Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines

Versión completa: [FANFIC] LA FUERZA DEL DESTINO (SAGA GERALT DE RIVIA) CAPÍTULO 15 Primera parte
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
Páginas: 1 2
Agradezco a Franco su ayuda, como siempre, y el increíble dibujo que realizó para una de las escenas. Eres un crack, hermoso!
El capítulo es más largo de lo normal por ello está fragmentado.

Capítulo 15


Si algo sé desde que uso mis poderes con respecto al tiempo, es que este no es lineal, no, eso es sólo una ilusión. Pasado, presente y futuro están conectados en un ciclo infinito.
Por otro lado, cuanto más poder, más enemigos. Mi padre lo sabía bien, pero yo no imaginaba hasta qué punto. Geralt también lo sabía, por eso pocas veces estaba relajado cuando salíamos de las habitaciones, sobre todo con los niños, que ya tenían tres años, siempre protector.
Emhyr Var Emreis tenía un servicio de inteligencia paralelo buscando cualquier vestigio de traición, cualquier intento de hacer daño a cualquiera de nosotros, y funcionaba. Funcionaba, claro está, aquí, en el Continente.

Aquello empezó un día que Geralt salió a montar a caballo. Regresó con un fuerte golpe en la cabeza, le había asaltado una banda de elfos. Amenazado por los arqueros, no tuvo más remedio que deponer las armas, pese a lo cual le hicieron perder el conocimiento de un golpetazo. Cuando despertó, le habían desvalijado lo poco que llevaba en las alforjas y en sus bolsillos, aunque se sintió afortunado de que no se hubieran llevado sus espadas. El médico no le dio demasiada importancia al golpe, pero le aconsejó tranquilidad y pocos movimientos bruscos en un par de días. No le dimos más vueltas al asunto, la guardia se encargaría de buscar y erradicar a los bandidos.
Geralt estuvo unos días sin salir a cabalgar, pero cuando lo hizo… ya no regresó. Se fue sin nada, sin equipaje, tan solo con lo que llevaba encima.
Me extrañó que su cabalgada durara toda la mañana, pero quizá le apeteciera mucho tras varios días sin hacerlo. Por la tarde empezó la ansiedad, pero intentaba calmarme pensando que tal vez se había demorado por alguna razón, sin querer exagerar por algo que, probablemente, tuviera una explicación. Cuando anocheció sin que hubiera vuelto, estaba ya muerta de preocupación. ¿Y si le había pasado algo? ¿Y si se había vuelto a encontrar con bandidos? ¿Y si estaba herido y solo en alguna parte?
No podía encontrarle sin saber de antemano dónde estaba, no dominaba tanto mis poderes aún, asi que dejé a los niños al cuidado de las niñeras y ensillé a Kelpa. Alertado de la situación, mi padre mandó patrullas en su busca y me uní a ellos.

Volví muy tarde, habiendo recorrido muchas millas, sin dar con él, pero nuevas patrullas salieron de palacio.
No le encontramos en los días sucesivos. Se dio aviso a la guardia, espías, correos… si alguien le veía, lo sabríamos. Pero eso no menguaba mi angustia. Casi no podía vivir.
Fringilla le encontró con una sonda mágica al cabo de una semana. Estaba en Toussaint, sano y salvo, viviendo en su finca de Corvo Bianco. Los espías lo confirmaron, y yo me quedé atónita.
Me reuní con mi padre.
[Imagen: 110f96h.jpg]
—Papá, voy a ausentarme, quizá una hora, quizá unos días. Dejaré instrucciones claras a las niñeras, pero me quedaría más tranquila si tú personalmente supervisaras el bienestar de tus nietos si me demoro.
—Cirilla, ¿acaso vas a ir detrás del brujo? — me preguntó con un tono de amonestación. Me molestó bastante—. Has leído los informes de inteligencia igual que yo. Está claro lo que ha pasado aquí.
—Es mi marido, el padre de mis hijos — le dije, fría—. Por una vez, papá, podrías apoyarme en lugar de reprimirme.
Emhyr suavizó entonces su voz y me miró con cariño, con indulgencia.
—Sé realista. Te ha abandonado, y también a sus hijos. Olvídale, no merece tu sufrimiento. Si vas a él, sólo traerá más dolor a tu corazón, hija.
—No puedo creerlo. Tiene que haber una explicación, padre—dije disgustada—. No puedo creer que, de pronto, su amor se esfumara… Me adoraba, lo sabes. Y a sus hijos. Necesito verle.
Se acercó a mí y acarició mi mejilla.
—Haz como creas que debes hacer, hija. Sabes que no puedo negarte nada… No sufras por los niños, me ocuparé personalmente de que estén bien, si tardas. Ve a hablar con el brujo.
—Gracias, papá —le agradecí, mientras apretaba su brazo.
Me di la vuelta y caminé deprisa a mis aposentos, a cambiarme de ropa.

Kelpa trotó hasta el camino y allí la detuve. Con ayuda de mis poderes, nos teleporté a Toussaint.
Toussaint… Recordaba la promesa que Geralt me había hecho tantos años atrás, después de reencontrarnos por fin tras aquél aciago tiempo separados los tres, Yennefer, Geralt y yo. Yennefer se tuvo que ir, llamada por la logia de las hechiceras y nos quedamos solos. Él me prometió que iba a llevarme a un lugar como de cuento de hadas, y lo cumplió, Toussaint lo parecía a todas luces. Recuerdo haberme quedado boquiabierta al ver el palacio, con sus agujas y sus esbeltas almenas, como en los cuentos.
[Imagen: ay4p35.jpg]
Llegué a Corvo Bianco, a la finca de Geralt. La casa, los viñedos, todo estaba tal y como recordaba. Dejé a Kelpa abrevando y me acequé a la casona. Los portones de las ventanas estaban abiertos, y había un par de sillas, dos tumbonas y una mesa en el patio. En la mesa reposaban dos copas usadas, vacías, junto a una botella de vino.
La puerta no estaba cerrada. Entré.
Quise llamarle, pero una extraña emoción oprimía mi garganta y no salía sonido alguno de mi boca. ¿Era miedo?
Geralt no estaba en el salón, registré la primera planta sin encontrarle, así que mis pasos se dirigieron a las escaleras y comencé a subirlas despacio.
Mis piernas, de pronto, parecían no querer avanzar. No sabía qué le diría cuando le encontrara, qué preguntas le haría, pero temía más sus respuestas, mucho más.
Me dirigí a su habitación, tal vez se hubiera acostado un rato tras la comida, costumbre muy arraigada en Toussaint. Toqué la puerta y agarré la manija, mi mano temblaba incontrolable al hacerlo. Tragando saliva, respirando hondo para tranquilizarme, accioné el pomo y la abrí.
Lo que vi cortó mi aliento, me dejó clavada en el sitio, atravesó mi corazón como un puñal. Aquello era lo último que me esperaba. Geralt estaba sobre una mujer, besándola con pasión, en la cama. Ambos estaban desnudos, sus ropas, dispersas por el suelo de la habitación, tiradas con prisas. El cabello rubio de la mujer se abría sobre las sábanas blancas como un abanico.
—¿Qué…? ¡No… no puede ser verdad! — exclamé sintiendo una mezcla de rabia, dolor y repulsión.
Inmovilizada, sintiendo la debilidad extenderse por mi cuerpo, no podía dejar de mirarles, incapaz de creer lo que veía.

