Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
(Fantasía Épica) La leyenda de los Tres Reinos
#11
CAPITULO 2
¿Es en serio?

Rina Riverhand era actualmente la maga de la corte de Gretonia [no mencionas este reino en la introducción], una de las razones por la que desempeñaba tal cargo se debía a su gran talento con la magia, realmente ningún mago en todo el reino se le podía comparar ya que ella poseía dominio de casi todos los elementos; a ella siempre se le consideró un genio con la magia ya que antes de cumplir veinte años ya había tomado ese puesto, algo que había ocurrido sin precedentes [algo que no tenía precedentes/algo sin precedentes. Y mejor entre rayas o incluso paréntesis que entre comas], esto había sido ya hace más de cuatro años, así que se podía decir que ella ya poseía experiencia relevante en el cargo, la otra razón por la cual pudo ascender a ser la maga de la corte era porque la familia Riverhand es una de las familias más reconocidas no solo en el reino de Gretonia sino también en toda la región de Aster, se podía decir que entre los demás reinos era una familia de magos cuyo apellido generaba bastante peso, y esto se debía a que se sabía que los miembros de esa familia poseían aptitudes para la magia en cada una de sus formas conocidas, tales como alquimia, espiritismo, encantamientos e incluso la magia dimensional, una que es bastante difícil de dominar.
Razón por la cual ella era la responsable el ritual de invocación del elegido por la diosa de la luz, en el que estuvo conjurando por cinco días y cinco noches sin cesar, no obstante algo sin precedentes [ya has usado sin precedentes antes] sucedió y es que aparte del elegido que fue transportado, otros dos individuos le siguieron, esto es algo que jamás había pasado [eso es lo que significa exactamente sin precedentes] y de lo cual no se tenía ningún registro en la historia, y aun así sucedió. [toda esta oración es redundante]
En el castillo real de Gretonia [ya sabemos que es ese lugar] había una audiencia, en la cual se encontraban un gran cantidad de nobles y caballeros, entre ellos estaban la princesa Tiana Aegir; la maga de la corte Rine Riverhand [ya has dicho su nombre], la cual era actualmente la mujer de la capa roja; mientras que en el trono se encontraba sentada [y sentada en el trono] la reina de Gretonia Roseia Aegir, quien era la máxima autoridad en todo el país. En todo el medio [En medio de la sala] se encontraban tres sujetos los cuales llevaban ropas que desencajaban con el ambiente [de vestimentas extrañas], como si no fueran de ese mundo [la expresión es rara por un lado porque no queda natural decir que alguien que vista raro es de otro mundo (puede ser de otro país); pero por el otro es que realmente son de otro mundo por tanto no es como si], dos de ellos vestían lo que se parecía ropa formal, pantalones negros de dril, camisa de botones junto con [bajo una] una chaqueta cada uno , además llevaban cada uno una corbata de diferente color [no aporta nada a la narración porque no dices los colores], el primero era rubio y tenía ojos claros, la chaqueta que llevaba era de color negro y su corbata era de color naranja mientras que el segundo era de pelo negro mientras que su chaqueta parecía más azul oscuro y llevaba una corbata verde, estos eran Riku y Jin respectivamente que habían estado en un foro de la universidad y por eso llevaban atuendos formales [vuelves a repetir las descripciones de vestuario para añadir información; quita la de antes y dejas esta (y lo que falta de la otra lo añades aquí. Además que la descripción física de ambos debería ir en su primera aparición no aquí; menos aun describir a ambos y después decir quién es quién. Por último dices que habían estado en un foro de la universidad; y solo después dices lo de porqué siguen vestidos así si en realidad estaban en casa; eso lo tienes que explicar antes], además que cuando llegaron a su casa no les había dado tiempo de cambiarse ya que necesitaban trabajar en un proyecto inmediatamente, por otra parte el tercer sujeto llevaba puesto [vestía] atuendos menos formales [informales], llevaba consigo puesto [repites el puesto, también dices que llevaba lo cual es evidente. Puedes ponerlo: vestía de manera informal: pantalón jean oscuro (se entiende que es azul), y una chaqueta de cuero negra por encima de una camisa blanca] un pantalón jean azul oscuro, junto con una chaqueta de cuero negra, debajo de esta se podía ver que llevaba una camisa blanca con cuello en v y traía unas botas de cuero beige, en realidad Elliot había estado saliendo con su motocicleta por las calles antes de que llegaran Jin y Riku de la universidad [¡todo eso tienes que explicarlo antes!], a pesar de que hacía calor le había dado pereza cambiarse de ropa, de hecho para no tener que cambiarse había encendido el aire acondicionado durante todo el tiempo que estuvo recostado en el sillón, esa era la clase de persona que era él [por ejemplo, aquí no aporta nada saber esto ahora; se supone que la coletilla esa era la clase de persona que era él (que en realidad quedaría mejor esa clase de persona era o así era él) es para hacer una construcción de personaje, pero queda horrible porque nos lo estás contando en lugar de mostrarlo]. Y así nuestros tres amigos estaban de pie rodeados de varias personas [eso lo has dicho antes] con atuendos similares a esas personas que se veían en esas películas de la edad media, y al frente de ellos se encontraba lo que parecía ser la reina de ese lugar, la cual era probablemente la mujer más hermosa que habían visto en sus vidas, a simple vista se podría inferir que era una dama cuya edad oscilaba entre los veinticinco y treinta años, no obstante al ser la madre de la princesa Tiana se podría suponer que su edad real era mayor [o lo describes desde el punto de vista de los personajes (aparentaba unos treinta años) o desde un punto de vista externo; pero no puedes decir que se podría suponer (...) cuando el narrador debe saber que no tiene treinta años], además al igual que la princesa[sobra espacio], sus cabellos eran dorados y largos, su piel era blanca y sus ojos azules, llevaba un atuendo real dorado el cual dejaba ver sus hombros, algo que particularmente le pareció provocativo a nuestros [¿nuestros? míos no son; no sé nada de ellos como para considerarles tal cosa] amigos, además portaba una corona en la cual se llevaban incrustadas varias joyas, esta mujer tenía una mirada solmene y emanaba de ella un aire de autoridad.
La audiencia comenzó con el capitán de la guardia real presentando a la reina, la cual prosiguió a explicar la situación delante de los tres amigos.
—[te corregiré este diálogo, pero el resto de rayas no las voy a estar corigiendo o no acabaré nunca; ya lo hice en el primer capítulo]Ahora mismo nos encontramos en el continente de Aster, en el cual existen al menos cinco reinos, uno de ellos, es el reino de Gretonia, estos reinos son conocidos como los reinos de los hombres [¿qué reinos? el único reino que has mencionado antes como reino de los hombres fue Yesewi], los cuales se encuentran ahora mismo en guerra con la raza de los demonios.- [sobra el guión] [la explicación es ridícula; si acaban de traer a esta gente de otro mundo hablarles de Aster o de Gretonia les va a dar lo mismo. Lo que tiene es que ir al grano y explicarles qué les han hecho]
¿Raza de los demonios? —se preguntó para sí mismo Jin, impresionado.
La reina prosiguió…
-La raza de los Demonios es [Los demonios son] una terrible raza que ha empezado una guerra contra nosotros, la raza humana, ellos son como bestias hambrientas que solo piensan en acabar con la vida, además de ellos [de que ellos] veneran a la diosa del mal y de la oscuridad la cual es la manifestación del mal [¿por qué? y en la introducción solo has mencionado oscuridad, nada de mal], no obstante nuestra raza es protegida por nuestra amada diosa, la cual es la diosa de la luz [¿las diosas no tienen nombre?], ella es quien nos ha dado fuerza para enfrentar a esas terribles criaturas.
-Deben ser monstruos terribles- Fue lo que le paso a Riku por la mente. [Jin es mago; que no se soprenda de todo esto lo entiendo. Que Riku no lo haga es un error enorme que estás cometiendo]
Mientras tanto la reina seguía:
-Esas criaturas al ser adoradoras de la diosa del mal poseen su bendición, la cual les da inmenso poder y les permite usar hechicería antigua, no obstante nosotros la raza humana también poseemos la bendición de nuestra diosa, la cual se manifiesta dadas ciertas condiciones, y estas son que su poder solo se podrá dar a elegidos de otro mundo- [¿por qué?]
-Tengo un mal presentimiento de esto- Pensaba Jin mientras seguía la explicación. [pensamientos entre comillas las latinas (« ») y no como un diálogo]
-Es por eso que nuestra maga de la corte realizó el conjuro de invocación de otro mundo [ahí lo que pones que ha invocado otro mundo], el cual nos permite traer de su mundo a un elegido apto para obtener la bendición de nuestra diosa como podrán ver.-Dijo esto la reina mientras alzaba su mano derecha de la cual emitió una esfera de luz. [no tiene ningún sentido estás explicaciones cuando ellos vienen de otro mundo y no deberían tener ni idea de lo que habla...]
A continuación la esfera de luz iluminó levemente todo el lugar, y algo mas ocurrió, del cuerpo de Riku empezó a emanar una luz dorada.
-Esta luz dorada es la prueba de que tú has sido elegido por la gracia de nuestra diosa, humildemente te pregunto, ¿aceptarías ayudarnos a acabar con el mal que amenaza nuestra raza?- preguntó la reina mientras miraba fijamente a Riku a los ojos.
-¡Por supuesto reina, por favor déjenme ayudarles a combatir el mal! [¿por qué? no tiene ningún sentido que acepte cuando no sabe nada de esa gente, y ni siquiera de lo que les ha pasado realmente; podría estar loco, ser todo un engaño, e incluso siendo cierto ¿por qué van a ser ellos los buenos? ¿porque lo han dicho?]
Jin no podía creer lo que ocurría antes sus ojos, para él toda esa explicación le pareció muy sospechosa, lo que el entendió es que básicamente esta gente está en guerra con otra raza y por alguna razón necesitan llamar a personas de otro mundo para que luchen por ellos, no obstante le enfureció más el hecho de que Riku aceptara de inmediato, quizás es por qué Riku jamás había visto magia en su vida y de seguro creyó todo lo que esa mujer le dijo al ver la pequeña magia que esta utilizó, esto hizo enojar bastante a Jin quien perdió los estribos por un momento. [aunque la actitud de Jin es algo más acorde con la situación, lo único que sospecha es que quieran usarles para guerrear, no que estos puedan ser los villanos de la historia]
-¡Qué crees que acabas de hacer?- Enfurecido Jin agarró a Riku.
-¿Qué sucede Jin, por luces enojado?
-¡Por qué lo estoy! ¿Cómo se te ocurre aceptar algo asi? ¡Realmente no tenemos ni la más mínima idea de lo que está sucediendo!
-Sabemos lo que ocurre Jin, fuimos enviados a este mundo porque estas personas necesitan de nuestra ayuda, además desde que llegue he sentido esta fuerza en mí, siento que puedo hacer lo que sea.
La cara de Jin paso de tener una expresión de enojo ante una de incertidumbre, realmente se podía leer la cómo una expresión de ¿Es en serio lo que estas diciendo?” [comillas latinas (« »)]
Ante esto todos en la audiencia, los nobles y caballeros empezaron ver a Jin con cara de di satisfacción, no obstante la reina prosiguió:
-Entiendo tu preocupación amigo del elegido, no obstante esto es algo realmente necesario para nuestro pueblo, necesitamos acabar con este mal que amenaza nuestra raza, sé que estas preocupado por el elegido, pero debo decir que no tenemos ninguna intención de perder.
Ante esto Riku siguió.
-Jin, puedo que tu no lo entiendas pero siento una fuerza emanando de mi además alguien tiene que hacerlo, además la gente de este mundo se encuentra en peligro, estas personas me llamaron por que están desesperadas, ¡es por eso que haré lo que pueda para poder ayudarlos!
-¿Vas a tirarte [¿a ir?] a una guerra por gente que ni siquiera conoces? Deberías pensarlo un poco antes de aceptar.
-Quizás estemos en otro mundo Jin, pero todas las personas somos iguales, además tengo este poder dentro de mí y con la ayuda de todos podremos lograrlo...
Jin volteo hacia donde estaba Elliot…
-Elliot por favor ayúdame a convencer a este imbécil de que esto es una mala idea.
-No hay nada que yo pueda decir que cambie la situación Jin.
Ante el comentario indiferente de Elliot, Riku prosiguió:
-Jin, sé que estas preocupado por mí, pero sabes que yo no puedo ignorar personas que sufren, no te preocupes, solo iré yo, dado que soy el que tiene la bendición de la diosa, es más, me sentiría mejor si ustedes se quedaran en un lugar seguro como este castillo...
-¿De dónde diablos viene tanta confianza?- exclamó Jin mientras una vez más lo miraba con asombro, realmente sentía que Riku se había vuelto estúpido.
-Desde que llegue he estado sintiendo algo, una especie de sensación de que puedo hacer cualquier cosa, estoy seguro de que este es el poder del que ellos hablan…
-…
Después de que Jin quedara en silencio por unos segundos prosiguió a hablar con la reina:
-Reina... ¿Puedo hacer una petición?
Se podían escuchar murmullos de nobles hablando mal de Jin.
-Por supuesto, habla por favor...
-...[Sobran los puntos suspensivos]No pienso pelear contra ningún demonio, así que por favor devuélvanos a nuestro mundo....
Ante tal petición los nobles e incluso los caballeros empezaron a murmurar cosas ofensivas.
-Lo lamento, pero actualmente eso es imposible, no poseemos ninguna manera de hacerlo...
Jin quedo en shock por unos segundos e inmediatamente respondió con un:
-¿¡Es enserio!?
Básicamente Jin se rehusó alegando que ellos no deberían por qué estar involucrados en algo tan peligroso y exigió que fueran devueltos inmediatamente a su mundo, ante esto la reina le explicó que lamentablemente no podía aceptar esta petición [acabas de repetir la conversación anterior], ya que si bien tenían el conocimiento del ritual para invocar al Héroe Elegido, carecían de alguna manera de devolverlo a su mundo original, dicho esto Riku añadió que estaba de acuerdo en luchar en contra de los demonios[sobra el espacio], Jin le pidió ayuda a Elliot una vez más para convencer a Riku pero este le sugirió que lo dejara tomar su decisión.
Con esto empezó el entrenamiento de Riku en la magia y el combate; la maga de la corte Rina se encargaba de enseñarle acerca de la magia y el jefe de los caballeros Keith se encargaba de enseñarle combate con espada, todo supervisado por Tania la princesa, quien en todo momento se encontraba con Riku. [¿por qué?]



