Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Microrrelato] Escapando sin escape
#11
Como si existe Tomas en chino. Juanma lo puso pensando que en castellano era correcto asi, porque lo ha visto muchas veces por latinoamerica. Y cuando lo ha visto por alli, es por influencia yankee, ninguno de los paises que mencionas tiene influencia por alla. El nombre por tanto no indica nada de su origen, unicamente es un error de ortografia.

Por cierto, en filipinas es pura influencia yankee tambien.
[Imagen: Banner.jpg]
Emperador de las Montesas, Gran Kan de los Markhor, Duce de los Ibices y Lord Protector de Ovejas, Corderos y Otros Sucedáneos de Cabra
Responder
#12
Vale, le pondré tílde entonces. Aunque nunca pensé el lugar en donde se desarrolló la historia pero está bien. Fue un error mío. Siempre pensé que los nombres no tenían ortografía. Lo corregiré, muchas gracias por tomarse el tiempo de leer la historia.
Responder
#13
Me parece que la mayor carencia de este relato, es la falta de asertividad. Es notable que cuando describes ciertos hechos, detallas cosas que ya se dan por sentadas con anterioridad, por ej. 

Cita:Tomas corría rápidamente

Correr ya es un desplazamiento que se da de manera apresurada (rápidamente), no hace falta repetirlo. Frases de este estilo hay que evitarlas, no solo porque son redundantes y cansan al lector, sino porque te permiten avanzar poco; vamos, que lo que uno busca en el relato es saber qué más va a pasar, y no tanto hacer pausas que se pueden omitir.
Como agregado, hay que decir que la gravedad o intensidad de los hechos, casi nunca la da el sumar adjetivos, sino la progresión de los mismos, es decir, que sucedan cosas que ya son notables de por si.
Por otra parte, la esencia del cuento, el microrelato, etc., es la anécdota.
Sí, lo que narras aquí es una anécdota... que se sabotea al final. En estos formatos tienes poco espacio para contar algo interesante, y más o menos se iba logrando, hasta que resulta que era un simulación, aunque ese no es el pecado, el problema es que la misma simulación está incompleta. Y por desgracia este corte tampoco sirve a un fin que agregue interés.
He allí porque se siente anticlimático.
En conclusión, este fue un buen ejercicio, y lo es porque te ha dejado constancia de cuestiones que puedes mejorar, además de que te ha sentado a practicar. A escribir.

Que no se pierda la constancia.
Saludos.
[Imagen: 3175b8f3948e5e79e5ac8d49c823ed34ae888c5dv2-hq.jpg]
Responder
#14
Hola Juanma!

He leído un poco el relato y voy a comentarte algún que otro truco para darle emoción. Respecto al debate Tomás/Thomas/Tomas, diré que todos los escribes sin tilde salvo uno, en el que sí le has puesto tilde. Así que me deja duda sobre cuál era tu intención original, decántate por uno y corrígelo, pero desde luego cómo se escriba el nombre no me aporta ni me quita emoción al relato, que es de lo que otros se han "quejado", por así decirlo.

Decir que el punto de giro final, y jugar al despiste es un buen truco para los relatos cortos. Aún así creo que al relato le falta algo. Para mí sería más interesante que Tomás/Thomas/Tomas se despierte y no sepa dónde está, que no reconozca el laberinto pero sepa que está siendo perseguido por un asesino. Esto lo digo porque todo el relato se basa en la persecución y en el punto de giro final, debería tener algo más para sustentarse.

Si quieres darle emoción, yo te diría que entráramos dentro del cuerpo de Tomás/Thomas/Tomas, pero al final descubrimos que es un títere, así que esto sería jugar al despiste sobre jugar al despiste, así que igual sería contraproducente (como lo que has puesto de recobrar el aliento, es un títere, no respira. En cambio lo de que solo mira adelante o arriba o abajo me parece interesante, ya que creo recordar que los títeres de hilo, no miran a los lados).

Así que me parecería interesante que mientras teme ser asesinado, recuerde cosas que no quiere perder, cosas dispares entre sí, para que así cuando vayamos al final del relato y descubramos que es un títere, podamos decir "Ahh, entonces lo que recordaba eran parte de otras funciones".

Cuando lleguemos al final del relato, las cosas que no hayamos entendido por el camino deben de quedar explicadas, de modo que sin darnos cuenta, la explicación que nos proporcionas al final sea la única posible.

Quizás también sea interesante hacer que Tomás/Thomas/Tomas sea incapaz de hablar. Quiera, pero no pueda (al fin y al cabo es un títere, no tiene cuerdas vocales)

Son así ideas que me vienen que creo que aportarían emoción/suspense al relato y que hagan que el lector se pregunte cosas(que quedan explicadas con el final). Está en tu mano, pero el recurso del final sorpresa no es error o inconveniente ni mucho menos, pero tiene que ser lógico y la única explicación posible a lo que hemos leído antes.

En fin, que me enrollo. Buen relato, sigue trabajando en él y la verdad es que a mí me ha gustado. Ánimo y un saludo!
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)