Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 1 voto(s) - 4 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Reto Mar20: La Princesa carmesí
#1
El reino de Bera se preparaba para recibir visitantes desde todos los rincones del país para desposar a la hija del Rey quien al fin cumplía los 16 años, edad en la cual se permite contraer matrimonio.
Príncipes llegaban montados en hermosos corceles acompañados de una gran cohorte de sirvientes y guardias; otros más ostentosos llegaban en elefantes y los más adinerados llegaban volando en grifos.
El reino de Bera, se encontraba ubicado en el centro del país en la mitad de un enorme lago, su acceso no era nada fácil pues la ciudad estaba en un punto estratégico en caso de un ataque, pero nada impedía llegar hasta allí para ver a la princesa Neluthel que, aunque nunca había sido vista por nadie se decía ser la mujer más hermosa de todo el basto país de Faloras.
La capital se encontraba abarrotada de comerciantes oriundos del reino que aprovechaban la ocasión para aumentar sus ingresos en este evento sin precedente. Las personas del reino igualmente celebraban inundando las tabernas para tomar una de las mejores cervezas del país, todo en nombre de la princesa y su futuro esposo.  Las floristerías también se estaban abarrotando de personas agotando los suministros de rosas ya que era tradición que en cada ocasión importante del reino se lanzara una rosa en una fuente que se encontraba en el centro de la ciudad. La fuente tenía como mayor atractivo una estatua del Rey y la Reina rozando sus frentes en un tierno abrazo.
Todo estaba listo en el castillo para recibir a los invitados. Los mejores cocineros del país habían sido empleados en un mismo lugar para preparar lo mejor de sus platos. Los sirvientes organizaron el salón principal con cortinas y adornos de un color rojo carmesí, muy representativo del reino al que se le conocía como la Capital de las Rosas, el único lugar donde nacían las rosas Carmesí. La comida fue servida por montones sin tener en cuenta la cantidad de invitados, la reunión era únicamente de nobles y de las personas más influyentes del país. Las mesas eran fácilmente retirables para cuando se terminara el banquete iniciar el baile en el gran salón. En el salón los príncipes mostrarían sus mayores dotes artísticos para sorprender a la joven princesa y posteriormente demostrar los regalos más caros y lujosos que pudieran conseguir.
La noche abrazó el reino de Bera y seguía igual de agitado como cuando se anunció la celebración. Los príncipes ya empezaban a llegar al castillo. Se ubicaban en un buen asiento para ver mejor a la princesa en el banquete. Los asistentes se notaban emocionados por conocer a la heredera de Beras.
Después de unas horas las puertas del castillo se cerraron para dar inicio al banquete, pero aún no aparecía el rey y mucho menos la princesa. Los comensales se comenzaban a impacientar, sin embargo, una puerta que resaltaba en el segundo piso del vestíbulo comenzó a abrirse; de la puerta apareció el imponente rey Liceris, un hombre alto y musculoso. Tenía puesto un himatión carmesí que dejaba al descubierto la mitad de su pecho. Unos pasos más atrás lo acompañaba la reina Dalia, una feroz guerrera de Bera, su figura era deslumbrante y muy cautivadora para cualquier persona, a pesar de ser hermosa y no dar la impresión de ser muy peligrosa, era la mejor guerrera del reino y la mujer perfecta para el poderoso Liceris.
Ya todos los comensales habían probado las delicias del banquete. Se preguntaban en qué momento aparecería la princesa. Las mesas fueron retiradas para dar espacio en el salón principal e iniciar la ceremonia de elección del próximo conyugue de la princesa.
En la mitad del salón, se hallaba el escudo de armas de la familia Kensley. Este empezó a abrirse, una plataforma ascendía lentamente con alguien parado en ella. Cuando la plataforma terminó de subir, los príncipes apreciaban a una hermosa mujer. Su rostro estaba bien definido, su belleza era incuestionable. Finalmente hacía aparición la princesa Tenia.
