Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Fantasía] El Arca
#1
Las pruebas eran concluyentes, el mundo colapsaría y no habría forma de escapar. Las ciudades enviaron a sus más grandes mentes a debatir en la capital, Zeit. La Gran Biblioteca fue su hogar por los meses siguientes, y allí teorizaron y diseñaron una forma de vencer al olvido. El proyecto que plantearon sería más que ambicioso, y de no haber tenido los recursos de todo el imperio, imposible de llevar a cabo. Los sabios comprendieron que no podrían supervisar el progreso de la obra hasta su fin, ya que estaban limitados por sus cortas vidas. Así fue como comenzó el linaje de los Arquitectos. Una herencia no de sangre, sino de tinta e ideas. Hoy, un milenio más tarde, se colocará la pieza final del artefacto más complejo que hayan visto los astros en su eterna vigilia. 
El Arca del Alma, como la bautizaron el Día de la Salvación, era una estructura como ninguna otra. Desde la Gran Llanura era perceptible como una pirámide, pero por debajo de la superficie se ocultaba una segunda pirámide, un reflejo de la superior. 
Al mirar por la escotilla aún abierta, sentí un escalofrío. Los rostros de mis compatriotas quedarían para siempre grabados en mi mente. No puedo permitirme olvidar su sacrificio, ni el de nuestros antepasados. Una vez cerrada la compuerta, escuchamos atentos desde la oscuridad cómo colocaban la placa final del Arca. Me senté, junto con el resto de los miembros del Consejo, en la mesa circular ubicada en el centro de la estructura. Acto seguido, unimos nuestras manos y nuestras mentes en un mantra. El habitáculo estaba diseñado para resonar con el tejido primordial del universo, utilizándonos de catalizadores. 
Por un instante… silencio. Y de repente, una sucesión de imágenes saturó mi mente. Vi los pilares del templo envejecer, hasta ser llevados por la brisa. Vi un flujo continuo de hermanos acercándose al Arca. Lo vi detenerse. Vi el sol amarillo volverse rojo. Vi el mundo volverse arena, y la arena polvo. Vi el vacío devorando la existencia misma. Vi lo que existe más allá del tiempo y del espacio, pero nuestro idioma no está preparado para expresar tales fenómenos. Nuestra mente se centró en un pequeño punto luminoso, distante. El punto se acercó a nosotros, o nosotros a él. Y entonces todo se vio envuelto en llamas, de las llamas surgieron las estrellas y el mundo. El mundo en un principio era roca hirviente, pero ésta dio lugar a los mares y las montañas, y en lo que pareció un instante todo se pobló de vida. Sin darnos tiempo a reaccionar, las imágenes se detuvieron.
Un estruendo recorrió el Arca, y al abrir los ojos me encontré con el terror en los rostros de mis compañeros. La escotilla había sido abierta.
Responder
#2
(09/10/2019 02:44 PM)Banduka escribió: Las pruebas eran concluyentes, el mundo colapsaría y no habría forma de escapar. Las ciudades enviaron a sus más grandes mentes a debatir en la capital, Zeit. La Gran Biblioteca fue su hogar por los meses siguientes, y allí teorizaron y diseñaron una forma de vencer al olvido. El proyecto que plantearon sería más que ambicioso, y de no haber tenido los recursos de todo el imperio, imposible de llevar a cabo. Los sabios comprendieron que no podrían supervisar el progreso de la obra hasta su fin, ya que estaban limitados por sus cortas vidas. Así fue como comenzó el linaje de los Arquitectos. Una herencia no de sangre, sino de tinta e ideas. Hoy, un milenio más tarde, se colocará la pieza final del artefacto más complejo que hayan visto los astros en su eterna vigilia. 
El Arca del Alma, como la bautizaron el Día de la Salvación, era una estructura como ninguna otra. Desde la Gran Llanura era perceptible como una pirámide, pero por debajo de la superficie se ocultaba una segunda pirámide, un reflejo de la superior. 
Al mirar por la escotilla aún abierta, sentí un escalofrío. Los rostros de mis compatriotas quedarían para siempre grabados en mi mente. No puedo permitirme olvidar su sacrificio, ni el de nuestros antepasados. Una vez cerrada la compuerta, escuchamos atentos desde la oscuridad cómo colocaban la placa final del Arca. Me senté, junto con el resto de los miembros del Consejo, en la mesa circular ubicada en el centro de la estructura. Acto seguido, unimos nuestras manos y nuestras mentes en un mantra. El habitáculo estaba diseñado para resonar con el tejido primordial del universo, utilizándonos de catalizadores. 
Por un instante… silencio. Y de repente, una sucesión de imágenes saturó mi mente. Vi los pilares del templo envejecer, hasta ser llevados por la brisa. Vi un flujo continuo de hermanos acercándose al Arca. Lo vi detenerse. Vi el sol amarillo volverse rojo. Vi el mundo volverse arena, y la arena polvo. Vi el vacío devorando la existencia misma. Vi lo que existe más allá del tiempo y del espacio, pero nuestro idioma no está preparado para expresar tales fenómenos. Nuestra mente se centró en un pequeño punto luminoso, distante. El punto se acercó a nosotros, o nosotros a él. Y entonces todo se vio envuelto en llamas, de las llamas surgieron las estrellas y el mundo. El mundo en un principio era roca hirviente, pero ésta dio lugar a los mares y las montañas, y en lo que pareció un instante todo se pobló de vida. Sin darnos tiempo a reaccionar, las imágenes se detuvieron.
Un estruendo recorrió el Arca, y al abrir los ojos me encontré con el terror en los rostros de mis compañeros. La escotilla había sido abierta.

