Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Ambición para la creación
#11
Bueno creo que la imaginación muere cuando se busca el dinero antes de la obra. El arte en mi opiniones algo muy personal y es una comunicación entre el autor de una obra con el consumidor ( por llamarlo de alguna manera). Con esto no quiero decir que por que una obra sea comercial sea mala per se ó por la búsqueda del dinero, por ejemplo el bueno de Ávida dollars, pero si cuando se da más importancia a esto último y no se transmite nada personal del artista.

Entonces tenemos que divir dos tipos en la ambición? Uno "malo" en que se busca la explotación del éxito y una ambición "buena"? que opináis?
Responder
#12
(18/04/2018 05:06 PM)JPQueirozPerez escribió: Veo mucho comentar en el hilo de ambición con respecto a cantidad y no con respecto al contenido. En ese sentido, podemos considerar autores que pretenden hacer un antes y un después: por ejemplo Emilio Bueso y su Transcrepuscular, que no sólo pretendía ser un giro total a la fantasía y al worldbuilding, sino también a las ediciones de libros, para que al final por lo que he podido ver pues ni chica ni limonada; por otro lado estaría la ambición desde el punto de vista de la riqueza/fama, en el que un autor empieza a sobreexplotar su obra (esto se acerca un poco a lo que se ha hablado de cantidad de libros, aunque no es lo mismo): ejemplos los tenemos en Rowling con su obra de teatro, la pentalogía de películas, Pottermore (que aunque se suponía una simple expansión le está sirviendo para hacer una limpieza en su imagen con temas raciales y LGBT)...; o a Meyer y su edición décimo aniversario de Crepúsculo en la que se incluye Vida y Muerte (la reescritura genderbend de su gallina de los huevos de oro) o, relacionada con esta,  E. L. James y su revisión de su trilogía desde el punto de vista de Grey.

Estos casos demuestran un claro problema en el ser ambicioso en el arte, que hace que la respuesta a la primera pregunta de todas sea un claro no, este tipo de ambición no  lleva a mayor inspiración, porque lo que parece ser inspiración no pasa de ser un intento de abarcar más de lo que se puede con algo nuevo.

Ni idea de qué es eso de Transcrepuscular, ¿puedes dar más detalles? Respecto a Harry Potter, creo que la sobreexplotación de la obra tiene lugar incluso a partir del cuarto libro... Rolleyes
"¡Que la vida se tome la pena de matarme
ya que yo no me tomo la pena de vivir!"

Responder
#13
(18/04/2018 05:20 PM)Baquevory escribió:
(18/04/2018 05:06 PM)JPQueirozPerez escribió: Veo mucho comentar en el hilo de ambición con respecto a cantidad y no con respecto al contenido. En ese sentido, podemos considerar autores que pretenden hacer un antes y un después: por ejemplo Emilio Bueso y su Transcrepuscular, que no sólo pretendía ser un giro total a la fantasía y al worldbuilding, sino también a las ediciones de libros, para que al final por lo que he podido ver pues ni chica ni limonada; por otro lado estaría la ambición desde el punto de vista de la riqueza/fama, en el que un autor empieza a sobreexplotar su obra (esto se acerca un poco a lo que se ha hablado de cantidad de libros, aunque no es lo mismo): ejemplos los tenemos en Rowling con su obra de teatro, la pentalogía de películas, Pottermore (que aunque se suponía una simple expansión le está sirviendo para hacer una limpieza en su imagen con temas raciales y LGBT)...; o a Meyer y su edición décimo aniversario de Crepúsculo en la que se incluye Vida y Muerte (la reescritura genderbend de su gallina de los huevos de oro) o, relacionada con esta,  E. L. James y su revisión de su trilogía desde el punto de vista de Grey.

Estos casos demuestran un claro problema en el ser ambicioso en el arte, que hace que la respuesta a la primera pregunta de todas sea un claro no, este tipo de ambición no  lleva a mayor inspiración, porque lo que parece ser inspiración no pasa de ser un intento de abarcar más de lo que se puede con algo nuevo.

Ni idea de qué es eso de Transcrepuscular, ¿puedes dar más detalles? Respecto a Harry Potter, creo que la sobreexplotación de la obra tiene lugar incluso a partir del cuarto libro... Rolleyes

Puedes ver aquí lo que es. No creo que lo de Harry Potter cuente como sobreexplotación, más allá de que te parezcan mejores o peores los libros estaban contando una historia hasta completarla (a diferencia de lo que ocurre con El legado maldito).
Responder
#14
Wow, buen tema.

