Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines
Reto May22: Cass el hechicero - Versión para impresión

+- Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines (http://clasico.fantasitura.com)
+-- Foro: Escritura (http://clasico.fantasitura.com/forum-5.html)
+--- Foro: Retos Mensuales (http://clasico.fantasitura.com/forum-7.html)
+--- Tema: Reto May22: Cass el hechicero (/thread-3248.html)



Reto May22: Cass el hechicero - Joker - 30/05/2022

Cass el hechicero

Capítulo 1

Los tres ladrones huían a través del bosque cuando al salir a un claro fueron sorprendidos por cuatro guardias que se habían adelantado a su grupo, el choque de espadas sería inevitable pero rápido.

—¡La recompensa es por sus cabezas!, ¡ustedes dos vayan por aquel, yo iré por la chica¡—ordenó el que parecía dirigir al pequeño grupo—¡A ti te toca aquél del bastón Yako¡

Arlen, un hombretón de dos palmos y un pie de altura, se preparó para pelear contra los dos guardias que iban por él, desenvainó de su espalda un mandoble de acero rojo como la sangre. la llamaba  espada del amanecer. Arlen dejo que se acercaran lo suficiente y aprovechando su alcance, dio una zancada al mismo tiempo que soltaba un golpe de su espada, abriéndole el pecho al guardia más cercano que había subestimado el tamaño de su brazo y su hoja, el otro se detuvo por la repentina muerte de su compañero y Arlen lo aprovechó tomando su empuñadura con ambas manos y de un golpe le atravesó el yelmo y el cráneo de oreja a oreja

Teila blandía una daga en cada mano, estaba acostumbrada a que la considerarán como una presa fácil por ser mujer, pero eso solo la había ayudado a matar más fácilmente a sus contendientes.

Aquél guardia pudo esquivar el corte que iba a dirigido a su cuello pero no lo suficiente, titubeo al sentir la sangre caliente y ella lo aprovechó y con una velocidad asombrosa le asestó una estocada en el lado derecho del cuello, provocando un reguero de sangre que le sesgó la vida en instantes.

Cass se había tropezado con la raíces de un árbol torciendose el tobillo y como podía se defendía del cuarto guardia, paraba sus golpes de espada con el báculo de mago que había robado, aunque parecía de madera resultó ser mucho más resistente y liviano de lo que aparentaba lo cual revelaba su verdadera naturaleza mágica, uno de tantos artefactos hechos por magos  que habrían abandonado las torres de hechicería por el servicio a la nobleza. Había dudado en hacer uso de su magia y ahora no podía recordar un hechizo que recitar lo suficiente rápido entre espadazo y espadazo de su contrincante.

—Tal vez sí...—se dijo, cuando repentinamente su rival emitió un ruido ahogado y habría caído directamente sobre él si no hubiera reaccionado rodando sobre el suelo. Tenía una daga clavada en la nuca, Cass la sacó del cuerpo, la limpió en la ropa del muerto y se la tendió a Teila que iba llegando, ella la tomó y la guardó en una de las dos fundas que tenía a cada lado de la cadera. Y acto seguido abrazó a Cass.

—¡Gracias a las diosas que no estás herido!— dijo ella mientras lo apretaba con fuerza contra su cuerpo.

Cass se dejó embriagar por el aroma de la piel de Teila y la sensación de su cuerpo contra el de ella, casi olvidaba lo que había visto, casi.

—¿Estás bien Cass?—dijo Arlen, si sintió celos de la escena no lo demostró en su pregunta.

—Estoy bien, solo fue un tropezón, en un momento estaré de pie

Arlen asintió y se alejó.

—Fasta no tempis— dijo Cass considero que Arlen estaba lo suficientemente lejos.

—¿Qué?— dijo extrañada Teila por las palabras y el extraño zumbido que las precedió.

—He conjurado un hechizo de tiempo para hablar nosotros dos, a  ojos de Arlen nos moveriamos a una velocidad asombrosa y nuestras palabras serían  para él un muy raro y  corto zumbido—dijo Cass.