Estás haciendo justo lo que no deberías; escribir un manga. Haces que el comportamiento de los personajes no cuadre para nada con el de unos universitarios (y más unos que se supone que son tan trabajadores). Si me dices que Riku tiene en realidad quince años (o menos) me lo creeré más que si es universitario; Jin es el único personaje que vale algo la pena porque es el único mínimamente trabajado y eso que no tiene caracterización; Elliot podría no estar en el capítulo y no se habría notado. Eso aparte de lo que ya he comentado en la propia corrección. Corres mucho para contar una historia y haces que no tengan sentido las cosas que ocurren; mejor este capítulo durando el doble (y tal vez dividido en dos) en el que vemos a los personajes reaccionado  de manera normal ante la situación que esto: así me has conseguido sacar de la lectura completamente.
Responder
#12
Muchas gracias, algunos amigos me habían comentado algo similar, voy a trabajar en eso.
Responder
#13
Gracias por todas las sugerencias, originalmente esta historia estaba hecha para un juego de rol, adicional hay muchas cosas que había dejado de escribir y muchos detalles los cuales obvie, eso que la así que voy a reescribirla un poco.
Responder
#14
De cualquier forma , monto el cuarto capitulo, en el cual hay un poco mas de acción, de hecho me gusto mucho escribir este, ahora me dedicare a reescribir un poco y hacer las correcciones pertinentes.

CAPITULO 4
La maga de la corte contra el mago de otro mundo.

