Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Fantasía] El Último Deseo (Borrador)
#1
¡Hola amigos!
Me animo a compartir con ustedes el inicio de mi primera novela.
Seguramente tenga decenas de errores (de todo tipo y color), pero quería saber si creen que es un comienzo que los motiva a continuar, o si debería replantearme volver a hacerlo. Y si tienen un ojo más crítico, que cosas debería mejorar en mi escritura (o tener en cuenta en la correción) para que sea más amena.
Si tienen ganas de leer un poco más, les dejo anexado el archivo del capítulo uno completo.
Gracias de antemano. ¡Saludos!
 
 
1.
Liberi Fatali
 
Las gotas de lluvia chocaban frenéticamente contra una lápida cristalina, la cual resplandecía en un tono azulado por la tenue luz de luna que se filtraba entre las nubes. Cael la miraba fijamente. No quitaba su vista de allí, perdido entre las letras de la inscripción que tenía grabada. Sus mechones de cabello negro chorreaban agua a montones, deslizándose por su cara y uniéndose con las lágrimas que caían de sus ojos verdes. Alzó su mirada y contempló el paisaje. Estaba en lo alto de una verde colina. El pasto mojado cubría cada centímetro del suelo, desprendiendo olor a tierra húmeda.
Ese era el lugar favorito de su madre Sarah. La belleza de la colina era impresionante. Desde ese lugar se podía ver tanto su pueblo Dremhaven, como también el río que los separaba de las ruinas de Gardehn. Además, la colina contaba con numerosas flores de diversos colores y formas, que transmitían paz y tranquilidad a quien las mirara. Pero ese no era el caso. No esa tarde.
Las hermosas flores estaban siendo pisoteadas por un montón personas que Cael tenía a su alrededor, gente de su pueblo. Rostros que veía todos los días, pero con los que él no tenía ningún tipo de vínculo. Tanta gente a su alrededor, ¿por lo menos conocían siquiera a su madre, o solo estaban allí por cordialidad?
Su madre Sarah, a pesar de haber sido hija de una familia importante en la capital Gran Nuage, había elegido al lejano pueblo de Dremhaven como el lugar donde establecer a su familia. Rápidamente se ganó el cariño de todos allí. Amable y servicial, siempre a disposición de los demás, generosa y alegre. Cael admitió al instante que en realidad toda esa gente realmente quería y apreciaba a su madre. Tanta gente allí, pero no estaba el, su padre. Cael cerró fuertemente su puño durante un instante, y luego alivió la tensión. Tampoco le sorprendía su ausencia. Su padre se había ido y nunca más había vuelto. Ni siquiera valía la pena perder el tiempo pensando en él.
Cael volvió sus ojos al cielo y contempló durante unos segundos las difuminadas nubes que formaban un gran plano de un asfixiante y sucio gris. Bajó su cabeza y analizó la uniforme cicatriz en su mano derecha. Le ardía, pero no le importó. Su mente vagaba en recuerdos del pasado.
Pensó en el último momento en que vio a su madre con vida. La imagen de ella postrada en su cama, con el brillo de sus ojos apagándose lentamente, pero con una sonrisa. Siempre con una sonrisa.
Sarah había intentado despedirse, pero el no quiso escucharla. En aquel momento estaba negado a dejar morir a su única familia, pero a su vez se veía sumido en la impotencia por no poder salvarla. ¿Porque él pudo curarse y ella tenía que morir? Volvió a ver su cicatriz. Aunque sabía que muy pocas personas eran capaces de sobrevivir a la mortal enfermedad de anezhar, él no quería escuchar a su madre, solo quería salvarla.
Volvió a mirar el cielo, lleno de dolor por no haber podido decir una palabra tan simple: adiós. ¿Seguiría su madre allí, vigilándolo desde alguna estrella, desde algún lugar más allá del cielo? O desde donde sea el lugar al que iban las almas de la gente bondadosa. Porque tenía que existir algún lugar así, su madre no podía haber dejado de existir para siempre.
Las heladas gotas impactaban suavemente en su rostro. Pero el no sentía frío, ni siquiera sentía la lluvia en su cuerpo. No sentía nada salvo dolor. Estaba vació por dentro, y el sentimiento de tristeza al haber desperdiciado el último momento con su madre lo llenaba. Se preguntaba constantemente que hubiera cambiado si él no hubiera escapado aquella tarde. Pero la respuesta era siempre la misma: hubiera tenido la posibilidad de decir adiós.