[Imagen: 21e6xw8.jpg]

Ella giró la cabeza hacia mí rompiendo el beso y entonces lo hizo también él.
—Oh, vaya…—se sorprendió, apartando al brujo e incorporándose.
La conocía. Había visto a esa hechicera veces contadas, pero sabía quién era. Keira Metz. En sus ojos había un ápice de culpabilidad, pero no en los de él. En los de Geralt sólo había fastidio.

Cuando recuperé el control de mi cuerpo, me di la vuelta y corrí escaleras abajo.
Salí de la casa, hasta más allá del patio, y allí me doblé y vomité.  Mareada, caminé sin rumbo, impresionada por lo que acababa de ver.
Mi vista se perdía en el paisaje que bailaba, temblaba ante mis ojos por las lágrimas que se acumulaban, cuando él se acercó a mí. No pude mirarle. No quise mirarle.
—Muchacha…
¿Muchacha? Apreté los labios, dolida, mientras por fin se desprendían de mis pestañas esas lágrimas gruesas y pesadas, que recorrieron mi rostro como cometas, para irse a estrellar en el polvo del suelo. Todo mi mundo se estaba viniendo abajo, y recordé las palabras de mi padre. Nunca pensé que pudiera estar en lo cierto.
—¿Qué haces aquí? —me preguntó—, ¿sueles irrumpir así en las casas ajenas?
—¿Tengo que pedir permiso para entrar en tu casa, Geralt? ¿Acaso ya no es también la mía?
—¿Tuya? ¿Desde cuándo? —se sorprendió.
No podía creer el modo en que me hablaba. Estaba tan tranquilo, incluso se permitía reprocharme. Ignoré sus preguntas.
—¿Qué te ocurre, Geralt? ¿Qué ha ocurrido? ¿Por qué te fuiste? ¿Por qué te encuentro con una mujer? No puedo entenderlo.
Pareció desconcertado, se removió nervioso y se miró los pies antes de volver a levantar la vista.
—Los brujos nunca nos quedamos. No está en nuestra naturaleza, deberías saberlo —alargó una mano hacia mí y acarició mi brazo, pero yo lo retiré con brusquedad—. Lo siento si te he hecho daño.
Asombrada, me volví hacia él. No había en sus ojos arrepentimiento, sólo había compasión. Me dejaba sin aliento su desfachatez. Y los celos bailaban una danza de guerra en mi interior.
—¿Qué forma de hablarme es esa? ¿Qué tontería me estás contando? ¿Cómo puedes ser tan cínico?
Su rostro se endureció.
—No te debo ninguna explicación. No es de tu incumbencia.
—No te entiendo, Geralt. No entiendo por qué me hablas así, con esa frialdad. ¿Te he hecho algo? ¿De veras ese anillo ya no significa nada para ti?
Miró el anillo de boda que llevaba en el dedo anular de su mano izquierda y pareció sorprendido.
—Qué demonios…
—Vaya, olvidaste quitártelo, ¿no es cierto? Esto… esto me supera, Geralt. Pero, al menos, ahora sé a qué atenerme. Aunque venir aquí me haya roto el corazón, como me dijo mi padre, ahora sé que es cierto que me has dejado.
Empecé a caminar hacia Kelpa, no tenía sentido seguir allí, ni quería. Demasiado dolor.
—¡Espera, muchacha!
Y me desvanecí con un destello verde. Monté en Kelpa y salí al galope, incapaz de pensar, sintiendo las lágrimas arrasando mis ojos.



*          *          *


Geralt vio a la muchacha desaparecer ante sus ojos, coger el caballo y salir al galope. Aturdido por la extraña conversación, volvió a mirar el anillo de su dedo. Era un anillo de boda. No tenía ni idea de qué hacía un anillo de boda en su dedo.
Caminó hasta la casa y buscó a Keira para interrogarla sobre el asunto, le había parecido que conocía a la muchacha de cabello ceniciento. Subió la escalera de dos en dos peldaños, cada vez más inquieto.
Keira seguía en la cama, esperándole. Él se sentó a su lado.
—¿Quién era esa muchacha, Keira? La conoces, no lo niegues.
—No es nadie. Una hechicera a quien impresionaste, nada más.
Geralt alzó la mano, mostrando el anillo.
—¿Y esto? Es un anillo de boda.
Keira se rió de él.
—Algo muy fácil de conjurar para una hechicera. ¿En serio ha sembrado dudas en tu mente? Mira que eres ingenuo, brujo… Anda, desnúdate y ven aquí conmigo.
Lo hizo, pero no pudo sacudirse la extraña sensación que sentía, acrecentada por el hecho de que algo le decía que Keira estaba mintiendo y que no iba a sacarle nada.
Pero, sin saber quién demonios era esa pobre muchacha, poco podía hacer. Debería ser persuasivo con Keira, quizá con un poco de suerte la pillaba en algún momento con la guardia baja y averiguaba quién era y por qué le había hablado así.

*          *          *



Ahora mi vida estaba vacía sin él. Los días eran iguales, las noches, solitarias y tristes, insomnes. Lo peor era intentar vivir como si nada pasara, ocultando a los demás la tristeza, la soledad a la que me había arrojado. Sabiendo, además, que él probablemente ni siquiera se acordaba de mí.
Mis hijos me preguntaban constantemente dónde estaba, y yo les mentía mientras les sonreía intentando no llorar. Le echaba tanto de menos que a veces iba a su vestidor, tomaba la última camisa que se puso y hundía mi rostro en ella, porque olía a él. Era insoportable el volumen de su ausencia.

Carras volvió a acercarse y yo se lo permití, ¿por qué no habría de hacerlo? Era consciente de que en ese momento nadie podía ocupar el lugar de Geralt, pero quizá, con el tiempo, pudiera olvidarle. Neard me agradaba, al menos.
—No creáis, alteza imperial, que deseo hacer leña del árbol caído. Sé lo que estáis pasando, lo veo en vuestros ojos. No, respeto vuestro dolor y me entristece profundamente veros sufrir. Pero quiero que sepáis que soy vuestro amigo, y que me tenéis aquí para lo que queráis.
— Gracias, Neard. Os lo agradezco, de veras.
—Si necesitais un hombro sobre el que llorar, si necesitáis un compañero con el que ir a cabalgar, o con el que practicar con la espada, ahí estaré. Cirilla, lo digo de todo corazón.
Esas eran algunas de las cosas que Geralt hacía conmigo, me entristeció pensar en ello. También lo hizo pensar en sustituirle, pero quizá debería empezar por ahí, poco a poco.
—Quizá lo haga —le dije por cumplir.
Cogió mi mano y la besó con pesar, después me miró a los ojos. Pero, a pesar de sus palabras, intentó robarme un beso. Yo me aparté y no se lo permití, me giré y miré por la ventana, turbada. Él se colocó detrás de mí. 
—Perdonadme, princesa, yo… Sabéis de sobras lo que siento por vos. Dejadme entrar en vuestra vida, dejadme ayudaros a olvidarle. Ya no hay razón para no hacerlo.
Me volví hacia él, muy seria.
— Neard… no estoy preparada. Al menos, no aún. Dadme tiempo, os lo ruego…
—Lo entiendo… Esperaré… lo que haga falta.