—Teila, sabes muy bien lo que nos persigue

La mirada de Teila lo dijo todo, ella los había escuchado, los terribles perros—hombre del barón, abominaciones antinatura creadas para la guerra hace más de 150 años, por los hechiceros renegados de la antigua torre de magia de Palaar, en la cuarta insurrección hasahar contra el imperio de Argred.

—No tienen escapatoria—Teila notó que Cass no se incluyó pero lo dejó seguir,—Arlen es fuerte y hábil con esa espada rara que tiene, tal vez pueda dar algo de pelea y elimine a uno o a dos, tal vez, ¿pero tu?

Teila sabía a lo que se refería, sólo había una cosa que superaba la sed de sangre de aquellas bestias y era su deseo desenfrenado por las mujeres, podría sentirse afortunada si moría mientras  se saciaban con su cuerpo, pero aún quedaba la posibilidad de que fueran cuidadosos y ella sobreviviera a la violacion, entonces su destino sería ser una esclava de placer en alguna de sus madrigueras hasta que quedara preñada, entonces, cuando llegara el momento del nacimiento, moriría entre terribles dolores provocados por las crías que la devorarian desde adentro en su intento de abrirse paso por su vientre para ver la luz.

—¿Quien sabría que eran tan preciadas para el barón las joyas que robamos, que incluso sería capaz de soltar una docena de perros—hombres de su ejército para darnos caza?

El tono de Cass no pasó desapercibido  para Teila.

—Lo sabías, ¿verdad?, ¿sabías del callejón sin salida en el que nos estábamos metiendo?

—Siempre tan perspicaz, sabes, desde niño supe que tú no serías como las demás mujeres de la aldea cuyo único deseo era tener un hombre que no las golpeara y sobrevivir al nacimiento de un hijo para tener el siguiente. Tú eras diferente, siempre tan valiente, mucho más que yo he de admitir e igual que yo con ganas de mundo porque la aldea nos quedaba muy pequeña.  Pero te equivocas, no fue mi plan, te recuerdo que fuiste tu y Arlen los que me arrastraron en su idea de  escabullirse dentro de la fortaleza del baron, además, los tres somos de aquí sabemos los caminos y sabíamos que al final todo se vendría abajo.

Lo que no dijo Cass es que había dejado seguir los acontecimientos porque si tenía otro plan para Teila. El la deseaba y la había amado  desde mucho antes, cuando de niños ella lo protegía de las burlas de los demás, pero su amor por ella había muerto cuando la encontró de rodillas complaciendo a Arlen.

—Yo puedo salvarte y salvarme, pero a él no, no podría avanzar suficiente distancia con los tres y nos alcanzarían.

—No lo abandonaré, prefiero..

—Prefieres que los perros te... un puñetazo de Telia evito que Cass terminara la oración.

—Hay otra forma dijo Cass mientras se frotaba la mejilla para aliviar el dolor del golpe— mierda de verdad que es fuerte pensó— podría simplemente irme y dejar que Arlen muera viendo cómo se divierten contigo o…

—¿O qué?— preguntó Telia sorprendida por la nueva cara que veía del que había considerado su mejor amigo desde hace tantos años.

—Lo diré sin rodeos, Te deseo, te deseo con locura

—Podría pelear por ti, podría arriesgar mi vida por ti, pero no gratis,¿qué prefieres?, ¿que un grupo de animales te violen hasta morir o darme placer a mi?

Cass se preparó para otro puñetazo pero este no llegó.

—¿Estás loco?, ¡Eres como mi hermano!, desde …

—Pero no lo soy— le interrumpió— si no te importa tu propio destino, ¿qué hay de Arlen?, hace un momento dijiste que no lo abandonarías, podría llevarte conmigo a la fuerza solo para que veas cómo muere.  Podrías salvar su vida, la de ambos, si quisieras.


