Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines

Versión completa: El Señor de los Anillos o Utópicas evocaciones de los hombres blancos
Actualmente estas viendo una versión simplificada de nuestro contenido. Ver la versión completa con el formato correcto.
Páginas: 1 2
Cita:(Mujereshoy) Doris Moromisato, escritora y periodista feminista e integrante del Movimiento Amplio de Mujeres del Perú, nos entrega en este artículo un análisis concienzudo de las tres películas que conforman El señor de los anillos, en particular la última de ellas El retorno del rey.



El señor de los anillos o Utópicas evocaciones de los hombres blancos*

Doris Moromisato

Quizás lo que más debemos agradecer a la fantasía y la ciencia ficción es su poderosa capacidad de devolvernos a la realidad. De este rasgo no escapan las tres películas de la saga El señor de los anillos que viene recaudando la hiperbólica taquilla de 1.800 millones de dólares en menos de dos años.

Con el estreno de la última entrega, El retorno del rey, confirmamos que esta obra fantástica, más que devolvernos a una realidad, nos remite a la evocación de una realidad germinada en el cerebro de su talentoso autor –JRR Tolkien– y plasmada por el director del film –Peter Jackson–. El primero fue un inglés nacido en Sudáfrica a fines del XIX en plena expansión blanca sobre la mayoría negra, crecido en un orfanato de Inglaterra y cuya vida entera transcurrió en la ortodoxia de la Universidad de Oxford; para rematar este perfil absolutamente conservador, tuvo un matrimonio de 55 años con una mujer que no compartía ni sus amistades ni afanes intelectuales y académicos.

Por su parte, Jackson es un neozelandés cuyas películas anteriores, como Criaturas celestiales (1994), nos revelan a un hombre encapsulado en la comunidad ‘blanca’ de esa región; a diferencia de su compatriota Jane Campion (El piano), en ninguna de sus obras asoma algo o alguien Maorí, comunidad autóctona sometida por la presencia blanca. Con estos derroteros de vida es fácil predecir las evocaciones surgidas de estas dos mentes masculinas.

Si en El retorno del rey superamos los enormes Znagúl sobrevolando panorámicos paisajes cuales óleos de El Bosco, los abismales pendientes de Gondor, la repelente y servil morfología de Gollum, la millonada de extras en escenas y los impecables efectos especiales jamás vistos en pantalla, nos quedamos con la desnudez de una película esencialmente racista y androcéntrica, por no llamarla misógina. Su apología a los hombres y su desprecio a las mujeres es tan evidente que sus dos únicas personajes femeninas aparecen sólo diez minutos de los 195 que dura la película.

Abiertamente manipuladora, el universo está regido por un Centro (blancos bondadosos, fértiles, espirituales, positivos, prístinos y puros como los Elfos) y la Periferia (el resto del mundo). Por supuesto, no hay blanco malo; quizás loco (como el senescal de Gondor) o confundido (como Smeagol–Gollum), pero nunca malo. Malos son los otros, los diferentes a ellos, los feos, deformes, mezclados, casi animales, que ni siquiera tienen rostro como el recontramalvado Sauron. Por eso las fuerzas nobles y liberadoras vienen del Norte y nunca del Este (recuérdese la arenga del futuro rey Aragorn a sus soldados para salvar a Occidente) y los bellacos tienen –¡oh coincidencia!– turbantes como los musulmanes y atacan en elefantes como los hindúes. Fíjense, además, que no hay ni un solo personaje de raza negra, asiática o siquiera un mestizo.

Toda esta discriminación racial es ‘chancay de a medio’, como se dice en Perú, al lado de la repulsión a las mujeres que muestra la película. Las hay frágiles doncellas como Arwen que encarna –¡otra vez!– el bien y la virtud del mundo, y guerreras como Erwyn que por salirse del molde se condena a la soledad y la orfandad. Todas las demás brillan por su idílica inutilidad. Tan misógina es que la maldad está representada en una clarísima simbología del genital femenino. Es una vagina y no un ojo ( )(como se quiere hacer creer) en donde la película concentra la destrucción del universo. Freud ya alertaba sobre el terror de algunos hombres a la llamada ‘vagina dentada o devoradora de hombres’. Esta subvaloración femenina es refrendada por una repetitiva y exacerbaba exaltación masculina (la escena donde Sam exclama, al ver a Frodo en el umbral de la muerte: “¡No se vaya a donde ya no pueda seguirlo!”).

