Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Histórica] Primus circundedisti me
#1
Primus circundedisti me

—La caló aprieta —se comentaba en el puerto de San Lucar de Barrameda cuando surgieron de la Nao Victoria dieciocho marineros: desnutridos, tambaleantes, huesudos y aun así llenos de vida, esperanza y emoción, al volver a pisar la tierra deseada. La suya.
—Seca tus lagrimas mujer, que lo que te cuento es verdad, esta vivo —dijo la vecina entrometida, por primera vez su habilidad para enterarse de todo y de lo de todos tendría una utilidad. Aunque ella ya lo sabía, esas son las cosas que una madre sabe y, aun después de tres años, nunca había abandonado la esperanza de volver a acariciar el cabello de su hijo. El menor, el que se fue en busca de aventuras y regresó cargado de especias.

La libertá y la salú
Son prendas de gran valía
Y nadie las reconoce
Hasta que las ve perdías

Cantaba mientras deslizaba los dedos a través de su pelo como cuando solo era un zagal, con la cabeza reposando en su regazo, ahora era un hombre roto que había visto más mundo que cualquier otro.
Había conocido criaturas que antes solo existían en cuentos de fantasía: como las grandes aves que vieron caminar erguidas sobre el hielo o los peces voladores, que surcaban la superficie de los mares acompañando el barco con sus gráciles saltos. En su travesía había experimentado miedo, parálisis, pánico, hambre, aprisionamiento, soledad, frío, rabia y pérdida. Pero siempre supo encontrar el coraje necesario para seguir adelante, no importaban las condiciones, de nada servirían sus desdichas si no volvía a casa para contar sus alegrías.
Lloró durante horas, lloró durante días y cuando se secaron sus lágrimas, en su interior, siguió llorando toda su vida por los camaradas de su travesía. En su memoria vivían todos aquellos marineros y compañeros, hombres de toda clase llenos de defectos, prejuicios, bondades, malentendidos, contradicciones y disparates. Al fin y al cabo, personas, tan distintas como iguales.

—La caló aprieta —se comentaba en cubierta mientras, con velas henchidas en mástiles vigorosos, cinco barcos hacían uso del cálido viento del verano para adentrarse en lo desconocido. Parten en busca de una nueva ruta comercial hacia las islas de las especias. Despidiéndose con alegría del bochorno estacional y adentrándose en los vientos del cambio de una brisa marina que los azotará en la cara y el alma mucho más de lo que desearían.
Embarcaron en las cinco naves un total de doscientos treinta y cuatro marineros y regresarían tan solo dieciocho ¿Héroes o afortunados?



-----
Este pequeño texto lo escribí para participar en un concurso, pero tras escribirlo descubrí que ya no cumplía con el requisito de edad por unas pocas semanas.
Ha estado guardado en un cajón bastante tiempo y me apetecía compartirlo con vosotros y conocer vuestras opiniones y correcciones.
Responder
#2
A veces es más difícil comentar un texto pequeño que una historia larga... y aquí es exactamente lo que siento.

No sé muy bien que decirte al respecto. Siento como que cuando empiezo a hacerme una idea de lo que va a surgir me cortas. Pero bueno, centrándonos en lo que has presentado, decirte que se entiende adscrito a la era de las exploraciones, una época que a mi me fascina y sobre la que he estudiado muchísimo. El texto se siente bien entablado en esa época pese a la falta de acotaciones o indicadores, y eso es realmente difícil de lograr. También el lenguaje empleado me parece que muy está acertado.

Como duda, no comprendo muy bien la frase final ¿heroes o afortunados? La mayoría de los que viajaban al nuevo mundo o partían a la exploración, iban en busca de nuevas tierras porque sus oportunidades en la península eran reducidas, y lo desconocido ofrecían eso, una oportunidad. Difícilmente iban a tener una consideración de si mismos como Héroes.

Respecto a la historia, vuelvo a lo de antes, aunque el inicio es prometedor se siente escaso como para juzgarlo en este aspecto.

Esta es mi opinión, esperó haberte ayudado.
Atrás solo quedan los errores, adelante en cambio hay... errores nuevos, pero imprevisibles y diversos. Disfrutaré y lamentaré cada uno de ellos a su debido tiempo.
Responder
#3
(06/03/2021 09:03 PM)Miles escribió: A veces es más difícil comentar un texto pequeño que una historia larga... y aquí es exactamente lo que siento.

No sé muy bien que decirte al respecto. Siento como que cuando empiezo a hacerme una idea de lo que va a surgir me cortas. Pero bueno, centrándonos en lo que has presentado, decirte que se entiende adscrito a la era de las exploraciones, una época que a mi me fascina y sobre la que he estudiado muchísimo. El texto se siente bien entablado en esa época pese a la falta de acotaciones o indicadores, y eso es realmente difícil de lograr. También el lenguaje empleado me parece que muy está acertado.

Como duda, no comprendo muy bien la frase final ¿heroes o afortunados? La mayoría de los que viajaban al nuevo mundo o partían a la exploración, iban en busca de nuevas tierras porque sus oportunidades en la península eran reducidas, y lo desconocido ofrecían eso, una oportunidad. Difícilmente iban a tener una consideración de si mismos como Héroes.

Respecto a la historia, vuelvo a lo de antes, aunque el inicio es prometedor se siente escaso como para juzgarlo en este aspecto.

Esta es mi opinión, esperó haberte ayudado.

Es que había un limite de palabras muy ajustado ^^U

La última frase hace referencia a que a los 18 marineros que regresaron fueron tratados como héroes, pero realmente solo fueron un poco más afortunados que el resto que no logró completar la travesía. Quizás sea algo confusa. Intentaré darle una vuelta.