Cass y Teila llegaron hasta donde estaba Arlen a la orilla del pequeño precipicio en que terminaba el claro, observaba hacía  abajo, al río que dividía las regiones de Ergan y Genil.  Podían intentar bajar y cruzar el río pero de nada serviría ya, no había suficiente distancia entre ellos y sus perseguidores para poder escapar.

Arlen abrazó a Teila y le tendió una pequeña daga, sabía que ella era una guerrera pero lo que le deparaba sería demasiado, pero así podría evitar su sufrimiento. Ella la tomó pero en seguida se la devolvió.

—No, ¡No!,—dijo Teila—Cass es un hechicero tal vez, estoy segura que él puede hacer algo.

Arlen  y Teila dirigieron una mirada a Cass, esté sonrió, Teila había aceptado su propuesta y pagaría con su cuerpo por la vida de ambos.

Unos gruñidos los alertaron, ahí estaban los perros del barón cubiertos con cota de malla y cargando sus armas en el lomo,  se movían sobre las cuatro patas que terminaban en dedos con garras negras, cualquiera diría que eran cadáveres andantes, con los huesos marcados y mechones de pelaje en una piel sarnosa, ojos totalmente blancos como si fueran ciegos y su terrible hocico capaz de arrancar la cabeza de un hombre de un mordisco. Lentamente cada una de las bestias fue poniéndose de pie y con sonoros chasquidos de huesos fueron acomodando sus articulaciones para la batalla a dos patas, podían alcanzar un altura de dos varas y media, y superaban a cualquier hombre en fuerza y velocidad.

— Quédense lo más cerca de la orilla y no se muevan

Cass observó, mientras se alejaba de Teila y Arlen, que había más guardias humanos que acompañaban a las bestias, algunos con cota de malla, otros empuñando sus espadas. Se detuvo al considerar suficiente distancia y alzó la mano.

—Luxe caminis— dijo alto y fuerte y un relámpago lo fulminó dejando solo una marca negra en la roca.

Sus perseguidores soltaron una carcajada mientras que las bestias hicieron un remedo de risa, algo que sonaba a una mezcla de gruñido y ladrido. Repentinamente en medio de ellos cayó un rayo que materializó a Cass, el trueno había roto los tímpanos de los más cercanos mandándolos al suelo.

—Circue llamis— soltó con fuerza su conjuro.

Un anillo de llamas se formó alrededor de él y con un movimiento de sus manos hizo que se extendiera dejando una marca visible de su movimiento en el suelo. No tardó en oírse los primeros lamentos y a llenarse el ambiente de pelo y carne quemándose por las cotas al rojo vivo. Había lanzado un hechizo para fundir y forjar acero en el que la magia controlaba la temperatura del metal en todo el proceso, pero él lo había convertido en un arma usando el conjuro para calentar hasta el rojo vivo durante un instante cualquier metal que tocase, ya una vez caliente tomaría medio día para que cualquier metal se enfriara por sí mismo. Quedaron más de una docena de cuerpos retorciéndose, el resto escapó de vuelta al bosque, cuatro más que aún no habían sido alcanzados por el anillo de fuego se lanzaron por el precipicio prefiriendo ese destino que morir quemados.

Arlen y Teila miraban nerviosos como el anillo se iba acercando y respiraron aliviados cuando se extinguió apenas a medio palmo de ellos. Cass hecho una ojeada,  reparó en un par carcajs y flechas tiradas a varias yardas de él, nunca le pasó por la mente el que arqueros fueran parte de la patrulla que los perseguía, la sola visión de una andanada de flechas con el astil en llamas y la punta al rojo vivo atravesando su carne y quemando sus entrañas le inquieto, debía de buscar una  forma de estar protegido

—Aún podía morir como cualquier persona—pensó.

Se acercó a la orilla, había comprado suficiente tiempo,  ahora podían descender y cruzar el río tranquilamente. Primero bajo Arlen, cuando Teila se disponía a bajar, Cass no dudó en aprovechar la situación y decidió apretar una de sus nalgas. Ella volteo decidida a darle un puñetazo, aflojó la mano y cambió su semblante por un instante y siguió bajando. Esa fue la primera vez que Cass vió temor hacía él en el rostro de Telia.