Una mano se apoyó en su hombro y Cael giró la cabeza para ver quien lo estaba tocando. Pero allí no había nadie. De hecho se percató en que no había nadie más en todo el lugar. ¿Y la gente que hasta hace un instante estaba junto a él? Miró a los alrededores, pero no había ni una persona.
—Cael. —Una conocida y melodiosa voz sonó a sus espaldas.
Cael volvió su vista al sitio en que estaba la lápida, pero esta había desaparecido. Ahora en su lugar se encontraba de pie una mujer con un sencillo vestido de un amarillo apastelado con ribetes blancos. Era una mujer de rasgos delicados, con finos cabellos dorados e intensos ojos verdes. El mismo verde de los ojos de su hijo.
El joven quedó petrificado, pero rápidamente su rostro se transformó en una gran sonrisa.
—¡Mama! —dijo con un nudo en la garganta que le impedía hablar con claridad. Alzó sus brazos, intentando llegar a ella, pero a medio camino se detuvo horrorizado con lo que estaba viendo. Su sonrisa desapareció en un instante.
Los ojos de la mujer empezaron a soltar lágrimas. Pero no eran transparentes como las de cualquier persona, eran lágrimas de sangre. Caían en su rostro mezclándose con la lluvia y dejando un rastró carmesí allí por donde pasaban.
Sarah sonrió, y levantó un brazo hacia su hijo.
Cael, entre dudas y horror, se dejó llevar por su corazón. Con o sin lágrimas de sangre, ella era su madre. Por fin podría despedirse.
—Madre… —dijo alzando el brazo para tomar su mano—. Adi…
Antes de pueda terminar la palabra, en el instante en que sus dedos rozaron a los de su madre, un rayo impactó en el lugar donde ella estaba situada, produciendo un fuerte estruendo acompañado de una luz cegadora.
Cael despertó agitado y transpirado, con la cicatriz de su mano derecha ardiendo suavemente. De nuevo volvía a revivir aquella secuencia de su vida, otra vez con un nuevo final. ¿Cuantas veces más iba a tener que volver a vivir esa pesadilla?
Se sentó en su cama, y con una parte de la sábana secó el sudor de su rostro. Respiró profundamente tratando de despejar su cabeza de aquellas imágenes horribles, pero el ardor en su mano era cada vez más intenso. El dolor aumentaba a cada segundo, produciendo un escozor que hacía a Cael sujetarla con su otra mano fuertemente.
Cael odiaba cada vez más aquella cicatriz, el ardor que le producía, y los recuerdos que le traía. Aunque a veces recapacitaba y llegaba a la misma conclusión: simplemente era una estúpida marca como secuela del Anezhar, considerada la peor enfermedad mortal. No conocía muy bien el tipo de consecuencias que tenían otros pocos afortunados como el, pero sabía que eran muchas de ellas eran peores que una cicatriz. ¿Algún día el mundo encontraría una cura para la maldita enfermedad? No lo sabía, ni tampoco era su mayor preocupación.
El dolor disminuyó a un nivel aceptable. Desde el día que se curó nunca había desaparecido ese ardor. Tuvo que aprender a vivir con el.
Cael tomó un cuadro colocado en una mesita a un lado de su cama, y observó la imagen del mismo. La fotografía estaba tomada en la misma colina en donde había sido enterrada su madre, un campo lleno de flores coloridas y césped verde, iluminados por la anaranjada luz del atardecer. Allí estaba Sarah junto a un niño en cada lado. Uno de ellos era un pequeño Cael de ocho años, quien tenía una tímida sonrisa en sus labios. Y el otro chiquillo, de tez bronceada, cabellos dorados y chispeantes ojos violetas, era su mejor amigo Kommet, quien al contrario de Cael, tenía una sonrisa tan amplia que mostraba todos sus perlados dientes. Así era el, siempre de buen humor.
Ambos estaban abrazados a ella, ambos la querían por igual. Cael recordaba perfectamente aquel día. El viento llevando consigo el perfume de las flores, la comida hecha por su madre para ellos. No tenían mucho dinero para grandes banquetes, pero no lo necesitaban. Eran felices con poco.
—Falta poco para volver a verte madre, solo espérame… —susurró suavemente mientras dejaba el cuadro en su lugar. El día que tanto estaba esperado había llegado.


