Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
PROLOGO LA NOCHE MÁS OSCURA
#1
-                     ¿Quién anda ahí? - Preguntó el anciano en medio de la noche. Aunque no podía ver nada sabía que alguien lo acompañaba en la habitación.

Poco importaba que fuese la noche más oscura de todo el mes. Desde donde estaba ubicada la tribu apenas podían distinguirse algunas estrellas por entre las gruesas hojas de los árboles. Era llamada la Selva Mística debido a lo denso del follaje que la cubría y que hacía que sólo unos pocos rayos de luz, fueran de Sol o de luna, ingresaran hasta el suelo de la selva. Esto había generado desde siempre un ambiente espiritual y misterioso con el cual los exploradores habían fantaseado e imaginado cuantas historias habían podido. Lo único cierto de todas esas historias que se contaban, era que la supervivencia en esa selva era increíblemente dura. El viejo Val’gurak Musgonegro lo sabía mejor que nadie. Había vivido en la selva toda su vida y ya para los años que tenía, la Selva y él ya eran prácticamente uno.
-                     Esta no ser hora para realizar visitas - exclamó el viejo Mohán mientras se levantaba de la cama con pausada tranquilidad - y mucho menos pa´ entrar en recinto privado y sin permiso - algo no estaba bien y el podía sentirlo.

Las energías que gobernaban los elementos llevaban varios días inestables e intranquilas, lo que a Val´Gurak no le parecía extraño, teniendo en cuenta los acontecimientos que habían tenido lugar en los últimos tiempos. Pero esa noche en concreto, estas energías estaban particularmente inquietas. Como si estuvieran invadidas por un temor poco común que querían hacerle transmitir al anciano.
 