Capítulo 2

Los tres ladrones habían logrado poner suficiente distancia, incluso ya habían vendido algunas joyas en las ciudades de Genil con total calma, podían estar seguros que ya nadie los molestaría pero ya no podrían poner un pie en Ergan, cosa que tampoco es que les quitara el sueño. Arlen se preocupó por Teila, tenía un par de días que estaba huraña y distante, caminando alejada de los dos.

Iban en campo abierto en el camino a Danisek donde podrían vender el resto de lo robado, cuando hicieron un alto en el camino, cerca de un bosque. Tanto Cass y Arlen se internaron en él para orinar

—Cass, ¿Sabes qué le pasa a Teila?, tiene un par de días que no habla y se porta muy tosca conmigo—dijo Arlen cuando hubieron acabado.

—En realidad sí, lo sé, lo he visto algunas ocasiones, me sorprende un poco que no reconozcas los signos, siempre pasa después de alguna batalla o escaramuza en poblados y ciudades, oh lo olvidaba, te hechice cuando estabas a punto de interrumpirnos en medio de mi cobro por salvarles la vida

Cass movió los dedos y dijo un conjuro en un susurro, el primero y único hechizo que podía conjurar de esa forma. Esperaba poder llegar a hacer magia solo pensando en ella pero eso solo lo diría el tiempo.

El contrahechizo hizo efecto y Arlen  recordó como Cass sujetaba a Taila mientras la embestía con fuerza, entre lágrimas mal contenidas de ella.

—No te preocupes, ya se le pasará, nada más fueron tres días con sus noches, aunque le he dicho que tengo ganas de repetirlo— dijo de forma burlona.

Arlen desenvaino  y dirigió un espadazo al cuello de Cass, esté se dejó caer hacia atrás esquivando el tajo pero no pudo evitar que su mano izquierda volara de su brazo.

—¡Como te atreves¡, simplemente con unas palabras mías y arderas hasta los huesos— pensó Cass, abrió la boca pero no dijo nada, se arrastró en la tierra como pudo mientras Arlen se acercaba a él, tomó vuelo para clavarle la espada en el corazón hasta  una cuarta de la empuñadura, la retorció y la sacó chorreante de sangre.

—Maldito hijo de puta—dijo mientras se volvía para volver con Teila.

Cass vió pasar toda su vida en un instante frente a sus ojos.  Vió cuando a los 7 años se le ocurrió decir a los otros niños que él quería ser aprendiz de mago, a Arlen que ya era alto a sus 10 años, se le ocurrió la broma con la que empezaría el tormento de Cass y que los demás niños no dejarían de burlarse de él en todo momento, hasta que abandonase la aldea.

—Casiano quiere ser brujo

—Pero Casiano no llega ni a culo

Y todos los niños estallaron en risas y así fue durante casi cuatro años que lo llamaron con el mote de aprendiz de culo, pero ojalá solo hubiera sido eso.

Vió cuando abandonó la aldea a los once años de la mano de un reclutador de magos, aunque la realidad es que sus padres lo habían vendido como esclavo a alguien que resultó ser un reclutador.

Dos años después había podido reunirse con Teila, ella se había unido al culto de las sacerdotisas guerreras de las tres Diosas en el santuario de Aerilon,  pero nunca tomó los hábitos, se había quedado con su fe y sus enseñanzas de pelea. En los últimos 6 años sus trabajos habían sido desde ser ladrona a guardaespaldas de niñas y mujeres de la nobleza.

Luego vió cuando visitó la vieja posada unos días atrás en su aldea natal, quería vengarse de todos los que se habían burlado de él, los haría arder hasta los huesos, hasta que vió a Teila caminar del brazo de un tipo enorme, a pesar de los diez años que habían pasado desde que abandonó la aldea, reconoció su cara y se temió lo peor. Era Arlen, que no solo le había pedido una disculpa a Teila, ¡sino a él también!, por simple consideración a ella se la había aceptado y había dejado su venganza para después, pero lo peor fue la manera en que ambos se miraban, supo que simplemente Teila no sería para él.