Mamá apareció por un portal directamente en mi habitación. Me clavó una mirada preocupada mientras avanzaba hacia mí, que jugaba en ese momento con mis niños.
— ¿Cómo están mis pequeñuelos? —les dijo con una gran sonrisa, abriendo sus brazos y agachándose hacia ellos.
—¡Abuela Yen! —gritaron, levantándose y corriendo a su encuentro.
Yennefer les besó, contenta. Los niños eran su debilidad, más cuando la adoraban. Los mellizos le enseñaron sus dibujos, sus juguetes nuevos, ávidos de llamar su atención.
—¿Sabes? papá no está, abuela —dijo Emhyr.
—No… —Gwynael movió en una negación su blanca cabeza—. Mamá dice que está de viaje, pero que vendrá pronto.
Yennefer me miró a los ojos con una mirada profunda. Llamó a las niñeras para que se hicieran cargo de los niños.
—Ahora, cariños míos, debo hablar a solas con mamá. Id con ellas a jugar —ellos se levantaron obedientes—. ¡Eh, pero antes de marcharos, quiero mis besos!
Cuando nos quedamos a solas, mamá me abrazó fuerte y largamente.
—¿Qué demonios ocurre, Ciri? Fringilla me ha llamado por orden del emperador. Tus hijos me dicen que Geralt no está, que está de viaje, y te encuentro delgada, demacrada y hecha polvo. Explícame, hija. ¿Os habéis peleado?
Mi llanto explotó de golpe. Apoyando mi cabeza en su hombro, le expliqué la situación sin omitir ningún detalle… pero, viendo su cara, me arrepentí al momento.
—Que Keira estaba… y él… Y te dijo… ¡Rayos y centellas, se van a enterar esos dos! —exclamó temblando de pura ira, mientras conjuraba un portal.
—¡Mamá, cálmate! ¿Qué demonios vas a hacer?
—¿Que qué voy a hacer? —dijo enfrentándome, su rostro era una máscara de destrucción—. ¡Yo los mato!
Entró en el portal hecha una furia y desapareció. Dudando si seguirla o no, decidí quedarme en casa.


*          *          *



Yennefer llegó a Toussaint, el portal la dejó a varios metros de la casa. Entró sin pensarlo, les buscó sin encontrarles en la planta baja, y entonces subió con el mismo poder destructivo de un huracán.
Abrió de una patada la puerta de la alcoba, y les encontró en el suelo, entregados al amor. Yennefer sintió avivarse la furia en su interior al verles, e incapaz de controlarse, se plantó en la habitación.

—¿Pero es que os pasáis la vida en la cama? ¡Así ardáis en el infierno, malditos!
Fuera de sí, de sus manos brotó una lengua de fuego dirigida a ellos que les hubiera abrasado si el brujo no hubiera conjurado la señal de Quen para protegerse.
—¿Te has vuelto loca, Yen? —gritó el brujo, sin dar crédito a lo que acababa de ocurrir—. ¿Qué demonios te pasa?
Keira, temiendo la furia de Yennefer, se refugió tras Geralt, asustada.
—¿Aún preguntas que qué me pasa? ¡Mal nacido!, ¡Careces por completo de ese honor del que alardeas! ¡Dejar así a Ciri por esta… esta… zorra!! ¡¡Y a tus hijos, Geralt, esos niños que no entienden por qué no estás!!
—¿De qué hablas? ¿Quién es Ciri? Y qué… ¿qué hijos? ¿Has perdido la razón? —le gritó más enfadado aún.
Yennefer se quedó parada. A continuación, miró a Keira y no precisamente con una mirada cariñosa.
—¿Le has hechizado? ¡¡Puta zorra envidiosa, le has hechizado!! —dijo Yennefer con los dientes apretados, levantando las manos amenazadoramente.
—¡No, Yen! —gritó la aludida alzando también las manos en actitud defensiva—. ¡Ya estaba así cuando nos encontramos!
—¿De qué diablos habláis? —se impacientó el brujo.
—¡Cállate! —le cortó la hechicera de cabellos negros —¿Cómo que ya estaba así? ¿Y te lo callaste? ¿Te lo callaste en lugar de pedir ayuda? Todo para poder… ¡Eres una zorra, Keira Metz!
Keira pareció avergonzada.
—Geralt, ven aquí —ordenó Yen. El brujo no se movió, la miraba con desconfianza y enfado—. ¡Ven, te digo, tenemos que hablar! Y vístete, haz el favor…
Geralt por fin se movió, se puso los pantalones y luego se acercó cautelosamente a la hechicera. Cuando estuvo a su lado, ella se giró hacia Keira.
—Y tú quédate ahí hasta que yo te lo diga. Ni se te ocurra moverte —siseó.
Bajaron ambos a la planta baja, y Yennefer se encaró a él.
—¿Quién es Ciri, Geralt? ¿Quién es Emhyr, y Gwynael?
—¿Se supone que debo saberlo? No lo sé. Dímelo tú.
—¿No recuerdas a tu esposa? ¿A tu Niña de la Sorpresa? ¿Ni a los hijos que tuviste con ella?
—¿Qué broma es esta, Yen? ¿Hijos? ¿yo? ¿Acaso no sabes de sobra que yo no puedo tener…?
—Cállate, Geralt —le interrumpió—. No es ninguna broma. Sólo con ella pudiste tenerlos, los dioses sabrán por qué. Ella, desde luego, es tu destino, quizá por ello los tuvisteis. ¿De verdad no recuerdas nada?
—Nada.
—¿Entiendes lo que te pasa? ¿entiendes que estás hechizado y has olvidado a tu familia?
—Es muy extraño todo esto, Yen. También siento que algo raro está pasando, pero ¿hechizado? Los brujos no podemos ser hechizados durante tanto tiempo y lo sabes.
—No dudes. Si yo te digo que estás hechizado, es que estás hechizado.
—Esa Ciri… ¿es una muchacha de pelo ceniciento y ojos verdes?
—¡Si! ¿La recuerdas? —dijo Yennefer expectante.
—Vino aquí hace unos días… Keira me dijo que era una hechicera que conocía.
—Pues te mintió como una perra. Por supuesto que la conoce y sabe que es tu esposa.
—No sé qué decir, Yen… ¿Cómo… cómo está ella? La muchacha… Ciri.
—¿Cómo quieres que esté? Me destroza el corazón verla así. Es mi hija, Geralt, mi hija adoptiva. Y ninguna madre puede soportar ver sufrir a un hijo.
—Lo siento. Yen, de veras que lo siento. ¿Qué puedo hacer?
—Vamos a intentar devolver las cosas a su lugar. Aunque supongo que, todo y saber del hechizo, a Ciri no le será fácil olvidarlo, como podrás comprender.
—Me hablas de algo de lo que no tengo ni idea. Todo esto es nuevo para mí, puedes entenderlo, ¿no?
—Puedo. Hum… Si esa zorra miente y te ha hechizado, cosa que me extraña, podré arreglarlo en un daca las pajas. Pero no creo que pudiera hechizar a un brujo con algo tan potente… En fin, estate quieto, no te dolerá.
Yennefer probó varias fórmulas, pero ninguna de ellas dio resultado. Preocupada, se rindió.
—Ven, brujo. Esto es peor de lo que pensaba…
Yennefer llamó a Keira a gritos, y ella apareció en lo alto de la escalera.
—Tú vas a largarte y ni se te ocurra volver. ¿Has entendido, Keira?
—Sí, Yen.
—Muy bien. Aún no he terminado contigo, Keira Metz. Pero lo primero es lo primero.
Yennefer conjuró un nuevo portal y se lo señaló a la hechicera con la cabeza para que se introdujera. Ella hizo un gesto y al momento tuvo todo su equipaje en las manos, después se metió en el portal y desapareció.
Luego, Geralt se volvió hacia la hechicera de cabellos negros.
—Yennefer, ¿puedes responder a mis preguntas? Tengo que saber, ya que no recuerdo.
—Mejor siéntate. Tengo mucho que contarte.
El brujo asintió, satisfecho con su respuesta.