-                      Tranquilícese anciano - una voz ronca y fantasmal respondió desde la oscuridad - vengó a entregarle un mensaje.
-                      ¿Acaso no poder esperar hasta que ser de día? - gruñó el Mohán con cierta molestia en su voz.
-                      El señor que envía el mensaje no puede esperar - respondió el intruso - los mensajes del dios de la muerte no pueden esperar.
-                      Tus dioses no tener nada que ver con los míos - respondió el anciano - y mucho menos conmigo.
-                      Eso depende del punto de vista con el que se mire - la voz fantasmal habló con serenidad.
-                      ¿A qué punto de vista referirte?
-                      A que si lo vemos en el presente o si imaginamos el futuro - la Voz fantasmal hablaba con emoción y orgullo - es cuestión de tiempo anciano, usted lo sabe.
-                      Entonces no enviarte tu dios de la muerte - comentó el Mohán - enviarte tu “reina”, o los amos que gobernarla a ella - dio unos pasos con lentitud hacia un extremo de la habitación. Aunque no se veía nada, el viejo Chamán conocía de memoria el lugar.
-                      Ellos no son nuestros amos - refunfuñó - Nosotros no tenemos amos.
-                      Yo tampoco tener amo - exclamó Val’gurak - ni mucho menos mi gente. Y yo no permitir que la bruja a la que tu llamar reina se apodere de la selva y de mi pueblo.
-                      Precisamente por eso estoy aquí - la voz fantasmal comenzaba a sonar molesta - la dama Nocheoscura le pide que por favor reconsidere su propuesta.
-                      Dile a tu “reina” que yo no tener nada que reconsiderar. Yo nunca permitir alianza entre tu pueblo y el mío - Val’gurak se notaba molesto, pero seguía hablando con tranquilidad.
-                      La dama supuso que usted diría eso - profirió la voz en tono casi de satisfacción - por eso me envió personalmente a convencerlo.
-                      Eso yo poder imaginarlo - dijo el Mohán - ser extraño que el mismo Malagar Corazonsombrío sea quien haber venido como mensajero de la Dama.
-                      ¿Usted me conoce? - el intruso soltó sorprendido.
-                      Yo conocer a mucha gente - respondió Val’gurak - y más cuando tener que cuidarme de ellos. Tu ser un asesino, no un mensajero - En ese momento el viejo chamán encendió una lámpara de aceite vieja y ornamentada con símbolos e imágenes conmemorativas de la raza de los Kenaí.
-                      Creo que comienzo a entender - de la oscuridad apareció un ser grande, de cabello largo y de un blanco que parecía nieve. Su piel era oscura como la noche y daba la impresión  de ser tan dura como el acero. Sus ojos, que eran de un intenso color rojo como la sangre, permanecieron fijos sobre los símbolos estampados en la lámpara - ¿usted está de parte de los Kenaí, ¿verdad?
-                      ¿tu porque creer eso? - indagó el Mohán - cual ser la diferencia entre ustedes, todos ser la misma amenaza pa´nuestras tierras, ustedes llegar aquí por la misma razón. Todos querer adueñarse de la selva y yo no estar a favor de ninguno. Pa´mi todos ustedes, intrusos, ser lo mismo.
-                      No somos los mismos - Protestó Malagar mientras movía una pequeña esfera entre sus dedos - siempre cargaremos con el peso de haber sido en algún momento parte de ellos, Pero los Moreléd somos muy superiores a la raza de los Kenaí. Somos su evolución.
-                      ¿Y entonces porque  esa raza que tu aseguras ser inferior haber sido la responsable del destierro de tu gente? - el Chamán hablaba con tranquilidad y suavidad, como si estuviera charlando con un conocido de toda la vida, no con su potencial asesino. Ciertamente ese tono tranquilo e indiferente molestaba cada vez más al intruso.
-                      Nos temen - respondió sin perder el control - saben que somos superiores a ellos y superiores a todos los demás seres de Irelion. Por eso nos enviaron al mundo subterráneo. Pero pronto vamos a volver y a retomar lo que nos pertenece por ley.
-                      ¿Y cuál ley ser esa?
-                      La ley de la supervivencia. El más fuerte sobrevive.
-                      Tú saber que yo no permitir que eso ocurra.
-                      Sí, lo sé. Y no sé si su intención era aliarse con los Kenaí para detenernos, pero igual eso ya no importa - comentó Malagar - si no está a favor de nosotros, está en nuestra contra y los Moreléd eliminamos a los que están en nuestra contra - el Mohán giró en sus talones y quedó frente al intruso con el que hablaba.
-                      Sabes… tu hablar mucho pa´ser un asesino.
-                      ¡Ja! - Bramó burlonamente - usted tiene razón. Es bastante observador. Normalmente soy un asesino, y muy bueno, si me permite decirlo. Pero esta vez no vengo a matarlo - el Sombrío visitante hablaba con tranquilidad - solo vengo a darle el mensaje de la Dama Nocheoscura y a persuadirlo de que nos acompañe.
-                      Yo no tener intenciones de moverme fuera de esta habitación - exclamó Val’Gurak con jactancia.
-                      Eso tiene solución…
En ese momento algo atravesó la ventana e ingresó en la habitación con mucha agilidad. Val’gurak no se imaginó tener otro visitante, sobre todo uno tan especial en su última noche. Aunque no podía ver quien había ingresado por la ventana, sabía de quien se trataba. Desde el primer momento en el que lo había visto cerca de su tribu, hacía ya un par de días, había tenido la idea de que sus planes no eran buenos, pero nunca se imaginó que fuera a intentar asesinarlo.   

El Chamán alcanzó a escuchar un alboroto afuera. Al parecer las alarmas que avisaban de la presencia de intrusos en la aldea de los mohánes acababan de activarse y los guardias que estaban en turno en ese momento, comenzaban a moverse con urgencia, Aunque seguramente no llegarían a tiempo. Pese a esto y con tranquilidad, pero con rapidez dejó la lámpara sobre la mesa donde la había tomado inicialmente y acto reflejo agarró el collar que llevaba puesto.
 
