Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Aventuras bucaneras ( microrelato)
#1
Miles de huesos se rompían al mismo tiempo que la niña croaba y saltaba. Yo ya estaba harto de dicho espectáculo. La niña había estado haciéndose la rana durante horas y no hablar de los malditos huesos rompiéndose. Yo suspire y me tumbe. El suelo estaba suave parecía como si estuviera en una nube. Espera, me levante de un brinco y vi cómo saltaba varios metros arriba, ¡ Estaba en el cielo! El suelo era una nube completamente blanca ¿ qué había pasado? No había rastro ni de la niña ni de los huesos, seguí botando durante lo que pareció horas. Me canse e intente parar. Una vez parado moví mi cabeza para ver si había alguien, todo era tan desconcertante y al mismo tiempo tan maravilloso. A la lejanía  comencé a escuchar unos cánticos de piratas, tras unos pocos segundos vi cómo se acercaba el barco y los cánticos cada vez se estaban escuchaban más alto. Lo tenía decidido iba a ser pirata ¡ Iba a ser pirata ! No me lo creía pero cuando cruzó la idea por mi cabeza no me la pude quitar, quería ser pirata. Moví los brazos, grite y seguí saltando, esperaba que de esta manera me vieran y se pararan.

Pude ver cómo la proa del barco estaba coronada por una bella sirena pintada de distintos colores. La madera era vieja y los piratas se balanceaban con los cabos de los distintos mástiles, mientras bebían cerveza y cantaban canciones de taberna. El barco se paró a escasos centímetros delante de mí y bajaron el  ancla, yo lo tomé como una invitación y decidí subirme pegando un gran salto. Cuando llegue a la cubierta no me pude creer lo que estaba viendo ¡ Era la maldita niña! Ella estaba en la cubierta croando mientras numerosos huesos se rompían alrededor de su diminuto cuerpo.
Responder
#2
Jejeje, no está mal como cuento ^^ como si saliera de un sueño! Me ha gustado.

PS: votando va con 'b' en este caso, supongo.

Buen microrrelato!

Saludos,
Responder
#3
Ostras gracias,como se me ha pasado, llevo una rachita...

Me alegro que te haya gustado este pequeño relato, nos leemos!
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)