Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Crónicas de un amor diabólico (parodia en verso)
#1
CRÓNICAS DE UN AMOR DIABÓLICO (Parodia en verso)
De cómo empezó todo: el pozo de los deseos

Voy a poner un bombazo
Al pozo de los deseos
pues concede sólo aquellos
que van a resultar un fiasco.

A una chica enamorada
de un rufián y pendenciero,
concedió verse casada
con el sin par majadero;
enseguida las palizas
sustituyeron los besos,
sus dineros en las timbas
tuvieron final completo.

Un pobre ciego pedía
recuperar la visión,
y ese pozo retorcido
el deseo concedió
cuando murió el pobrecito
y las córneas que donó
dieron visión, pero a otro,
la madre que lo parió.

La vieja que le rogó
que cesaran sus dolores
vaya si se los quitó:
cayó en coma Juana Flores
y así sigue, sin calmantes,
sin aspirinas ni achaques,
que más valía sufrir
que no hacerlo y no enterarse.

Pero lo que pedí yo,
que fue dinero a raudales
baste saber que al poco
acudí a diez funerales;
dinero de herencias ya toco
y el precio, colmo de males,
perder a todos mis familiares.

Es por eso que me hice
con veinte kilos de amonal
y ahora mismo lo reviento
a este pozo hijo de puta
causante de las desdichas,
de mi pueblo hizo una tumba.






Cuidadín: pozo de los deseos II

Metida la dinamita
En el pozo pendenciero
Activé la palanquita
Y todo voló hacia el cielo.

Mas, en el lugar del pozo
Ahora se erguía un diablo
Dos metros de rojo mozo
Y actitudes de afrentado.

-¿Cóooooooooooooomo te has atrevido,
Cómo has osado volarlo?
¡Mi juguete divertido
Como pocos he inventado!
¡Voy a quemarte los ojos,
Te atravesaré con un palo,
Te llenaré de piojos,
Te violaré con mi falo!

Ya veíame cegata,
Rascosa y atravesada
Pero viendo al mozalbete
La cuarta ya me agradaba…

Antes que el chico de rojo
Moviera siquiera un pie,
Un ángel de rizos cortos
acaricióme la piel.

-No temas, muchacha rubia,
Que no te podrá tocar
Si desafía a mi furia
Me lo voy a tapiñar.

-¡Si ha venido el mariquita
A interceder por la guarra!
(¡Le ha llamado mariquita!!
Verás aquí la que se arma…)

Y al punto se enzarzaron,
En lid de hostias variadas
Y lo que quedó del pueblo:
Cuatro piedras desmontadas…

Si malo el chico de rojo,
El angelito peor
Mejor no hubiera venido
¡¡Y el falo probara yo!!



CRÓNICAS DE UN AMOR DIABÓLICO
De cómo me ligué al demoño buenorro que salió del pozo

Sólo con esa pluma
Que no se puede sacar
Se marchó aquel angelito
Llorando por su mamá.

Me quedé entonces a solas
Con el hellboy victorioso
Yo quieta como una tonta
Y él mirándome cual bobo.

-¿Qué? ¿Vas a arrancarte?-
Puse las pilas al pollo,
- ¿Es que no vas a violarme,
Ya te has rajao, pecho lobo?

Lo cierto es que me molaba
Aquél chavalín de rojo
¡Qué quieres, las cataratas
Que me cegaban los ojos!

Viéndole tan fornido
Supe que había que hacer,
Pues era ahora o nunca
Coger el último tren
La última oportunidad
De catar ya sabes qué.

El chico dio un par de pasos
Como un poco “a ver qué sale”
Y yo alargué los brazos
Con las manos verticales.
-Antes que te eches encima
Te advierto que tengo virgo;
Algo calloso de viejo,
¡Si me haces daño te atizo!

Pues menudo revolcón,
Menudo estreno, te digo,
Que aquél diablo me llevó
Derechita al paraíso.

—¡Ay, dame más, corazón,
No te pares o te endiño!
—¡¡¡Me la vas a escacharrar,
Quita de encima, mal bicho!!!

Por más que se hiciera el duro,
El estrecho y remolón,
Lo cierto es que ya no pudo
Rescatar su corazón.

Quedó prendado en seguida,
De mis encantos prendido,
Si a mí me sobraban años,
A él le sobraban siglos.

Desde entonces cada día
En mi casa se presenta,
Así voy yo de escocida
Ya no tengo ni una silla
Porque cualquiera se sienta…

LEEROS LAS ENSEÑANZAS  DE UN BRUJO IV  http://clasico.fantasitura.com/thread-2007.html
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)