Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Cuento] Nosotros y Ellos.
#1
Se vio una gran nave espacial aterrizar en los parajes antiguos, al centro de un valle rodeado de montañas, cavernas y chozas.

Los nativos, curiosos e inofensivos,  rodearon a las criaturas alienígenas al instante. Algo invadía su hogar, después de todo.

Las extrañas criaturas de la nave parecían ser un solo organismo, mitad androide y mitad viviente, que accionaba en modo de múltiples individuos con rasgos fieros y salvajes, sus rostros parecían tener la forma de los tiburones martillo. Éstos seres sacaron a relucir sus mejores armas venidas de estrategias pensadas en un espacio-tiempo planificado hace mucho tiempo atrás, en el futuro por el “supremo”.

Entonces el cabecilla Diver alienígena gritó:

—¡A exterminar estos malditos zombies!

Dispararon unos balines nano-cuánticos a la multitud de nativos. Los balines ingresaban al cuerpo y se engarzaban a ellos. Esto no asustó a los sujetos, más bien los enfureció, y de manera organizada decidieron abalanzarse sobre los invasores.  

Los alienígenas se vieron sobrepasados y se mantuvieron aferrados a su estrategia. Cuando distinguieron una distancia prudente entre los “zombies” y ellos, comenzaron con el plan.

—¡Presionad los nano-activadores ahora! —balbuceó el cabecilla Diver.

Y entonces sucedió que mientras activaban los balines, éstos comenzaban una transformación en el individuo al que estaban incrustados. Mientras los primitivos corrían enfurecidos hacia los violentos entes, rápidamente muchos heridos por los balines se fueron convirtiendo en piedra. Caían y caían petrificados. Sus hermanos ilesos no se rindieron, y con más fuerza se arriesgaron a acercarse a los fanáticos evolucionados.

—¡Seguid disparando!

Se iba disminuyendo la distancia entre unos y otros y la tensión aumentaba.

Fue entonces cuando de entre la multitud enfurecida apareció un águila. Misteriosa y veloz, impulsada por ese pueblo como si de una honda se tratara, atravesó el espacio de manera espectacular dirigiéndose justamente al Diver.

Y a unos metros de él, cambió su forma y figura volviéndose lo que era, un humano nativo. Sacó, ágilmente, una cuchilla rustica con aquel  brazo que había sido baleado, y decidido lo enterró con ira en el torso del Diver Tiburón Martillo. Éste, sorprendido y abatido, sólo atinó a presionar el nano-activador del balín. Pero ocurrió que el brazo del joven águila, enterrado en el cuerpo del Diver, se fue convirtiendo en piedra y la transformación fue alcanzando y petrificando al cabecilla alienígena.

De manera casi planificada y organizada, como si de un solo organismo se tratara, cada alienígena fue alcanzado por la petrificación. Y en un instante todos estaban convertidos en verdaderas estatuas espacio-temporales, que miraban obsesivamente el infinito, ¿se podría decir que con ambición?

El joven quedó en postura de eterna lucha, agrediendo eternamente a aquel  invasor vencido.

Fin   




Cuento inspirado en el estallido social chileno, 18 de Octubre.
Mi alma no guarda secretos, pero a mi alrededor hay muchos secretos por descubrir.
Responder
#2
Interesante, y con final bien logrado.
Sólo me faltó entender porque todos ellos se petrificaron con el lider. ¿Era una caracteristica de ellos, o parte del sacrificio del "águila"?
El eje de todos los mundos posibles no tiene esquinas ni aristas.
Responder
#3
Efectivamente Tyess, eran un solo organismo, seres unidos entre sí.
Mi alma no guarda secretos, pero a mi alrededor hay muchos secretos por descubrir.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)