Habían pasado algunos días desde el enfrentamiento de los dos magos y ya se veían avances en el entrenamiento de Riku, sus bases con la espada eran un poco más sólidas y ya había aprendido algunos conjuros en pocos días, lo cual era una proeza incluso para los magos más experimentados.
Por su lado, Riku ponía todo el empeño que podía ya que se sentía completamente comprometido, para el esto era algo especial , el hecho de adquirir poderes para salvar a otros era algo que había deseado desde el fondo de su corazón desde hacía bastante tiempo y que había olvidado por completo, de hecho en el momento en que se dio cuenta de que podía usar magia, una chispa dentro de él se prendió, sintió como tenía todo un mundo por delante pero a su vez el pensar que habían vidas de personas inocentes que dependías de sus acciones lo hizo tomar el asunto con toda la seriedad posible y esa es la razón por la cual podía soportar tal entrenamiento.
No era algo sencillo, hay que aclarar, a pesar de tener la bendición de la diosa la cual aumentaba su resistencia, blandir una espada por cuatro horas seguidas era algo a considerar pero esto no era nada comparado con el entrenamiento con la magia, después de cada sesión de combate venia la sesión de magia en la cual tenía que ejecutar diferentes tareas, Rina utilizaba todos los atajos posibles para que el tuviera la mayor comprensión de esta y lo sometía a las pruebas más difíciles, algunos magos se quedaban asombrados por la dificultad de las pruebas a las que era sometido pero aún mas como la bendición de la diosa lo ayudaba a superarlas, no obstante eso no evitaba que se encontrara infernalmente fatigado al finalizar el día, iba directamente a su cama ya que sentía que hasta el alma le pesaba, además intercambiaba pocas palabras con sus dos amigos debido a este cansancio.
JIn entendía esto a la perfección, el uso de la magia es una actividad que puede llegar a ser muchísimo más agotadora que cualquier actividad física, ya que el uso continuo de esta puede llegar a desgastar el cuerpo físico y el cuerpo espiritual del usuario, sumado a esto, el hecho de que Riku jamás hubiera estado en contacto directo con ella forzaba muchísimo más a su cuerpo, realmente era un milagro que siquiera le quedaran fuerzas para seguir respirando, quizás la bendición de la diosa era ese milagro en sí, no obstante esto preocupaba más a Jin, cada vez era más real la posibilidad de que su amigo se viera en un conflicto tan grande como era una guerra, en la que cualquier cosa podía pasar.
No obstante no haba mucho que Jin pudiera hacer al respecto, realmente sabía lo que significaba para Riku esta situación y entendía que en este punto nada de lo que pudiera decir lo haría cambiar de opinión.
-Sabes, podrías mostrarle tu magia y engañarlo diciendo que el uso de esta le acortara la vida o algo así- le comento Elliot a Jin mientras los dos se encontraban en uno de los cuartos de huéspedes leyendo algunos libros.
-No seas ridículo, aun si le dijera eso cabe la posibilidad de que el cretino siguiera con esto, además no tengo por qué revelarle que soy un mago ya que no tengo la más mínima intención de que nos quedemos en este mundo en guerra- respondió Jin mientras se encontraba sentado sobre una silla ojeando el libro y regularmente viendo desde su ventana el entrenamiento de Riku.
-Cierto que estás buscando la manera de volver, ¿Estás seguro de que podrías hacerlo?, digo, al parecer ninguna de estas personas conoce la manera-
-Ya te he dicho que la magia de ellos está bastante atrasada, debe existir alguna manera estoy seguro, ya que tengo algunas pistas-
-Ya veo, ahora que lo dices, quería preguntarte algo ¿Cómo es que podemos leer estos libros?-
-Es gracias a un hechizo de interpretación, este estaba mesclado con el conjuro que nos trajo a este mundo, parece que lo planearon muy bien, ya que podemos entender el idioma de estas personas, hablar el mismo y leer sus símbolos-
-Suena bastante conveniente-
-Lo es, no obstante quien realice el hechizo debe ser una persona bastante hábil, y debe haber algún catalizador-
En ese momento Elliot recordó el libro que los trajo a este mundo y de cómo estaba en ese lenguaje extraño el cual podían leer y escribir.
-Entonces te referías a ese libro cuando mencionaste que tenías una pista-
-Claramente ese libro no era de nuestro mundo, aunque no tengo la más mínima idea de cómo llego al nuestro, estoy seguro de que si se pueden traer personas y enviar objetos, significa que debe existir una manera de nosotros poder regresar-
-Y supongo que no has encontrado absueltamente nada-
-Cierto, pero existe un lugar en este castillo que podría darme una pista-
-¿En serio?-Contesto Elliot mientras algo más que un poco de interés.
-Encontré un cuarto en particular, este está protegido por una barrera mágica, está hecho solo para algunos magos puedan entrar en él, puedo asumir que contiene información útil con respecto los conjuros de invocación-
No era prohibido para Jin y Elliot pasearse por el castillo, mientras Riku entrenaba, los dos se dedicaron recolectar información, Jin había solicitado la mayor cantidad de libros que podía y la mayor parte de su tiempo se dedicaba a leerlos, había aprendido muchas cosas pero no lo que buscaba exactamente, en ocasiones se paseaba por el castillo para ver si podría encontrar algo que le pudiera servir, de hecho había usado magia para entrar en varios cuartos de algunos nobles sin ser dictado en busca de documentos o textos concernientes a la magia, pero no había tenido éxito a excepción de un cuarto en particular, este cuarto se encontraba ubicado cerca a los aposentos de la maga de la corte y del estudio de los magos , adicional estaba protegido por una especie de barrera así que seguramente debía tener información confidencial.
Por su parte, Elliot parecía tomarse las cosas con más calma, en ocasiones visitaba el cuarto de Riku el cual estaba alejado del de Jin y Elliot para cerciorarse de que no tuviera ninguna herida grave, Elliot se dio cuenta que además de todas las habilidades ya mencionadas la bendición de la diosa hacia que las heridas de su amigo sanaran con mucho más rapidez.
A diferencia de Jin, Elliot no armo ningún escándalo al frente de la reina y mostro más aceptación con respecto a la situación, no obstante se negó a participar en la guerra contra los demonios alegando que él no poseía ninguna habilidad para el combate y que sería más bien una carga , esto por cierto era una mentira, de ahí la razón por la cual los miembros del castillo se encontraba mucho más abiertos para entablar conversaciones con él, incluso varios miembros de la realeza, esto le permitió Elliot adquirir un poco más de información de la que se encontraba en los libros, no obstante también pasaba tiempo con Jin mirando varios de estos.
-Entonces ¿Qué vas a hacer?- pregunto Elliot.
-Esta noche entrare en ese lugar, ya he revisado el perímetro en varias ocasiones y estoy seguro de que no tendré ningún problema-
-Ya veo, aunque ten en cuenta que hay personas que están pendiente de tus movientes-
-No te preocupes, lidiare con ella en su momento-
Ambos se referían Rina, la maga de la corte, tanto Elliot como Jin detectaron más de una ocasión que esta chica los espiaba, a veces ella enviaba familiares en forma de aves para verlos, pero en su mayoría a Jin por alguna razón.
-En fin, espero que tengas suerte- Comento Elliot mientras se acomodaba en una de las camas para tomar una pequeña siesta.

