Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Las críticas
#11
Primero habría que tener claro que crítica y opinión no son lo mismo.
Y no hay que meter todo en el mismo saco.
Teniendo los conceptos claros se puede pensar con mayor claridad. La opinión es ese juicio favorable o desfavorable que alguien emite a una obra con poco o nulo rigor, académico, pragmático y/o profesional. Vamos, que es la palabra del ciudadano de a pie. El que te dice lo que cree y lo que siente pero nada más. La crítica por otro lado, es esa valoración emitida con base en parámetros más específicos. Se reconoce al crítico por ser una persona con conocimiento en el medio y la técnica requerida para realizar el trabajo a valorizar, además de ser una persona en gran medida justa e imparcial, punto y aparte de su carácter influenciable.
Así entonces, todos podemos dar una opinión y será universalmente valida, porque es tu punto de vista, puede o no tener que ver con la realidad pero ese ya no es requisito. Y sin embargo, muy pocos pueden dar algo a lo que pueda llamarse una crítica.
Consejo: la crítica no se desoye.
Es necedad del autor dejar de escuchar a sus críticos. Porque escuchar sólo a tu público con tal de satisfacerlos es un ejercicio hasta necesario, te motiva, te hace sentir vivo, es humano... pero también es humano cometer fallos, estancarse, creerse la publicidad propia. Igual que buscar nuevos horizontes. Si el reconocimiento del público es la gasolina que impulsa la máquina, la critica la revisión mecánica que ha de hacerse por salud. Habrá días en que la revisión te diga que todo va perfecto, y otras en que te recomiende que pares y pongas atención a ciertos temas. No es mandatorio seguir las recomendaciones al pie de la letra, aunque tampoco es sano despreciarlas.
El del crítico es una labor que esta allí y es necesaria.
Por lo general no nos agrada.
Por lo general las medicinas no son agradables.

Saludos.
Responder
#12
Cita: Se reconoce al crítico por ser una persona con conocimiento en el medio y la técnica requerida para realizar el trabajo a valorizar, además de ser una persona en gran medida justa e imparcial, punto y aparte de su carácter influenciable.

Sí, pero la mayoría de técnicas que te lees en blogs y en manuales de escritura creativa tienen poco o nada de rigor, ya sea académico, pragmático o de cualquier otra clase. Unos te dicen una cosa y otros te dicen otra. Y no digo que no haya verdad en lo que los "expertos" afirman. Después de todo, si te lees mil libros, como que eres capaz de diferenciar a un autor profesional de uno amateur. Pero son solo juicios basados en la experiencia, no en realidades constatadas. ¿Dónde está al artículo científico que diga que la voz activa es mejor que la pasiva? ¿O que es mejor usar determinados tipos de narrador para determinados estilos? ¿Hay una estadística que afirme que una temática es mejor que otra? ¿O que hay una forma correcta de desarrollar a un personaje? A la hora de la verdad, todo se reduce a opinión. Unas con quizás más fundamento que otras, pero opiniones al fin y al cabo, con igual probabilidad de ser ciertas como de estar equivocadas. ¿Cuántas veces autores que hoy en día son reconocidos no fueron vapuleados en su tiempo por la crítica?
Responder
#13
¿Cuántas veces autores que hoy en día son reconocidos no fueron vapuleados en su tiempo por la crítica?


Las clavado, Alhazred.
Los Reinos Perdidos, mi libro, en fase de terminación; un sueño de un soñador Wink
https://joom.ag/Rx3W
Responder
#14
Vaya, parece que el tema ha ido mutando por sí solo. Yo, en principio preguntaba acerca de cómo os sientan las críticas (normalmente de colegas que leen lo que escribimos).

El tema de los críticos profesionales... la verdad, no tengo nada en contra de ellos, pero me fío mucho más del criterio de mis amigos (supongo que porque ya conozco sus gustos y si uno me dice que algo le ha gustado mucho sé que es muy probable que a mí también me agrade, aunque en alguna contada ocasión no haya sido así).

