Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Sobre la calidad de los relatos.
#1
Estos días, han salido ciertas palabras de mi teclado que decían que me gusta leer novelas, que me transmiten algo, y por eso mismo sale de mí intentar escribir las mías, pero nunca había salido de mí escribir relatos (solo he escrito dos en mi vida, y son los de los dos últimos retos), ya que en general, estos no suelen tocarme la fibra.

Aún así, tampoco es cierto que no aprecie ningún aspecto de un relato corto. A veces leo relatos y me gustan por una cosa u otra, pero es dificil que me lleguen al corazón.

Un relato que me ha gustado más que la media es "la piedra del valor", de Celembor (se puede leer en "Tus historias"). En ese se trataba el tema de los niños que sueñan con monstruos desde un enfoque fantástico. Los monstruos con los que soñaban los niños del resultaban ser reales, había libros sobre tales monstruos, etc.

Todo eso tenía su atractivo (aunque en cierto modo, tenía esa sensación de dejarme con ganas de más, propia de los relatos que tienen algo que me gusta), y creo que es por cierta atracción que siento sobre los misterios (los sueños, seres de otros mundos, la adivinación, etc). Creo que eso es lo que hace del relato de Celembor algo atractivo.

En mi caso, creo que las cosas que me pueden atraer de un relato son:

1. Personajes interesantes o carismáticos
2. Reflexiones interesantes
3. Humor
4. Elementos atractivos (como por ejemplo los que menciono del relato de Celembor).

No digo que hayan de darse esas 4 características necesariamente, pero sí alguna de ellas (por ejemplo, en el relato de Celembor,
creo recordar que se daba solo la característica 4, aunque debería releerlo para analizar los personajes a ver si se cumple la característica 1). Voy a poner unas palabras que Sashka me dijo en privado sobre mi relato:

Cita:(...)no eres capaz de transmitir en el relato. Es frío, le falta... alma. Permíteme que te de algunos consejos, si no te importa.
Piensa bien lo que vas a escribir antes de hacerlo. No me refiero al tema o a la estructura del relato, sino a las frases. Piensa frase a frase, relee continuamente, y si puedes, en voz alta. Si alguna cosa no te convence, no te arriesgues, cámbiala. 
Con respecto a transmitir, cuando escribes tienes que sentir. Tienes que convertirte en el personaje, ver lo que ve, pensar como pensaría, sentir como sentiría. Sí, los sentimientos son importantes, son lo que nos hacen humanos, son lo que diferencia una novela del prospecto de las aspirinas. Y tú no le pones el suficiente, por ende, no lo transmites y no haces que el lector sienta o comprenda bien al personaje. Quizá te de vergüenza o pienses que no es así como quieres escribir, pero no te hablo de abusar, sino a meter al lector dentro de la piel del personaje. 
Tampoco debes poner cosas que son totalmente prescindibles, porque eso aburre y no aporta nada, solo cansa al lector, y más en un relato tan corto.

Supongo que ese es un punto imprescindible, salvo que sea un relato de humor (en el cual solo importa que el lector se ría). Entonces, imagino que la cosa funciona así: primero ha de elegirse si se crea un relato serio o de humor. En el primer caso, es fundamental que transmita algo del modo que Sashka dice. En el segundo caso, es fundamental que haga reir.

Y aparte, como objetivos secundarios pero enriquecedores, puede haber reflexiones interesantes, personajes interesantes/carismáticos, o elementos atractivos.

¿Qué opináis de lo que acabo de soltar? Leeré los comentarios del último reto para mejorar estas reflexiones, pero aparte de ello, sois bienvenidos en opinar.
Responder
#2
(03/06/2019 05:37 PM)Iramesoj escribió: 1. Personajes interesantes o carismáticos
2. Reflexiones interesantes
3. Humor
4. Elementos atractivos (como por ejemplo los que menciono del relato de Celembor).

El punto uno en un relato corto... es muy dificil, aunque depende de que sea un personaje interesante para ti. Pero en un relato corto dificilmente un personaje va a tener profundidad o desarrollo. Se puede atisvar algo, pero siempre sera mas insinuado que mostrado, por cuestion de espacio.

El resto de tus puntos, me parecen todavia mas subjetivos que el primero, asi que poco se puede decir ahi. Dependera siempre de ti.

Lo de transmitir y hacer sentir al lector, hay que hacerlo siempre, ya sea en relatos cortos o novelas. O al menos, intentarlo. Como dices es algo imprescindible, pero no solo del relato, de cualquier texto literario que narre una historia.




