Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Influencia de la lectura sobre la escritura: estilo
#1
Buenas, vengo a plantearos aquí un problema con el que tal vez os hayáis topado al escribir: la influencia que tiene una lectura sobre vuestra escritura, particularmente en lo relativo al estilo.

Desde hace algún tiempo, me he dado cuenta de que, cada vez que leo una novela, adopto inconscientemente su estilo y luego me cuesta mucho retomar el propio durante mi escritura. Por ejemplo, leo a Terry Pratchet y paf, me salen varias páginas contando una historia descabellada con un ritmo acelerado que choca con el estilo que le quiero dar a mi saga. Leo a James Joyce o a cualquier otro autor, y lo mismo me pasa. Es algo que, aunque ciertas veces puede resultar útil, confunde y frena a la hora de escribir si los estilos de la lectura y la escritura difieren. Por eso pregunto: ¿hasta qué punto os influencia la lectura de una novela sobre el estilo de vuestra escritura? ¿Os resulta fácil retomar vuestro propio estilo después de leer un libro con un estilo diferente?

No sé, es una idea a la que le vengo dando vueltas desde hace tiempo y me gustaría conocer vuestras experiencias al respecto :D
Responder
#2
Yo creo que estos casos se dan cuando tu estilo (el de cada uno) no está del todo definido. En mi caso también me pasa, pero creo que la diferencia es que yo uso las lecturas a mi favor. Es decir, cuando escribo algo de humor, leo cosas que me inspiren humor, como es Pratchett, Adams, Fontanarrosa, etc; y esto potencia mi escritura. Así, mi estilo humorístico se forja en la marea de las distintas plumas cómicas. De todas formas creo que son distintos modos de ver lo mismo ^_^.
"El que desea sacar la espada es un principiante. El que puede sacar la espada es un experto. El que es la espada misma es un maestro." —Risuke Otake.
Responder
#3
Buenas a los dos, pues en cierta medida coincido con ambos a la vez que difiero, me explico. Sí que es cierto que uno tiende a desarrollar una escritura similar al de las novelas que se está leyendo, aunque también es cierto que depende de lo que estés escribiendo conviene embeberse de ciertos escritores que ayudaran a perfeccionar la escritura propia. Ahora, pensad que esos escritores que tanto nos fascinan, a pesar de ser ya consagrados, aún siguen perfeccionando su escritura o (evolucionándola) gracias a otras lecturas o ideas sugeridas de autores anteriores a ellos, o en algunos casos (a pesar de ser un símil de plagio), posteriores. Viéndolo desde ese punto de vista, todos estamos influenciados por lo que vemos, oímos o escuchamos, ¿No? Ya seamos escritores nobeles o de algún modo, con largos años de práctica. Las experiencias son las que van fraguando el estilo de uno, por lo tanto, sí, estamos muy influenciados por lo (exterior), pero eso no debe de cuartear nuestro estilo propio, sino más bien mejorarlo en todo caso. Como de costumbre suelo divagar, pero supongo que más o menos se me entiende, XD, espero. Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Responder
#4
Siempre vamos a estar influenciados por lo que leemos. A mi también me pasa lo mismo, cuando leo a algún autor escribo como él pero no pienso que mi estilo aún no este definido pues tomó lo que me sirva.
Y como dijo Isaac Newton "nos pararemos sobre hombros de gigantes" para ver nuestro sueño cumplirse
Responder
#5
Mmmm, es un planteamiento interesante sobre el que meditar. Creo que todo dependerá también de si lees cosas escritas con el mismo estilo, o picas de muchas formas distintas.
En el día a día de mis clases, planteo a los chavales la metáfora de que ellos son una caja de herramientas en la que yo meto un montón de cosas diferentes: destornilladores, martillos, alicates... para que ellos utilicen y escojan la que mejor les convenga en función de lo que quieren hacer. En mi opinión, con la lectura pasa lo mismo: debemos tener multitud de herramientas de estilo para utilizarlas correctamente. El problema estriba en hacerlo CONSCIENTEMENTE y no por intuición, para poder tenerlo controlado.
Responder
#6
Gracias por vuestras ideas!

La metáfora que utilizas para tus alumnos, Yaya, me parece acertada: para un escritor siempre es indispensable tener bien claras cuáles son sus herramientas y cómo manejarlas, y para eso tiene que leer y analizar el trabajo de otros.

Está claro que a largo plazo la lectura siempre es benigna (se aprende un estilo nuevo, nuevas técnicas, etc.). Cuando uno está en plena etapa de escritura, ahí entra el problema de utilizar conscientemente un estilo o no, como dices, porque inconscientemente el libro que lees influye en la escritura, y no veo cómo arreglar el problema aparte de volver a releerse un buen trozo de la historia propia o, como dice Nikto, elegir correctamente los libros en función de la escritura del momento. Vamos, que mejor no leer a Lope de Vega si se quiere escribir como hoy en día Smile Creo que a partir de ahora voy a tener más cuidado con las lecturas y poner orden (va a ser difícil visto mi nick XD).