Archivos adjuntos
.pdf   EUD - Borrador cap. 1.pdf (Tamaño: 87,63 KB / Descargas: 7)
Responder
#2
Muy bien escrito. La única pega que veo que en un "él" te has dejado la tilde. Por lo demás, muy bueno. También sugiero poner "su madre, Sarah" y no "su madre Sarah" cuando se la nombra por primera vez.

Me siento identificado con Cael por el sueño que tiene. Yo he soñado cosas similares al morir seres queridos.
Responder
#3
(15/02/2019 06:32 AM)Iramesoj escribió: Muy bien escrito. La única pega que veo que en un "él" te has dejado la tilde. Por lo demás, muy bueno. También sugiero poner "su madre, Sarah" y no "su madre Sarah" cuando se la nombra por primera vez.

Me siento identificado con Cael por el sueño que tiene. Yo he soñado cosas similares al morir seres queridos.

Muchas gracias por tus palabras!

Si, apenas le hice una corrección general en la que seguramente me dejé varias cositas. Pero me alegra mucho que te entretuviera!
Responder
#4
Hola amigo.
No creo que debas quedarte con la idea de que está bien escrito. No lo está.
Demasiadas palabras para decir una cosa, falta mucha concreción. Muchas comas que deberían ser puntos. Ingentes cantidades de adverbios terminados en mente. adjetivos antepuestos por todas partes....
Pero no te desanimes. Si yo reconozco todo eso es simple y llanamente porque yo cometía los mismos errores. Tienes madera, pero has de practicar más y, sobre todo, leer mucho y fijándote en cómo escriben los que saben de verdad.
Un saludo.
Responder
#5
(16/02/2019 06:08 AM)ÁlexBerna escribió: Hola amigo.
No creo que debas quedarte con la idea de que está bien escrito. No lo está.
Demasiadas palabras para decir una cosa, falta mucha concreción. Muchas comas que deberían ser puntos. Ingentes cantidades de adverbios terminados en mente. adjetivos antepuestos por todas partes....
Pero no te desanimes. Si yo reconozco todo eso es simple y llanamente porque yo cometía los mismos errores. Tienes madera, pero has de practicar más y, sobre todo, leer mucho y fijándote en cómo escriben los que saben de verdad.
Un saludo.


Hola Álex!

Muchas gracias por tus consejos, aprecio mucho tu sinceridad.
Simplemente quería saber si la idea argumental del inicio es o no atractiva para enganchar como primera escena. No creo ni por lejos que esté bien escrito, pero que me marques estos errores me viene bien porque justamente no tuve la experiencia necesaria para notarlos en una primera corrección. Y me alegra mucho que tengas el ojo suficiente para mostrármelo, porque en mi entorno lamentablemente no tengo gente lectora-detallista.
Lo voy a tener muy en cuenta cuando vuelva a hacer corrección de todo. Según veo, va a tener que ser minuciosa y exhaustiva jajaj
 