—Son cucarachas—las palabras lo sacaron de sus pensamientos.

—¿Cuánto tiempo se tarda uno morir?—se preguntó mientras se miraba el muñón de la mano izquierda y se palpaba con la mano derecha el agujero que le había dejado Arlen en el pecho.

  Se incorporó mientras reflexionaba sobre lo que le estaba pasando, no supo muy bien porque, tal vez un tipo de instinto mágico, pero supo que estaba vivo no por ningún hechizo sino por la misma magia que él poseía, pero no sería para siempre, sabía o mejor dicho sentía que era limitado el tiempo que podría estar en esas circunstancias y que finalmente acabaría sucumbiendo a las heridas mortales que tenía. Pensó en que hacer, tenía que pensar muy bien sus movimientos para sobrevivir.

—¡El maestro Adelsa!—se dijo,— es mi única opción.

Recordó la plática en la torre de alta hechicería de Aerilon, sobre Cazmar, el que había sido el más poderoso hechicero que había existido y ascendido hace cuatrocientos ochenta y ocho años.  Descubierto a los cuatro años y apenas dos meses después de su llegada a la torre ya lanzaba bolas de fuego, a los nueve ya había obtenido los veinte grados de la gran logia de Karnek, que tomaba como mínimo diecisiete años, a los doce escribió su primer libro de hechicería, de los cuarenta que escribió y que transformaron totalmente la magia que se manejaba en ese momento. Y finalmente después de tres años en el cargo de archimago de la torre Doriath cerca del desierto de Ekaia, con diecinueve años, dejó todo lo que estaba haciendo y se fue, apenas le dijo a  unos cuantos y ni siquiera hubo tiempo de una ceremonia, caminó a una legua de la torre y ahí alzó las manos, un enorme remolino de nubes se formó y dió paso a una columna de luz y fuego en la que él, en el centro, se fue ascendiendo, nunca antes ni después se avistó una columna de ascensión así.

En ese momento su opinión es que él si tuviera ese poder se dedicaría a conquistar reinos e imperios.

—¿Quién quiere ser rey de las cucarachas?—había dicho su maestro Adelsa, al escucharlos al pasar.

—No son cucarachas para mí—había contestado Cass por lo bajo.

—Lo serán...Lo serán—había replicado Adelsa.

—¿Lo serán?—pensó por un momento Cass.

Intentó volver por sus cosas pero repentinamente tuvo en cuenta todo lo que había hecho, había querido dañar a Arlen pero había dañado a la mujer que más había amado, y ella tal vez no lo amara pero lo quería, lo quería mucho de verdad.

Soltó una lágrima y se dirigió a la dirección contraria, no sabía qué significaba esa lágrima, porque a pesar de lo que le había hecho a Teila, sabía dentro de sí que no solo no se arrepentía sino que lo volvería a hacer.

Levantó un dedo y se iría en un relámpago hacia la torre de alta hechicería de Aerilon, esperaba que ahí Adelsa lo ayudará a sobrevivir.


RE: Reto May22: Cass el hechicero - Celembor - 30/05/2022

Y vamos con el que previsiblemente sea el último relato publicado.
Tres compañeros, unidos por viejas amistades y un robo, van mostrando sus diferencias y resentimientos a medida que avanza la trama. La persecución y acción inicial da paso, en la segunda parte, a unas situaciones más tranquilas pero cargadas de odios y donde subyace la dominación sobre el otro.
El relato podría haber adquirido mayores cotas de calidad si no se pudiese notar la precipitación en casi en cada párrafo. Y de esa precipitación el relato adolece de sus consecuencias: faltas de ortografía, cambios de nombre, oraciones confusas... Si hay espacio, esas líneas en las que se explica el trasfondo podrían dar más profundidad y dotar al relato de más consistencia, distribuyéndolas por el texto para que no parezcan tan forzadas.

En definitiva, un relato con posibilidades que necesita de más dedicación.

Suerte!