Todo marchaba bien para Rina, había logrado con éxito la invocación del héroe elegido por la diosa, y este había recibido sus dotes, tal y como se describía en los textos antiguos, a pesar de que el ritual de invocación había tardado varios días seguidos su paciencia y determinación le rindieron frutos, pero algo sin precedentes había ocurrido y era que otros dos sujetos se mesclaron en esta, suceso que nunca había ocurrido, otras naciones también habían realizado este ritual en estos tiempos de guerra, pero en todas las ocasiones siempre era una sola persona, además ninguno de los otros dos sujetos portaba la bendición de la diosa, pero había algo más que la tenía intrigada.
Con respecto al ritual de invocación del héroe, parte del requerimiento era que el lugar de llegada de este tenía que estar sin una sola persona, es por eso que se utilizó un cuarto especial del castillo que se encontraba debajo de este y se esperaba fuera de aquel para cuando llegara el héroe, así que cuando escucharon el fuerte sonido como un relámpago todos estaban bastante emocionados, no obstante Rina detecto algo.
Se tenía entendido que las personas del otro mundo son ajenas a la magia, pero dentro de del cuarto que se usó para invocarlo ella sintió presencia de magia, no era la cálida bendición de la diosa de la luz que es la fuente de la vida, no, esta presencia era hostil, se sentía como si un mago muy poderoso estuviera a punto de hacer algo, Rina tenia este presentimiento, no obstante la princesa quería entrar para ver al héroe así que lo único que pudo hacer fue agarrar su báculo y estar atenta, pero cuando entro, es presencia se había desvanecido completamente, como si se hubiera ocultado, al frente de ella se encontraban tres sujetos, uno de ellos poseía el aura dorada símbolo de la bendición, no obstante los otros dos carecían de esta, adicional , pudo sentir un poco de esa presencia mágica que había sentido en uno de ellos, era una diminuta cantidad, como si la hubiera ocultado perfectamente pero todavía quedaban rastros de magia residual, era como si un mago hubiera empezado a realizar un encantamiento pero se hubiera detenido inmediatamente y hubiera decidido ocultar su magia, de quien provenía esa magia residual era un joven de cabello Negro, rasgo que denota ser de familia común y con poca aptitud para la magia en este continente, esta es la razón por la que ella no pudo evitar sentir que algo raro ocurría, pero no podía comprometer el ritual y como al parecer nadie más se había dado cuenta, decidió no comentar al respecto mientras se encontraba atenta a lo que ocurría.
Más adelante vio como ese sujeto aterrado se negó a participar en la guerra contra los demonia, la raza de los Teufel, para todos los demás se vio como simplemente un tipo cobarde, pero Rina no pudo evitar sentir preocupación, ya que todavía tenía la sensación de que ese tipo era más de lo que aparentaba, así que decidió empezar a vigilarlo.
-Entonces ¿todavía no tienes pruebas?-dijo la reina Roseia mientras se encontraba con Rina a solas en su habitación una tarde de unos de esos días.
-Todavía no su señoría, siento que en ocasiones ese sujeto a detectado que lo he estado vigilando con mi magia- comento Rina, quien había decidió hablar con la reina el asunto ya que era alguien en quien sentía confianza.
-Rina, hace varios días me mostraste tu preocupación con respecto a este joven llamado Jin Belnadez, y entiendo que lo estés con respecto a lo sucedido, pero ¿realmente estas segura de no fue tu imaginación?-
-Confío completamente en mi intuición su alteza, pese a que no tengo pruebas, estoy segura de que ese hombre es usuario de la magia, lo que es peor el aura astral que sentí no se comparaba con ninguna que haya sentido antes, sin mencionar la habilidad para desvanecerla, puedo contar con mi mano a todos los magos de Gretonia que pueden realizar tal hazaña.
-Pese a que se sabe que ningún ser humano del otro mundo pueda usar magia-
-Eso es lo que me intriga su señoría, ya que no vi ningún tipo de engaño en el elegido, estoy segura de que el no conocía absolutamente nada de magia, así que puedo suponer que este sujeto puede ser un espía o un mago que oculta sus poderes-
-Pero tú fuiste quien realizo la invocación-
-Y es por eso que tomare toda la responsabilidad en caso de que lo peor ocurra, así que por favor déjeme encargarme de este hombre-
-Rina, no podemos hacerle daño ni encerrarlo, sabes que estamos en una situación muy delicada y seria terrible que el elegido se volviera contra nosotros por alguna mala decisión, sin mencionar que nos pondría en una situación terrible delante de los nobles y del pueblo, recuerda que el ritual de invocación es uno de los símbolos de la victoria-
-También lo entiendo su alteza, pero también deseo a toda costa evitar una tragedia-
-Dime Rina ¿Le has comentado esto a alguien más?
-No, solo a usted.
-Muy bien hecho, lo último que necesitamos es que haya pánico en el reino, así que esto es lo que harás, solo lo mantendrás vigilado, pero solo tú, no quiero que se filtre esta información, y en caso de que sea como tú dices, lo dejare a tu juicio, ya que eres la persona más capacitada para hacerlo.
-Con gusto su señoría.
Luego, Rina se retiró, con la determinación de que descubría que tramaba ese sujeto.
Llego la noche en la que Jin decidió entrar a aquel cuarto sellado, como siempre realizo un encantamiento de sigilo, en el cual después de decir una palabra, su presencia parecía desvanecerse, si alguien le pasaba al lado no lo voltearía a ver ya que gracias a este hechizo pareciera como si no existiera, era algo similar y a la vez diferente de un hechizo de invisibilidad, ya que aun cuando hiciera ruido era difícil de que alguien se percatara de que estuvo ahí.
Mientras recorría el castillo, pasaba al lado de varios guardias quienes ni lo detectaban, llegando hasta al aquel salón.
-Aja, esto es pan comido-
Con un movimiento de sus manos se revelo una figura brillante que estaba en la puerta, era un circulo con una gran cantidad de símbolos, los cuales volvían a la puerta un objeto inamovible, luego cerro sus ojos y toco con la palma de su mano aquel símbolo haciéndolo desaparecer, ya la puerta se podía abrir, una vez adentro Jin empezó a recitar otro conjuro, sus manos empezaron a emitir unas luces blancas que cubrieron todo el interior del cuarto en un instante.
-Ya veo, así que no hay ninguna trampa, realmente confiaban en esa barrera que le pusieran a la puerta- aquel hechizo era usado para detectar alguna anomalía, en el lugar.
El cuarto era una especie de estudio en el cual habían bastantes libros y objetos extraños, Jin vio varios cristales que contenían energía mágica, metales valiosos, objetos encantados y pergaminos, también libros mágicos y algunos objetos que incluso poseían maldiciones, pero nada de esto le interesaba, su único objetivo era ver algo que tuviera que ver con el ritual de invocación, después de un rato de hurgar encontró algo que le llamo la atención, era un pergamino que había sido usado recientemente, cuando lo ojeo sintió que encontró lo que buscaba, ya que en este se veía un círculo mágico similar al que estaba debajo de ellos cuando llegaron a este mundo, este pergamino deba información del ritual para invocar al héroe elegido por la diosa.
-Pero que ritual más tedioso, realmente necesita demasiadas condiciones para cumplir esta invocación- se decía a si mismo mientras ojeaba todos los pasos.
Después de leer este pergamino y varios más que se encontraban en la misma mesa, se sintió un poco decepcionado, se dio cuenta que la reina no estaba mintiendo cuando decía que no tenían manera de devolver gente al mundo del que venían, además sentía que había algo que no encajaba , según esto el ritual solo se puede hacer con la energía de un ente divino, al parecer las diosas de este mundo son la clave para este ritual, pero esto no tenía sentido para Jin, ya que estaba seguro de no haber sentido ningún ente divino por el lugar.
Decidió, que seguir buscando en ese sitio sería una pérdida de tiempo, mientras ponía todo en su lugar y volvía a establecer la barrera mágica pensaba en cual sería su siguiente paso.
-Mierda, ¿Qué hare ahora?, esto se está volviendo cada vez más complicado.
Jin se sentía frustrado, veía muy lejos la posibilidad de volver a casa no obstante no iba a darse por vencido ya que realmente quería volver a su mundo, pero mientras pensaba en cual sería su siguiente plan algo ocurrió, de repente detecto que estaba siendo vigilado.
-¿No me di cuenta porque estaba distraído?, no, no es así, de seguro es alguien que iba pasando por aquí me vio de casualidad que la barrera había sido desactivada, fue descuidado de mi parte.
Jin cerró los ojos y se concentró.
-Esta presencia, ya veo, entonces es ella, mierda, llego la hora de lidiar con esto.
Jin empezó a caminar lentamente mientras se dirigía a un lugar en específico, un lugar que a estas horas de la noche se encontraba deshabitado, era el campo de entrenamiento donde Rina y Urandarf se habían enfrentado.
Una vez llegado ahí, se ubicó en la mitad del campo y recito un hechizo.
-“Melio Umbra “- una sombra empezó a salir de él rodeando todo el campo, luego empezó a elevarse creando así un domo oscuro.
-¿Sabes cuál es el problema de la magia de invisibilidad?, esta requiere mucho mana para mantenerse, creando mucha magia residual por donde pasas, así cualquiera que use un hechizo sensorial podrá identificarte- Jin dijo esto en voz alta.
Luego apareció delante de Jin una mujer con una capa roja, y un báculo negro en la mano , era Rina, quien deshizo el hechizo de invisibilidad que había puesto en ella misma.
-Así que yo tenía razón, puedes usar magia, dime ¿Qué le hiciste al campo de entrenamiento?- dijo Rina mientras los dos se encontraban dentro del domo oscuro, el cual era transparente pero como un vidrio polarizado, no obstante todavía se podían ver las estrellas estando dentro de él.
-¿No es obvio?, es una barrera mágica, está en particular evita que pase el sonido y hace que los que estén afuera de esta no puedan ver ni escuchar lo que sucede adentro, bastante conveniente teniendo en cuenta la situación-
A Rina le sorprendió como alguien invoco una barrera de tal tamaño en tan poco tiempo.
-Dime, ¿Acaso eres un Teufel?- pregunto Rina mientras apuntaba a Jin con su báculo.
Jin recordó que Teufel es el nombre de las razas del norte, conocidos por todo el continente de Aster como los demonia o los demonios, esto denotaba que Rina preguntaba si él era una criatura de estas, es decir, un espía.
-No, para nada, para que lo sepas soy un humano que estaba feliz en su mundo hasta que fue arrastrado a este- respondió Jin con una expresión de molestia en su cara.
-¿Cómo es que puedes usar magia?-
-Eso no es asunto tuyo
-Pues tendrás que venir conmigo para verificar si dices la verdad.
Rina tenía dudas si Jin decía la verdad, no obstante ante este suceso tenía que actuar con discreción ya que el mismo nombre de ella estaba en juego si se descubría que invoco a un Teufel o peor aún, a algún monstruo de otro mundo.
-No pienso ir contigo a ninguna parte-
El plan de Jin era usar un hechizo para borrarle la memoria, no había pasado mucho tiempo desde que ella había descubierto su secreto así que tenía que hacerlo pronto, no obstante una de las condiciones para tener éxito con este hechizo es que la persona en quien se aplique debe estar inconsciente, así que tenía que asegurarse de que ella estuviera en ese estado.
-Ya veo, entonces tendré que llevarte a la fuerza- Rina se posiciono en modo de combate, no podía llamar la atención ni pedir refuerzos dada la situación, en cierta forma era un alivio la barrera oscura que evitaba que pasara el sonido, ya que podía ella desatar su poder si era necesario sin que nadie se diera cuenta.
-Me parece perfecto maga de la corte- sonreía Jin, ya que este era el mejor de los casos, era mucho más fácil noquearla en un combate si ella no pedía refuerzos.
Ambos magos empezaron un combate, cada uno de un mundo diferente, hacía tiempo que Jin no entablaba uno, no obstante estaba seguro de que no perdería, por su parte Rina sentía que debía tener cuidado ya que no sabía que trucos podría usar Jin.
Inmediatamente Rina invoco una barrera como la que usa contra Durandarf, no obstante esta era tres veces más fuerte que la que uso aquella vez, por su parte, Jin simplemente recito la plabra “Scutum”, mientras hacia un movimiento de sus manos, como si moviera una batuta en el aire, luego, una ligera capa de luz cubrió su cuerpo en un instante.
El objetivo de Rina era atraparlo, no asesinarlo, no obstante en caso de que fuera necesario tenía que estar lista para tomar la decisión requerida.
-“Oh Viento, ata a mis enemi…”-mientras Rina recitaba un conjuro, algo golpeo su barrera, una especie de rayo traslucido, cuando miro a Jin vio que este estaba rodeado de lo que parecían ser varias lanzas transparentes.
-“Ventus hasta”- con estas palabras y mientras apuntaba su mano derecha hacia Rina, Jin hizo que varias lanzas de viento volaran hacia ella, su conjuro fue muchísimo más rápido, interrumpiendo el de ella, el impacto del choque de las lanzas contra su barrera la hizo retroceder varios metros mientras sentía el parte del choque en su cuerpo.
-¡¿Qué mierdas fue eso?!, ¿Cómo pudo hacerlo tan rápido?, solo un demonio podría hacer un hechizo tan fuerte en tan poco tiempo- esto era lo que se decía Rina para sim misma, mientras era asaltada por mas lanzas de viento a toda velocidad a la vez que su barrera se iba debilitando cada vez más, ella sabía que tenía que hacer algo al respecto.