En cuanto a lo del estilo definido, coincido con fardis2 y alersquia en que hay muchos escritores que van cambiando de estilo según transcurren los años.  Personalmente no creo que algún día llegue a definir definitivamente ningún estilo como propio Smile
Responder
#7
Coincido con lo que decís. A mí también me ocurre que cuando un texto "cala", me cuesta salir de su influencia . Durante algunos días incluso llego a preocuparme, pensando en si solamente soy capaz de imitar aquello que leo!
Afortunada o desafortunadamente, a los pocos días todo vuelve a su ser, el resquicio de la última de las influencias aquiridas se entremezcla con los anteriores, constituyendo únicamente una pieza más del puzzle. Me gusta creer que cada nueva experiencia adquirida mejora mi escritura, y que abre nuevos caminos en mi pensamiento y en mi imaginación.
A veces también creo que lo que leemos, lo que nos cuentan, el cine y la televisión, limitan la propia creación al establecer ideas prefijadas que incoscientemente estamos condenados a seguir. Como es imposible evitar esta "contaminación", ya que de ella depende nuestro proceso de aprendizaje, es imprescindible beber de multitud de fuentes, observar tantos mundos como nos sea posible, abrir la mente a tantos horizontes como se nos presenten, y disfrutar de la enorme complejidad y diversidad que nos rodean.
Esta complejidad es tal, que yo al menos paso algunas temporadas ciertamente perdido, aunque suelo reencontrarme medianamente cuerdo. Y es que esto también forma parte del constante proceso de aprendizaje.
Me ha gustado mucho la metáfora de Yaya. A mis alumnos, les repito muchas veces que también vean a los profesores como herramientas que les servirán para ayudarles a aprender a construir por ellos mismos.
Por último, creo que se puede cambiar de estilo en los diferentes textos que uno redacta. Diría incluso que se debe hacer de vez en cuando, aunque solo sea por el mero hecho de experimentar, aprender, o simplemente divertirse.
Intresante, este hilo.
Saludos!
Persigue siempre tus sueños. Aunque no los alcances, al menos te pondrás en forma Taz
   http://www.bubok.es/libros/237681/Cazadores-Negros
   http://www.bubok.es/libros/232798/La-can...e-Tevunant
Responder
#8
Difiero con Yaya respecto a lo de la intuición. Pienso que cuando un autor se deja llevar por su intuición está siguiendo su propio estilo y no imitando el de otros. El que algo sea intuitivo no quiere decir que necesariamente sea inconsciente o descontrolado. Es como en el deporte, tú practicas y entrenas tu cuerpo y ya cuando estás en una competición te olvidas de todo y te centras en el momento presente. Tu cuerpo solo, responde a las cosas por instinto (que es algo con lo que nacemos) y por intuición (que es algo que desarrollamos a través del conocimiento, la experiencia y la práctica). Para mí la intuición no es un estado de inconsciencia sino un estado de consciencia superior en el que las decisiones se toman de manera tan rápida que parecen automáticas, pero en realidad son el fruto de un trabajo previo que se ha venido desarrollando y consolidando y que permite evaluar diferentes factores de forma casi instántanea y así tomar decisiones en un brevísimo lapso de tiempo.

Así que, desde mi punto de vista, la clave para no cambiar de estilo de manera inconsciente, es conectarse con uno mismo y escribir guiados por nuestra intuición. Pienso que cuando uno cambia de estilo según el libro que lee, es porque se está más conectado con lo que se está leyendo que con el propio interior, que es de donde sale lo que escribimos.

PD: Creo que este tema debería ir en el subforo de "Taller Literario".
Visita mi blog: Universos Imaginados

"Caminante, no hay camino, se hace camino al andar"
Antonio Machado.
Responder
#9
Bueno al parecer Kaoseto ha abierto un tema que causará debate (La caja de pandora XD) Disiento en el tema de la escritura o la (creación), no creo que deba de estar sujeto a la intuición, sino más bien a la percepción que uno pueda tener de las cosas que tiene en su entorno. Como ya comenté, no creo que uno deba de llegar a la conclusión de que está imitando a nadie, porque sería demasiado decir que uno conoce a todos los escritores o autores (conocidos, desconocidos, o de épocas remotas) para llegar a semejante conclusión. ¿Conocemos todos los escritos de la historia? ¡Seríamos bibliotecas humanas! Pienso que (todos) nos solemos basar en las lecturas de autores de los que tenemos conocimiento, y solemos sacar nuestras propias conclusiones en verso a ellos. El estilo propio es muy subjetivo a mi entender en cualquier caso. Por ejemplo, por poner alguno, Lope de Vega como comenta Kaoseto, ¿Su estilo surgió de la nada o más bien es una suma de experiencias de autores anteriores a él que lo ayudaron a madurar su propia forma de escribir?
De todas formas es la opinión de un servidor, un lunático sin más.
Respecto a la influencia o (contaminación), también debo disentir. Creo que lo que vemos, cine, lectura, la vida cotidiana y sus experiencias, no limitan la creatividad en absoluto, sino que más bien la diversifican. Creo que el proceso de maduración consiste en eso; recabar información, procesarla y luego tamizarla para nuestro propio mayor beneficio.
¡Eha, que ya se me fue la pinza otra vez! Si es que no me doy cuenta y ya estoy divagando como el Punset.
Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Responder
#10
CapitanNemo escribió:A veces también creo que lo que leemos, lo que nos cuentan, el cine y la televisión, limitan la propia creación al establecer ideas prefijadas que incoscientemente estamos condenados a seguir. Como es imposible evitar esta "contaminación", ya que de ella depende nuestro proceso de aprendizaje, es imprescindible beber de multitud de fuentes, observar tantos mundos como nos sea posible, abrir la mente a tantos horizontes como se nos presenten, y disfrutar de la enorme complejidad y diversidad que nos rodean.