PD: ts, ¿cuanto te ha pagado Celem por la publi? Big Grin
[Imagen: Banner.jpg]
Emperador de las Montesas, Gran Kan de los Markhor, Duce de los Ibices y Lord Protector de Ovejas, Corderos y Otros Sucedáneos de Cabra
Responder
#3
Yo no te pregunto cuanto cobras en tu trabajo...es indiscreto, así que no te diré cuanto he cobrado por hacerle publi a Celeb.

Mis puntos son, según dices, subjetivos. Entiendo entonces que para tí no son puntos importantes. ¿Qué puntos hubieras puesto tú? Me interesan.

Gracias por opinar
Responder
#4
Hombre, deja de pensar en esto como si fuera una ciencia exacta. No lo es.
Justo por eso no existen niños prodigio de la literatura, como sí los hay en el ajedrez o la música.
Nadie puede decirte con certeza total qué necesita un relato para causar impacto en el lector. Hay herramientas y un montón, pero al final la escritura trata de comunicar. Hablarle a quién te lee.  La mayoría de nosotros sentimos interés por una historia que refleje parte de nuestra vida o de lo que añoramos vivir.
Entonces viene la ejecución.
Es imposible saber qué nota debes mejorar, si no tocas. Qué lineas debes pulir, si no dibujas. Y así mismo, es imposible saber qué debes atender en tu narrativa, si no narras. Escribir como todo lo anterior, es en un porcentaje mínimo, la colección de todas la herramientas que sirven como estructura.  El resto, la que se monta sobre esa estructura es la intención que tengas.
No te voy a mentir, vas a comenzar haciendo obras de poca monta.
Pero no se puede evadir. La calidad de una obra se mide en qué tanto ha mejorado perseverado el autor para culminarla. A veces toma años de perfeccionamiento, a veces décadas. Sin embargo, se tiene que hacer. Escucha los consejos, formate un criterio leyendo al mismo tiempo, y pon en claro qué quieres. Tener un plan malo es mejor que no tener ninguno. En el caso del reto pasado por ej. había una clara falta de extensión si lo comparamos con el desarrollo de los personajes. El desenlace también fue además de abrupto, anticlimatico.  Eso se puede trabajar si te enfocas en escribir anécdotas de mil palabras con la protagonista. O no sé, hay miles de ejercicios para trabajar la forma en que presentamos a los personajes.
Practicar y practicar.
[Imagen: 6fcm1k.jpg]
Responder
#5
No hay fórmula, si la hubiese ya sería millonario. Yo llevo escritos más de cincuenta relatos cortos y te puedo decir que considere realmente buenos, tres. Los hay buenos y los hay mejorables.
Cuando lees mucho, como por ejemplo cincuenta novelas al año, vas aprendiendo lo que funciona y lo que no... o lo que te gusta y lo que no. Además, están los cursos de escritura creativa, que también ayudan bastante, dependiendo del curso.
Imagina que quieres montar un puzzle. Si no tienes experiencia y/o formación, te faltarán piezas y quedará incompleto. Y también puede pasar que teniendo todas las piezas no sepas montarlo. Eso también pasa mucho. Para los relatos y novelas es lo mismo.
Y por último, somos aficionados. Es complicado que salgan relatos o novelas realmente buenas, que te lleguen al alma, emocionen, con personajes completos, casi reales, llenos de matices y reconocibles solo por el habla, descripciones sublimes, que te sumerjan completamente en el escenario... para eso están los profesionales.
Y los demás hacemos lo que podemos Wink
[Imagen: stormbringer4.jpg]
Responder
#6
Os agradezco que hayais opinado, Vikken y Celembor.

Sí, sé eso de que la literatura no es como las matemáticas, que viene a decir Vikken, pero creo que es interesante que cada uno diga lo que para él es importante, pues se puede inferir de algún modo lo que gusta a la mayoría.
Responder
#7
Mezclas dos temas que no tiene que ver (al menos no necesariamente). Por un lado el atractivo de un relato (una propiedad subjetiva) y por otro la calidad (una propiedad objetiva); se podría profundizar en qué hace un relato (en realidad cualquier clase de creación artística) bueno o malo, pero una vez escogidos unos parámetros para juzgar ese texto, el relato será bueno o malo indiferentemente de si te gusta o no; a su vez, puede encantarte una obra que sea pésima, incluso aunque sepas que es una obra mala (de ahí lo de guilty pleasure o placeres culposos). Como ejemplo de esto último tenemos en el cine todas esas películas de culto que han sido encumbradas no por su calidad, sino precisamente por falta de ella (ejemplos los hay a patadas: The Room, Manos: The Hands of Fate, Troll 2, Birdemic...), o Troma y The Asylum, que han logrado su fama como productoras por lo pésimas que son sus obras.

