ejercicio de poder ya no altruista, sino narcisista, que es lo que le ocurre a Bastian cuando ha perdido casi todos los recuerdos.

Mucha gente me mira con horror cuando digo esto, pero creo que los paralelismos de Bastian con Hitler no son casuales; si entendemos el personaje de Bastian como una representación parcial de Hitler, creo que podremos acercarnos bastante más al pensamiento de Ende.