RE: Reto May22: Cass el hechicero - Selmeras - 01/06/2022

Al principio tardé en entender quién era el protagonista. Porque el relato comienza muy cinematográfico. Luego nos vamos metiendo en el personaje, lo cual es bueno.

Me hubiera gustado que el báculo mágico tuviera algo de protagonismo en el asunto. Digo, para algo lo robaron. Además hubiera sido irónico que sus "amigos" le ayudaran a robarlo y luego el mago lo usara en su contra.

La revelación de los poderes del mago me sorprendió. Cómo en el primer encuentro se vio en problemas por un solo guardia, que luego matara a todo el siguiente grupo fue medio wtf, porque nunca tuvimos una anticipación de los pensamientos de Cass al respecto. La sensación que me quedó es que no sabe aprovechar sus poderes.

Lo que sí me resultó muy tirado de los pelos es cuando Cass remueve el hechizo de memoria. ¿Qué es lo que se imaginaba que iba a pasar? Además, ¿Cómo fue que le dio tiempo de hechizarlo en primer lugar en pleno acto sexual al ser descubierto? ¿Acaso Arlen no reaccionó con igual violencia al descubrirlos?

Con todo, no estuvo mal. La idea central es interesante. Mi opinión es que el estilo narrativo de este autor, tiende a contar los momentos más dramáticos una vez que ya acontecieron. Esta costumbre le quita dramatismo. Supongo que es una forma de compensar por su inclinación hacia temas oscuros. En mi opinión tendría más sentido que hubiera una escena en que Cass comienza a cobrar su pacto, bajo un hechizo de ocultamiento, justo frente a las narices de Arlen y que nos relate de primera mano acerca de las lágrimas de Teila. En dicha escena el protagonista llega a la cima de sus ambiciones y se convierte en un villano, como en toda tragedia. Esta sería el clímax antes de la caída en desgracia. No soy experto en tragedia, pero más o menos así es que tengo entendido que funciona. Y personalmente me faltó ese momento dramático. El prota se sintió muy flojo en el final.

Recordando lo que he escuchado de tragedia... En la tragedia griega creo que siempre había un defecto central que llevaba al protagonista a la ruina.

Entiendo la falta de tiempo y el deseo de escribir algo corto, pero opino que entrenarse para tocar los puntos dramáticos escenciales es importante, porque no van a venir solos.

En resumen, me gustaría que Cass utilizara el báculo robado para este nuevo poderío mágico y que eso explicará porqué ahora se decide a aprovecharse de ella y no antes (en literatura todo debe ser causado por algo, según dicen). Que se agregara la escena de Cass obteniendo lo que quiere y sus pensamientos delirantes, que sentarán las bases para el error que comentará en la escena final, que lo llevará a su muerte (o inminente muerte con chances de salvarse). El error final debe estar causado por algo. Es importante que el lector entienda y se vea venir el fatídico final. Tal vez quieras cambiar a que ella lo traiciona, eso lo volvería aún más villano después.


RE: Reto May22: Cass el hechicero - Miles - 02/06/2022

Ha sido un texto bastante extraño para mi; por un lado profundiza en los personajes (aunque toscamente) de manera efectiva, por otro el persojaje principal, Cass, causa tanta repulsión que por mucho que se ofrezcan argumentos para su comportamiento es imposible no sentir repulsión, estamos ante un caso típico de una persona con poder que se sirve de el para el sometimiento del género opuesto... deleznable.

Fuera de que los personajes estén bien profundizados, el texto esta lleno de erratas, faltas y comas fuera de sitio. Parece que necesitaba algún repaso.

Un punto más a favor del texto para mi fue el uso de la magia, con ese relámpago en el que el protagonista desaparece y reaparece, la acción en general esta bien planteada aunque necesita pulirse, en muchas escenas están escritas frenéticamente y eso no favorece la lectura.

Mucha suerte escritor.


RE: Reto May22: Cass el hechicero - Duncan Idaho - 02/06/2022

Un personaje que no recibe su castigo sino una segunda oportunidad.