En literatura es un poco más complicado encontrar un ejemplo así, al final si una película tiene efectos malos y actuaciones ridículas te puedes reír, pero si un libro está escrito mal ¿puedes aguantar seguir leyendo? De todos modos, todavía puedo sacar un ejemplo de alguien que haya triunfado (entiéndase triunfar como ganar seguidores, o incluso que su obra se vuelva de culto) dentro de la escritura justamente por tener unas obras horribles: Perla Shumajer.

Así que, retomando el tema que planteabas, por ejemplo, te equivocas con respecto a la comedia: la comedia es un género dramático, por tanto debe transmitir algo; de hecho, que haga reír es señal de que ha transmitido algo (aquí otra vez hago referencia a la propiedad subjetiva de atractivo). Y por supuesto, cada uno siente gracia por cosas diferentes, pero también pena, y dudo que consideres la tragedia simplemente como un género que te haga llorar; para entender esto se podría considerar ciertas películas románticas tipo El diario de Noa (que viene bien como ejemplo por ser una adaptación literaria) en la que parte del público que ha disfrutado de la obra, se ha emocionado y ha llorado con ella, bajo la premisa de considerar que una comedia se reduce a hacer reír, debemos reducir un drama romántico a que te emocione y te haga llorar. ¿Se convierte así dicha obra en una buena obra? No, porque ni siquiera hará llorar a todos (y aquí hablo de los que han disfrutado con dicha obra).

Ese es el problema que tenían los relatos de humor del anterior reto en general y el tuyo en particular: creer que meter chistes con calzador convierte a la obra en una comedia y encima una buena. En tu caso, hacías referencias a la cultura pop que no pintaban nada y que no resultaba un trabajo de ingenio; en Matanza de Dragones obviando el desinterés de los chistes, bailaba entre el tono trágico y el cómico no dejando al lector sentir alegría o tristeza; Sashka a su vez, en Crónicas de Aurelio el Grande, usaba un humor infantiloide y basado en estereotipos y clichés, sin embargo, creo que cumple lo que escribió en su mensaje, sabiendo transmitir al lector como es Aurelio.

Yo mismo me he visto ante ese problema al preparar los resultados, tenía ganas de hacer algo diferente y probé con una obra teatral cómica, pero, no hubo un gran esfuerzo en dar vida a los personajes porque estuve improvisando, en parte porque se me echaba el tiempo encima, así que tampoco es algo que transmita demasiado como obra.

En resumen: Dedícate a escribir sobre lo que te parezca atractivo, porque por mucha calidad que tenga el texto, no vas a transmitir nada si no te disfrutas con lo que estás escribiendo.
Responder
#8
Debo aceptar que encuentro un oscuro placer en contradecirlo, Sr. J.Packard... pero cuando tiene razón, la tiene.
Hay que saber reconocerlo.
Y po eso le gua dar laik.   

Aunque de todos modos voy a objetarle solo para dar gusto al gusto: ni es cierto. Eso de que sean dos cosas distintas son puras patrañas que te acabas de inventar. Deja de querer lavarle el cerebro al muchacho.  Tongue  
[Imagen: 6fcm1k.jpg]
Responder
#9
(04/06/2019 02:48 PM)Vikken escribió: Debo aceptar que encuentro un oscuro placer en contradecirlo, Sr. J.Packard... pero cuando tiene razón, la tiene.
Hay que saber reconocerlo.
Y po eso le gua dar laik.   

Aunque de todos modos voy a objetarle solo para dar gusto al gusto: ni es cierto. Eso de que sean dos cosas distintas son puras patrañas que te acabas de inventar. Deja de querer lavarle el cerebro al muchacho.  Tongue  

Para poder darte la razón tendrías que definirme qué es para ti una obra (en este caso relato) buena o mala y, qué hace que una obra te atraiga o no.

Yo desde luego no los considero iguales, por ejemplo: mi serie favorita es Sobrenatural, pero sé que hay series que le dan mil vueltas en calidad como Breaking Bad; simplemente, Sobrenatural al tocar un tema que me apasiona como es el de la mitología/leyendas/folklore me atrae más.
Responder
#10
Darme la razón en qué jajajajaja si no estoy proponiendo nada.
De hecho hasta le otorgué el reconocimiento por su aporte, Sr. P-Perez. Lo demás fue solo ironia
[Imagen: 6fcm1k.jpg]
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)