Abrazo grande!
Responder
#6
Hola, Cross,

Preguntas si la idea que propones es o no atractiva. Si te sirve mi opinión, que es solo una opinión, te diría que el problema no es tanto la corrección del texto, sino el fondo.
Después de todo defectos de puntuación, repeticiones, exceso de adverbios y adjetivos y otros vicios varios en escritores primerizos son aristas en un texto que se pueden ir puliendo revisión tras revisión al mismo tiempo que se aprende. Por ese lado no es un abismo insalvable ni mucho menos. Además diría que ya empiezas con mejor nivel que otros textos que he leído.
Sin embargo es que siempre me parece estar leyendo lo mismo. No es que la idea sea intrínsecamente mala, al contrario atractiva ha de ser ya que parece que tiene una pléyade de seguidores. Es solo que esta gastada hasta la extenuación. Aunque esté bien planteada, aunque los personajes estén más o menos bien delimitados, aunque los diálogos estén bien construidos, veo el mismo inicio de siempre: adolescente con viaje iniciático en ciernes, está vez con la variación de la resurrección materna en lugar del salvar el mundo entero de un destino horrible y oscuro. O una combinación de ambas, que también podría ser. En las primeras páginas le cae del cielo una espada mítica sin ningún esfuerzo y un destino heredado que cumplir. ¿De qué me suena eso? ¿Eragon? ¿Añoranzas y pesares?  
No quiero desanimarte, ni mucho menos. Quizá sea una fase por la hay que pasar para depurarse, algo que se tiene que escribir para encaminarse luego a otro tipo de historias diferentes. Y supongo que en parte se asienta en el sustrato de las historias de las que nos hemos nutrido y que son del  tipo que nos gusta leer. Así que, si realmente te gusta escribir, te animo a que lleves hasta el final esta historia y que aprendas todo lo que puedas en el proceso. Lo que cuentas te tiene que gustar a ti el primero o nunca harás nada de provecho escribiendo. Como te he comentado más arriba he visto partes, sobre todo al inicio del capítulo, que me han dado buena impresión. Así que sigue.
Responder
#7
(16/02/2019 07:52 PM)Momo escribió: Hola, Cross,

Preguntas si la idea que propones es o no atractiva. Si te sirve mi opinión, que es solo una opinión, te diría que el problema no es tanto la corrección del texto, si no el fondo.
Después de todo defectos de puntuación, repeticiones, exceso de adverbios y adjetivos y otros vicios varios en escritores primerizos son aristas en un texto que se pueden ir puliendo revisión tras revisión al mismo tiempo que se aprende. Por ese lado no es un abismo insalvable ni mucho menos. Además diría que ya empiezas con mejor nivel que otros textos que he leído.
Sin embargo es que siempre me parece estar leyendo lo mismo. No es que la idea sea intrínsecamente mala, al contrario atractiva ha de ser ya que parece que tiene una pléyade de seguidores. Es solo que esta gastada hasta la extenuación. Aunque esté bien planteada, aunque los personajes estén más o menos bien delimitados, aunque los diálogos estén bien construidos, veo el mismo inicio de siempre: adolescente con viaje iniciático en ciernes, está vez con la variación de la resurrección materna en lugar del salvar el mundo entero de un destino horrible y oscuro. O una combinación de ambas, que también podría ser. En las primeras páginas le cae del cielo una espada mítica sin ningún esfuerzo y un destino heredado que cumplir. ¿De qué me suena eso? ¿Eragon? ¿Añoranzas y pesares?  
No quiero desanimarte, ni mucho menos. Quizá sea una fase por la hay que pasar para depurarse, algo que se tiene que escribir para encaminarse luego a otro tipo de historias diferentes. Y supongo que en parte se asienta en el sustrato de las historias de las que nos hemos nutrido y que son del  tipo que nos gusta leer. Así que, si realmente te gusta escribir, te animo a que lleves hasta el final esta historia y que aprendas todo lo que puedas en el proceso. Lo que cuentas te tiene que gustar a ti el primero o nunca harás nada de provecho escribiendo. Como te he comentado más arriba he visto partes, sobre todo al inicio del capítulo, que me han dado buena impresión. Así que sigue.