Al ser el último relato, es obvio que fue hecho a toda prisa, con varios errores de puntuación.

Si se hubiera disciplinado, habría tenido de usar las páginas que hay para corregir la puntuación, creo ir yo cree un tema sobre una de ellas o podría haber usado la página de inteligencia artificial que también postee en el foro.

La idea no era mala, pero su implementación puede mejorar muchísimo.


RE: Reto May22: Cass el hechicero - Duncan Idaho - 03/06/2022

A contestar comentarios

Celembor

Es un idea que tenía ya de hace tiempo, pero que sí, escribí al último momento. En mi descargo diré que le pase el corrector ortográfico, además que no funciona muy bien el copy/paste en el foro, eso sí, las comas y puntos mal posicionados si son míos.

Selmeras

El báculo me lo saque de la manga, necesitaba que estuviera en problemas y que de alguna manera se defendiera sin mostrar sus poderes o su verdadero poder.

El hechizo de memoria también me lo saque de la manga, en un principio la idea era que Cass se lo dijese a Arlen así de golpe, pero necesitaba que Arlen matara a Cass y pensé que si el veía el abuso de su amada, su reacción sería más lógica a que se enterará que su amada había sido abusada. Ahí la idea era que Cass tuviera una voz interna que le dijera que matara a Arlen, pero él no lo hacía, como una forma de dejarse matar como autocastigo por lo que había hecho.  Pero me faltó tiempo y pericia.

Y aunque parece villano, en realidad Cass es un héroe o antihéroe, es el bueno de la historia o más bien el menos malo o no tan malo de la historia.

Miles

Esa era más o menos la idea, que Cass fuera un hijo de puta. O algo como Khal Drogo, que es un personaje querido pero violó muchas veces a Daenerys



Esta historia se situaria 5 o 10 años antes de "El poder de la magia", relato del reto de Noviembre 2021.

Ahora, ¿se vendrá en un futuro reto Cass el Conquistador: Ahora es personal?. Solo el tiempo lo dirá.


RE: Reto May22: Cass el hechicero - Selmeras - 06/06/2022

Mmm... Tengo la necesidad de señalar una discrepancia.

Khal Drogo no violó a Dayneris, sino que la aceptó como esposa (lo cual implica sexo). Fue el hermano quién la obligó a casarse con Drogo y por tanto quién en realidad la "violó" o la usó para su conveniencia. Y el hermano fue odiado por el público y murió a manos de Drogo (a pedido de Dayneris).

Drogo actuó de buena fe, aceptandola como esposa y tratándola como tal. Las primeras veces de sexo con tu esposa virgen, no califican en el contexto como violación. El miedo que ella sufre en esos momentos caen moralmente sobre el hermano.

De modo que no creo que el caso de Drogo te sea de utilidad como referencia para lo que quieres lograr con Cass.


RE: Reto May22: Cass el hechicero - Duncan Idaho - 06/06/2022

(06/06/2022 03:38 PM)Selmeras escribió: Mmm... Tengo la necesidad de señalar una discrepancia.

Khal Drogo no violó a Dayneris, sino que la aceptó como esposa (lo cual implica sexo). Fue el hermano quién la obligó a casarse con Drogo y por tanto quién en realidad la "violó" o la usó para su conveniencia. Y el hermano fue odiado por el público y murió a manos de Drogo (a pedido de Dayneris).

Drogo actuó de buena fe, aceptandola como esposa y tratándola como tal. Las primeras veces de sexo con tu esposa virgen, no califican en el contexto como violación. El miedo que ella sufre en esos momentos caen moralmente sobre el hermano.

De modo que no creo que el caso de Drogo te sea de utilidad como referencia para lo que quieres lograr con Cass.

Cuando la horda va cabalgando, al caer la noche Drogo simplemente llega con Daenerys y le da pa' dentro sin siquiera decirle algo, a pesar de que ella está adolorida por ir cabalgando, es tanto su dolor que piensa en el suicidio, ahí hay una violación continua de Drogo hacia Daenerys​.