Interesante y bien trabajado tu fragmento de texto que has subido, @Banduka.
Te recomiendo que pongas algunos 'descansos' en tu texto para que no se sienta pesado leer todas las letras juntas, y te anexo en rojo algunas sugerencias para corregir:

Las pruebas eran concluyentes, el mundo estaba a punto de colapsar y no habría forma de escapar... 
Las ciudades enviaron a sus más grandes mentes a debatir en la capital, llamada Zeit.
La Gran Biblioteca fue su hogar por los meses siguientes, y allí teorizaron y diseñaron una forma de vencer al olvido. El proyecto que plantearon sería más que ambicioso, y de no haber tenido los recursos de todo el imperio, hubiera sido imposible de llevar a cabo.

Los sabios comprendieron que no podrían supervisar el progreso de la obra hasta su fin, ya que estaban limitados por sus cortas vidas. Así fue como comenzó el linaje de los Arquitectos. Una herencia no de sangre, sino de tinta e ideas.
Hoy, un milenio más tarde, se colocará la pieza final del artefacto más complejo que hayan visto los astros en su eterna vigilia.
El "Arca del Alma", como la bautizaron el Día de la Salvación, era una estructura como ninguna otra. Desde la Gran Llanura era perceptible como una pirámide, pero por debajo de la superficie se ocultaba una segunda pirámide, que era un reflejo de la superior.

Al mirar por la escotilla aún abierta, sentí un escalofrío. Los rostros de mis compatriotas quedarían para siempre grabados en mi mente. No puedo permitirme olvidar su sacrificio, ni el de nuestros antepasados. 
Una vez cerrada la compuerta, escuchamos atentos desde la oscuridad cómo colocaban la placa final del Arca. 
Me senté, junto con el resto de los miembros del Consejo, en la mesa circular que se encontraba ubicada en el centro de la estructura. Acto seguido, unimos nuestras manos y nuestras mentes en un mantra. El habitáculo estaba diseñado para resonar con el tejido primordial del universo, utilizándonos a nosotros de catalizadores.

Por un instante… hubo un profundo silencio. Y de repente, una sucesión de imágenes saturó mi mente. Vi los pilares del templo envejecer, hasta ser llevados por la brisa. Observé un flujo continuo de hermanos acercándose al Arca y me percaté cuando se detuvo. 
Vi el sol amarillo que empezó a volverse rojo, también el mundo transformarse en arena, y la arena en polvo. Percibí el vacío devorando la existencia misma, e igualmente lo que existe más allá del tiempo y del espacio, pero nuestro idioma no está preparado para expresar con palabras adecuadas tales fenómenos. 
Nuestra mente se centró en un pequeño punto luminoso, distante. El punto se acercó a nosotros... ¿O nosotros a él? Y entonces todo se vio envuelto en llamas. De esas llamas surgieron las estrellas y el mundo. 
El planeta en un principio era roca hirviente, pero ésta dio lugar a los mares y las montañas, y en lo que pareció un instante todo se pobló de vida. De pronto, y sin darnos tiempo a reaccionar, las imágenes se detuvieron.

