Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
FANTASÍA HEROICA CLÁSICA y FANTASÍA HERÓICA ACTUAL
#1
Como el foro tiene una división algo peculiar y este tema incluye todo (Sagas, Trilogias, Autoconclusivos)
Dejo a juicio de moderación donde debe ir.

Podríamos considerar dos grandes épocas 

- Clásicos hasta 1980 aproximdamente 
- Juegos de Rol y Nueva fantasía desde 1980 hasta ahora.


No se trata de convertir esto en una batalla, sino más bien de analizar las diferencias que veis entre diferentes generaciones, narrativa, relativismo moral, criterios editoriales.
Responder
#2
Creo que el principal cambio que comenzó con la fantasía es la educación. Cada vez hay más gente que sabe leer ya no hay tanto analfabeto y los libros han comenzado a tener un mayor consumo. Muchos libros se están haciendo más comerciales y perdiendo cálidas. Ojo no estoy diciendo que todo lo comercial sea basura. Shakespeare eran como best sellers y es considerado como uno de los grandes escritores. También creo que cuando Tolkien ha tenido un gran impacto en la fantasía épica. Esta fantasía en mi opinión viene ya de los poemas épicos, claramente esta afirmación es sólo para uso rápido. Creo que muchos libros que leemos o leeremos a lo largo de todo este siglo se convertirán en clásico lo que pasa es que no vamos a llamar a un libro de ayer como un clásico....
Responder
#3
Creo que es una división simplista; incluso en la fantasía clásica existían grandes diferencias en función del subgénero. Para esa clase de análisis podría funcionar si se hace con un subgénero en concreto (por ejemplo fantasía épica).
Responder
#4
(01/03/2018 01:59 PM)JPQueirozPerez escribió: Creo que es una división simplista; incluso en la fantasía clásica existían grandes diferencias en función del subgénero. Para esa clase de análisis podría funcionar si se hace con un subgénero en concreto (por ejemplo fantasía épica).

Te tomo la palabra. He modificado el título. Centrémonos en la Fantasía Heróica o Epica
Responder
#5
(01/03/2018 09:15 AM)Ibado escribió: Podríamos considerar dos grandes épocas 

- Clásicos hasta 1980 aproximdamente 
- Juegos de Rol y Nueva fantasía desde 1980 hasta ahora.


No se trata de convertir esto en una batalla, sino más bien de analizar las diferencias que veis entre diferentes generaciones, narrativa, relativismo moral, criterios editoriales.

La división es bastante aleatoria, ya que muchas novelas de los 80 tienen muchas diferencias con obras posteriores. Quizás deberíamos optar por dividirlas entre novelas basadas en juego de rol, y novelas literarias propiamente dichas, ¿no? Huh
Nada es sencillo, excepto la creencia en la sencillez
Responder
#6
(13/03/2018 10:06 AM)Zarono escribió:
(01/03/2018 09:15 AM)Ibado escribió: Podríamos considerar dos grandes épocas 

- Clásicos hasta 1980 aproximdamente 
- Juegos de Rol y Nueva fantasía desde 1980 hasta ahora.


No se trata de convertir esto en una batalla, sino más bien de analizar las diferencias que veis entre diferentes generaciones, narrativa, relativismo moral, criterios editoriales.

La división es bastante aleatoria, ya que muchas novelas de los 80 tienen muchas diferencias con obras posteriores. Quizás deberíamos optar por dividirlas entre novelas basadas en juego de rol, y novelas literarias propiamente dichas, ¿no?  Huh

Yo creo que en los 80 después de la segunda ola de éxito de ESDLA tras la publicación de El Simarillon, y la llegada por fin al mundo hispanohablante por desgracia aunque con excepciones se da un uso y abuso de clichés, y de imitaciones descaradas a Tolkien. Hasta finales de los 70 más o menos cada autor va a portando un enfoque distinto. Moorcock, LeGuin, Alexander, Ende, Zelanzy, tienen una importante dosis de originaldad en sus propuestas. 

A finales de los 70 para mi Donaldsson con La Runia del amo execrable, aunque con sus aportes originales, es el primero que sin esconderlo, se inspira en la obra de Tolkien,  el anillo (aunque con un uso diferente), las canciones, los enemigos, los bosques, los caballos 'mágicos'.  Y después son muchos autores los que se dedican a repetir puntos que habían tenido éxito anteriormente ya sea por imitación o por oposición. 

También aparecen sagas interminables algunas con buenas intenciones, otras con una clara intención de editorial de aprovechar la conjunción de exíto de Tolkien con los juegos de Rol.

Y en los 90 a partir de Sapkowski hay otra forma de afrontar la fantasía, de forma casi destructiva, deconstruyendo clichés y casi mofándose de ellos. En los 80 ya lo hizo Pratchett desde del humor. Y Sapkowski toma esa deconstrucción para crear una nuevo estilo de fantasía. 