El furtivo visitante que acababa de entrar por la ventana, atravesó como un felino la habitación para atacar al Mohán. Val’gurak, aunque viejo, todavía conservaba mucha vitalidad, por lo que no le fue difícil esquivar el primer ataque de su agresor. Saltó dando un bote sobre su cama y quedando sin ningún esfuerzo al otro lado, cerró los ojos mientras apretaba el collar y se concentró en las energías de los elementos que lo rodeaban. Estas energías que reboloteaban a su alrededor con desespero, tratando de alertarle sobre el peligro que estaba corriendo, reaccionaron sin dudar a las palabras del viejo con un simple pero poderoso rezo al viento que era tradicional en su raza.
Al instante una corriente de viento entró por la ventana rota y arremolinándose con fuerza, empujó al desconocido contra una pared de la habitación provocando un choque muy sonoro, el cual alertó a los guardias que se encontraban afuera de que los intrusos estaban en la habitación del Chamán.
Cuando el agresor se incorporó y la luz de la lámpara le alumbró el rostro, el anciano pudo confirmar de quien se trataba. Pocas criaturas eran tan imponentes como los Balames. Con su abundante y moteado pelaje, sus ojos brillantes y amenazantes y sus filosos colmillos, los hombres Jaguar eran atemorizantes y sobre todo extraños.  
El Balam se lanzó por segunda vez contra Val’gurak y este nuevamente logró burlar su ataque girando sobre su cama y aterrizando al otro lado, justo al lado de donde Malagar observaba. Nuevamente invocó las energías del viento, las cuales respondieron como si estuvieran esperando el llamado del anciano mohán. La corriente de viento que invocó el chamán atravesó la habitación a toda velocidad con dirección al pecho de su atacante. Al ver esto, el Balam trató de esquivar el golpe saltando hacia un lado, pero, aunque logró quitarse parcualmene de la trayectoria del ataque, no pudo evitarlo completamente. El viento impactó en el costado derecho de su cuerpo con un golpe seco que lo hizo volar a través de toda la habitación, haciendolo estrellarse contra un mueble antiguo que estaba hecho de una madera fragíl y delgada, la cual terminó destrozándose en pedazos. Segundos después, Val’gurak, que apenas había notado que tan cerca había quedado de Malagar, sintió un agudo piquete en el cuello, cerró los ojos mientras su cuerpo se tensionaba y quedaba inmóvil, después sintió una cálida sensación que comenzó a invadirle todo el cuerpo y solo pudo sonreír con algo de amargura. Pensó en su hijo Val’Zhar y en su nieto Val’thor. Lamentaba tener que abandonarlos en un momento tan complicado para la tribu. Los dos, tanto su hijo como su nieto, tendrían que hacerse cargo de lo que fuera que ocurriera de ahora en adelante. Y la verdad no le preocupaba su hijo. Val’Zhar era un experimentado guerrero, que había sobrevivido a muchas batallas. Un Mohán de carácter rudo y voz de mando que no tendría problema en liderar la situación fuera cual fuera. Pero su nieto, Val’thor, era muy joven e inexperto como para tomar su lugar. Aunque por alguna extraña razón Val’Gurak tenía la corazonada de que el joven lo haría bien.
 
Las energías de los elementos se estremecieron de rabia por lo que estaban presenciando en ese momento, y aunque Val´Gurak se sintió agradecido con ellas, no tuvo el tiempo suficiente para decirles que no se preocuparan por el, que habia cosas mas importantes de las que se tendrían que encargar mas adelante.
El cuerpo del Mohán cayó inmóvil en el suelo mientras su alma salía por su pecho y flotaba sobre él. Malagar esbozó una sonrisa macabra. Luego simplemente estiró la palma de la mano en la que llevaba la esfera. Como por simple inercia, el alma del Chamán se dirigió hasta la esfera de Malagar y entró en ella como si esta la succionara.

-                      Como le dije anteriormente, eso tiene solución…



Hola Muchachos como estan, Llevo mucho tiempo trabajando en este texto como hobbie y la verdad de a pocos, el tema ha ido tomando seriedad y compromiso.  Es por esta razon que me gustaria saber que opiones, concejos y sugerencias pueden darme con respecto a este framento.


Les Agradezco de antemano a todos su ayuda.
Responder
#2
De momento, opino que deberías cambiar el formato.