*          *        *



Yennefer regresó a Nilfgaard muy tarde. Yo la esperaba despierta, paseando nerviosa por la habitación. Cuando vi materializarse el portal, me puse en tensión.
—¡Mamá! —exclamé precipitándome hacia la hechicera de cabellos negros—. ¿Qué ha ocurrido?
—Ven, siéntate, Ciri. Sentémonos, tenemos que hablar.
Tomamos asiento en el sofá, y Yennefer cogió mis manos.
—¿Qué pasa? No puede ser peor de lo que ya era…
—Es peor, mucho peor —dijo Yen, e hizo una pausa para ordenar sus ideas—. Ciri, Geralt no se acuerda de ti ni de los niños.
—Eso ya lo sé. ¿Estaba todavía con Keira? Sí, ¿verdad? —dije, sintiendo la herida abierta por la traición.
—No me has entendido, hija. Está hechizado, no se acuerda realmente. Estás borrada de su memoria, tú y los niños. No queda nada que tenga relación contigo en su cabeza.
Me quedé pasmada.
—¿Cómo…? ¿Quién…?
—Tuvo que ser aquí, Ciri. No pudo ser Keira, su encuentro fue posterior y fortuito… Lo único que hizo la muy zorra —mamá pareció escupir esa palabra—, fue aprovecharse de la situación.
—¿Seguro que está hechizado?
—Segurísimo.
—Ahora entiendo que me hablara en Corvo Bianco como me habló… Y Keira, ¿no le dijo nada?
—No me hables de ella, porque no respondo… ¡Ay cuando la pille!
—Tengo que averiguar quién lo hizo, cuándo lo hizo, y evitarlo. Puedo volver al día en que se fue, seguirle y a ver qué pasa. Para ti solo tardaré un suspiro en regresar.
—Pues hazlo —me ordenó.
Y lo hice. No encontré nada, todo normal hasta que se fue. No se tropezó con nadie, sin embargo, tras montar en Sardinilla en las cuadras, me dejé ver y ya no me reconoció. Me quedé atónita, sin saber cómo había ocurrido, sin entenderlo.
Seguía sin tener ni idea de cuándo se había producido, ni quién le había hechizado. Volví con las manos vacías al presente.
—No he visto nada, nadie le hechizó, mamá. El hechizo, ¿puede lanzarse a distancia?
—No, Ciri —aseguró Yennefer—, se necesita contacto visual.
—¿Fringilla? ¿Y si ha sido ella? Siempre pulula por palacio.
—Ciri, no cualquier hechicero puede hechizar a un brujo. Desde luego, yo no puedo más allá de un corto espacio de tiempo, tampoco pude deshacer el hechizo. No se me ocurre nadie que pueda, de hecho.
Me quedé pensativa. Yo sí conocía, al menos a uno, con una magia más poderosa que podía desencantarle. Y no era de este mundo.
—Pediré ayuda a Avallac´h. Aunque no acabamos en muy buenos términos, puedo intentar convencerle de que me ayude con esto.
—Buena idea.
—Iré a Tir ná Lia, pero tengo que presentarme como una reina. No quiero que me hagan sentir inferior… no sabes cómo son esos elfos Aen Elle.
—Te ayudaré a elegir la ropa. Vamos al vestidor, hija.



Como una reina o, mejor dicho, una emperatriz nilfgaardiana, salté al mundo de los Aen Elle. Sobria pero elegante, con una corona de oro y piedras preciosas en la cabeza, un vestido negro de cuello alto abotonado, con mangas tres cuartos en blonda. Líneas sencillas y regias que no insinuaban nada más que respeto.
[Imagen: 2q0jzao.jpg]
Recordaba bien la ciudad élfica, pero su visión volvió a dejarme pasmada. Era hermosa, engañosamente delicada, sublime. Sin embargo, me traía malos recuerdos. Desde el patio de palacio, se apreciaban las terrazas de mármol, el río y sus puentes, los jardines. Pero no me entretuve demasiado y dirigí mis pasos al pórtico de la entrada.
Me encaminé a los guardias que la protegían. Me anunciaría y preguntaría por Avallac´h, él siempre estaba a la sombra del poder, pero cerca, bien cerca.
Los guardias, claro esta, se alborotaron al verme llegar. Echaron mano a las empuñaduras de sus espadas, pero sin sacarlas. Yo iba desarmada.
Les expresé mi deseo de ver a Avallac´h en la lengua antigua y se sorprendieron. Uno de ellos entró en palacio y salió poco después con otro elfo, alto y moreno, que parecía un mando militar.
—Zireael… —me reconoció—, ¿para qué quieres ver al rey? No es usual que reciba a nadie sin una cita previa…
—¿Avallac´h… es vuestro rey? —me sorprendí.
Nunca me hubiera esperado eso del Aen Saevherne. Entonces, a la muerte de Eredin aceptó la corona. Sospeché que su ayuda contra él no fue tan desinteresada como aseguraba.
—Así es.
—Necesito hablarle. Es un asunto importante.
Me miró unos segundos, pensando.
—Está bien, veré qué puedo hacer. Acompáñame, Zireael.
Caminamos sobre alabastro, entre estatuas de elfos bellamente esculpidas, recorrimos pasillos amplios con esculturas y cuadros, con estucados maravillosos. Ante unas puertas doradas, me detuvo y me pidió que esperara allí, y él entró.
Al poco, abrió la puerta y me invitó a pasar.
Avallac´h estaba ante una mesa, de pie, observando unos mapas. Levantó su vista y la depositó en mí, mirándome de arriba abajo. El elfo no llevaba corona, de hecho, no parecía siquiera un rey.
—Zireael, bienvenida.
—Avallac´h, te saludo.
[Imagen: 5trr10.jpg]
Levantó una ceja, dispuesto a corregirme, como solía hacer.
—Ahora soy rey, con tratamiento de majestad, y de ese modo te dirigirás a mí en el futuro.
Agaché la cabeza asintiendo y me mordí la lengua para no responderle, no quería predisponerlo en contra mía.
—¿A qué se debe tu inesperada visita al mundo de los Aen Elle?
—Necesito su ayuda, majestad.
Pareció satisfecho con mi tratamiento. Su única muestra fue su rostro relajado.
—¿Mi ayuda? ¿Concerniente a qué, si puede saberse?
—Concerniente a su magia. Geralt ha sido hechizado y nadie en mi mundo puede romper el hechizo. Me gustaría que su majestad me ayudase, que le desencantara.
Me miró intensamente, frío como siempre, inexpresivo.
—No tengo tiempo para temas tan banales. Ni para alguien tan banal como tu brujo.
—No perdería apenas su tiempo, puesto que le traería aquí.
—He dicho que no, Zireael. No sé siquiera cómo te has atrevido a venir aquí con tal propuesta. Creo recordar que la discusión que puso punto final a nuestra colaboración tuvo como eje central al brujo.
—Avallac´h… te lo ruego… ayúdame, por favor… Si he de suplicar, suplicaré—me humillé dejando el trato frío, para disgusto del elfo. Me miró con soberbia, y juraría que en sus labios se dibujó el esbozo de una sonrisa ladina.
Ardí de rabia. Avallac´h no iba a ayudarme, y aunque de algún modo me lo esperaba, no significaba que no me enfureciese.
—Si quedara algún vestigio de Lara en ti, jamás hubieras pronunciado esas palabras. Pero es muy típico de los d´hoine humillarse creyendo que pueden así conseguir algo más que un súbito desprecio. ¿Has entendido la lección, Zireael? —me escupió.
Muy bien, pensé, pues se acabaron las humillaciones.
Me recompuse y le lancé un amirada altiva.
—Ahora soy heredera el trono imperial de Nilfgaard, de modo que os dirigiréis a mí como corresponde. ¿Es vuestra última palabra, majestad?
—Lo es, alteza imperial.
Qué asco de conversación, me dije, ya he tenido suficiente ración de arrogancia por hoy.
—Entonces, no tengo nada más que hacer aquí.

