Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines

Versión completa: En anteriores capítulos...
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
El título puede ser un poco confuso, pero se refiere a esas series que empiezan con esa dichosa frase para rememorarte en un resumen salpicado de escenas, lo que ha venido ocurriendo capítulo tras capítulo para que el espectador no pierda un ápice de la historia. Entiendo que esto puede ser contraproducente y puede cansar al espectador, mi actuación respecto a esta practica suele ser darle para delante si me es posible. 

Pero qué hay de esto aplicado a la literatura. Cuando estáis leyendo un segundo o tercer volumen de una saga y el autor aprovecha la nostalgia de un personaje o un suceso similar (o relacionado) para recordaros todo lo que ha pasado en los primeros volúmenes (sino la parte que le interesa, la que normalmente considera vital para que se entienda lo que propone).

Mi pregunta va, precisamente, porque estoy terminando de escribir mi segundo libro (que es una continuación del primero), y uno de mis lectores beta me ha criticado duramente un capítulo, que según él es hasta el momento el mejor del libro pero en el que me dice que recurro en sobremanera a esta estrategia, sintiendo que tomo por tonto al lector repitiéndole lo que ya sabe. 

Mi sorpresa fue grande, puesto que lo había hecho deliberadamente. Uno de mis miedos era que no comprendiera perfectamente el sistema de magia, puesto que sino muchas de las acciones o acontecimientos carecerían de la lógica necesaria. Pero lo hice aportando un poco de retrospectiva de los personajes por lo que también incluí retales del pasado... el resultado es que voy a tener que pegarle un tijeretazo al capítulo (pues para eso están los beta).

Pese a que comprendo que puede resultar casposo, me hace preguntarme si es una estrategia tan mala, si realmente resultaría molesto a todo lector. Yo mismo he visto este tipo de actuación por ejemplo en la Saga del Imperio Final de Brandon Sanderson, donde recurre a menudo a estas cosas para explicar su sistema mágico y a mi no me resulto excesivamente pesado, aunque ya daba por entendido lo que repetía... tal vez en lo personal lo interprete como un mal menor. 
----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
¿Qué opináis vosotros al respecto? 

¿Os saca de la lectura este tipo de estrategias o por la contra lo valoráis para refrescar la memoria?

¿Creéis que es perfectamente evitable? ¿O que depende más del cómo? ¿o por la contra pensáis que es directamente un mal necesario dentro de una saga (sobre todo las más extensas)?
Yo creo que cosas asi dependen del lector. Los hay olvidadizos a los que les viene bien que les refresquen la memoria, y otros que tienen todo presente y no lo necesitan. Los hay que se leen toda la saga del tiron y lo tienen todo fresco, y los que se la leen poco a poco a lo largo de meses o años y lo mismo ni recuerdan el nombre de algun secundario habitual. A partir de ahi, a juicio del escritor si pensar mas en los lectores olvidadizos o en los mas atentos.

Personalmente, creo que algo asi debe hacerse con un par de frases como mucho, simplente recordarle al lector lo que ocurrio pero sin volverlo a explicar todo. Simplemente, ayudarle a hacer memoria con un par de pinceladas. Si lo que se pretende es que recuerde hechos. Si se pretende recordar como funciona el sistema de magia, por ejemplo, creo que ahi seria mejor explicarlo nuevamente pero con otras palabras u otros ejemplos. Es decir, repetir la explicacion pero de forma novedosa.
(30/01/2021 09:52 AM)Cabromagno escribió: [ -> ]Los hay olvidadizos a los que les viene bien que les refresquen la memoria
...
los que se la leen poco a poco a lo largo de meses o años y lo mismo ni recuerdan el nombre de algun secundario habitual.

Yo soy de éstos. Así que, si por mi fuera, no sería un problema, es más, es algo de agradecer por parte del autor  Big Grin
Yo prefiero que le dediquen un resumen o explicación aparte, es decir, no en la historia misma como en el citado Imperio Final (aunque creo que ahí también hay un resumen fuera de la historia). En ese y en la saga de Eragon, también aparece un resumen de aproximadamente tres páginas que sintetiza todo lo ocurrido en los anteriores libros, pero va como una especie de introducción. Así, para el que lo necesita bien y para el que no, también. De otro modo puede hacerse bastante pesado
Recientemente adquirí la trilogía El profeta blanco, de Robin Hobb, y tuve que releer La busqueda del asesino, último tomo de la trilogía que le antecede. Con esto voy a que no tenía manera de saber qué había pasado porque no había recordatorio, sino algunos indicios. Y eso me parece bien, no me gusta eso de "en capitulos anteriores".

Eso sí, coincido con ustedes en que el sistema de magia, o tal vez algunas intrigas o situaciones, ya sea parentescos o algo parecido, deben ser recordadas. Pero claro, esto no tiene que ser una copia de lo que ya se dijo.

Un ejemplo claro en cuanto a la magia, para los que conocen la historia de los Vatidico, es la Habilidad y la Maña. En este caso Hobb lo hace muy bien, pues nos muestra la base de dichas "magias" sin repetir lo mismo, y creo que esa es la clave: no decir lo mismo, no poner los mismos ejemplo. Si el sistema está bien hecho tendrás mucho terreno para ejemplificar.

También creo que los anclajes se pueden utilizar, como quien ancla un personaje a cierto oficio, característica física o rango. En el caso de la magia puede ser más complejo, pero se puede hacer. Sin dudas Robin Hobb lo supo hacer. Hay ciertas cosas de la Maña o de la Habilidad que son tan propias, que arraigó tanto en sus libros (tal vez de manera insistente y hasta repetitiva), que nos hace identificar de qué está hablando en el acto.