Súper película y súper occidental. Incluso su apología ecologista está ligada al New Age, que no es más que un discurso reciclado de esoterismo y apropiación de culturas no occidentales –budistas, hinduístas, shamánicas, andinas– o bárbaras –celtas, nórdicas– para dizque salvar el planeta. Más monstruosa que todas las mencionadas manipulaciones, es pedir que esta película sea políticamente correcta. No lo es, ni tiene por qué seguir la publicidad Beneton (sinónimo de diversidad racial y tolerancia). El arte surge de cada vivencia y de cada ideología. Tolkien y Jackson tienen las suyas. Pero inevitable resulta ligar geopolíticamente El retorno del rey con la actual y también épica expansión primermundista sobre territorios africanos, asiáticos, latinoamericanos y sobre todo musulmanes. Mientras tanto, en Internet, se dice que los neonazis están recomendando leer y ver El señor de los anillos.


En fin, vamos por parte, de partida esta señora practicamente solo se refiere a la tercera pelicula, no hay señal alguna en todo su texto de que halla visto la trilogia completa, mucho menos leido los libros.

En segundo lugar, ya varios autores, durante decadas, han cuestionado los elementos racistas que, desde cierto punto de vista, pueden hallarse en ESDLA, con cientos de paginas escritas a favor y en contra. Pero usar como argumento que Tolkien era un sudafricano de la epoca del apartheid es ridiculo, principalmente por el hecho de que Tolkien vivio en Sudafrica solo hasta los dos años y de esa epoca no guardaba recuerdo alguno, eso es increiblemente prejuicioso y ofensivo.

Cita:Las hay frágiles doncellas como Arwen que encarna –¡otra vez!– el bien y la virtud del mundo, y guerreras como Erwyn que por salirse del molde se condena a la soledad y la orfandad. Todas las demás brillan por su idílica inutilidad. Tan misógina es que la maldad está representada en una clarísima simbología del genital femenino. Es una vagina y no un ojo ( )(como se quiere hacer creer) en donde la película concentra la destrucción del universo. Freud ya alertaba sobre el terror de algunos hombres a la llamada ‘vagina dentada o devoradora de hombres’

Aparte de que Eowyn es un personaje que tiene mayor desarrollo en los libros que en las peliculas -al contrario de Arwen- ella de ningun modo es castigada con la soledad ni la orfandad por "revelarse", pierde a su tio porque es una guerra y en la guerra hay muerte, y se queda con Faramir.

Lo de la vagina en vez de un ojo, sin comentarios.

Cita:Esta subvaloración femenina es refrendada por una repetitiva y exacerbaba exaltación masculina (la escena donde Sam exclama, al ver a Frodo en el umbral de la muerte: “¡No se vaya a donde ya no pueda seguirlo!”).

Eh, que hay quienes han interpretado la relacion de Frodo y Sam como subtextualmente gay...

Cita:Incluso su apología ecologista está ligada al New Age, que no es más que un discurso reciclado de esoterismo y apropiación de culturas no occidentales –budistas, hinduístas, shamánicas, andinas– o bárbaras –celtas, nórdicas– para dizque salvar el planeta.

Si bien a Tolkien le encantaba la naturaleza, el era un catolico conservador, asi que de new age nada.

Cita:Mientras tanto, en Internet, se dice que los neonazis están recomendando leer y ver El señor de los anillos.

Por un lado, Tolkien no tenia aprecio alguno por los nazis y le repugnaba la tergiversacion de los mitos nordicos que estos realizaban, por otro lado, tenia una buena opinion general de los judios e incluso los enanos estan inspirados -parcialmente- en ellos.

¿Y que es lo mas parecido a una verdadera "raza superior" en la obra de Tolkien? Pues los numenoreanos, ¿y se acuerdan de lo que pasa con ellos al final del Silmarillion?

Saludos.
En el anterior foro alguien habia posteado esta tira:

[Imagen: 1nIgP7Z.jpg]

Muy divertida xdd.
¿El ojo de Sauron es una vagina?