Me desvanecí y regresé a mi mundo, a mi habitación de palacio. Yennefer me abordó.
—¿Qué te ha dicho Avallac´h? ¿Le has visto?
—No va a ayudarme —contesté, desanimada—, pero aún me queda un amigo a quien recurrir. Voy a quitarme esta ropa, ya no necesito impresionar a nadie.

Me teleporté a mi lago, junto a la Torre de la Golondrina, y llamé a Ihuarraquax, el unicornio con quien me unía un vínculo. Extrañamente, no acudió esta vez, cuando nunca antes me había fallado. Frustrada, regresé de nuevo a palacio.
—¿Y si vuelvo al pasado y le advierto de que tenga cuidado? ¿De que alguien va a hechizarle?
—Por probar… —dijo Yennefer, cada vez con menos ánimo.
Tampoco funcionó. Nos quedamos sin ideas y deprimidas. Yennefer suspiró y cogió mis hombros con sus manos.
—Sólo te queda una salida, hija. Ve con él. A Toussaint. Intenta reconquistarle.
—Lo que yo era para él se forjó por todo lo que vivimos, no sólo por la predestinación. Él mismo lo dijo: hacía falta algo más. Y ese algo más llegó. Pero ahora solo seré una extraña, ¿cómo voy a conseguir que sienta lo que sentía, mamá?
—Sigue siendo tu destino. Y lo que sentía sigue allí dentro, en algún lugar —dijo, acariciando mis cabellos—. Ve allí y sácalo a la superficie, Ciri.
—Lo intentaré, aunque no me puedo quitar esa imagen de él y Keira de la cabeza… Oh, mamá, me tortura, hace que me sienta…
—No tiene la culpa y lo sabes. Olvídalo, como si no hubiera ocurrido nunca.
Abrí los ojos como platos, comprendiendo lo que debía hacer.
—¡Eso es! No va a ocurrir nunca… Intentaré hacerlo desde el pasado. ¡Gracias, mamá!
Te aviso de que este mensaje no te va a gustar demasiado  Big Grin pero oye, quiero que te des cuenta de que cuando te alabo, que es el 99% de las ocasiones, es porque realmente me encantan tus capítulos y no simplemente por "dorarte la píldora". Porque no tengo problema en decirte lo que no me gusta, como es el caso.

Antes de nada, te aclaro que el ritmo narrativo sigue siendo tan bueno como de costumbre. Y la tensión de la historia, y su originalidad. Nada de eso se ha visto penalizado. Amen de las imágenes tan estupendas.

¿Qué es lo que no me convence y que origina que este capítulo no me haya gustado? Normalmente clavas la personalidad de los personajes de Sapkowski, pero lo cierto es que en esta ocasión has hecho lo que te ha dado la gana con algunos  Tongue  por partes...

- ¿De verdad una chica de la que Geralt no recuerda nada irrumpe en su casa, y éste se queda tan pancho? Venga, conocemos a Geralt. Cuando percibe cualquier cosa rara en su entorno se lanza a investigarla cual sabueso (es uno de los motivos por el que se mete de cabeza en tantos problemas). Y en este caso se trata de algo muy personal. Es una chica destrozada, que viene incluso a su casa, y él no se acuerda de ella. ¿Y no le huele raro? ¿No se pone a indagar el motivo, simplemente da por hecho que es una conquista más, tan banal que no tiene un ápice de espacio en su cerebro? ¡Hechicera, para más inri! Pues nada, su opción es regresar con Triss a seguir dándole a la mandanga  Rolleyes Se ve que la ola de calor, después de pasar por España, se fue directo a su entrepierna.

- No no no Exclamation vale que no te gusten las pelirrojas, pero no le puedes hacer eso a la buena de Trissy  Sad  a ver, que Triss está colada por Geralt, vale. Que en The Witcher 1 se toman la licencia de que convertirla en una zorra que se aprovecha de él, pues ok. Pero no cometas el mismo error que CdProjeck. En las novelas, Triss pasa por altibajos, pero lo arriesga todo (su vida) con tal de ayudar a sus amigos en la Dama del Lago. Este Geralt tiene esposa e hijos, pero su mujer no es cualquiera: es Ciri. Y son los hijos de Ciri. Triss nunca le haría eso a Ciri, a su hermanita. A Yen puede, pero a Ciri no. Joder, insisto, que hay niños de por medio. Que destroza una familia. Triss no es así. 

Aparte de que me descuadra la forma de actuar de esos dos porque no les pega ni con cola, otros detalles...

-Si se supone que el romance de Geralt y Ciri comienza nada más terminar con la Cacería Salvaje, imagino que los hechos de la expansión Blood and Wine no llegan a producirse, así que lo del viñedo de Corvo Bianco...

-¿Por qué narices, al viajar al pasado, Ciri no le cuenta a Geralt (al que aún tiene memoria) lo que va a ocurrir e intenta llegar a una solución con él?

-Pues vale, opta por seguirle. ¿Y por qué no entra en el establo? Si ve que lo que sea que la ha pasado le ha ocurrido en el establo, ¿por qué no vuelve a viajar y esta vez vuelva a entrar con él?