-“Gran Fuego, estalla todo”-en un momento de desesperación, Rina golpeo con la punta de su báculo el suelo mientras su barrera seguía siendo asaltada por mas lanzas de viento, entre ella y Jin una gran explosión de fuego emergió del suelo, normalmente este hechizo consiste en que la explosión golpee al oponente, pero la ráfaga de lanzas impidieron que lo ejecutara bien, no obstante sirvió para su propósito debido a que luego de la explosión vino una cortina de humo negro que impidió a Jin fijar su objetivo.
-Carajo, quería acabar con esto con un solo hechizo, pero veo que ella es bastante astuta, nada que hacer, “Pneuma”- con otro movimiento de sus manos Jin creo una ráfaga de viento que disipo el humo, solo para encontrarse con que Rina ya no estaba ahí.
-“Oh viento, eleva mi cuerpo para moverme a tu voluntad”, “Fuego destructor, quema a mis enemigos con tus llamas de ira”- Rina uso dos hechizos, el primero le permitió volar en el aire a gran velocidad, esto era para poder esquivar las lanzas de viento y el con el segundo invoco una gran bola de fuego la cual empezó a transformarse en lo que parecía ser una salamandra hehca en llamas, esta a su vez lanzaba bolas de fuego más pequeñas que iban en dirección a Jin.
-Se dio cuenta de que mis hechizos son mucho más rápidos, así que uso el humo para invocar magia que siguiera haciendo efecto aun cuando terminara el encantamiento- se decía Jin para mismo mientras invocaba su siguiente hechizo.
-“Rapidus fio”-una ráfaga de viento empezó a cubrir a Jin, la cual hacia que se moviera rápidamente, esquivando así las bolas de fuego que venían de la boca de la salamandra.
-Bien, ahora él está a la defensiva, “Fuego y Tierra, combinen sus fuerzas para acabar contra los moradores que se opongan a sus voluntades”-Mientras Rina recitaba este hechizo su báculo empezó emitir una luz roja brillante, luego de este salió un orbe escarlata que se dirigió hacia la tierra , a continuación esta empezó a temblar mientras magma empezaba a emerger del suelo, en segundos todo el campo empezó a estar cubierto de lava dejando a Jin sin espacio para moverse salvo por una roca sobre la cual estaba de pie.
Esto último impresiono bastante a Jin, no por los hechizos en sí, estos eran para el algo trivial, sino por la cantidad de mana que poseía Rina, el mana es la fuerza mágica que posee cada ser vivo, es una fuerza indispensable para hacer magia, la cantidad de esta y las habilidades son lo que define a cada mago, dicho esto cada vez que se hace uso de esta se va extrayendo esta energía del cuerpo del usuario, esta era la razón por la cual Riku terminaba terriblemente cansado simplemente con practicar el uso de la magia a pesar de poseer la bendición divina.
Por otra parte la mayoría de los hechizos requieren de mana para poder ejecutarse y aquí es donde viene lo que impresiono a Jin, basado en los hechizos que ve puede hacerse más o menos una idea de que tanto mana requiere cada uno, cuando le dijo a Elliot lo arcaicos que eran los hechizos de este mundo, era por la enorme cantidad de mana que estos requerían, él podía ver un gran cantidad de energía mágica residual después de lanzar cada uno.
A pesar de esto, por los pocos días que ha estado en este nuevo mundo se había dado cuenta de que las personas de este poseen capacidades de mana mucho más grandes que cualquier mago de su propio mundo, esto lo confirmo después de ver la lucha entre Rina y Durandarf, donde vio como esos dos derrochaban enormes cantidades de mana mientras hacían sus conjuros, pero la cantidad que usaron no se comparaba con la cantidad que Rina está usando en este momento, para lanzar hechizos de esa magnitud una y otra vez se requieren enormes concentraciones.
Para estar en contexto, casi todos los humanos del mundo de los tres amigos, usen magia o no, poseen una cantidad determinada de mana , esta puede variar dependiendo de cada quien ,teniendo aquellos que practican la magia un poco más de la mitad que las personas comunes , incluso los magos más fuerte poseen al menos un poco más del doble del común y aquellos que investigan más la magia mientras experimentan con sus cuerpos pueden llegar hasta tener cinco veces más mana que el promedio, a estos normalmente se les llama monstruos o mutantes y Jin los había considerado hasta ahora los seres con más mana que había visto, pero esta mujer que está enfrente de él viendo, la cantidad de magia que ha gastado, debe tener por lo menos más de treinta veces lo que un humano promedio del mundo de Jin, y eso es considerando solo lo que ha gastado hasta ahora.
-Definitivamente este es otro mundo- se decía Jin a si mismo mientras se preparaba para su siguiente hechizo
-No obstante tener gigantescas cantidades de mana no garantizan la victoria, “Dextra deboro”- a continuación su mano fue cubierta con un resplandor, luego se agacho y puso su palma en la lava, luego de esto recito otro encantamiento.
-“Ignis vol secare”- alzo la mano y saco lo que parecía ser una espada hecha de llamas, la cual poseía un gran tamaño, esta media al menos tres metros.
-Puedo usar la energía de la lava para invocar mis propios hechizos, de esta manera salvo mis reservas de mana mientras sigo en el combate- recordaba Jin como eran las luchas de magos en su propio mundo.
Mientras tanto la salamandra de fuego prosiguió a lanzar una ráfaga de llamas, no obstante la espada de Jin empezó a absorber estas mientras se volvía cada vez más grande.
-¿Qué clase de magia es esta?-se preguntaba Rina para ella misma mientras veía como la espada de Jin iba cambiando de forma.
-“Flagellum”- con esta palabra la espada se volvió cada vez más delgada, luego la blandió contra la salamandra que se encontraba a varios metros en el aire, en este punto ya no parecía una espada sino un látigo, el cual empezó a rodear a la salamandra.
-“Imperium”- dicho estas palabras la salamandra de fuego empezó retorcerse y luego empezó a apuntar a Rina, quien se dio cuenta de que Jin habia tomado el control de la invocación que ella misma había creado.
La salamandra de fuego arremetió contra Rina, no obstante ella disipó las llamas que la conformaban desvaneciéndola solo con un movimiento de su báculo, suceso el cual Jin no se esperaba.
-Vaya, veo que tienes buen control del elemento fuego- dijo Jin mientras en su rostro se veía una leve sonrisa, sintió que si bien los conjuros eran arcaicos, el control que tenía Rina del flujo de mana en sus invocaciones era ejemplar, digno de alguien que seguramente ha practicado la magia de fuego gran parte de su vida.
-Voy a mostrarte la razón por la cual me llaman la portadora de la llama sagrada- dijo Rina quien estaba algo irritada, hasta ahora ninguno de sus conjuros había hecho efecto alguno en Jin, incluso, al había tomado control de uno de ellos, por suerte el fuego al ser el elemento del cual ella posee más control pudo disipar la salamandra inmediatamente.
Los conjuros de Jin son mucho más rápidos y eficientes, Rina entendía esto, además sabía que prolongar la lucha seria su perdición, ya que Jin seguiría atacando su barrera antes de que ella pudiera terminar siquiera sus hechizos, esta era la primera vez desde hace mucho tiempo que se había sentido tan acorralada por otro mago, su única opción era tomar medidas drásticas, un hechizo que había desarrollado en caso de que tuviera que enfrentarse contra un demonio de alto nivel.
-No puedo creer que use esto ahora, no hay opción- pensó Rina mientras empezó a recitar su hechizo, mientras que un collar que llevaba puesto y dos pulseras con joyas incrustadas las cuales traía consigo en cada una de sus manos empezaron a brillar.
-Entonces esos son talismanes mágicos- Jin se dio cuenta y de inmediato desvaneció la espada de fuego que tenía en su mano, ya que supuso que un ataque de este elemento no sería muy efectivo, en cambio, empezó su siguiente conjuro en el cual varias chispas se empezaron a concentra en su mano derecha, luego esta seria cubierta por electricidad de tal manera que veían relámpagos saliendo de ella.
-“Vol fulgur”- apuntando su mano hacia donde se encontraba Rina, Jin lanzo una serie de relámpagos que inmediatamente impactaron la barrera de Rina, no obstante esta no se desvanecía.
-Mierda, ¿qué tan densa es esa barrera? ¿Qué tanto mana posee esta mujer?- veía Jin mientras Rina seguía recitando su conjuro, al parecer los talismanes que llevaba en su cuerpo ayudaron a fortalecer la barrera de que la rodeaba.
-“Oh gran llama sagrada, oh llama de la diosa, con tu gran resplandor acaba con todo el mal que se encuentre al frente mío, purifica esta tierra y elimina toda oscuridad”
-¡¿Pero qué demonios?!- una vez más Jin se encontró sorprendido, la cantidad de energía que poseía ese hechizo era espantosa, cincuenta magos promedio de su mundo juntos no serían capaces de reunir suficiente mana para realizar lo que sus ojos veían
Al frente de él se encontraba Rina agarrando el báculo con ambas manos, el cual había paso de ser negro a rojo brillante, y encima de ella una esfera de al menos cinco metros de diámetro de pura energía condensada, desde donde se encontraba Jin podía sentir las fuertes ondas de calor que emanaba de esa esfera, si no fuera porque él se había cubierto de su propia barrera mágica posiblemente toda su piel se habría quemado, incluso Rina estaba teniendo dificultades conjurando ese hechizo, la única razón por la que podía hacerlo era porque su capa roja en si era un talismán que la protegía del fuego y del calor, aparte había reforzado su barrera al menos unas diez veces más para poder realizar el conjuro mientras recibía los ataques de Jin, esta era ciertamente su carta del triunfo.
Rina lanzo la esfera cerca de donde estaba Jin, cuando esta toco el piso genero una terrible explosión que libero una gran cantidad de energía térmica y calórica, todo el suelo que estaba dentro del domo oscuro desapareció dejando en si un cráter, Rina incluso había tomado la contramedida de volar lo más alto que podía dentro del domo para evitar lo más que pudiera la onda explosiva.
Luego de dispersado el humo solo se podía ver el cráter dentro del domo, no habían señales de Jin.
-¿Sera que se evaporo?- se preguntaba Rina a sí misma, mientras descendía poco a poco para ver Jin se encontraba por ahí, o al menos sus restos.
-Mierda, es posible que me haya pasado- Rina empezaba a sentir temor de que Jin hubiera terminado muerto luego de ese ataque, honestamente ella no tenía la intención de asesinarlo, pero la emoción del momento y el temor a perder la llevaron a usar un hechizo el cual no había dominado del todo.
-“Fuego, por mi comando te ordeno que desaparezcas de esta tierra”- mediante ese hechizo Rina disipo la lava que se encontraba en el cráter donde ella estaba parada, con la esperanza de confirmar si Jin había perecido.
-Espera un momento, ¡Si él estuviera muerto seguramente el domo hubiera desaparecido!- Rina inmediatamente llego a esta conclusión mientras veía que el domo oscuro seguía cubriendo el lugar, no obstante en menos de un segundo sintió que una mano le agarro el brazo derecho.
-“Impediendum”- en menos de un segundo después de que Jin dijera esta palabra, Rina sintió que no podía mover su cuerpo, al instante cayo de rodillas, mientras todo su cuerpo debajo de su cuello se encontraba paralizado.
Después de haber usado semejante hechizo había quedado tan agotada que su barrera se había disipado, Jin había aprovechado justo en el momento en que el que esta desapareció para usar un hechizo de parálisis, uno en particular que era más efectivo cuando se tuviera contacto físico con el oponente.
-¿Cómo pudiste salvarte de mí magia?- preguntaba Rina mientras intentaba con todas sus fuerzas mover su cuerpo.
-Simplemente salí fuera del domo a toda velocidad, volví cuando disipaste la lava, obviamente ocultando mi presencia.
No obstante parte de la explosión había alcanzado a Jin, quien uso una gran cantidad de mana para protegerse de esta, a decir verdad se podía ver como cierta parte de su ropa estaba quemada, además había agotado casi todo el mana que se encontrara en su cuerpo, a duras penas podía hacer un conjuro o dos, por otro lado Rina todavía tenía la mitad de su mana pese a estar algo cansada, pero el hechizo de paralizáis de Jin también afecto el flujo de mana que transcurría por el cuerpo de ella , así que aun si recitara un conjuro no pasaría nada.
Viendo la situación se podía concluir que la victoria era para Jin, el mago de otro mundo.
Responder
#15
¿Cuantos capitulos has escrito ya? ¿Sigues escribiendo capitulos nuevos? Yo te aconsejo que modifiques los capitulos 1, 2 y 3 en base a las correcciones de JP, y una vez hecho esto, cambies lo que tenga que cambiarse en los capitulos posteriores para que concuerde con las ultimas versiones de los capitulos 1, 2 y 3. Y por último, hecho esto, continues escribiendo la historia (si no la tienes acabada). Creo que no es buena idea que te digan los fallos y antes de corregirlos sigas mostrando más capitulos que acarrean los fallos de los episodios anyeriores
Responder
#16
(15/12/2017 09:55 AM)Iramesoj escribió: ¿Cuantos capitulos has escrito ya? ¿Sigues escribiendo capitulos nuevos? Yo te aconsejo que  modifiques los capitulos 1, 2 y 3 en base a las correcciones de JP, y una vez hecho esto, cambies lo que tenga que cambiarse en los capitulos posteriores para que concuerde con las ultimas versiones de los capitulos 1, 2 y 3. Y por último, hecho esto, continues escribiendo la historia (si no la tienes acabada). Creo que no es buena idea que te digan los fallos y antes de corregirlos sigas mostrando más capitulos que acarrean los fallos de los episodios anyeriores

