Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines

Versión completa: Día de la masturbación
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
7 de mayo

Día de la masturbación: romper con el tabú y darle lugar al placer
Beneficios, técnicas y preguntas más frecuentes sobre masturbación para disfrutar de darnos placer.


La autoestimulación genera aún muchas dudas y tabú. Según la periodista diplomada en sexualidad Francesca Gnecchi, la masturbación es una práctica beneficiosa que pueden realizar las personas que están solas o las que están en pareja, especialmente aquellas que no concuerdan en niveles de deseo. Entender sus beneficios, variar las técnicas y despejar inquietudes son las claves para dejar atrás el prejuicio, abrirnos a nuevas posibilidades y mejorar la vida sexual.

​"Aún hoyla palabra masturbación sigue siendo tabú. Sin embargo, una de las primeras preguntas que hace un sexólogo es sobre eso, ya que una persona que se autoestimula es alguien que -en líneas generales- conoce su cuerpo, vive la sexualidad de una forma más abierta y puede tener encuentros con otras personas sabiendo bien qué es lo que le da placer y qué no", asegura.

La periodista busca difundir y tratar especialmente la sexualidad de la mujer y el tabú de la masturbación femenina: “Las mujeres aún cargan con la mochila de un pasado en el que su disfrute se encontraba oculto y en el que las relaciones estaban dadas por y para la reproducción. Por eso, cuando el hombre llegaba al clímax se daba por finalizado el encuentro. Estamos en una época donde hay mayor cantidad de estímulos por fuera de la pareja y más interés por los juguetes sexuales, la pornografía feminista y las lecturas eróticas”.

Por qué sí
Francesca cuenta que la masturbación es el principal tabú en Latinoamérica, y que por eso debemos alejarnos de la prohibición y entender que masturbarse no sólo produce placer, sino que además es beneficioso para la salud y ayuda a tratar problemas de sexualidad.

La especialista puntualiza cinco beneficios de practicarla:

Autoplacer y autodescubrimiento: Descubrir nuestros genitales, tener conocimiento de la respuesta sexual, conocer las reacciones de nuestro cuerpo ante determinados estímulos, y descubrir cuáles son las prácticas, poses y partes del cuerpo que nos dan placer en forma solitaria para poder trasmitírselas a nuestra pareja.
​"Remedio" casero: Muchas disfunciones se tratan con ejercicios de masturbación.
Autocuidado: Ayuda en temas de ansiedad, estrés, falta de sueño, y alivia algunos dolores corporales.
Aumento del deseo y "autoexperiencias": Francesca recomienda probar solos (si es posible) las nuevas prácticas sexuales que queramos realizar.
​Cita con uno mismo: Un momento para encontrarse y autoerotizarse.

Técnicas de masturbación
"Me gusta ver a la masturbación como una práctica saludable y aconsejo que, así como buscamos salir de la rutina cuando estamos en pareja, también lo hagamos durante las citas con nosotros mismos. Es importante que variemos las técnicas y las poses que utilizamos para no generar acostumbramiento y además para que la mente, el órgano sexual más importante que tenemos, no se acostumbre a una sola forma de llegar al orgasmo", explica Francesca.

Ella comparte estas técnicas para llevar a la práctica:

Para retrasar del orgasmo y eyaculación precoz: Ejercicio de stop and go.
​Para lubricación: Mediante la masturbación con espejo podés notar cómo nuestro propio cuerpo produce la lubricación y vas a entender cuándo estás preparada.
Para multiorgasmia en persona con pene: Estimulá tus genitales y cuando estés en el punto de no retorno evitá pensar en otra cosa. Concentrate en el momento, presioná el suelo pélvico y tratá de disfrutarlo. Haciendo este ejercicio regularmente lograrás orgasmos secos.
Para conocer la zona G: Explorar el placer de la zona de la cérvix.
Para squirting: Es la expulsión, de las personas con vulva, de un líquido acuoso prácticamente transparente. Es liberado por la uretra y se puede llegar a lograr con la masturbación de la zona G.
Para encontrar el "punto P": Es en la próstata, una de las zonas de mayor placer de las personas con pene y que puede estimularse de forma interna o externa. Por el tabú supone no ser una práctica de "machos", pero las prácticas no definen nuestra orientación sexual. Libérense. Además, pueden hacerlo cuando están solos.

3 preguntas comunes sobre masturbación
En orden con dejar de lado el tabú y deshacernos de inquietudes, la periodista Francesa Gnecchi, en conjunto con los sexólogos Mariana Kersz y Federico Rinaldi, comparte las preguntas más frecuentes que los sexólogos reciben en sus consultas:

1. ¿Se pierde el deseo con la autoexploración?

La masturbación ayuda a despertar y elevar el deseo, ya que se trata de un momento íntimo con uno mismo que estimula la imaginación y permite disfrutar del propio cuerpo a gusto personal.

2. ¿Está bien que mi pareja se siga masturbando?

En general, darse autoplacer es visto como una práctica de solteros, y algo que se realiza con uno mismo cuando no se tiene con quién más hacerlo. En realidad, estar en pareja no significa que cada persona no pueda tener su espacio para darse placer y continuar conociendo su cuerpo.

3. ¿Se puede ejercitar algo en la masturbación, para después lograrlo en la pareja?

Durante la autoexploración la persona puede descubrir cuáles prácticas y poses le gustan y cuáles no, dónde se encuentran sus puntos de placer y cómo llegar a ellos, y también aprender a controlar las sensaciones del cuerpo. Esto se puede ejercitar luego en los encuentros con la pareja.


Francesca comparte a Entremujeres Clarín sus máximas personales para disfrutar de nuestra sexualidad a pleno.

Si no te masturbás, empezá a hacerlo por salud sexual.
​Si ya lo hacés y siempre hacés la misma pose, cambiala.
¿Siempre tocás los mismos puntos? Variá.
No corras. No sos una adolescente que tiene miedo que la descubran.
Variá los estímulos. Buscá nuevas pelis eróticas, diversas categorías, literatura hot, audios porno, etc.
Usá sex toys. No son consoladores.
Mirate al espejo mientras te tocás.
​Si estás en pareja, no dejes de hacerlo.
¡Salí de la caja!

Fuente: Clarín