Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines

Versión completa: Pokémon: Detective Pikachu
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
Es difícil hablar de esta película sin considerar un detalle mencionado en ella, Mewtwo escapó de Kanto hace veinte años. Si volvemos la vista atrás a hace veinte años (más o menos, según el país) nos encontramos que fue el estreno de Pocket Monsters Mewtwo no Gyakushū o, como se la conocería en occidente, Pokémon: Mewtwo Strikes Back (Mewtwo Contraataca en Latinoamérica y Mewtwo vs Mew en España); es que ese detalle como tantos otros es lo que hacen la película lo que es: un chute de nostalgia para la generación que vio nacer a Pokémon y lo vio convertirse en el fenómeno mundial que era (y en menor medida sigue siendo).

Leí una comparativa en la que se la consideraba la Roger Rabbit de nuestra época, y aunque es difícil comparar Detective Pikachu con ¿Quién engañó a Roger Rabbit? —aunque ya en la época existían trabajos que unían animación e imagen real, su uso estaba mucho menos extendido que lo que ahora es el CGI—, creo que es una comparativa perfecta: ambas toman un concepto de la infancia para darle una vuelta y añadirle un toque de misterio (no demasiado complejo en ambos casos) y buenas dosis cómicas, principalmente basadas en el humor referencial. Pero si quitamos a los monstruos de bolsillo, como película per se, probablemente sea del montón.

Y aquí recae el principal problema de esta cinta; Roger Rabbit funcionaba aunque no tuvieras tanta idea de los personajes que aparecen, al fin y al cabo, quien más quien menos, todos hemos visto algo de Mickey o Bugs Bunny, en cambio con Pokémon, si bien sigue siendo algo conocido —y Pokémon Go dio el impulso necesario para que gente que no se había acercado nunca a la franquicia o lo hizo en la época de la Game Boy y su sucesora en color, volvieran a interesarse—, hay elementos vitales que se pasan por encima, como el propio Mewtwo cuyo origen es mencionado por encima como clon de Mew y poco más. Un fan —yo— que conoce la historia de Mewtwo (videojuegos, películas, mangas) verá esto y se sentirá fascinado con este nuevo capítulo a la historia de este Pokémon, alguien recien llegado a la franquicia se va a preguntar ¿quién cojones es Mew?, porque no se explica nada de dicha criatura; tampoco encontramos mención alguna a Pokémon legendarios (mucho menos a Pokémon singulares). Por tanto, Mewtwo es el Pokémon más fuerte porque Arceus (y si no eres fan es otra referencia que no vas a entender) lo quiso así y ya, deja de preguntar.

También su trama tiene problemas y aunque cuenta con algunos giros interesantes —incluso cierta referencia a la ya mencionada ¿Quién disparó a Roger Rabbit?, que desconozco si es intencional, pero que de no serlo ha sido una casualidad brutal—, resulta en un misterio simplista; tampoco podemos pedir una gran complejidad, en lo que  a thriller se refiere, a una película para todos los públicos, pero creo que era necesario esforzarse en la investigación y su posterior resolución en el momento en que se quita algo vital al mundo Pokémon: los combates. Hay tres combates contados en la película (combates en el estilo más clásico), si bien tenemos muestras de técnicas a lo largo del film, esa falta de batallas hace que la cantidad de poderes que vemos sea muy reducido —y al final la gracia de los Pokémon es eso, que sean criaturas que pueden soltar poderes variados e impresionantes—.

Aunque Ryan Reynolds salva la película; no deja de ser increíble que la mejor actuación de la película recaiga en la voz de Deadpool (porque sí, no podía evitar pensar en un Deadpool para toda la familia) y que a los actores de carne y hueso les vaya regular en comparación (al punto en que Omar Chaparro y Ken Watanabe, teniendo papeles secundarios, acaban destacando por encima de los protagonistas).

Pero con sus más y sus menos, no puedo evitar volver a ese detalle de Mewtwo escapando hace veinte años y rememorar ver ese evento en el cine, o incluso, pensar en mí atrapando a Mewtwo en Pokémon Amarillo. Porque como dije, esta película está hecha para fans, pero no para los niños fans de ahora, que sí, les puede gustar la serie o los juegos, y pueden ver la película porque los Pokémon son muy monos (otro acierto, el lograr que esas criaturas no caigan en el valle inquietante como las Tortugas Ninja de Bay o simplemente sean ridículas como el nuevo Sonic), pero el fenómeno ya no es el mismo, con Pokémon Go el mundo vivió una segunda Edad Dorada en el resurgir de la franquicia, el anime —que ya sólo era seguido por niños— en su etapa XY y posteriormente Z, vio un impulso de fans antiguos que se interesaron por una saga que tenía una trama real y cuyos capítulos no se limitaba a la fórmula base «llegan a pueblo, resuelven problema» ad nauseam, y su secuela Sol y Luna, que se recibió con suspicacia por el cambio de estilo, ha seguido manteniendo el interés, pero mucho menos que el furor de la franquicia de finales de los noventa y principios de los dos mil.

Incluso en Japón, las nuevas generaciones prefieren algo como Yokai Watch —en parte porque sus padres son los que crecieron con Pokémon y esa nueva franquicia les permite a ellos volver a ser los protagonistas— y en España, donde teníamos tazos, cartas y demás y casi cualquier producto que llevara un regalo (fueran patatas, fueran bollería) incluía algo de los monstruos de bolsillo, además de los juegos poco interés se ve en el público general además de lo ya mencionado de la app.

En definitiva, es una película para fans, y como tal, somos los fans los que la veremos y nos emocionaremos, veremos detalles sutiles, nos reíremos con ciertas referencias y contendremos el aliento al final aunque sepamos que los buenos van a ganar, porque Pokémon es infancia. Nuestra infancia.

No puedo irme sin dejar de comentar algo más: Detective Pikachu no adapta el anime (aunque haga referencias a él), sino el juego de mismo nombre, así que probablemente estamos ante la mejor película de un videojuego de la historia —por otro lado tampoco era un logro complicado de alcanzar—.
Juego Pokemon desde el año 2000, aun así, tenía mis dudas con esta película. Pero después de ver los trailer y de leer algunas opiniones, como esta, creo que no me la puedo perder y que tendré que echarle un vistazo en cuanto me sea posible x)
La fuimos a ver ayer mi novia y yo. A ella le encantó, yo me quedé dormido por 10 minutos en el medio. Después nos fuimos a casa y jugamos a pokemon en el emulador, ella al verdehoja y yo al oro, fue muy romántico.