Deberías hacer caso a lo que ha comentado ahí @Iramesoj. Aunque tengas capítulos escritos de antes, si los subes previamente a corregir los primeros se va a hacer una bola de nieve: en los últimos tendrás que hacer las correcciones que te haga, pero también correcciones por problemas que surjan de una corrección en un capítulo anterior.


Capítulo 3
Duelo de Magia

Pasaron algunos días después del evento ocurrido en la audiencia con la reina, Jin todavía se encontraba frustrado por los sucesos que habían acarreado, el hecho de estar atrapado en un mundo diferente lejos de su hogar, y que Riku, su amigo, se encontrara de acuerdo en participar en una guerra entre dos reinos, estos acontecimientos le generaron bastante estrés a Jin, quien ya extrañaba los medicamentos antiácidos que utilizaba [que de golpe a estas alturas sea cuando descubrimos que Jin tome muchos medicamentos de esa clase (porque eso das a entender con esa oración) es extraño], él era algo propenso a los problemas gástricos
No obstante de alguna forma, [te corrijo esta puntuación pero igual que con los diálogos y las comillas no lo voy a hacer o me llevará el doble en hacer correcciónes. Por eso tienes que seguir la recomendación de Iramesoj] encontraba algo interesante la situación, y es que no todos los días se vivían cosas esta [cosas como esta/cosas así], ya que se encontraban dentro de un palacio el cual parecía sacado de las historias de cuentos de hadas [¿por qué? no lo has descrito], además le era llamativo el hecho que la mayoría de las personas eran bien parecidas por alguna extraña razón, todos eran considerablemente altos y tenían facciones refinadas, tanto como los caballeros, las criadas y los nobles que habitaban allí, los primeros días no lo había notado por el estrés, pero realmente era impresionante que el lugar en más de un sentido, era como un castillo de la Europa medieval, pero todos lucían bastante limpios y por lo menos hasta donde había visto, todo lucia impecable a pesar de que el lugar se encontraba cientos de años atrasado tecnológicamente en comparación con el mundo del que el provenía.

