Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 2 voto(s) - 3 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Reto Oct19: La isla
#11
El relato está un poco confuso, no por su forma literaria de redactarlo, sino por 'algo' que se me escapa y que siento que le falta.
El trance más bien fue como una posesión satánica.
Quizás explicando más los motivos del principio podría dar más luz al relato.
Los poemas están bien, es la prosa a la que le falta ligar algunos cabos.
El relato en si es bueno, interesante. Yo le pondría 9, y subiría a 10 siempre y cuando haya algunas justificantes que le hacen falta.   Angel
La Pluma Mata más que la Espada...   Mf_swordfight
Responder
#12
Bueno, a nivel técnico he visto algunas cosillas, no sé si alguna está puesta a propósito por tema de rimas, así que comento lo que he visto y que el autor aproveche lo que considere oportuno. En “compártanme sus versos, os lo pido…” hay una mezcla del tratamiento con el que se dirige en la interpelación a las hijas del dios. Lo coherente (a nivel semántico, repito) sería el tuteo (“compartidme vuestros versos, os lo pido”) o el usteo (“compártanme sus versos, se lo pido”). Luego se alude a las “nievas” (nieves), “espinas se clavaba(n) en la piel”, hay una coma que separa “Gran” y “maestro”, “sanado” (sanador). Es todo, son pocas cosas, pero se hubieran podido solventar con una última revisión. No sé si la mezcla de prosa y poesía es a propósito o una pista de que (de nuevo) faltó tiempo para terminar la historia a gusto del autor.

En cuanto a la historia, y pese a que me ha gustado el relato de lo que le aconteció a los guerreros que se perdieron con la flota dos años atrás, hay una pregunta que se me ha quedado grabada y que afecta mucho a la consistencia del mismo. ¿Por qué la maldición que acabó con los hombres que cometieron la profanación ataca ahora a otros que, si bien tenían que ver con aquellos, no pudieron participar del crimen cometido contra la divinidad? Este interrogante no queda explicado.
Por último en este apartado, esa referencia lovecraftiana de los tentáculos negros y espantosos como foco principal del enemigo no terminó de convencerme. Hubiera preferido, ya que estamos en otro contexto y en otro mundo, encontrarme frente a frente con un “monstruo” diferente.

Sobre los personajes no hay mucho que decir. El chamán es poco más que un vehículo, un intermediario para contar la historia. Los personajes más fuertes son el maestro y su discípulo. Me llamó la atención que este último fuera incluido en el grupo de a los que había llamado el chamán para compartir el mensaje de los dioses, sobre todo a la vista de sus acciones, pues no hace más que dar rienda suelta a sus temores y miedos. Ignoro el contexto general de la obra, por lo que aun así puede que ese “joven” esté en su perfecto derecho de acompañar a su maestro en una reunión de tanta importancia. Aun así, discípulo y maestro tampoco aportan mucho más que el chamán, salvo sus intervenciones para ir introduciendo las diversas partes reveladas al chamán. Eché en falta personajes con papeles mucho más relevantes en el desarrollo de la trama.
«La palabra es tiempo y el silencio eternidad». Maurice Maeterlinck
Responder
#13
Creo que la decisión de alternar entre poesía y prosa, lo vuelve algo diferente.
Siento que eso le da una fuerza al texto que en una prosa lineal le dificultaría alcanzar.
La descripción de la Isla Conquistada me parece más que atractiva, aunque su nombre me genera dudas que no logro resolver.
Tampoco termino de interpretar la razón del cambio de tipografía en las palabras viose, vínole y sobrevínole haciendo referencia a la costa la primera, y a la muerte las dos segundas. Siento que se me escapa algo.

Me llama poderosamente la atención el uso de la referencia a los manes. Le da un tinte "Romano", que me arroja aún más interrogantes sobre la identidad de esta tribu.
También hace referencia a una posible debilidad o vulnerabilidad del enemigo, diciendo que la única ventaja que tienen es que el gran chaman logre escuchar el nombre de lo que asesinó a esos guerreros. Muchos mitos cuentan que con el nombre de un demonio, uno puede encerrarlo o doblegar su voluntad e imponerle órdenes. Pero este demonio inicialmente aparenta benigno y parece traer novedades sobre los caídos.

Por último, en el cierre parece no haber tentáculos sino una fuerza que los "extingue", la selección de esa palabra también me parece interesante. Y que deban exorcizarla es una clara referencia a un ritual Romano, pero esto no se condice por completo con la interpretación de las constelaciones y las mareas que suena como algo más pagano. La contraposición de ritos y religiones me parece sumamente interesante.

Gracias autor!
De seguro le de una tercera o cuarta leída más adelante.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)