Lo qué sí me gustaría saber es qué tipo de criterio de selección utilizan los agentes literarios a la hora de elegir o descartar una obra. Eso sí me gustaría saberlo. Imagino que lo principal si viven de eso, (lo matizo porque en España la gran mayoría de los agentes literarios que existen los son como "segundo empleo", y las cosas cambian cuando comes de ello), es elegir aquellas obras a las que les vean posibilidades de ser publicadas con un cierto rendimiento económico, al margen de que a ellos les guste o no. Pero claro, entonces te encuentras casos tan sonados como Stephen King, o J.K. Rowling, cuyas primeras obras publicadas fueron rechazadas por muchos de los mismos, hasta dar con un agente que supo ver el potencial que tenían. Pongo estos ejemplos que son los más de lo más, el extremo del "error" digamos, para remarcar lo que seguro que les ha sucedido a otros muchos, pero que son casos que todos conocemos, de autores cuyo éxito y talento está fuera de toda duda. ¿Cómo es posible que algo que arrasó en el mercado como Carrie o Harry Potter, pudiera pasarles por alto a tantos agentes literarios antes de que uno viera su potencial? ¿No se supone que deberían de tener las tablas suficientes en su oficio (que es algo así como un cazatalentos de la literatura) como para que casos tan extremos (en cuanto a calidad) se les pasaran por alto? En mi caso es todo un misterio. Como el Triángulo de las Bermudas, el porqué las tostadas siempre caen con la mermelada boca abajo, los agujeros negros y las mujeres.
La lealtad debe estar por encima de todo excepto del honor.
Responder
#15
Entendido, ok.
Pues por una sencilla razón; la mayoría de críticos no leen más de veinte (y si llegan) del libro que tienen entre las manos...y yo pregunto, ¿ cuantos autores de calidad se pierden por ese motivo? El gordito de Martinh es un claro ejemplo, hasta la página 2000 ( es broma pero exagero, pero ya me entendéis) no vale la pena y es uno de los mejores libros? WTF no? En el sentido de que nunca podría, y digo podría ser publicado por eso que puse arriba.

Y cómo me sientan las críticas? Pues me encanta, sin ellas nadie jamás crecería en la literatura. Es como la bicicleta, si nunca te caes nunca aprendes.
Los Reinos Perdidos, mi libro, en fase de terminación; un sueño de un soñador Wink
https://joom.ag/Rx3W
Responder
#16
La crítica está sobrevalorada y que bueno que cada cierto tiempo pierde más su valor. Los críticos venden al criticar a un autor bestseller, a veces hasta le buscan cinco pies al gato a una obra sencilla para vender. Algo que uno debe separar sobre las opiniones de nuestros textos es la opinión de alguien como lector y como escritor. Alejaos de los que opinan como escritor a menos que digan cosas técnicas. Y prestad atención a los que opinan como lector. Por último: costea servicios profesionales para que te den una opinión de tu novela, y sí, busca bien, porque hay mucho charlatán suelto, así como comunity managers.
Responder
#17
Yo al inicio le tenía pánico a las críticas/opiniones. Pero ahora me encantan!! Tomo lo que creo que me sirve y ya. En mi experiencia distingo varios tipos de opiniones y críticas. Están aquellos que solo dicen "me gusta" o "quiero saber más";  pero uno mismo sabe que hay fallos estructurales que ellos no ven, entonces, ahí sabes que tu historia interesa al lector básico y eso ya es muy bueno. También están los que dicen "no me gustó y no sé por qué"  ahí nada que hacer: sin fundamento a mi no me sirve (a menos que muchos digan "no me gustó").
Sin embargo, existen lectores que leen muchísimo, y si el ritmo o el ripio literario les aburren, te lo dicen. Si sienten que tu historia se desinfla en algún punto, te lo dicen. Si no pueden seguir leyendo porque lo encuentran fome, te lo dicen, y te dicen porqué está fome. Y ahí ya hay otro nivel. Luego vienen las opiniones/críticas de profesores, maestros y letrados, o de escritores con trayectoria, y a esas yo sí les pongo muchísima atención y trato de comprenderlas y estudiarlas en su cabalidad, aunque de todas formas tomo aquellas que me hacen sentido, donde puedo ver que el otro tiene razón (tienen que convencerme, soy tozuda, pero si hay buenos argumentos ni modo). Si me convencen, adopto la sugerencia.

Pienso que en todo arte es cierto que hay subjetividad, pero también hay técnicas, parámetros, visiones... Y solo conociéndolas es que uno puede descartar o tomar, de acuerdo a lo que a uno deje más satisfecho.

Obviamente también podría suceder que uno no hiciera caso absolutamente de ninguna crítica y fuese exitoso. Por qué no?
Por otro lado, pienso que el asunto tampoco es tan tan tan subjetivo, por algo existen carreras que estudian las letras y la literatura, si fuese tan libre nadie entraría a estudiar esas carreras.