Todos los príncipes se organizaron en un circulo alrededor de la princesa, preparándose para la tradicional danza de Bera. Los músicos iniciaron a tocar y Tenia se dirigió a un príncipe al azar. Inició el baile y la chica cambiaba de pareja cada cierto tiempo. Si la princesa bailaba más de diez segundos con un príncipe sería el elegido para acompañarla a la cama y concebir al próximo heredero al trono. Después de bailar con algunos príncipes hubo uno que le llamó la atención, su mirada era penetrante, tenía algo en los ojos que atrapaba. Sintió que no podía soltarlo.
La princesa bailó mas del tiempo estimado con el misterioso príncipe. Todos los asistentes junto con los reyes ovacionaron al fin al príncipe elegido. Los demás asistentes iniciaron a indagar sobre el chico elegido, al parecer nadie en el salón lo conocía. El príncipe misterioso se presentó a los reyes como Sitri, heredero de un reino hace poco fundado. Los reyes dudaron un poco de la veracidad de sus palabras, pero comprobaron con sus consejeros de donde venía el chico y efectivamente el reino aparecía en los mapas más recientes del país.
Sitri tomó la mano de la princesa. Caminaron hacía el cuarto de la princesa. Llegaron a la alcoba y el príncipe tomó a Tenia de los hombros, suavemente la empujó a la cama. Ella levantó el torso y apoyó sus manos en la cama, lo miró fijamente a los ojos y mordió su labio inferior. Sitri se quitó la camisa mostrando un abdomen perfectamente trabajado, lanzó la camisa al suelo, posteriormente se colocó encima de la princesa. Acercó su boca a la suya, suspiró, luego la sumió en un largo y apasionado beso. En un parpadeo Tenia observó una cornamenta en la cabeza del príncipe y una larga cola meneándose detrás de él. En unos segundos no volvió a ver nada de lo que advirtió antes.
—¿Te gusto princesa? —dijo Sitri mientras le pasaba la lengua por el cuello —. ¿Te parezco atractivo?
La princesa no emitía palabra alguna, parecía hipnotizada. En sus ojos solo se notaba las ganas con las que deseaba al príncipe. En un instante los ojos de Sitri se tornaron rojos, nuevamente la cornamenta y la cola se asomaron.
—Me encanta comer chicas hermosas, su majestad— dijo el príncipe en un tono sarcástico.
—Y a mi me gusta matar demonios como tú—Respondió al fin Tenia, mientras en un movimiento rápido levantaba su vestido y agarraba una daga.
Sitri agarró fuertemente su muñeca prohibiéndole realizar movimientos con la mano que tenía la daga.
—¿Co-co cómo te liberaste de mi hechizo? —replicó el príncipe.
—No soy la persona que esperabas príncipe Sitri o ¿prefieres que te diga demonio Sitri?
Tenia hábilmente se liberó de las garras del demonio y antes de que pudiera reaccionar le cortó la cola con su daga. Sitri gritó pavorido, se reincorporó nuevamente a la situación y se abalanzó sobre la supuesta princesa, la chica giró en la cama y esquivó el ataque del demonio. Tenia atacó nuevamente y esta vez apuñaló al demonio directamente en el corazón. La bestia cayó al suelo muriendo instantáneamente. Tenia pasó la daga por su boca limpiándola con la lengua, luego se recostó en la cama.
Afuera de la habitación se escuchaban aplausos, la verdadera princesa había aparecido.
«Mueres siendo un héroe... o vives lo suficiente para convertirte en villano»
Responder
#2
Esa fue una historia bastante interesante. Antes de llegar a la parte, jamás pensé que se tratase de una guardia/asesina real que se encargara de matar demonios.
Fuera de eso, no veo nada fuera de lo común. Solo unas cuantas erratas, pero nada que te distraiga de la historia.
Creo que el término correcto sería "básico", pero no siempre lo básico tiene que ser algo malo.
«No hay nada que ganar, cuando no hay nada que perder» https://discord.gg/4r9TF
Responder
#3
En general, está bastante bien. La prosa es muy visual, las descripciones te introducen en un mundo espectacular, de pura fantasía.
Por un momento creí que no habría giro, sí llegó, un giro interesante que en ningún momento se vio venir.