Hola Momo!
Muchas gracias por tomarte el tiempo y darme una opinión.

Si, la idea principal justamente es arrancar con algo cliché. Algo gastado y usado como es un chico predestinado (de ahí el título del capítulo Liberi Fatali) camino a una torre que cumple deseos. Pero a esa misma idea darle giros argumentales, varias vueltas al guion con la idea de sorprender. Tratar de hacer algo distinto de algo tan gastado.
Sinceramente es una historia muy inspirada en lo que son los videojuegos JRPG, al estilo saga de Tales of. Historias que suelen arrancar siendo comunes/básicas y evolucionan a medida que se desarrollan. No sé si es lo ideal para una novela, pero bueno, es algo que hace mucho tiempo tenía ganas de hacer.
Por lo menos es la idea con la que hice la planificación. No sé si lo logré o no. Eso lo sabré el día que la termine y consiga algún lector beta que me dé una opinión sincera, como la que me dan ustedes ahora. De todas formas es mi primera vez haciendo esto y sé que tengo mucho por mejorar.

Realmente muchas gracias a todos por los consejos y los ánimos. De verdad me alientan a seguir practicando y estudiando, sobre todo ahora que recién empiezo y se hace tan difícil de a momentos.
Responder
#8
A mi me pareció lo de siempre, muy visto, pero mencionas que esa es la intención para cambiar de rumbo conforme avance la historia, asi que este punto está zanjado.

Ahora, ¿en que tiempo parecido al nuestro transcurre la historia?, en cierto momento se menciona que Cael toma un cuadro y mira una fotografía, esa acción me parece que haría alguien que viviera de 1900's en adelante, no va con una historia tipo medievo o algo asi.

En cuánto a la puntuación te lo debo, no sé de reglas ortográficas.
Responder
#9
(18/02/2019 12:42 PM)Duncan Idaho escribió: A mi me pareció lo de siempre, muy visto, pero mencionas que esa es la intención para cambiar de rumbo conforme avance la historia, asi que este punto está zanjado.

Ahora, ¿en que tiempo parecido al nuestro transcurre la historia?, en cierto momento se menciona que Cael toma un cuadro y mira una fotografía, esa acción me parece que haría alguien que viviera de 1900's en adelante, no va con una historia tipo medievo o algo asi.

En cuánto a la puntuación te lo debo, no sé de reglas ortográficas.

Hola Duncan!
 
En cuanto al inicio de la historia, la cambié un poco. Sigue el cliché obviamente, pero menos alevoso. No consigue la espada, la tiene desde hace años. Y su origen le da un poco más de carácter al protagonista.
En cuanto al protagonista: Volví a leer todo lo que tengo y… NO tiene personalidad, en lo absoluto. La verdad me dio asco. Hasta el sacerdote tiene más personalidad que él. Creo que eso pasa porque escribo mucho como piensa, pero no lo hago expresarse. Debería interactuar más. Ya sea agregando más dialogo, o por lo menos escribiendo líneas de pensamiento en vez de narrar tanto.