Un estruendo recorrió el Arca, y al abrir los ojos me encontré con el terror en los rostros de mis compañeros... ¡La escotilla había sido abierta!
La Pluma Mata más que la Espada...   Mf_swordfight
Responder
#3
Es interesante el breve texto que has puesto por incluir una amalgama de tópicos atractivos: una suerte de sociedad secreta, tintes religiosos, magia... supongo que edto es un breve fragmento de una novela fantástica más larga, ¿me equivoco?

Te invito a compartir más, aunque la mejor manera de mejorar y ser leido es en el dragón lector. Como ya te has apuntado te auguro cosas buenas. Un saludo
Responder
#4
(09/10/2019 03:21 PM)Bicerofonte escribió:
(09/10/2019 02:44 PM)Banduka escribió: Las pruebas eran concluyentes, el mundo colapsaría y no habría forma de escapar. Las ciudades enviaron a sus más grandes mentes a debatir en la capital, Zeit. La Gran Biblioteca fue su hogar por los meses siguientes, y allí teorizaron y diseñaron una forma de vencer al olvido. El proyecto que plantearon sería más que ambicioso, y de no haber tenido los recursos de todo el imperio, imposible de llevar a cabo. Los sabios comprendieron que no podrían supervisar el progreso de la obra hasta su fin, ya que estaban limitados por sus cortas vidas. Así fue como comenzó el linaje de los Arquitectos. Una herencia no de sangre, sino de tinta e ideas. Hoy, un milenio más tarde, se colocará la pieza final del artefacto más complejo que hayan visto los astros en su eterna vigilia. 
El Arca del Alma, como la bautizaron el Día de la Salvación, era una estructura como ninguna otra. Desde la Gran Llanura era perceptible como una pirámide, pero por debajo de la superficie se ocultaba una segunda pirámide, un reflejo de la superior. 
Al mirar por la escotilla aún abierta, sentí un escalofrío. Los rostros de mis compatriotas quedarían para siempre grabados en mi mente. No puedo permitirme olvidar su sacrificio, ni el de nuestros antepasados. Una vez cerrada la compuerta, escuchamos atentos desde la oscuridad cómo colocaban la placa final del Arca. Me senté, junto con el resto de los miembros del Consejo, en la mesa circular ubicada en el centro de la estructura. Acto seguido, unimos nuestras manos y nuestras mentes en un mantra. El habitáculo estaba diseñado para resonar con el tejido primordial del universo, utilizándonos de catalizadores. 
Por un instante… silencio. Y de repente, una sucesión de imágenes saturó mi mente. Vi los pilares del templo envejecer, hasta ser llevados por la brisa. Vi un flujo continuo de hermanos acercándose al Arca. Lo vi detenerse. Vi el sol amarillo volverse rojo. Vi el mundo volverse arena, y la arena polvo. Vi el vacío devorando la existencia misma. Vi lo que existe más allá del tiempo y del espacio, pero nuestro idioma no está preparado para expresar tales fenómenos. Nuestra mente se centró en un pequeño punto luminoso, distante. El punto se acercó a nosotros, o nosotros a él. Y entonces todo se vio envuelto en llamas, de las llamas surgieron las estrellas y el mundo. El mundo en un principio era roca hirviente, pero ésta dio lugar a los mares y las montañas, y en lo que pareció un instante todo se pobló de vida. Sin darnos tiempo a reaccionar, las imágenes se detuvieron.
Un estruendo recorrió el Arca, y al abrir los ojos me encontré con el terror en los rostros de mis compañeros. La escotilla había sido abierta.