Me gusta escuchar lo que dicen de mis escritos, pero la opinión o crítica tiene que calzarme para que haga los cambios que me sugieren.
"Y rasgaré el velo que separa a mi reino del mundo en que habitan los hombres"[Imagen: fantasybook2.png]
Responder
#18
Big Grin 
¿Puedo polemizar un poco? Big Grin

Cita:Primero habría que tener claro que crítica y opinión no son lo mismo.
Y no hay que meter todo en el mismo saco.

Salvando los extremos de la campana de Gauss (como errores ortográficos inapelables o estructuras absolutamente ininteligibles en un relato) yo creo que en el fondo las críticas y las opiniones de lectores no especializados sí son lo mismo.
Es como si me pongo a hacer un cuenco de barro sin haber ido a un taller de cerámica y hago otro después de obtener un diploma de ceramista. El primero podrá estar torcido o no, cumplirá unos estándares específicos o no, será mejor o peor, pero sigue siendo un cuenco de barro. Como el segundo.
La crítica especializada sigue siendo una opinión y de hecho no es inusual el caso de críticos que no coinciden sobre una misma obra.
Es cierto que opinan basándose en unos parámetros consensuados por un grupo de estudiosos sobre un campo concreto (lo que para mí no los hace más válidos que otros parámetros cualesquiera en realidad), pero son elementos de juicio bastante flexibles según quien los utiliza y además pueden, o no, evolucionar con el paso del tiempo. La crítica como baremo absoluto del arte no existe, porque la misma esencia subjetiva de éste lo hace incongruente. Lo que creamos es absolutamente íntimo y personal. ¿Cómo podemos intentar tener una opinión objetiva sobre algo así? El hecho de que a mucha gente no le guste ¿le quita valor? Yo creo que no. Ahí quedan los casos de "La Conjura de los Necios" y Van Gogh, por ejemplo. Primero denostados e ignorados, luego encumbrados al Olimpo creativo.

Cita:También están los que dicen "no me gustó y no sé por qué" ahí nada que hacer: sin fundamento a mi no me sirve (a menos que muchos digan "no me gustó").

Del mismo modo la opinión de amigo es una crítica en embrión. Un amigo te dirá que tu obra le gusta o no y no te justificará el motivo. Pero la realidad es que siempre lo hay. Quizá no sabe expresarlo, quizá es perezoso, a lo mejor le faltan conocimientos para identificar los resortes que lo hacen saltar, pero está claro que los siente, aunque no los diseccione. Los baremos, en este caso personales, para juzgar una obra están ahí, solo que latentes.
Así que en ambos casos ambas son críticas y ambas son opiniones. Y la validez que tú puedas darles a cada una de ellas es también muy personal.
Responder
#19
(20/12/2016 01:15 AM)Alhazred escribió: A la hora de la verdad, todo se reduce a opinión. Unas con quizás más fundamento que otras, pero opiniones al fin y al cabo, con igual probabilidad de ser ciertas como de estar equivocadas.

¡Venga! Muy acorde con ese titulo que te diste...

En cuanto al tema, sobra señalar que desde el propio inicio ya estas intentando lo que recomendé evitar: meter todo en el mismo saco.
Buscar la cuadratura del circulo al uso de la falacia.

(20/12/2016 01:15 AM)Alhazred escribió: Sí, pero la mayoría de técnicas que te lees en blogs y en manuales de escritura creativa tienen poco o nada de rigor, ya sea académico...

Creo que fui claro al establecer que eso no era critica.
Hay que dejar las cosas donde van, tratar de colgarle méritos sin merecerlos ya no culpa de ellos.

(20/12/2016 01:15 AM)Alhazred escribió: ¿Dónde está al artículo científico que diga que la voz activa es mejor que la pasiva? ¿O que es mejor usar determinados tipos de narrador para determinados estilos? ¿Hay una estadística que afirme que una temática es mejor que otra?