Es curioso, ese pensamiento también le llevo dando vueltas desde hace muchos años. Creo que esos caminos culturales que a veces parecen querer fijar nuestra capacidad imaginativa (y por consiguiente destruirla poco a poco) no impiden en realidad que se abran otros caminos que ofrezcan nuevas ideas y conceptos, y cuantas más ideas, más es posible que surjan caminos nuevos y originales.

Lo cierto es que este tema sobre la originalidad y el poder creativo es viejo como el mundo. Ya se abordaba por ejemplo con el debate de los Antiguos y los Modernos, así como entre los clásicos y románticos. Al fin y al cabo, se dice que los neoclásicos se inspiraban de la mezcla de obras leídas para hacer sus propias creaciones originales, mientras que los románticos abogaban por la libertad creadora y, según decían, sacaban su originalidad del interior del individuo, sin pasar por ninguna imitación. Jonathan Swift, por cierto, en su Batalla entre los libros antiguos y modernos (1697), comparaba a los neoclásicos con abejas ya que van libando de flor en flor, y a los modernos con arañas, ya que sacaban su telaraña de su propio cuerpo. Aunque yo siempre he pensado que, así y todo, la araña tiene que alimentarse del mundo exterior para producir más telaraña ;)

Andy_Megumi escribió:Difiero con Yaya respecto a lo de la intuición. Pienso que cuando un autor se deja llevar por su intuición está siguiendo su propio estilo y no imitando el de otros. El que algo sea intuitivo no quiere decir que necesariamente sea inconsciente o descontrolado. Es como en el deporte, tú practicas y entrenas tu cuerpo y ya cuando estás en una competición te olvidas de todo y te centras en el momento presente. Tu cuerpo solo, responde a las cosas por instinto (que es algo con lo que nacemos) y por intuición (que es algo que desarrollamos a través del conocimiento, la experiencia y la práctica). Para mí la intuición no es un estado de inconsciencia sino un estado de consciencia superior en el que las decisiones se toman de manera tan rápida que parecen automáticas, pero en realidad son el fruto de un trabajo previo que se ha venido desarrollando y consolidando y que permite evaluar diferentes factores de forma casi instántanea y así tomar decisiones en un brevísimo lapso de tiempo.

Del todo de acuerdo, no sabría explicarlo mejor! El problema, supongo, es cuando te dejas llevar tanto por la intuición que luego no te fijas en que estás libando demasiado en la misma flor :) O al menos hasta pasado un buen rato. Por eso, dejar que escribir se vuelva automático está bien, pero en su justa medida, ya que hay que preguntarse de cuando en cuando si esa intuición no se ha ido torciendo con el tiempo, porque a veces la intuición, la experiencia y la práctica tienen altibajos.  A veces hay que hacer exámenes de conciencia. De ahí que puedan existir escritores muy buenos que vayan decayendo en sus últimas obras.

fardis2 escribió:Por ejemplo, por poner alguno, Lope de Vega como comenta Kaoseto, ¿Su estilo surgió de la nada o más bien es una suma de experiencias de autores anteriores a él que lo ayudaron a madurar su propia forma de escribir?

Efectivamente, vale preguntárselo para todos los autores. Lope de Vega sin duda mostró originalidad —y una producción asombrosa— pero sin duda se guiaba por otras obras que habría leído antes. Simplemente también porque el artista tiene que aprender a conocer a sus lectores/espectadores para saber qué andan buscando (entretenimiento y emoción en el caso de Lope de Vega y de la mayoría de los escritores) y desde luego una obra originalísima tal vez no hubiera gustado tanto a su público, quien buscaba sobre todo acción, amor, enredos, batallas… (en realidad un poco lo que se busca en la literatura de fantasía hoy en día, jeje).

Cita:¡Eha, que ya se me fue la pinza otra vez! Si es que no me doy cuenta y ya estoy divagando como el Punset.

Jeje, pues me temo que a mí se me ha ido todavía más el teclado XD
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)