¡Gracias por tu comentario!
Responder
#4
Pues si, se hace un poco confusa, incluso llegué a pensar que a los caídos se les tomaba cómo Heroes y a los que habian sobrevivido como Afortunados.
También te digo, puede que fuese un error de interpretación mio y otros lectores lo vean más claro.

Temiendo en cuenta lo del límite de palabras que comentas, he de decir que eso cambia bastante las cosas. En los microrelatos es importante no divagar, y en ese sentido consigues trasladar a una época concreta con muy poco y ponernos en la piel de los marinos. Aun asi, una historia más concreta y cerrada se agradece en este genero; pero es evidentemente muy difícil.
Atrás solo quedan los errores, adelante en cambio hay... errores nuevos, pero imprevisibles y diversos. Disfrutaré y lamentaré cada uno de ellos a su debido tiempo.
Responder
#5
Hola, Vicent.
He leído tu relato y creo que podrías hacer una historia muy conmovedora con estos elementos si hicieras algunos cambios, especialmente en el punto de vista.
En principio, el punto de vista está en una madre que espera el regreso de su hijo después de tres años embarcado en la mar. Pero en el primer párrafo se nos dice que su hijo menor regresó cargado de especias. ¿Cómo ha regresado después de tres años si todavía no ha desembarcado, o, por lo menos, su madre no lo ha visto aún?
También me ha confundido que la madre supiera a ciencia cierta cómo ha vivido su hijo la travesía. Ella puede imaginar lo que le puede estar pasando a su hijo, preocuparse por si pasa miedo, frío, hambre... Pero no puede saber exactamente lo que siente ni lo que ha visto durante el viaje. Ahí el punto de vista es confuso.
Tampoco me queda claro quién llora por los camaradas. En principio creía que te referías a la madre llorando tras la partida del hijo, pero después haces referencia a los camaradas de la tripulación. El punto de vista se va de la madre al hijo y eso tendrías que arreglarlo.
Otra cosa que me ha confundido es el final. Si han desembarcado en el primer párrafo, ¿cómo aparecen los marineros otra vez en la cubierta listos para partir? ¿Y cómo dices que han regresado solo dieciocho? Creo que sé lo que quieres hacer. Quieres enlazar el final con el principio. Tal vez tendrías que relatar al principio la partida de los marineros, y del hijo en concreto, describiendo la despedida de la madre (puedes hacer alusión a la frase del calor y repetirla al final).
Después vendría un párrafo donde describirías los temores de la madre. No sé si aparte podrías poner el punto de vista del hijo, pero tendrías que dejar muy claro cuándo habla uno y cuándo el otro.
Y por último, añadir el párrafo final con el desembarco y la madre que espera abrazar al hijo.
No sé si te estoy ayudando y si quieres que el relato vaya por ahí. Parece que te he regañado mucho  Big Grin
Espero haberte ayudado.
Responder
#6
(07/03/2021 04:17 PM)Alerya escribió: Hola, Vicent.
He leído tu relato y creo que podrías hacer una historia muy conmovedora con estos elementos si hicieras algunos cambios, especialmente en el punto de vista.
En principio, el punto de vista está en una madre que espera el regreso de su hijo después de tres años embarcado en la mar. Pero en el primer párrafo se nos dice que su hijo menor regresó cargado de especias. ¿Cómo ha regresado después de tres años si todavía no ha desembarcado, o, por lo menos, su madre no lo ha visto aún?
También me ha confundido que la madre supiera a ciencia cierta cómo ha vivido su hijo la travesía. Ella puede imaginar lo que le puede estar pasando a su hijo, preocuparse por si pasa miedo, frío, hambre... Pero no puede saber exactamente lo que siente ni lo que ha visto durante el viaje. Ahí el punto de vista es confuso.
Tampoco me queda claro quién llora por los camaradas. En principio creía que te referías a la madre llorando tras la partida del hijo, pero después haces referencia a los camaradas de la tripulación. El punto de vista se va de la madre al hijo y eso tendrías que arreglarlo.
Otra cosa que me ha confundido es el final. Si han desembarcado en el primer párrafo, ¿cómo aparecen los marineros otra vez en la cubierta listos para partir? ¿Y cómo dices que han regresado solo dieciocho? Creo que sé lo que quieres hacer. Quieres enlazar el final con el principio. Tal vez tendrías que relatar al principio la partida de los marineros, y del hijo en concreto, describiendo la despedida de la madre (puedes hacer alusión a la frase del calor y repetirla al final).
Después vendría un párrafo donde describirías los temores de la madre. No sé si aparte podrías poner el punto de vista del hijo, pero tendrías que dejar muy claro cuándo habla uno y cuándo el otro.
Y por último, añadir el párrafo final con el desembarco y la madre que espera abrazar al hijo.
No sé si te estoy ayudando y si quieres que el relato vaya por ahí. Parece que te he regañado mucho  Big Grin
Espero haberte ayudado.

Que va, me gusta mucho que me des estas ideas para la reescritura. Considero este relato un mero borrador del que espero extraer ideas para escribir el relato que me hubiera gustado escribir sin limite de palabras y todo lo que me dices me viene genial.

Si, en el final del relato intentaba enlazar el principio y además volver atrás en el tiempo, a cuando zarpó el barco. Pero es verdad que con tanto cambio de vista y lugar al final ya no sabes ni donde estas jaja.

Según vaya teniendo versiones del relato reescrito las iré subiendo al hilo.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)