Estoy muy de acuerdo con algunas de las cosas que los compañer@s ya han comentado. Con otras no tanto, como suele pasar. Sí que creo que es bueno fijarse metas difíciles (que uno considere que le será difícil conseguir, ya que por supuesto eso puede diferir de unos a otros). De hecho creo que no hacerlo es contraproducente. No creo que la ambición tenga que ver con la extensión, sobre todo si esa extensión se consigue a base de interminables descripciones del todo innecesarias (como ocurre con La Rueda del Tiempo, por poner un ejemplo). Se puede ser muy ambicioso con una novela de cien páginas, si en ella pretendes mostrar una idea compleja y bien trabajada, a la par que original, o si en esas páginas logras desarrollar un personaje de forma magistral, creando uno de esos personajes de los que los lectores nos enamoramos y no olvidamos jamás.

Respecto al comentario de Licordemanzana sobre Nolan… muy de acuerdo. Su tándem con Hans Zimmer en sus películas me parece brutal.

También estoy de acuerdo al cien por cien con Baquevory con respecto a Dragonlance (de los que mencionas los únicos que no he leído son La Nueva Generación). Añadiría también la tetralogía Forja de un Túnica Negro y el último relato del primer libro de los Cuentos de la Dragonlance, un relato llamado El Legado, escrito por Margaret Weis, que para los fans de Raistlin (como yo mismo) recomiendo encarecidamente leer. Para los que quieran leer algo de esta franquicia sin equivocarse, que elijan algo de Margaret Weis y Tracy Hickman, los autores originales de la saga, y no se equivocará jamás (eso sí, que se asegure de leerlos en el orden adecuado). He leído cinco o seis libros de otros autores y… nada que ver.

Como dijo Michael A. Stackpole en una ocasión, “si en algún momento (se refería a mientas escribimos nuestra novela) no tienes la sensación de haber mordido más de lo que puedes masticar, es que no estás haciendo bien tu trabajo”. Y estoy totalmente de acuerdo con eso.

Michael Douglas interpretando a Gordon Gekko en Wall Street decía: “La ambición, a falta de una palabra mejor, es buena, es necesaria y funciona”. También lo suscribo al cien por cien.

Respecto a lo de conocerse a sí mismo y demás… bueno, los límites se descubren al ponerlos a prueba. La ambición es una buena vara de medir, aunque cuando demos con nuestro techo nos duela.
La lealtad debe estar por encima de todo excepto del honor.
Responder
#15
(30/04/2018 08:15 PM)Válrrez escribió: Wow, buen tema.

Estoy muy de acuerdo con algunas de las cosas que los compañer@s ya han comentado. Con otras no tanto, como suele pasar. Sí que creo que es bueno fijarse metas difíciles (que uno considere que le será difícil conseguir, ya que por supuesto eso puede diferir de unos a otros). De hecho creo que no hacerlo es contraproducente. No creo que la ambición tenga que ver con la extensión, sobre todo si esa extensión se consigue a base de interminables descripciones del todo innecesarias (como ocurre con La Rueda del Tiempo, por poner un ejemplo).  Se puede ser muy ambicioso con una novela de cien páginas, si en ella pretendes mostrar una idea compleja y bien trabajada, a la par que original, o si en esas páginas logras desarrollar un personaje de forma magistral, creando uno de esos personajes de los que los lectores nos enamoramos y no olvidamos jamás.

Respecto al comentario de Licordemanzana sobre Nolan… muy de acuerdo. Su tándem con Hans Zimmer en sus películas me parece brutal.

También estoy de acuerdo al cien por cien con Baquevory con respecto a Dragonlance (de los que mencionas los únicos que no he leído son La Nueva Generación). Añadiría también la tetralogía Forja de un Túnica Negro y el último relato del primer libro de los Cuentos de la Dragonlance, un relato llamado El Legado, escrito por Margaret Weis, que para los fans de Raistlin (como yo mismo) recomiendo encarecidamente leer. Para los que quieran leer algo de esta franquicia sin equivocarse, que elijan algo de Margaret Weis y Tracy Hickman, los autores originales de la saga, y no se equivocará jamás (eso sí, que se asegure de leerlos en el orden adecuado). He leído cinco o seis libros de otros autores y… nada que ver.

Como dijo Michael A. Stackpole en una ocasión, “si en algún momento (se refería a mientas escribimos nuestra novela) no tienes la sensación de haber mordido más de lo que puedes masticar, es que no estás haciendo bien tu trabajo”. Y estoy totalmente de acuerdo con eso.

Michael Douglas interpretando a Gordon Gekko en Wall Street decía: “La ambición, a falta de una palabra mejor, es buena, es necesaria y funciona”. También lo suscribo al cien por cien.

Respecto a lo de conocerse a sí mismo y demás… bueno, los límites se descubren al ponerlos a prueba. La ambición es una buena vara de medir, aunque cuando demos con nuestro techo nos duela.

Interesante lo que dices sobre la Dragonlance. Te respondo aquí para no desviar: http://clasico.fantasitura.com/thread-1509.html
"¡Que la vida se tome la pena de matarme
ya que yo no me tomo la pena de vivir!"

Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)