Ahora, como puntos negativos, ¿no se supone que la noche de boda es... bueno, después de la boda?
Y por otro lado, entiendo que es una suerte de introducción a otra historia más grande, pero falta mucha información. Alguna explicación de por qué la chica no cae en el hechizo, y por qué la princesa verdadera estaba del otro lado de la puerta. ¿Fue planeado? ¿Entre quienes? ¿Por qué?
Bardo
Responder
#4
A nivel de escritura, hay cosas redundantes (como explicar que a esa edad se puede casar cuando es evidente si se nos dice que han venido para eso), mayúsculas sin ningún valor (como en Rey y Reina), repeticiones (como reino de Bera). Y narrativamente me describes nada con muchas palabras; cuentas muchas cosas sin dar descripciones mínimamente precisas para que no me acabe imaginando cualquier cosa general y encima dejas de lado descripciones, sino vitales, al menos interesantes como la heráldica del escudo familiar.

El narrador hace unos juicios de valor que no puede hacer, como decir de la princesa que su belleza es incuestionable solo por tener el rostro bien definido (que a su vez tampoco es decir nada en realidad)...

Luego hay cosas raras en el mundo: como decir que el reino de Bera está en medio del país... Una cosa es que hubiera una nación llamada Bera dentro de un país, pero un reino es un país (podría ser algo como la Ciudad del Vaticano pero no se nos dice eso)... O hablar de un reino recién fundado..., esas cosas no son como fundar un club, no es tan simple y menos que ocurra sin que unos reyes se enteren.

De la historia y los personajes poco hay que decir, porque la mayor parte del tiempo es una introducción a lo que va a ocurrir, y la acción final no tiene sentido porque se supone que la princesa está hipnotizada, pero luego resulta que no (y de cortar una cola con una simple daga no voy a decir mucho), pero es que el narrador está tomándola para el punto de vista así que básicamente nos está mintiendo. Y encima no sabemos nada ni de la protagonista ni del villano como para que en realidad nos importe el resultado.

P.D.: No voy a comentar mucho sobre llamar a la protagonista como las solitarias, pero bueno, eso...
Responder
#5
Creo que la última escena debió ser mas extensa, pues se dió una gran introducción a un reino, invitados, etc. Pero al final culminó con una escena muy corta que se supone que es el giro de la historia. Me hubiera gustado ver más de esta asesina, quizás interactuando mas en la pelea.

Se nota que esta pequeña historia es parte de algo más grande como decía Guardián. Quedan muchas incógnitas de quien es la chica si no es la verdadera princesa, porque hicieron toda la ceremonia.

Me hubiera gustado que explicaran mas de lo que pasó atrás del telón por decirlo así.
Responder
#6
Si en una obra de ficción hay niños de 13 años que se mueven a la velocidad del sonido y después llegan a moverse a la velocidad de la luz ¿porque una daga no puede cortar una cola en otra obra de ficción?

Mi único problema es con el giro final, totalmente sacado de la manga, es trampa, aunque también la acción del enfrentamiento está mal narrada.
El dinero no da la felicidad pero la pobreza tampoco
Responder
#7
(30/03/2020 07:56 PM)Duncan Idaho escribió: Si en una obra de ficción hay niños de 13 años que se mueven a la velocidad del sonido y después llegan a moverse a la velocidad de la luz ¿porque una daga no puede cortar una cola en otra obra de ficción?

Mi único problema es con el giro final, totalmente sacado de la manga, es trampa, aunque también la acción del enfrentamiento está mal narrada.

Porque si vas a hacer comparativas con otras obras hay que hacerlas para igualar obras hacia arriba, no hacia abajo... Y por algo que suelo aplicar mucho en mis correcciones, podría tener sentido eso de una daga cortando una cola, pero no hay nada en el texto que apoye esa posibilidad, así que o es algo imposible o algo que se ha descrito muy mal.
Responder
#8
Todo lo que iba a decir ya lo ha dicho JP.

Hasta el chiste con el nombre de la princesa me ha robado, el muy *******...

Te odio, JP.

Pero te perdono porque te gusta Raruto.

Bueno, "autor desconocido al que le gustan las chicas guerreras", tienes que mejorar esas descripciones. De imaginacion, inventiva, historia, o como quieras llamarlo, vas sobrado. A ver si vas dandole una mejora a los aspectos mas formalitos y podras llegar lejos.
[Imagen: Banner.jpg]
Emperador de las Montesas, Gran Kan de los Markhor, Duce de los Ibices y Lord Protector de Ovejas, Corderos y Otros Sucedáneos de Cabra
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)