El que en pan piensa es que hambre tiene.
Pues yo debi de haber muerto de hambre hace ya mucho tiempo. Emmm... quiero decir, ¡Si, totalmente cierto e indecente!
Bueno, no me extraña, en el viejo foro ya se han dicho muchos otros disparates. Hablando de las diferentes interpretaciones, recuerdo a una chica que dijo que no iba a leer nunca más a Scott Card porque era homofóbico. Todo esto porque le había llegado que este autor estaba en contra del matrimonio gay. Aparte de que traté de explicarle, en vano, que el articulo en cuestión versaba sobre el peligro de los sindicatos y que lo del matrimonio gay era un ejemplo, hizo oídos sordos. También traté de hacerle ver que las historias de Card promueven la tolerancia, pero tampoco quiso escuchar.
Ya cansado, y por último le dije que, de todos modos una cosa es el autor y otra la obra, que esta, una vez escrita escapa al autor.
En fin, se va a perder hermosos libros por su falta de discernimiento.
Oye Red, los que no leemos en inglés hacemos como los indios, ¿no?
(20/11/2015 06:10 PM)muad escribió: [ -> ]Bueno, no me extraña, en el viejo foro ya se han dicho muchos otros disparates. Hablando de las diferentes interpretaciones, recuerdo a una chica que dijo que no iba a leer nunca más a Scott Card porque era homofóbico. Todo esto porque le había llegado que este autor estaba en contra del matrimonio gay. Aparte de que traté de explicarle, en vano, que el articulo en cuestión versaba sobre el peligro de los sindicatos y que lo del matrimonio gay era un ejemplo, hizo oídos sordos. También traté de hacerle ver que las historias de Card promueven la tolerancia, pero tampoco quiso escuchar.
Ya cansado, y por último le dije que, de todos modos una cosa es el autor y otra la obra, que esta, una vez escrita escapa al autor.

En fin, se va a perder hermosos libros por su falta de discernimiento.


Como fan de Lovecraft entiendo plenamente esto.
Estos movimientos que analizan meta-literariamente e ideológicamente las novelas y la literatura me encantan, me traigo unas risas con ellos que casi me da un infarto Rolleyes
Son tan listos, y siempre ven lo que los demás (pobres y miserables mortales) no vemos.
Me da a mi que la mayoria de estos divagadores tienen el cerebro quemado de tantos alucinogenos xddd.

@muad Anduve buscando la tira en español, pero no aparece por ningun lado. En el anterior foro la habian subido traducida, no se si alguien aqui sabra donde encontrarla.
(24/11/2015 03:10 PM)Zarono escribió: [ -> ]Estos movimientos que analizan meta-literariamente e ideológicamente las novelas y la literatura me encantan, me traigo unas risas con ellos que casi me da un infarto  Rolleyes
Son tan listos, y siempre ven lo que los demás (pobres y miserables mortales) no vemos.

Sobre el tema hay una anécdota muy curiosa que contó Gabriel García Marquez en un par de entrevistas que le hicieron.

Resulta que en una ocasión su hijo, Rodrigo García Barcha., se presentó a un examen de literatura, dentro de las pruebas de admisión en un prestigioso centro de estudios londinense.

Dio la casualidad, o la causalidad, que justamente uno de los puntos del cuestionario versaba sobre el libro "El coronel no tiene quién le escriba", una de las obras más reconocidas de su padre después de "Cien años de soledad". La pregunta en cuestión decía, palabras más palabras menos: "¿Qué representa la figura del gallo en el libro 'El Coronel no tiene quien le escriba'?"

Probablemente el bueno de Rodrigo se debe haber relamido al ver aquel punto en particular, porque siendo quién era le resultaba muy fácil responder a la pregunta. Había oído decenas de veces a su padre diciendo que aquel gallo que hereda el viejo coronel, el cual se pasa la vida en su casa tapado de deudas mientras espera la llegada de su pensión, simbolizaba la legendaria gallina de los huevos de oro, y así respondió el muchacho.

Hasta ahí todo normal. Lo curioso del caso, empero, es que la pregunta le fue dada como inválida, a pesar de que como hijo de Marquez era él el que estaba en lo cierto con su respuesta. El profesor, sin embargo, le respondió que según tal crítico la gallina representaba la fuerza popular reprimida, y que así debió haber respondido.

Como imaginarán a García Márquez siempre le divirtió mucho todo aquello, sobre todo porque, como aclaraba siempre en sus entrevistas, en un principio había pensado que  el libro terminara con el coronel ya cansado de todo, retorciéndole el pescuezo al gallo y haciendo con él una sopa de protesta.
Páginas: 1 2