Algo más que le llamó la atención era que algunas personas poseía rasgos particulares, algunas criadas tenían orejas un poco más puntiagudas que el resto, también algunas personas poseían colores de cabello diferentes a lo que se consideraba natural, a primera vista pareciera que las personas se tiñeran el cabello, pero al parecer no es así, por alguna razón ciertos colores de cabello eran más comunes en personas de diferentes clases sociales, como por ejemplo la maga de la corte, la mujer de la capa roja, esta poseía unos cabellos de color verde esmeralda, así mismo existían personas con colores de pelo azules, violetas y algunas otras gamas, estos eran más comunes en clases sociales altas al parecer. [esto es una de estas cosas que dejan evidente que tu fuente son los mangas. Y de veras, no está mal; la historia que dio como base el mundo en el que escribo todas tiene como uno de los pilares a Saint Seiya. El problema es que coges el detalle más cliché del manga (pelos de colores raros) y no le das una explicación para que tenga sentido más allá de la estética; y en el manga que sólo tenga sentido estético está bien porque es un medio visual, en una novela no funciona igual]

Por cierto, [coletilla extraña para el tipo de narrador que usas] él solo se limitaba a la observación ya que después de la escena que hizo al frente de la reina [escribes reina con mayúscula y desconozco el motivo; ¿es ese su nombre y no me he dado cuenta?, si no es así estás cometiendo un montón de faltas cada vez que lo pones de esa manera], los criados se limitaban a hablarle a él sólo [aunque el uso de solo en lugar de sólo está aprobado por la RAE es mejor que uses ambos] lo necesario, se veía un aire de desagrado en las personas que habitaban en el castillo con respecto a Jin, lo cual no era de extrañar, así que quien más hablaba con ellos era Elliot, quien se encontraba bastante interesado en cosas como la cultura y la historia del lugar, en varias ocasiones ellos dos comparaban información.
Con respecto a Riku, este se mantenía bastante ocupado, debido a que el mismo día que aceptó participar en la lucha contra los demonios, ese mismo día empezó su entrenamiento, al principio Jin pensó que Riku iría a renunciar ya que por experiencia propia sabía que la magia no se aprende de inmediato, además que Riku al ser básicamente un joven común y corriente, vería los límites de sus capacidades y se frustraría, pero esto no fue lo que ocurrió.

Aquella fuerza que rodeaba a Riku, esa fuerza conocida en el continente de Aster como la bendición de la diosa de la luz, [vuelvo a preguntar: ¿no tienen nombre esas diosas? Sería más fácil escribir un nombre que diosa de la luz] o también llamada como la fuerza del elegido por algunos, le atribuía capacidades sobrehumanas, ahora Riku podía levantar fácilmente objetos que eran por lo menos diez veces más pesados que lo que podía levantar normalmente, era muchísimo más rápido al correr y se cansaba menos. [¿por qué? ¿qué tiene que ver todo eso con la luz?]

Riku sabía realmente cual era el alcance de sus límites ya que este practicaba deportes con regularidad, así que se impresionó bastante cuando los sobrepasaba al menos una diez veces, era mucho más rápido, fuerte, ágil y resistente de lo que alguna vez habría soñado. [incluso aunque no conociera esos límites el hecho de tener capacidades sobrehumanas debería impresionarle lo suficiente]
Esto dejó bastante sorprendidos a Jin y a Elliot, quienes admiraban como en los entrenamientos, Riku fácilmente vencía a varios caballeros en combates de práctica, algunas vez ellos vieron como él participó en un torneo de taekwondo y quedo en cuartos de final y en un torneo de esgrima quedo en una posición bastante alta, pero esto era completamente diferente, los soldados más débiles salían volando varios metros después de chocar espadas, Riku parecía un superhumano.

Cabe mencionar que los soldados, entre los cuales habían tanto hombres como mujeres, de este mundo eran bastante fuertes y rápidos [¿en comparación a qué?], Elliot juzgó que todos y cada uno eran sujetos que habían entrenado toda su vida en el arte de la guerra y en comparación con los hombres de nuestro mundo, estos sobrepasaban por lo lejos a cualquier atleta olímpico en materia de fuerza y resistencia, además pudieron ver que algunos de estos aumentaban sus habilidades con magia.
Una tarde después de una sesión de combate en la que se encontraban Riku y Keith, el capitán de la guardia real junto con una cantidad considerable de caballeros se presentó ante ellos la maga de la corteRina, quien le explicó a Riku que ya era el momento para que este aprendiera a utilizar magia.

-¡Eh! ¿En serio?, ¿van a enseñarme magia?
-Por supuesto, esta es fundamental para la lucha contra el Ejército Oscuro.
El Ejército Oscuro era el ejército [es evidente] principal de la raza [ya ha quedado clara que es una raza] de los demonios, este comprendía todo tipo de monstruos y criaturas diabólicas, muchos de estos eran capaces de utilizar hechizos y algunos solo podían ser derrotados con magia.
-¿De verdad cree que sea posible?, preguntó Riku algo escéptico.
-Entiendo que tenga dudas, esta no es la primera vez que se ha invocado a personas de su mundo, nosotros tenemos registros de que en ese no existe el uso de la magia. ¿No es cierto?
-Cierto, en nuestro mundo la magia es solo fantasía, algo que realmente no existe.
Ante esto, Rina por unos momentos tuvo una expresión de preocupación, recordó un acontecimiento que para ella no tuvo sentido, un acontecimiento que ocurrió cuando los tres fueron invocados, no obstante inmediatamente prosiguió a enseñar a Riku.
-Riku, es necesario que entiendas lo importante que es el uso de magia para nosotros, de todo el continente de Aster, Gretonia es la segunda nación con los mejores magos, y eso es porque dedicamos gran parte de nuestra vida al estudio de esta, es por eso que ya que vas a ser el héroe que va a representar a Gretonia, es necesario que aprendas a usarla, así que yo misma me encargaré de enseñarte. [¿y en la primera qué hacen para estar en esa posición?]
-Lo siento pero debo objetar-
Una voz interrumpió a Rina, era la de un hombre de mayor edad encapuchado el cual vestía unas túnicas violetas con símbolos azules, al lado de él se encontraba la princesa Tiana quien llevaba puesto un vestido rosado, el cual a Riku le pareció bastante llamativo.
-Disculpe sabio Urandarf, ¿a qué se debe su visita?- respondió Rina con una expresión seria.
-Simplemente no puedo aceptar que una tarea tan importante se le conceda a alguien que no pose experiencia enseñando, ¿No lo cree usted también su alteza?-prosiguió el sujeto mientras le dirigía la palabra a la princesa Tiana.
-Ciertamente es una tarea muy importante, y representa un gran honor para los magos de nuestro reino, es por eso que le asignamos tal responsabilidad a nuestra maga de la corte como lo había mencionado antes señor Urandarf- respondió la princesa Tiana con un gesto de amabilidad en su rostro.
-Disculpe su alteza, pero tengo entendido que la razón por la cual no se me tomo en cuenta para tal trabajo se debía a que me encontraba en el reino de Sailgram, por unos asuntos importantes, pero estos asuntos ya finalizaron, así que me encuentro mas que disponible para enseñarle a al elegido por la diosa, ya que como sabrá, yo al ser el director de la academia mágica, soy el más adecuado para este trabajo-contesto Urandarf quien levantó su capucha dejando ver su cabello el cual poseía un tono azul grisáceo. [esta escena funciona en un manga; en un libro no]
Mientras esto ocurría, JIn y Elliot , quienes se encontraban viendo y escuchando todo lo que sucedia en uno de los balcones del castillo que quedaba cerca al campo de entrenamiento no pudieron evitar expresar una leve sonrisa.
-Oye Jin, ¿En serio dijo academia mágica?
-Sí, yo también lo escuché
-¿Será algo como una escuela para magos? ¿Con profesores mágicos y todo eso?- preguntaba Elliot mientras recordaba una película que había visto no hace mucho.
-En nuestro mundo existen lugares secretos donde magos se reúnen para compartir su conocimiento y enseñar a otros, pese a que jamás asistí a uno de esos ya que sólo tuve una persona que me enseñara puedo decir que son todos los miembros de la familia Belnádez [no puedes equivocarte en escribir el nombre de tus propios personajes. Si fuera algo puntual podría considerar que es un despiste pero viendo la cantidad de faltas que haces no puedo pensar en ello] aprendieron en esos lugares- respondió Jin mientras recordaba sucesos de su infancia y los conflictos que su vida llevo con respecto a la familia principal de la que provenía, pero aun así prosiguió:
-Pero al parecer en este mundo, al no ser la magia algo secreto, lo lógico sería crear academias para el aprendizaje de esta, sobre todo si es un recurso tan importante- afirmo Jin mientras veía lo que ocurría.
-Me parece interesante, quisiera visitar un lugar de esos- comentó Elliot mientras voletava [¿volteaba? igualmente es mejor que uses se giraba en lugar de tantos localismos] a ver el campo de entrenamiento.
Mientras los dos tuvieron esa pequeña conversación, se podía ver como Rina y Urandarf se ubicaban en el campo de entrenamiento tomando distancia cada uno del otro, mientras los demás caballeros se alejaban de este dándoles espacio para quedaran solo los dos magos. [¿resulta que Elliot sabe que Jin es mago? ¿por qué lo dices ahora?]