1) Usa rayas (—) en vez de guiones (-).
2) Mejor pon "Pa'mi" en vez de como lo has puesto. Esos espacios sobran.
3) No pongas estacio entre la raya y el texto.
4) Una vez (que yo haya visto) has puesto "porque" cuando debe ser "por qué".
5) En los textos literarios, lo mejor es que los entrecomillados se hagan con comillas latinas («»)

Aparte, deberías poner en el título, el género literario entre corchetes, son las normas.

Espero haberte ayudado. Solo le echado un vistazo rápido pero he considerado que necesitaba esas mejoras. Te sugiero editar tu mensaje cambiando el formato. También sería conveniente que esté justificado y no alineado a la izquierda.
Responder
#3
(20/02/2019 12:28 PM)Iramesoj escribió: De momento, opino que deberías cambiar el formato.

1) Usa rayas (—) en vez de guiones (-).
2) Mejor pon "Pa'mi" en vez de como lo has puesto. Esos espacios sobran.
3) No pongas estacio entre la raya y el texto.
4) Una vez (que yo haya visto) has puesto "porque" cuando debe ser "por qué".
5) En los textos literarios, lo mejor es que los entrecomillados se hagan con comillas latinas («»)

Aparte, deberías poner en el título, el género literario entre corchetes, son las normas.

Espero haberte ayudado. Solo le echado un vistazo rápido pero he considerado que necesitaba esas mejoras. Te sugiero editar tu mensaje cambiando el formato. También sería conveniente que esté justificado y no alineado a la izquierda.


Muchas Gracias por tus palabras.

hay algo que quisieras decirme acerca de la manera como esta escrito o algo asi?
Responder
#4
Hola, Valthor,

No puedo decir mucho con un trozo tan corto, pero la manera de escribir en sí, sin ser fluida del todo, no corta. Más me ha frenado la puntuación de los diálogos y la presentación general (de ahí que lo haya leído un poco en diagonal al principio), pero eso es arreglable fácilmente. Por otro lado, no he visto erratas, sólo una redundancia: «los acontecimientos recientes que habían tenido lugar en los últimos tiempos».

Eso sí, la manera de hablar del anciano me parece que choca un poco con el resto y dificulta la tarea al lector. El género de tu historia parece ser de fantasía; en tal caso, el idioma que hablan no es forzosamente el español y no tiene por qué poseer conjugaciones. Además, quitando las conjugaciones, el anciano habla más o menos bien. Parece extraño que hable como Tarzán xD

Y bueno, no puedo decir mucho más aparte de que el texto, de momento, puede dar de sí Smile
Responder
#5
(20/02/2019 03:17 PM)kaoseto escribió: Hola, Valthor,

No puedo decir mucho con un trozo tan corto, pero la manera de escribir en sí, sin ser fluida del todo, no corta. Más me ha frenado la puntuación de los diálogos y la presentación general (de ahí que lo haya leído un poco en diagonal al principio), pero eso es arreglable fácilmente. Por otro lado, no he visto erratas, sólo una redundancia: «los acontecimientos recientes que habían tenido lugar en los últimos tiempos».

Eso sí, la manera de hablar del anciano me parece que choca un poco con el resto y dificulta la tarea al lector. El género de tu historia parece ser de fantasía; en tal caso, el idioma que hablan no es forzosamente el español y no tiene por qué poseer conjugaciones. Además, quitando las conjugaciones, el anciano habla más o menos bien. Parece extraño que hable como Tarzán xD

Y bueno, no puedo decir mucho más aparte de que el texto, de momento, puede dar de sí Smile

Hola


Muchas gracias por tu comentrios y sugerencias. teniendo en cuenta lo que me dijiste de lo extenso del texto, decidi copiar todo el Prologo, tal cual como lo tengo hasta ahora, para ver si asi podrias decirme algo mas acerca del contenido del texto y de la redaccion (entiendo que la forma en la que esta escrito no es la mas correcta y que a la primera impresion puede ser extraña)
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)