Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 2 voto(s) - 2 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Reto Oct19: En defensa propia
#1
Al borde de la paranoia, Malcolm sonrió para sí mismo; por fin había alcanzado esa sensación de seguridad que llevaba años buscando y que tanto esfuerzo le había costado obtener.
    Había hecho lo imposible por esconderse de ellos. En su indestructible obsesión, no dudó en adoptar cualquier medida que uno pudiera imaginar con tal de desaparecer de un mundo donde era perseguido con una tenacidad y firmeza que rayaba el fanatismo.
    En su huida no resultó ni mucho menos fácil renunciar a la tecnología, ese prodigio que hacía la existencia de los humanos tan cómoda: coche, teléfonos, ordenador portátil, internet, tarjetas de crédito… Pero llegó un punto en que todo aquello, más que un valioso aliado, pasó a convertirse en un peligro. El cerco se estrechó en torno a él, y llegó el día en que se vio obligado a abandonar su casa. Aunque lo realmente demoledor fue lo que se vio obligado a hacer después. ¡Lo que ellos le obligaron a hacer! Nunca, por muy adversas que hubieran sido las circunstancias, había llegado a plantearse abandonar a sus seres queridos, a aquellos a quienes más amaba y que también lo amaban a él. Pero la tensión alcanzó límites insoportables, no lo aguantó. Y se rompió. Jamás los perdonaría. Jamás. 
      Y ahora estaba allí. Sentado, con la mirada perdida en un punto de la pared desconchada y un destartalado escritorio frente a él. En un rincón de la sombría habitación que había alquilado a las afueras de una pequeña ciudad de otro estado. Un lugar tan insignificante que ni siquiera le habían pedido su documentación en regla, y donde le permitían pagar con dinero en efectivo. Al fin se atrevía a admitir cuán necesario había sido romper del todo con su vida anterior. Retuvo el aire en los pulmones mientras unos largos y ágiles dedos se combaban sobre las gastadas teclas de una vieja máquina de escribir que, milagrosamente, aún funcionaba. Dejó la mente en blanco como antesala de la inminente apertura de la presa que era —así la imaginaba— su atrapada consciencia. Todo un embalse repleto de talento y cuyas compuertas, una vez abiertas al fin de par en par, dejarían fluir las palabras retenidas contra su voluntad, imparables, hasta quedar impresas para siempre en el papel.
    Una rápida sucesión de golpes secos y perentorios procedentes de la entrada lo sacaron del trance, el ritmo de su maltratado corazón se aceleró como nunca antes lo había sentido, y varias gotitas de sudor frío aparecieron en lo alto de su frente y en su espalda.
    «No, no, no ¡NO!… ¡¡Me han encontrado!!»
    Asió fuerte el abrecartas y se precipitó hacia la puerta, que abrió con un movimiento enérgico. Su mirada demente se clavó en un tipo joven, de rostro afable y mirada limpia, desbordante de simpatía y vitalidad…
    —¡Señor Malcolm! ¡Qué alegría! Veo que mi contacto no me engañó. ¿Sería tan amable de concederme una entrevista…?
«Mueres siendo un héroe... o vives lo suficiente para convertirte en villano»
Responder
#2
Jeje, al ser un relato corto y empezar con una paranoia, me imaginé que huía de algún comercial de compañía de seguros o telefónica. No acerté, del todo.
El relato está bien llevado, con una escalada que culmina en el aislamiento total a la espera de poder librarse de sus "perseguidores". Corto y conciso, cumple con su objetivo, para llevarte a un giro final sorpresivo.
En el apartado más técnico no me ha llamado la atención ningún error, y el uso de frases cortar ayuda a dinamizar la lectura rápida y la sensación de pensamientos rápidos de los paranoicos.
Suerte!
[Imagen: stormbringer4.jpg]
Responder
#3
Cuando leí el relato del Autor, me imaginé a un contribuyente moroso que era perseguido implacablemente por Hacienda por evasión al fisco...  Big Grin
Hay dos cosas en la vida de las cuales no puedes escaparte: A la muerte y a pagar impuestos. 
Ya en serio, me gustó la forma como llevó el relato. El final del tipo sonriente y limpio da un giro inesperado al texto, ya que todos esperamos que uno o varios sicarios o guaruras encontraran al personaje y lo interrogaran y se lo llevaran a la cárcel por algo que había hecho.
Este final de pie a que siga la trama, ya que deja un gusto de saber qué más hay. 
Podría ser de que el tipo que llegó es la 'cara amable' de algo que se esconde detrás y que tiene como finalidad de que el personaje baje la guardia, se confíe... ¡Y entonces viene la estocada final!   Laser
La Pluma Mata más que la Espada...   Mf_swordfight
Responder
#4
Intenso pero breve, demasiado y casi podría considerarse como un «microrrelato», según esas clasificaciones que se hacen hoy en día.