-Entonces ¿Decidiremos esto por medio de un duelo?- preguntó Rina mientras se ubicaba en el campo.
-Sí, ya que no tenemos mucho tiempo para decidir quién le enseñara a Riku y lo que necesitamos es que el aprenda magia de combate, estoy segura que un duelo es la mejor manera de decidir cual de ustedes llevará esta responsabilidad, ¿les parece bien?- La princesa Tiana comento mientras se ubicaba al lado de Riku.
-Me parece una sabia decisión- afirmó Urandarf, mientras aparecían en su mano una especie de báculo con un cristal violeta en uno de sus extremos.
-Por mi está bien- Rina, quien sacó un báculo negro el cual tenía incrustado una perla negra, afirmó [voy a dejar de corregirte las faltas de acentos; repasa ese tema] mientras se terminaba de poner en posición. [¿en qué posición?]
-Oigan, ¿qué está ocurriendo?- Pregunto Riku mientras estaba algo nervioso, hasta él podía sentir el aire de tensión que estaba en el ambiente.
-No se preocupe Riku, esto es solo un duelo común y corriente, de hecho esta es una gran oportunidad para que vea con sus propios ojos las habilidades de dos de los magos más poderosos de todo el continente de Aster- Explico la princesa Tiana mientras terminaba de ubicarse al lado de Riku, muy cerca de él, el cual no pudo evitar sentirse un poco nervioso.
-Por la presente empieza el duelo entre Rina Riverhand, conocida como la portadora de la llama sagrada y Urandarf Astorem, conocido como el sabio de la montaña de cristal- Grito Keith, el capitán de los caballeros de la guardia real, quien se encontraba supervisando el entrenamiento de Riku.
-¡Mira Jin! ¡Tienen apodos y todo!, que genial -Elliot se encontraba muy emocionado, mientras Jin estaba más serio, esta era una excelente oportunidad para ver en acción a usuarios de la magia de este mundo.
-Te estas comportando como un niño- comentaba Jin mientras fijaba su atención en los báculos que estos magos poseían.
-No todos los días ves algo así amigo.
Mientras terminaba la presentación ambos magos recitaron un mismo encantamiento, a su vez a ambos les empezó a rodear una luz que se transformó en una esfera que rodeaba a cada uno.
-Oh, ¿qué es eso?-Pregunto Riku al ver como las esferas transparentes envolvían a cada mago.
-Eso es una barrera mágica, quien primero destruya la barrera del otro ganara este duelo- explico la princesa.
A continuación ambos magos empezaron a recitar conjuros cada uno mientras se veían que de sus bastones emanaba una gran luz respectivamente.
-“Oh espíritu del agua, congela a aquellos que yacen frente a mi”- el primero en terminar su conjuro fue Urandarf mientras de su báculo emanaba una gran ventisca que se dirigía hacia Rina.

-“Tormenta de fuego, desata tu furia frente a mis enemigos”- respondió Rina mientras alrededor de ella empezaron a rodearla llamas de fuego, que a su vez empezaron a girar a gran velocidad creando un remolino de fuego el cual neutralizo la ventisca.
A continuación el remolino de fuego empezó a dirigirse hacia Urandarf, quien empezó a sentir pánico.
-“Madre Tierra, protégeme de los ataques de mis enemigos”- Urandarf prosiguió a enterrar la punta de su báculo en el suelo y a una inmensa pared se elevó de la tierra bloqueando la ráfaga de fuego que se dirigía hacia el
-“Viento, concédeme tu gracia”-
Al escuchar esto Urandarf miro hacia arriba y vio a Rina flotando en el aire.
-“Fuego, cae sobre mis enemigos”- Del baculo de Rina emergió una bola de llamas del tamaño de una casa que se dirigía hacia Urangar.
-¿Cómo puede invocar magia tan rápido?, “Torre de cristal, cúbreme de mis agresores”-Urandarf se encontraba en pánico, mientras usaba su magia mas poderosa, un pilar de hielo [¿hielo?] gigante emergió y destruyo la bola de fuego, a continuación recito un conjuro similar-“Torre de cristal, por mi comando desármate y arremete contra mis enemigos”-La torre se dividió en varios fragmentos los cuales empezaron a dirigirse hacia donde se encontraba Rina, pero Rina ya no estaba ahí.
-¿Eh, donde se ha ido?
-“Lanza del relámpago, perfora a mis oponentes”,-
Cuando Urangar escucho esto, se dio cuenta de que Rina se encontraba detrás de él a varios metros, e inmediatamente una lanza de luz perforo la barrera mágica de Urangar , destrozándola por completo y mandando a volar al mago varios metros.
Riku estaba perplejo, era la primera vez que veía algo así, las personas que estaban frente a él de la nada hacían aparecer fuerzas elementales, definitivamente la magia era algo de asombrarse y también de temer.
-Con esto declaro terminado el combate, estoy segura de que todos estamos de acuerdo en que Rina es la victoriosa- exclamo la princesa Tiana.
-Eso fue divertido, fue todo un espectáculo, ¿Qué te pareció Jin?- Pregunto Elliot mientras veía el desenlace.
-Esta gente posen enormes cantidades de energía para conjurar hechizos tan escandalosos, e incluso utilizan amplificadores que aumentan el efecto de estos, verdaderamente, poseen reservas gigantescas de magia en sus cuerpos, casi no puedo creer que sean seres humanos... no obstante- Comentaba Jin, mientras miraba detenidamente a Rina, quien no demostraba ningún signo de agotamiento.
-…la magia que usan es arcaica, está muy atrasada y desperdician mucho poder para realizar cosas simples, es tan ineficiente como cortar una soga con una piedra- termino Jin fijándose una vez más en Rina.
Después de terminado el combate unos caballeros recogieron a Urangar, quien estaba inconsciente varios metros de donde estaban, al parecer su vida no corría peligro, ya que la mayoría del ataque se anuló con la barrera que los rodeaba.
Luego de esto algunos magos aparecieron y empezaron a reparar los daños del campo de batalla con hechizos de tierra mientras eran supervisados por la princesa.
Rina se acercó a Riku para enseñarle una vez más acerca de la magia, a continuación de una pequeña explicación le pidió a este que concentrara todo si ser un la palma de su mano mientras cerraba los ojos, mientras lo hacía, Rina le toco la frente con la mano y empezó a recitar un conjuro.
-¡Oye!-Jin se encontraba perplejo por lo que ocurría.
En la mano de Riku empezó a aparecer una llama roja.
-Oh, parece que usted posee afinación con el elemento fuego- Comento Rina mientras la llama en la mano de Riku se hacía del tamaño de un balón de béisbol.
-Increíble, ¿Esto significa que puedo usar magia?
-Sí, esta es la bienvenida de la magia, este es el primer paso para cualquier usuario, veo que usted tiene bastante talento así que estoy segura que dentro de poco podrá dominarla-Comentaba Rina con bastante felicidad, ya que gracias a la bendición de la diosa sería muy fácil hacer a Riku mas que competente.
-Jin, te ves pálido-Comentaba Elliot mientras veía que Jien tenía una expresión de sorpresa.
-Esto es imposible, nadie es capaz de desbloquear sus canales tan rápido, la bendición de la diosa es algo de temer-Comento Jin mientras veía como Riku en unos minutos hizo algo que a Jin le tomo al menos unos tres años realizar.



No voy a seguir con correcciones de nuevos capítulos hasta que no hayas corregido estos tres. Si no mejoras tu escritura el ritmo que le das es horrible de seguir sin que sea aburridísimo.

En cuando a la historia aunque es interesante es demasiado evidente qué cosas has sacado directamente de mangas: como lo de nombrar los ataques; en un manga es lo normal, aquí no tiene sentido (hay frases demasiado largas como para pronunciarlas bien antes de que el rival haya hecho su propio conjuro).
Responder
#17
Ya había terminado hasta el capitulo 4, aunque tengo mas historia por contar, en fin , ahora me dedicare a corregir , tomar todas las recomendaciones y re-escribir.
Responder
#18
Hey... tu historia se ve divertida. Cuando tenga tiempo de leerla completa, lo haré.
Puedo ver que tienes una gran inspiración en el anime, como su servidor. Pero eso no significa que puedas usar los mismos tópicos que usa el anime; que algunos tópicos no se trasladan bien a la hora de escribir como una novela. Son dos medios artísticos diferentes, después de todo.
Otro minúsculo favor y pon tu texto de la novela en spoilers, para que se sienta organizado y no tan pesado en la vista.
«No hay nada que ganar, cuando no hay nada que perder» https://discord.gg/4r9TF
Responder
#19
Primero que todo, tengo que confesar que escribir una novela es mucho mas complicado de lo que pensé al principio,esta es la primera vez que me atrevo a hacer algo así,no obstante he sentido que ha sido un a experiencia bastante divertida, crear un mundo, crear personajes, siento que ha revivido algo en mi, me recuerda a aquella época cuando dibujaba, en fin, lo que quiero decir es que no me voy a rendir con mi historia.

Me encuentro trabajando en los cambios que he de realizar, entre ellos están:
- voy a cambiarle el nombre a algunos personajes, ahora Riku se llamara Rick, y Jin se llamara Jim.
- voy a dedicar mas tiempo al desarrollo de personajes.
- voy a introducir elfos, ( ya se que es lo mas trillado del mundo pero aun así quiero hacerlo)

De cualquier manera estaré montando material y estoy agradecido con las personas que han leído mi historia hasta ahora.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)