Es broma... ¿verdad?
Es decir, cuando sugieres la idea de lo subjetivo como modo de desvirtuar lo objetivo, no solo estas cayendo en lo conveniente, acaso en lo cómico, sino hasta en lo desesperado. Algo así como el tipo del Dragón en la cochera que describe Carl Sagan. No basta con tirar un puñado de retorica enalteciendo el hecho de que existan cosas en una obra que no puedan ser señaladas de manera objetiva (como las que mencionas arriba), para afirmar que "al final del día todo se reduzca a opinion".
Eso sería negligente; un simple y vulgar ad ignorantiam para crear humo.
No. Existen, aunque no lo concibas ahora, otros factores puntuales que sí puedan ser observados de manera objetiva y sobre los cuales construir una critica en toda forma. La mayoría de ellos convergen en la consistencia de la obra. Porque por ejemplo la continuidad temporal es una cuestión observable y medible aunque no te lo parezca. Se valora de manera negativa cuando crean agujeros argumentales, personajes que sin medios posibles aparecen en un lugar y en otro, lineas temporales presentadas a conveniencia, fechas que no cuadran, Deus Exmachina, etc., y por el contrario, se valora de manera positiva cuando el trabajo es prolijo en cuanto a exponer medios, maneras y situaciones congruentes con el desarrollo de la obra. Otro ejemplo es el del desarrollo del personaje; se vuelve un valor positivo el mostrar a un personaje congruente en su evolución si este la tiene, y se vuelve negativo cuando sin pasar por dicha evolución, cambia su esencia, su rol, o su postura de una a otra. Y así hay otros tantos factores que se consideran para valorizar de manera objetiva.
Cabe destacar que la critica no tiene como fin establecer si la obra es buena dado que eso es subjetivo, ni tampoco esta dirigido en primera instancia al público. La critica valoriza la obra para destacar lo que se hizo de manera correcta y señalar lo que es mejorable, y dicho juicios estan dirigidos hacia el autor y/o las personas implicadas en la realización de la obra. El error es hacerlo personal.
   
(20/12/2016 01:15 AM)Alhazred escribió: ¿Cuántas veces autores que hoy en día son reconocidos no fueron vapuleados en su tiempo por la crítica?

Eso es relativo; muchos, quizá la mayoría, quizá sólo una minoría, ¿y... eso qué?
¿Cuál es el propósito de la pregunta?, ¿establecer una relacion directa o inversamente proporcional al impacto o éxito de las obras?, ¿a la trascendecia del autor?, ¿descartar la existencia de la critica y mantenerlo todo como opinión?, ¿desmerecer la labor de unos en favor de otros?
¿Cuál?, porque como retorica al único fin que sirve esa pregunta es al del argumento engañoso; decir nada con tal de caer en el terreno más favorable cuando sea conveniente.  

Saludos.  
Responder
#20
Cita:No. Existen, aunque no lo concibas ahora, otros factores puntuales que sí puedan ser observados de manera objetiva y sobre los cuales construir una critica en toda forma. La mayoría de ellos convergen en la consistencia de la obra. Porque por ejemplo la continuidad temporal es una cuestión observable y medible aunque no te lo parezca. Se valora de manera negativa cuando crean agujeros argumentales, personajes que sin medios posibles aparecen en un lugar y en otro, lineas temporales presentadas a conveniencia, fechas que no cuadran, Deus Exmachina, etc., y por el contrario, se valora de manera positiva cuando el trabajo es prolijo en cuanto a exponer medios, maneras y situaciones congruentes con el desarrollo de la obra. Otro ejemplo es el del desarrollo del personaje; se vuelve un valor positivo el mostrar a un personaje congruente en su evolución si este la tiene, y se vuelve negativo cuando sin pasar por dicha evolución, cambia su esencia, su rol, o su postura de una a otra. Y así hay otros tantos factores que se consideran para valorizar de manera objetiva.

Subjetividad con todas las de la ley, vamos.

Cita:No basta con tirar un puñado de retorica enalteciendo el hecho de que existan cosas en una obra que no puedan ser señaladas de manera objetiva (como las que mencionas arriba), para afirmar que "al final del día todo se reduzca a opinion".

Y no basta con tirar un puñado de retórica enalteciendo el hecho de que existan cosas en una obra que se podrían considerar comprensiblemente negativos o positivos para afirmar que hay unos parámetros objetivos. También podrías haber mencionado como ejemplos la gramática y ortografía, y no te voy a negar que hasta cierto grado eso es importante, pero no leemos libros por eso ni son esas cosas las que los críticos profesionales suelen analizar con más detalle. Las cosas que hacen que leamos libros y nos emocionemos con ellos tienen poca o ninguna objetividad, y toda opinión es válida, por mucho que te pongas como un rinoceronte en celo o te pienses que eres Harold Bloom pasado de speed.

Cita:En cuanto al tema, sobra señalar que desde el propio inicio ya estas intentando lo que recomendé evitar: meter todo en el mismo saco.

Aplícate el cuento Wink
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)