Y también el criterio editorial cambia a partir de finales de los 70 y principios de los 80.
Responder
#7
Si nos atenemos a esa división, la verdad es que a partir de 1980 el mercado editorial se vuelve algo muchísimo más industrializado. Se buscan todo tipo de artimañas para obtener todo el dinero posible, y eso suele perjudicar mucho a la calidad del texto. Gran parte de la literatura fantástica que se publica actualmente se hace en libracos gordísimos que podrían reducirse un montón, pero que no conviene, porque a más páginas tenga el libro más dinero se saca. Por esa misma razón, muchas historias que apenas dan para una novela acaban convertidas en sagas. Y de esas sagas la mayor parte es relleno, lo cual puede resultar muy insatisfactorio para un lector exigente.

Por otro lado, creo que cada vez es más difícil encontrar variedad, no porque no la haya, sino porque las editoriales son más de apostar a piñón fijo. Prefieren centrarse en unos pocos libros muy concretos a los que se les da muchísima publicidad, y uno se los encuentra hasta en la sopa, pero si intentas ir más allá de lo extremadamente conocido empiezas a tener dificultades para encontrar los libros. No se distribuyen bien y casi siempre están descatalogados. Antes creo que ningún libro alcanzaba las cifras de venta que a día de hoy alcanzan los grandes best-sellers, pero me parece que al menos el lector tenía más donde elegir.

Así es, al menos, la mayoría de la literatura fantástica actual que llega al público. Hay muchísima más, pero los criterios de las editoriales hacen que solo se conozca una pequeña parte de lo que hay. Y lo que se da a conocer, lamentablemente, suele estar bastante deteriorado a causa de esa obsesión por sacar el máximo beneficio. Una lástima Undecided
"¡Que la vida se tome la pena de matarme
ya que yo no me tomo la pena de vivir!"

Responder
#8
Pongo este enlace donde habla de las subdivisiones del género fantástico, puede que sea aclarador para guiarnos por el género...o que nos liemos más Rolleyes

https://mundosdeleyendas.com/2017/02/01/...-fantasia/

Hay algunas divisiones en las que discrepo, pero viene bien para empezar Cool
Nada es sencillo, excepto la creencia en la sencillez
Responder
#9
Esas divisiones las veo más sobre temáica. Pero en el fondo creo que Tolkien, Howard, Sapkowski o Martin, hacen un estilo de Fantasía que puede englobarse en Fantasía Heróica o Espada y hechicería. En los cuatro casos que comento hay magia y espadas de una u otra manera.
Responder
#10
El género de la fantasía antes de ESDLA era considerado de segunda al menos la vertiente heroica, no quiere decir que tuviera menos obras de calidad sino que estaban dirigidas a un público muy específico. La sociedad, o los lectores mayoritarios, pasaban de estos libros del mismo modo que en la actualidad muchos consideran infantiles los dibujos animados o los videojuegos.

ESDLA trajo entre muchas cosas una mayor profundidad con los personajes: dudaban, sufrían por algo más que sus heridas y, aunque en la actualidad estas características han evolucionado exponencialmente, en su época fue una revolución muy importante. El éxito de la obra de Tolkien normalizó la fantasía y trajo mucho clon que trataba de replicar su triunfo comercial.

El punto cuando se le da más importancia a la psique de los personajes es buena referencia para diferenciar obras. Aunque serviría cualquier influencia clara que significara un antes y un después para el género.

(26/03/2018 06:29 PM)Ibado escribió: Esas divisiones las veo más sobre temáica. Pero en el fondo creo que Tolkien, Howard, Sapkowski o Martin, hacen un estilo de Fantasía que puede englobarse en Fantasía Heróica o Espada y hechicería. En los cuatro casos que comento hay magia y espadas de una u otra manera.

Con esta premisa muchos libros son a la vez de comedia, drama, romántica, fantasía, sci-fi, etc. Los géneros, o subgéneros en este caso, se hacen para destacar alguna característica específica. Así facilita al lector encontrar temas que le interesen.

Tolkien es alta fantasía por que diferencia el bien y el mal de forma clara, el bien es blanco, puro y reluciente mientras que el mal es oscuro, corrupto y cruel. Al bueno de Geralt no se lo ponen tan fácil (baja fantasía), el bien y el mal toman apariencias engañosas, las decisiones no salvan al mundo o lo destruyen sino que provocan consecuencias malas o más malas, lo que Geralt denomina el "mal menor". En la fantasía heroica lo que importa es el viaje del protagonista para convertirse en héroe, o simplemente las aventuras de éste al puro estilo pulp.

Aunque subgéneros puede haber tantos como elementos a destacar tengamos, o pocos como características que queramos agrupar.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)