Respecto a que momento histórico de nuestro mundo pertenece, es largo de responder.
Es una novela en un mundo medieval, pero que posee unos pocos “adelantos” tecnológicos. Estos avances en realidad pertenecen a siglos pasados. Me explico: Años atrás, cuando el planeta rebosaba de energía, la civilización inventaba artefactos que funcionaban en base a ella. Desde  maquinas voladoras, elementos para lavar ropa, ascensores, y un largo etc. Pero esa energía, al momento en el que arranca la novela, es casi nula. Solamente unos pocos artefactos son utilizables, los que menos energía consumen (como la máquina para sacar fotos por ejemplo). Básicamente, por este problema, el mundo se estancó en lugar de seguir avanzando.
En la actualidad del planeta hay una sola ciudad que puede usar la mayoría de los artefactos antiguos (por ejemplo, es la única que utiliza lámparas). Eso sucede porque está situada en el punto exacto hacia dónde fluye toda la energía del mundo. Aunque eso ya es cuestión de la trama en sí.
Salvando las distancias, lo voy a tratar de explicar con nuestro mundo. Si lo pensamos como la Tierra, tenemos que imaginar que en el medievo los humanos descubrieron una energía símil electricidad y comenzaron a evolucionar en base a ella. Pero con el paso de los años esa “electricidad” empezó a desaparecer, quedando solo un 5% en todo el mundo (excepto una sola ciudad). La civilización no pudo avanzar tan rápido como lo venían haciendo, quedando utilizables unos pocos objetos que no encajan con la época.

Perdón por hacerla tan larga jajaj
Saludos!
Responder
#10
Hola, Cross,

Me he leído el capítulo y hay muchos puntos positivos, como que la mayor parte de las frases son fluidas, el transcurrir de los pensamientos coherente y la historia se sigue con facilidad. Un punto positivo que me ha impactado es el de las descripciones del paisaje y el cielo al principio, con la escena del sueño, me lo he representado todo realmente muy bien. Los personajes, aunque podrían ser más profundizados y menos estereotipados, caen bien. Como dices, al protagonista sí que lo revisaría y le daría aún más pensamientos y reacciones ya desde el principio.

Como puntos negativos:
¤ 1) las descripciones de las vestimentas fueron un poco demasiado detalladas para mí (en particular la de Kommet) y aunque están escritas de manera bastante llevadera, no sé si quedan naturales. ¿El protagonista le da importancia a la estética? Si tal es el caso, debería verse más claramente, como que se acicala bien conscientemente. Si no es el caso, el lector puede contentarse con una descripción más escueta y esperar que vengan los detalles más con cuentagotas en un momento en el que le añada algo a otra escena.
¤ 2) Lo de «Gran Nuage» me ha descolocado un poco por su semejanza con el francés
¤ 3) Hay erratas, aunque nada insalvable para nada, no me frenaron para la lectura. Aquí van algunas que apunté en un momento de mi lectura:
- el último lugar al que visitar -> sin el «al»
- hay unos cuantos problemas de concordancia temporal: regatee -> regatease ; antes de que lo vean -> viesen ; Hace cuánto tiempo había descubierto -> hacía cuánto tiempo que había ; y hay alguno más
- revisa las tildes (es lo más rollo de revisar xD): dejo las flores -> dejó ; que día era hoy -> qué ; el mismo -> él
- aun sonriendo -> aún (con sentido de «todavía»)
- pertenecer a alguien -> a una persona, mejor
- Era en vano ocultar -> sin el «en»
- inscriptos -> «inscritos», diría, lo otro es un arcaísmo
- repites mucho el adverbio "completamente"
- confundes «deber» con «deber de» en «Su padre debía haber muerto, era lo más probable»
- se concentró, no como, -> «no supo cómo», supongo
- hormiguero -> hormigueo Smile
- Lo eres desde el momento de decidir -> «momento en que decidiste», me suena mejor
- comprendió porque -> por qué (el error está en otros sitios)
- mirar a atrás -> sin el «a» (el adverbio ya contiene la preposición)
¤ 5) En cuanto al fondo, como te comenta Momo, es cierto que el planteamiento se hace un poco cliché, pero no es mayormente un fallo dependiendo de cómo siga. De momento, con lo de la torre, me recuerda de hecho a algunos juegos de mazmorras. Tomar un escenario así da para muchas aventuras y personajes y, dependiendo del carácter de estos, una historia cliché puede pasar de ser insípida a ser entretenida.

Sea como sea, me parece que vas en buen camino!
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)