Interesante y bien trabajado tu fragmento de texto que has subido, @Banduka.
Te recomiendo que pongas algunos 'descansos' en tu texto para que no se sienta pesado leer todas las letras juntas, y te anexo en rojo algunas sugerencias para corregir:

Las pruebas eran concluyentes, el mundo estaba a punto de colapsar y no habría forma de escapar... 
Las ciudades enviaron a sus más grandes mentes a debatir en la capital, llamada Zeit.
La Gran Biblioteca fue su hogar por los meses siguientes, y allí teorizaron y diseñaron una forma de vencer al olvido. El proyecto que plantearon sería más que ambicioso, y de no haber tenido los recursos de todo el imperio, hubiera sido imposible de llevar a cabo.

Los sabios comprendieron que no podrían supervisar el progreso de la obra hasta su fin, ya que estaban limitados por sus cortas vidas. Así fue como comenzó el linaje de los Arquitectos. Una herencia no de sangre, sino de tinta e ideas.
Hoy, un milenio más tarde, se colocará la pieza final del artefacto más complejo que hayan visto los astros en su eterna vigilia.
El "Arca del Alma", como la bautizaron el Día de la Salvación, era una estructura como ninguna otra. Desde la Gran Llanura era perceptible como una pirámide, pero por debajo de la superficie se ocultaba una segunda pirámide, que era un reflejo de la superior.

Al mirar por la escotilla aún abierta, sentí un escalofrío. Los rostros de mis compatriotas quedarían para siempre grabados en mi mente. No puedo permitirme olvidar su sacrificio, ni el de nuestros antepasados. 
Una vez cerrada la compuerta, escuchamos atentos desde la oscuridad cómo colocaban la placa final del Arca. 
Me senté, junto con el resto de los miembros del Consejo, en la mesa circular que se encontraba ubicada en el centro de la estructura. Acto seguido, unimos nuestras manos y nuestras mentes en un mantra. El habitáculo estaba diseñado para resonar con el tejido primordial del universo, utilizándonos a nosotros de catalizadores.

Por un instante… hubo un profundo silencio. Y de repente, una sucesión de imágenes saturó mi mente. Vi los pilares del templo envejecer, hasta ser llevados por la brisa. Observé un flujo continuo de hermanos acercándose al Arca y me percaté cuando se detuvo. 
Vi el sol amarillo que empezó a volverse rojo, también el mundo transformarse en arena, y la arena en polvo. Percibí el vacío devorando la existencia misma, e igualmente lo que existe más allá del tiempo y del espacio, pero nuestro idioma no está preparado para expresar con palabras adecuadas tales fenómenos. 
Nuestra mente se centró en un pequeño punto luminoso, distante. El punto se acercó a nosotros... ¿O nosotros a él? Y entonces todo se vio envuelto en llamas. De esas llamas surgieron las estrellas y el mundo. 
El planeta en un principio era roca hirviente, pero ésta dio lugar a los mares y las montañas, y en lo que pareció un instante todo se pobló de vida. De pronto, y sin darnos tiempo a reaccionar, las imágenes se detuvieron.

Un estruendo recorrió el Arca, y al abrir los ojos me encontré con el terror en los rostros de mis compañeros... ¡La escotilla había sido abierta!

¡Muchas gracias por tomarte el tiempo y hacer no sólo la lectura sino también las correcciones! La mayoría las voy a incorporar, hay apenas un par que siento que transmiten una idea distinta a la que tengo yo del relato, pero son nimiedades.

¿Cómo se procede con las ediciones de los textos? ¿Se publican en hilos aparte o en el original?

Un saludo
Responder
#5
(09/10/2019 03:24 PM)Iramesoj escribió: Es interesante el breve texto que has puesto por incluir una amalgama de tópicos atractivos: una suerte de sociedad secreta, tintes religiosos, magia... supongo que edto es un breve fragmento de una novela fantástica más larga, ¿me equivoco?

Te invito a compartir más, aunque la mejor manera de mejorar y ser leido es en el dragón lector. Como ya te has apuntado te auguro cosas buenas. Un saludo

Es una obra... mixta? La verdad es que forma parte de mi mundo de fantasía para Dungeons and Dragons.

Me puse como desafío escribir historias que relaten momentos importantes de la historia de ese universo, y este fue el primero de ellos. Probablemente continúe la historia junto con el desarrollo de mi partida, ya que ese final abierto me tiene los pelos de punta hace unos meses.