-Y bueno, tras haber leído la continuación en el reto mensual, coincido con Cabromagno. ¿Qué sentido tiene que Ciri invierta tanto esfuerzo simplemente en impedir que un Geralt que ha perdido la chaveta se acueste con Triss, en lugar de intentar atajar el problema de raíz?

A ver, si tu intención es publicar varios capítulos de Ciri tratando de reconquistar el amor del brujo, puedo cerrar los ojos a mis últimos párrafos  Cool  ignorar la coherencia en pos de una nueva historia. Ahora bien, hay que respetar la personalidad de los protagonistas, porque si no deja de ser un fan fic y se convierte en una historia completamente distinta.

No te lo tomes a mal, que ya sabes que va todo con la mejor intención  Angel

PD: ahora comprendes lo que siente la showrunner de la nueva serie con los fans como nosotros  Big Grin
(03/07/2019 08:25 AM)Daghdha escribió: [ -> ]- No no no Exclamation vale que no te gusten las pelirrojas, pero no le puedes hacer eso a la buena de Trissy  Sad  


-Si se supone que el romance de Geralt y Ciri comienza nada más terminar con la Cacería Salvaje, imagino que los hechos de la expansión Blood and Wine no llegan a producirse, así que lo del viñedo de Corvo Bianco...
Yo voy a responder a estas dos pequeñeces, porque estas equivocado, lo demás puede ser cuestión de gusto. La primera, que a Sashka no le gusten las pelirrojas... Seria no gustarse a si misma. Si tu vieras alguna de las fotos que yo vi.... Nuestra querida escritora deja en ridículo a Triss por el color de su cabello (si la viera el brujo...)

Segundo. La trama de Blood and Wine no tiene porque jugarse luego de la trama principal del juego. Puedes ir y hacerla cuando te plazca, siempre y cuando tengas un nivel acorde.
(03/07/2019 08:49 AM)FrancoMendiverry95 escribió: [ -> ]
(03/07/2019 08:25 AM)Daghdha escribió: [ -> ]- No no no Exclamation vale que no te gusten las pelirrojas, pero no le puedes hacer eso a la buena de Trissy  Sad  


-Si se supone que el romance de Geralt y Ciri comienza nada más terminar con la Cacería Salvaje, imagino que los hechos de la expansión Blood and Wine no llegan a producirse, así que lo del viñedo de Corvo Bianco...
Yo voy a responder a estas dos pequeñeces, porque estas equivocado, lo demás puede ser cuestión de gusto. La primera, que Sashka odie a las pelirrojas... es odiarse a si misma. Si tu vieras alguna de las fotos que yo vi.... Nuestra querida escritora deja en ridículo a Triss por el color de su cabello (si la viera el brujo...)

Segundo. La trama de Blood and Wine no tiene porque jugarse luego de la trama principal del juego. Puedes ir y hacerla cuando te plazca, siempre y cuando tengas un nivel acorde.


Lo de odiar a las pelirrojas era una forma jocosa de hablar. Me da igual el color del pelo que tuviera, no lo decía en serio, es como si le acuso de repente de odiar a los asiáticos  Big Grin

Claro que Blood and Wine puede jugarse cuando a uno le de la gana. Pero a mí me importa la coherencia de las historias y de sus protagonistas. Geralt no se va a pegar unas vacaciones de Toussant mientras la cacería salvaje está en plena persecución de Ciri, es de cajón. De hecho, CdProjeck, aunque te permita jugar cuando tú decidas, tira más por la opción de comenzar la expansión una vez hayas completado la historia principal por aquello de la carta que te envía tu amante o la visita que te hace al final.

Si Sashka me dice que fue a Toussant y adquirió el viñedo en mitad de la persecución de la Cacería Salvaje, pues vale, pero entonces la coherencia de los personajes, bajo mi punto de vista, se verá de nuevo perjudicada.
(03/07/2019 08:58 AM)Daghdha escribió: [ -> ]
(03/07/2019 08:49 AM)FrancoMendiverry95 escribió: [ -> ]
(03/07/2019 08:25 AM)Daghdha escribió: [ -> ]- No no no Exclamation vale que no te gusten las pelirrojas, pero no le puedes hacer eso a la buena de Trissy  Sad  


-Si se supone que el romance de Geralt y Ciri comienza nada más terminar con la Cacería Salvaje, imagino que los hechos de la expansión Blood and Wine no llegan a producirse, así que lo del viñedo de Corvo Bianco...
Yo voy a responder a estas dos pequeñeces, porque estas equivocado, lo demás puede ser cuestión de gusto. La primera, que Sashka odie a las pelirrojas... es odiarse a si misma. Si tu vieras alguna de las fotos que yo vi.... Nuestra querida escritora deja en ridículo a Triss por el color de su cabello (si la viera el brujo...)

Segundo. La trama de Blood and Wine no tiene porque jugarse luego de la trama principal del juego. Puedes ir y hacerla cuando te plazca, siempre y cuando tengas un nivel acorde.


Lo de odiar a las pelirrojas era una forma jocosa de hablar. Me da igual el color del pelo que tuviera, no lo decía en serio, es como si le acuso de repente de odiar a los asiáticos  Big Grin

Claro que Blood and Wine puede jugarse cuando a uno le de la gana. Pero a mí me importa la coherencia de las historias y de sus protagonistas. Geralt no se va a pegar unas vacaciones de Toussant mientras la cacería salvaje está en plena persecución de Ciri, es de cajón. De hecho, CdProjeck, aunque te permita jugar cuando tú decidas, tira más por la opción de comenzar la expansión una vez hayas completado la historia principal por aquello de la carta que te envía tu amante o la visita que te hace al final.

Si Sashka me dice que fue a Toussant y adquirió el viñedo en mitad de la persecución de la Cacería Salvaje, pues vale, pero entonces la coherencia de los personajes, bajo mi punto de vista, se verá de nuevo perjudicada.

Bueno, venido el caso, con la Cacería Salvaje tras los pasos de Ciri, el brujo va una fiesta con Triss y luego en el faro... (imagino que recuerdas bien esa parte, ¿verdad? Porque yo si Big Grin). O si eliges a Yen, pues arriba del unicornio, bien felices y riendo mientras Ciri huye. Y ni hablar de cómo se entretiene con banalidades, que la posada de jaskier, que letho, que los Franjas Azules , y un montón de cosas en las que Geralt pierde el tiempo. Entonces el brujo no es coherente.
Si dejas pasar esas cosas, tambien puedes dejar pasar el hecho de que Geralt vaya a Touissant en medio de la trama.
(03/07/2019 08:25 AM)Daghdha escribió: [ -> ]1. ¿De verdad una chica de la que Geralt no recuerda nada irrumpe en su casa, y éste se queda tan pancho? Venga, conocemos a Geralt. Y en este caso se trata de algo muy personal. Es una chica destrozada, que viene incluso a su casa, y él no se acuerda de ella. ¿Y no le huele raro? ¿No se pone a indagar el motivo, simplemente da por hecho que es una conquista más, tan banal que no tiene un ápice de espacio en su cerebro? ¡Hechicera, para más inri!