En fin, el texto pequeñín está bien, es ingenioso y trepidante, parece que no cuenta demasiado pero en realidad sí cuenta bastante y además deja concesiones a la imaginación, pues al final no queda claro del todo quién o qué es Malcom, ni el jovencillo inoportuno, pero se pueden sacar conjeturas para todos los gustos. También están logradas las sensaciones de cierta ansiedad y diría que claustrofobia, lo que mueve al personaje.

Todo eso es digno de mención, la pega que le veo es que siempre he pensado que los relatos breves compiten en términos desiguales con respecto a los más extensos. Ni mejores ni peores, simplemente la gran diferencia de extensión los marca como de naturaleza normalmente diferente.

Cumple las bases, por ello trataré de valorarlo de la misma manera que los otros.

Me ha gustado en su faceta breve, una sorpresa siempre bienvenida y el texto está escrito de manera ágil. Por otra parte, pese a dicha sorpresa y concesiones a la imaginación, me ha dejado a medias, necesitado de contenido, trasfondo, trama, desarrollo de personaje (aquí Malcom está apenas esbozado), algo, lo que sea.

Bien, pero yo quería más.
Responder
#5
@Bicerofonte , ¿tú escribiste esto? El estilo es ligeramente similar al tuyo, quizá menos barroco. Pero sueles escribir relatos así de cortos, con giros muy marcados.

En fin. Redacción impecable, transmisión de los hechos impecable, escena impecable. A mí en lo personal no me agradan los finales que caen en picado, pero es perfectamente válido.
Buen trabajo.

Ah, y también rompiste la línea que seguíamos, yo pensaba que Malcomo estaba siendo perseguido por algún monstruo cósmico, tentacular e incontemplable.
Bardo
Responder
#6
Buen punto ese del monstruo cósmico, Guardián. Big Grin
Responder
#7
Te confieso, mi amigo @Guardián Ciego, que no es mío. 
Me encantó el relato pero no salió de mi pluma.
Tengo la sospecha de quien podría ser, pero no lo menciono, ya que no quiero recibir un jalón de orejas de nuestro amigo Caprino...  Big Grin Big Grin Big Grin
La Pluma Mata más que la Espada...   Mf_swordfight
Responder
#8
Me gusta como se va montando la historia pero hay algo que no me acaba de convencer del final, no el desenlace en si mismo, que incluso abierto permite hacerse una idea mejor de la historia que se ha ido contando, sino en un punto entre el nudo y este desenlace. Probablemente, sea la manera en la que de repente desemboca el nudo en el desenlace, sin que el lector tenga tiempo de asimilar gran cosa. Tal vez uno o dos párrafos más, en los que el protagonista baje ligeramente la guardia (así como el lector) hubiera ayudado.
Responder
#9
Vaya, pues empiezo el reto con un relato de apenas dos pàrrafos... lo que viene a ser un calentamiento antes de empezar a entrenar.
Bueno pues en lo que refiere a prosa y gramàtica, nada que decir. Impoluto.
En lo que refiere a contenido podrìa rizar el rizo y objetar que cuando se hace referencia a la teconologìa quizàs al principio se da a entender que la huida fué si ayuda de ella y màs tarde que por culpa de ella casi acaba frustrada, pero esto que acabo de escribir no es màs que una gilipollez mìa.
El final? Pues yo me esperaba a los testigos de Jehovà, sinceramente. Y también pensé que era una metàfora de lo que a muchos de nosotros nos sucede cuando nos ponemos a escribir... que cualquier cosa nos distrae y necesitamos estar 100% aisados para poder escribir tranquilos.
En fin, le falta (como no podìa ser de otra manera) chicha, pero ha sido un buen bocado...
"Brillaba pálida como un hueso, mientras yo estaba solo, y pensaba para mí cómo la Luna, esa noche, arrojaba su luz sobre el verdadero placer de mi corazón y el arrecife donde su cuerpo estaba esparcido". - Manny Calavera.
Responder
#10
Un relato corto y bien escrito, pero que me dejó indiferente. No hay errores, o no he sabido verlos. La trama es simple, muy simple, y acaba con un giro que no acaba de tener la fuerza necesaria para cerrar el relato. En definitiva, un buen aperitivo.
Buena suerte en el reto!
Viviendo a la sombra del destino.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)