¡Muchas gracias por la cálida recepción! Tengo un par de textos más que me gustaría compartir, en su mayoría cuentos cortos. ¿Sería mejor esperar a entrar al Dragón lector? 

Saludos!
Responder
#6
Puedes compartirlo en el dragón y aquí. Aquí lo podrá leer más gente pero es más dificil que te comenten, y si te comenta un miembro del dragón, ya no tendría que hacerlo cuando lo cuelgues en el subforo privado, alegando a que ya comentó ese texto. Tú decides.
Responder
#7
La edicion, hazla sobre el propio texto que subiste. Debajo de todos tus mensajes aparece la opcion "editar", le das y cambias lo que quieras. Las otras opciones que tendrias no las recomiendo, si cada vez que quieres cambiar algo publicas un hilo nuevo, te acabarias ganando un baneo por spam cuando haya varios hilos de lo mismo... Rolleyes y si posteas dentro del mismo hilo, lo mas probable es que la gente que entre se lea lo que hay en el primer post, y no los cambios que hayas puesto en otra parte del hilo, por lo que seria un trabajo inutil. Asi que lo mas util es lo que te dije, aplicar los cambios en el post original, y asi quien entre leera directamente la ultima version de tu historia.

Sobre tu historia, ¿pretende ser un relato serio o solo un poco de ambientacion para una partida de Dungeons and Dragons?



(09/10/2019 05:49 PM)Iramesoj escribió: si te comenta un miembro del dragón, ya no tendría que hacerlo cuando lo cuelgues en el subforo privado, alegando a que ya comentó ese texto. Tú decides.

Podra alegar lo que quiera, pero si no comenta yo se lo dejo pendiente en la lista, listillo Big Grin

Otra cosa es dejar que copie y pegue el comentario que puso aqui (siempre que el texto no haya sufrido cambios de un lado al otro), pero no comentar nunca es una opcion en el Dragon.
[Imagen: Banner.jpg]
Emperador de las Montesas, Gran Kan de los Markhor, Duce de los Ibices y Lord Protector de Ovejas, Corderos y Otros Sucedáneos de Cabra
Responder
#8
Cabro, aquí JP alegó que no tenía sentido comentar porque ya lo había hecho en un reto y sería volver a poner lo mismo, y se le hizo caso:

http://clasico.fantasitura.com/thread-1994.html

Supongo que esto es un malentendido que viene del ambiguo significado de la palabra comentar, pues en este caso puede servir tanto para:

1) dejar un mensaje en el hilo correspondiente (con independencia del contenido del post)
2) expresar una crítica sobre un texto literario.

Así que aclaro: si cuelgas un texto en tus historias y un miembro del dragón hace la acción 2, no tiene por qué volver a hacerlo cuando lo cuelgues en el dragón, aunque en tal caso, sí deberá hacer la acción 1, alegando que ya realizó la crítica literaria.
Responder
#9
Mal hecho por JP (que los demas le hicierais caso y nadie enviara una queja no convierte su accion en correcta). Las normas del Dragon dicen claramente que los comentarios deben aportar algo, por ende, solo vale la opcion 2. El mismo Franco le dijo que hiciera la trampita de copiar y pegar.

En ese mismo hilo puedes ver como lo hizo John, que ya seria lo ideal para estos casos: volvio a leer y dio una nueva opinion, breve, pero nueva.

Y ya, dejemos de desvirtuar. Si quieres seguir discutiendo el tema, por privado o en el Dragon.
[Imagen: Banner.jpg]
Emperador de las Montesas, Gran Kan de los Markhor, Duce de los Ibices y Lord Protector de Ovejas, Corderos y Otros Sucedáneos de Cabra
Responder
#10
Muy buen relato, estoy de acuerdo con algunas correcciones que Bicerofonte indicó pero no con todas.

Por ejemplo: el mundo estaba a punto de colapsar por el mundo colapsaría. Que algo este a punto de pasar significa un corto período de tiempo y en el relato pasan mil años.
El dinero no da la felicidad pero la pobreza tampoco
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)