2. Que en The Witcher 1 se toman la licencia de que convertirla en una zorra que se aprovecha de él, pues ok. Pero no cometas el mismo error que CdProjeck. En las novelas, Triss pasa por altibajos, pero lo arriesga todo (su vida) con tal de ayudar a sus amigos en la Dama del Lago. Este Geralt tiene esposa e hijos, pero su mujer no es cualquiera: es Ciri. Y son los hijos de Ciri. Triss nunca le haría eso a Ciri, a su hermanita. A Yen puede, pero a Ciri no. Joder, insisto, que hay niños de por medio. Que destroza una familia. Triss no es así. 

3. ¿Por qué narices, al viajar al pasado, Ciri no le cuenta a Geralt (al que aún tiene memoria) lo que va a ocurrir e intenta llegar a una solución con él?

4. Pues vale, opta por seguirle. ¿Y por qué no entra en el establo? Si ve que lo que sea que la ha pasado le ha ocurrido en el establo, ¿por qué no vuelve a viajar y esta vez vuelva a entrar con él?

5. Y bueno, tras haber leído la continuación en el reto mensual, coincido con Cabromagno. ¿Qué sentido tiene que Ciri invierta tanto esfuerzo simplemente en impedir que un Geralt que ha perdido la chaveta se acueste con Triss, en lugar de intentar atajar el problema de raíz?

6. Ahora bien, hay que respetar la personalidad de los protagonistas, porque si no deja de ser un fan fic y se convierte en una historia completamente distinta.

Bueno, Daghdha, te voy a responder a todo, nada más que porque no tengo nada mejor que hacer Rolleyes . Vamos allá.

1. Yo es que no sé que esperan que haga. ¿Quedarse pancho? ¿Que esperas, que la agarre del pelo y la arrastre fuera de la casa? Si precisamente no la recuerda, creerá que no fue nada, que fue cosa de una noche. ¿Que llego a su casa? Pff, esstoy seguro que preguntando cualquiera puede saber donde esta la finca del brujo. Y el hecho de que sea hechicera no lo sabe hasta mas adelante, si tengo memoria. ¿De verás crees que Ciri es la primera mujer despechada por el brujo? Debe haber no una, sino tres en cada pueblo.

2.Pues yo veo un problema en tu razonamiento. Y lo digo con respeto. Cuando te conviene te basas en la personalidad de los juegos, y cuando no, en la de los libros. O tomas ambos o tomas uno, pero siempre. Ademas, Triss ha quedado despechada tambien. Puede decir "si mi hermanita me hizo esto, ¿porque yo a ella no?" ¿verdad?

3. Ciri puede pensar: "vale, voy a volver dos semanas para atrás, encierro al brujo en la mazmorra y nada va a ocurrirle. Luego lo saco y ya, nadie lo hechiza". Hay tantas variantes.... Sashka se tenía que quedar con una.

4. Los viajes en el tiempo y sus variantes.... agggggggg, como las odio. Ademas, ¿quien te dice que comenzó en el establo?

5. Ciri no "solo" se esfuerza en impedir que geralt se acueste con triss, también regresó al pasado para enamorarlo otra vez. Ni tu ni Cabromagno ni lo que llamen a Ciri sociopata, parecen entender tal cosa. Lo de la raiz, muy acertado, si acaso Ciri supiera donde esta la raiz.

6. Aquí me extraña que digas eso. ¿Te parece que Sashka sería capaz de no respetar las personalidades? Si ama la saga mas que tu y yo juntos. Esto es un fanfic hecho y derecho, Daghdha, que no te queden dudas.
¿Sabes? Tenía la convicción de que esto iba a suceder, y siento no haberme equivocado.

Tengo que reafirmarme en todo lo dicho, lo siento. No todos podemos opinar igual, que le vamos a hacer. Ahora bien, solo dos apuntes en lo que concierne a los personajes:

- A Geralt no le reprocho que no saque a Ciri del brazo o de que no se extrañe de que ella sepa donde vive, sino de que no se lance a investigar porqué ha sucedido todo eso. Lo siento, por muchas tragaeras que tenga, no me veo a Geralt olvidando por completo a una chica con la que se acostó y que se muestra tan dolida ante él. Y tampoco ha sido nunca tan insensible como para que le de igual.

- Respecto de Triss, precisamente le hice un reproche a CDProjeck por no haberla respetado en el primer juego. Bajo mi punto de vista, sí lo hizo en los siguientes. No veo mi incoherencia, pero ok.

Con Sashka siempre he procurado ser lo más sincero posible. Porque es una gran escritora y como fan suyo quiero que saque su máximo potencial. Porque creo que aún no ha tocado techo. Porque creo que la crítica constructiva siempre la ha encajado bastante bien. 

Si lo que queréis es que diga que me gusta absolutamente todo, que me traicione a mí mismo y obviamente a ella, os equivocáis de persona. Para eso, mejor no comentar nada, me limito a las estrellitas cuando el tema me guste y listo.
(03/07/2019 10:26 AM)Daghdha escribió: [ -> ]¿Sabes? Tenía la convicción de que esto iba a suceder, y siento no haberme equivocado.

Tengo que reafirmarme en todo lo dicho, lo siento. No todos podemos opinar igual, que le vamos a hacer. Ahora bien, solo dos apuntes en lo que concierne a los personajes:

- A Geralt no le reprocho que no saque a Ciri del brazo o de que no se extrañe de que ella sepa donde vive, sino de que no se lance a investigar porqué ha sucedido todo eso. Lo siento, por muchas tragaeras que tenga, no me veo a Geralt olvidando por completo a una chica con la que se acostó y que se muestra tan dolida ante él. Y tampoco ha sido nunca tan insensible como para que le de igual.

- Respecto de Triss, precisamente le hice un reproche a CDProjeck por no haberla respetado en el primer juego. Bajo mi punto de vista, sí lo hizo en los siguientes. No veo mi incoherencia, pero ok.

Con Sashka siempre he procurado ser lo más sincero posible. Porque es una gran escritora y como fan suyo quiero que saque su máximo potencial. Porque creo que aún no ha tocado techo. Porque creo que la crítica constructiva siempre la ha encajado bastante bien. 

Si lo que queréis es que diga que me gusta absolutamente todo, que me traicione a mí mismo y obviamente a ella, os equivocáis de persona. Para eso, mejor no comentar nada, me limito a las estrellitas cuando el tema me guste y listo.

No te lo tomes a pecho, Daghdha, que esto es un debate. Aqui nadie se enfada, eh, ni quiere obligarte a que cambies de opinión. Solo muestro nuestros diferentes puntos de vista, que para eso estamos tambien, ¿verdad? ¿O prefieres que si no coincidimos me haga el zonzo y lo deje pasar? Si me dices que prefieres eso, pues me callo y ya.
Haya paz, chicos, haya paz.
Bueno,  para empezar no es identico al del reto, este es como la versión  extendida  en la que algunas cosas están mejor explicadas.
Bueno, no siempre  voy a acertar en los gustos,  qué  se le va a hacer...
Solo pensé  en una parte que fuera lo suficientemente fuerte como para que Ciri la quisiera  borrar, y ver a Yen hecha una furia me divirtió tanto...
No fue en lis establos donde hechizan al brujo, ni ese día.  En los establos se produce la acción que activa la pérdida del recuerdo,  así  que  Ciri  no encuentra  nada.
No quise mostrar a un Geralt insensible,  sino manipulado. Extrañado, sí,  pero... la conversación que pudiera tener con Triss al regresar de la charla con Ciri no la sabemos.

