Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 3 voto(s) - 4.67 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Reto Enero 2019: Ni siquiera París.
#11
Una prosa soberbia, de un autor muy sensible y conectado con lo que escribe, pues considero que no puede ser de otra manera cuando se llega a ese nivel. Estoy seguro de quién ha escrito esto, pese a los años pasados sin venir al foro.
No le veo fallos formales, tal vez excesivos localismos, lo cual no es un fallo en absoluto, puesto que los personajes son de dónde son y dichos localismos contribuyen a fortalecer sus personalidades y colocarlos en un mundo cuya geografía, por las diferentes sensaciones que producen uno u otro lugar, tiene importancia para el autor. No me parece un texto recargado, fluye bien y expresa lo que quiere expresar sin agotar al lector.
El relato no tiene acción, ni suceden grandes cosas a la vista, pero en cambio sí que suceden, pues son poderosos sentimientos entre dos personas, a menudo muy por encima de las meras acciones…en éste caso parecen ser las inacciones de los protagonistas, sus silencios y cobardías, algo tan propio del amor excesivamente intenso.
Me ha calado, el relato me ha calado mucho, me he imaginado esa lluvia y ese tren, el París sobrevalorado, esas miradas a la lontananza…maldito autor, me has hecho recordar antiguas relaciones propias, con cuentas pendientes y cicatrices de esas que permanecen para siempre en la piel, como un recordatorio que no te deja descansar.
Bueno, gran relato en suma, echaba de menos algo así.
Responder
#12
¡Me dejas sin palabras!

Nos vendes otra vez la misma historia, o una muy similar, y con todo, es tan atrapante... No entiendo la mitad de las referencias, ni soy un fan de las historias que giran en torno al amor, o al desamor, pero madre mía, ¡la calidad del escrito es tan buena...! Disfruto cada frase, cada pensamiento que deja caer el protagonista en mitad de la narración y cada pequeño diálogo que brota de la boca de los personajes. Se aspira vida en el relato y cada vez que hay dolor, duele también, cada vez que se alude a ese vacío, se siente desasosiego. Es increíble.

Me quito el sombrero una vez más, querido autor. ¡Gracias por la lectura, y síguete dejando ver por aquí!
Ob-la-di Ob-la-da
Responder
#13
Todo cambia. Todo. Como el mar en el cuento de Hemingway. Lo tuyo, querido autor, es hasta patológico, y creo que debería denunciarte por haber secuestrado mi propia firma.

[Imagen: norwegian_wood.jpg]

Todo cambiaba en aquella maldita ciudad. Todo. Como el mar en el cuento de Hemingway.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)