Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Reto Abril19: Dúplex
#21
Buena historia, aunque un muy desagradable final... y uno tiene imaginacion... y se va a ir a dormir rapidito en cuanto envie los votos... como sueñe algo raro te vas a enterar, *****!!! Angry

Big Grin
[Imagen: Banner.jpg]
Emperador de las Montesas, Gran Kan de los Markhor, Duce de los Ibices y Lord Protector de Ovejas, Corderos y Otros Sucedáneos de Cabra
Responder
#22
Le gua dar laic  Licklips (sic).

Si bien es cierto que la ejecución técnica cojea y hace aguas en varios lugares, no todo esta perdido.
Lo que veo es un relato que no pretende complacer, que se atreve a hacer algo y que en el camino, no deja indiferente a nadie. Se tambalea, sin dudas, se nota que no domina el genero ni con la estructura que ha decidido utilizar; el desenlace en exposición deja mucho que desear al igual que su forma pobre de situarnos... e incluso así, la tensión que crea a la entrada de la policía, es genuina. Su argumentación deja ya no huecos, ¡lagunas!, que de cualquier manera son intrascendentes.
Macguffins hasta para llevar.
Elementos dudosos que son debatibles, puntos flacos para echar abajo el relato si se quisiera, a la vez que también lo hacen sobresalir. Y es que, no necesito saber qué hay en el maletín de Pulp Fiction, o cuál es el mecanismo de la bomba bajo el asiento en el tren. De hecho, saberlo, arruinaría el ambiente que generan. Las circunstancias de la detención del hijo, el abandono de la cómplice echa pasar por enfermera, o la naturaleza exacta de la enfermedad de la vieja, son plausibles debido a que se explica lo justo y no desvían la atención del objetivo del autor, que en este caso, es entregar algo inquietante.
Y atención, que esto es algo serio.
Debe reconocersele al autor el tener (primero los huevos de entregar algo con tan pocas revisiones) la habilidad de incluir estos raros elementos. Tal vez lo hizo sin querer, tal con intención, pero sea como sea, están alli y valen la pena como muestra. Igual reconocer lo fino que hay que hilar para tenerlos; si los explicas menos, pierden fuerza, si los explicas más, la atención se va.  
Este relato es el caso contrario del que comenté antes: aquí la pluma sufre de escasez en cuanto a redacción y literatura. Es tosca, demasiado directa. Autoría enemiga de los tiempos narrativos; o te va con una calma que impacienta, o te va con la prisa del que lo cuenta todo en un párrafo.
Pero tiene carácter.
En su desinterés total los moñitos o la búsqueda de flores, se sale del molde. A veces esto es así; salirse del librillo puede, a un tiempo, hacerte sobresalir o hacerte caer más bajo que la media. Situación bien representada aquí.
Al final, para mi el intento tiene su encanto, y por eso le doy mi respeto.

De todos modos no seas sinverguenza: revisa y pule tus textos. Lo cortés no quita lo valiente.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)