Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 3 voto(s) - 3.67 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Reto Jun19: Estrellas sobre Alepo
#11
Joder, ya explica lo de cómo entra en la tienda, es algo parecido pero en la línea de lo que pides, Sham. Mira que sois la hostia (esta vez con h), siempre pidiendo más...

LEEROS LAS ENSEÑANZAS  DE UN BRUJO IV  http://clasico.fantasitura.com/thread-2007.html
Responder
#12
Me ha encantado, de verdad.
Empiezo diciéndote lo único que me chirrió y luego vuelvo a las adulaciones: en los tres primeros párrafos se repite la palabra "minutos", de hecho en dos de ellos "largos minutos"... entorpece un poco la lectura y no cuesta nada corregir en caso el autor quiera hacer una ulterior revisión.
Has hecho un poco trampa al decir que “sus padres ya habrían cenado cuando llegara a casa”… pero bueno, te lo perdono… porque el final es inesperado y muy impactante. El relato en sí es muy gráfico, bien hilvanado y lleno de rico vocabulario regional que ayuda a ambientarse. A mí personalmente me ha llegado. Has conseguido que sienta o imagine como debe de ser el día a día en Alepo.
Corto pero conciso. De los mejores que he leído hasta el momento, sino el mejor.
"Brillaba pálida como un hueso, mientras yo estaba solo, y pensaba para mí cómo la Luna, esa noche, arrojaba su luz sobre el verdadero placer de mi corazón y el arrecife donde su cuerpo estaba esparcido". - Manny Calavera.
Responder
#13
"Tomó otro bote de lentejas con albóndigas de cordero y lo introdujo en su zurrón. No tomó ninguna más, ya que sus padres ya habrían cenado cuando volviese a casa y sus hermanos ya no vivían con él".

Por lo demás un relato muy triste.
El dinero no da la felicidad pero la pobreza tampoco
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)