No te cortes de dar tus opiniones, Daghdha,  por supuesto que son bien recibidas. Pero me otorgaras el derecho a explicarte los motivos de mis elecciones, espero.
Bueno, si he tenido un patinazo en la personalidad del brujo, pues puede pasar. Lo acepto. Y en cuanto a Triss... la veo mucho por el brujo, lo siento. Deshacer una familia? Cuando lo encuentra está  hechizado  y  lo sabe, igual  pensó  en darse un par de días  de homemaje antes de llevarle de la oreja a casa, a saber lo que hay en la cabeza de estas hechiceras  locas perdías.
En fin, me da pereza desmantelarlo y rehacerlo,  en los  próximos  vigilaré más.  Gracias, como siempre,  por comentar.
Pd. El comentario lo tenias hecho de antemano  jajajajaja,  porque con el texto completo hay cosas que me cuadran tanto como antes.

Pd2. Aaah la finca de Corvo Bianco, esa me la sé,  esa me la sé!  Han pasado tres añoooooos... Blood and Wine durante ese tiempo? Podría  ser, no? Ahi te pillé! Jajajajaja

Pd3 No te enfades con Franco,  sólo  defiende su  punto  de vista . Es verdad lo que dice, por temporadas he ido siempre de pelirroja, jejeje. También sabe todo lo que he dedicado a este fic, y su empatía le ha llevado a defenderlo, pero no con acritud, no te lo creas. Es mi pupilo, no esperaba menos. Pero de buen rollo, repito. Y lo vuelvo a repetir.


Pd4 No he escrito que Ciri no entra en el establo, solo puse que al salir se deja ver. No va a entrar si le está siguiendo a todas partes, hermoso mío? Lo he especificado para evitar confusiones.
(03/07/2019 08:25 AM)Daghdha escribió: [ -> ]Te aviso de que este mensaje no te va a gustar demasiado  Big Grin pero oye, quiero que te des cuenta de que cuando te alabo, que es el 99% de las ocasiones, es porque realmente me encantan tus capítulos y no simplemente por "dorarte la píldora". Porque no tengo problema en decirte lo que no me gusta, como es el caso.

Antes de nada, te aclaro que el ritmo narrativo sigue siendo tan bueno como de costumbre. Y la tensión de la historia, y su originalidad. Nada de eso se ha visto penalizado. Amen de las imágenes tan estupendas.

¿Qué es lo que no me convence y que origina que este capítulo no me haya gustado? Normalmente clavas la personalidad de los personajes de Sapkowski, pero lo cierto es que en esta ocasión has hecho lo que te ha dado la gana con algunos  Tongue  por partes...

- ¿De verdad una chica de la que Geralt no recuerda nada irrumpe en su casa, y éste se queda tan pancho? Venga, conocemos a Geralt. Cuando percibe cualquier cosa rara en su entorno se lanza a investigarla cual sabueso (es uno de los motivos por el que se mete de cabeza en tantos problemas). Y en este caso se trata de algo muy personal. Es una chica destrozada, que viene incluso a su casa, y él no se acuerda de ella. ¿Y no le huele raro? ¿No se pone a indagar el motivo, simplemente da por hecho que es una conquista más, tan banal que no tiene un ápice de espacio en su cerebro? ¡Hechicera, para más inri! Pues nada, su opción es regresar con Triss a seguir dándole a la mandanga  Rolleyes Se ve que la ola de calor, después de pasar por España, se fue directo a su entrepierna.

- No no no Exclamation vale que no te gusten las pelirrojas, pero no le puedes hacer eso a la buena de Trissy  Sad  a ver, que Triss está colada por Geralt, vale. Que en The Witcher 1 se toman la licencia de que convertirla en una zorra que se aprovecha de él, pues ok. Pero no cometas el mismo error que CdProjeck. En las novelas, Triss pasa por altibajos, pero lo arriesga todo (su vida) con tal de ayudar a sus amigos en la Dama del Lago. Este Geralt tiene esposa e hijos, pero su mujer no es cualquiera: es Ciri. Y son los hijos de Ciri. Triss nunca le haría eso a Ciri, a su hermanita. A Yen puede, pero a Ciri no. Joder, insisto, que hay niños de por medio. Que destroza una familia. Triss no es así. 

Aparte de que me descuadra la forma de actuar de esos dos porque no les pega ni con cola, otros detalles...

-Si se supone que el romance de Geralt y Ciri comienza nada más terminar con la Cacería Salvaje, imagino que los hechos de la expansión Blood and Wine no llegan a producirse, así que lo del viñedo de Corvo Bianco...

-¿Por qué narices, al viajar al pasado, Ciri no le cuenta a Geralt (al que aún tiene memoria) lo que va a ocurrir e intenta llegar a una solución con él?

-Pues vale, opta por seguirle. ¿Y por qué no entra en el establo? Si ve que lo que sea que la ha pasado le ha ocurrido en el establo, ¿por qué no vuelve a viajar y esta vez vuelva a entrar con él?

-Y bueno, tras haber leído la continuación en el reto mensual, coincido con Cabromagno. ¿Qué sentido tiene que Ciri invierta tanto esfuerzo simplemente en impedir que un Geralt que ha perdido la chaveta se acueste con Triss, en lugar de intentar atajar el problema de raíz?

A ver, si tu intención es publicar varios capítulos de Ciri tratando de reconquistar el amor del brujo, puedo cerrar los ojos a mis últimos párrafos  Cool  ignorar la coherencia en pos de una nueva historia. Ahora bien, hay que respetar la personalidad de los protagonistas, porque si no deja de ser un fan fic y se convierte en una historia completamente distinta.

No te lo tomes a mal, que ya sabes que va todo con la mejor intención  Angel

PD: ahora comprendes lo que siente la showrunner de la nueva serie con los fans como nosotros  Big Grin


Casi lo mismo que se critico del relato y otras cosas más ¡y de un fan de los fanfics!.
¡Bazinga!

Vaya defensa de franco


(03/07/2019 08:49 AM)FrancoMendiverry95 escribió: [ -> ] Si tu vieras alguna de las fotos que yo vi.... Nuestra querida escritora deja en ridículo a Triss por el color de su cabello (si la viera el brujo...)

Creo que piensas con esa cabecita  muscle y no con la de pensar, más material para mi relato  Big Grin


(03/07/2019 08:49 AM)FrancoMendiverry95 escribió: [ -> ]5. Ciri no "solo" se esfuerza en impedir que geralt se acueste con triss, también regresó al pasado para enamorarlo otra vez. Ni tu ni Cabromagno ni lo que llamen a Ciri sociopata, parecen entender tal cosa. Lo de la raiz, muy acertado, si acaso Ciri supiera donde esta la raiz.

Para Ciri sería muy fácil viajar en el tiempo para encontrar esa raiz.
Páginas: 1 2