Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Proyecto: Las Espadas del Rey
#1
Buenas tardes, les dejo parte de lo que tengo para mostrar es una novela épica que empecé hace unos veinte años y hoy me animo a compartirla con ustedes para que le den su punto de vista constructivo, esto no es ni el principio ni el final es parte del comienzo nada más si tiene un visto bueno y constructivo seguiré compartiendo con ustedes esta gran aventura, que la disfruten y espero sus críticas.



Título original: Las espadas del rey (Saga)
Primera edición: octubre de 2002


Palabra original | pronunciación

Arg’nthöm Bal’thum | Argendom Baladam



Vestigios del Sur


En Rio Oscuro un poblado cercano al Arg’nthöm Bal’thum había pasado un largo tiempo desde que el sol nacía, las calles empezaban a mostrar aparte de barro y charcos, movimiento de los comerciantes que desde muy temprano  ya se habían acomodado allí, para poder vender lo que sea que tengan para vender. En un rincón a orillas del rio se encuentra una taberna llamada La Posada Del Peregrino, su dueño es Morthenn, también se podía ubicar por el terrible olor a orines y tabaco que había cerca, o quizás también por algún beodo que se podía encontrar mamado afuera.
Ya en su interior el ambiente es algo raro, porque no se sabe si las personas que se encuentran en su interior serán de fiar, ya que podría ser algún malandrín algún ladrón o quizás simplemente un campesino disfrutando con amigos y colegas de un buen rato y buenas pintas en cuernos o jarrones de metal.
En un rincón el Bardo de Zartos claramente ya muy provecto se encontraba relatándole a un grupo de personas —En Phörozar, tierra del más temible druida negro Menthrel, se preparan las tropas que combatirán a Galar para lograr conseguir el poder de dominar al mundo, el druida negro sabía que existía Eiden, una espada de tres muy peligrosa, este era muy capaz de hacer cualquier cosa, lo que sea para conseguirla. Así es que en Gözender, la batalla comienza; ¡Muchos guerreros son víctimas de Menthrel, al mismo tiempo algunos son esclavizados, mientras que en el centro del campo, se encuentra Galar!, ¡Corre al acecho cabalgando y blandiendo su espada poderosa, atravesando así todo lo que se cruza en su camino!, pero cuando logra llegar al frente del druida, ¡este se le abalanza a él como ave de rapiña! Y se trenzan en una lucha cuerpo a cuerpo, pero entre movimientos absurdos Galar solo consigue que Menthrel reciba una estocada pobre, provocándole así una herida simplona. ¡Sin rendirse Galar sigue en pie, pero Menthrel consigue vencerlo utilizando sus sucios trucos de magia negra.
—¡Aaagh! —Gritaba un niño tembloroso y asustado.
—¡Si!, ¡así es! churumbeles, habíamos perdido una de las últimas batallas por alcanzar la paz.
—Pe,…pero ¡No puede terminar así señor! ¿Qué paso con el gran rey? ¿y sus defensores? —Exclamaba otro niño arrugando el ceño.
—Pero aún tengo esperanzas de que sus abuelos que fueron mis compañeros envíen una señal para dar comienzo a esta verdadera historia. —Cerraba el relato Zartos meditabundo, mirando hacia arriba como esperando una respuesta.
—¡Ya! Deja tranquilos a estos niños Zartos, no es de honor manchar las memorias de los familiares caídos deja que descansen en paz y no molestes mas. —Interrumpía Morthenn con vos gruñona y vehemente mientras secaba una jarra y se apoyaba en la barra.
—Deja que nos cuente más tío Morthenn. —Le pedía su sobrino.
—¡Sí! Por favor deje que nos cuente más señor. —Decía un joven de unos diecisiete años más o menos.
—¡No! Y tu ¡Zartos ya es todo por hoy, vete de aquí antes de que esta sea la última historia que cuentes!
—Sí, me voy, ¡me voy! pero no pierdas la esperanza en nuestro heredero que muy pronto lograra sacarnos de la orfandad que nos gobierna miserablemente y sabes que así será. —Respondió Zartos, mientras se levantaba bebiendo el último trago de su pinta.
—¡Págame lo que me debes y vete!
—Morthenn no te olvides que este viejo tiene razón nadie quiere verlo, ya muchos perdieron las ganas pero debemos apoyar al heredero que seguramente debe estar preparando una tropa bastante grande para la llegada del viento.
— ¡Eh dicho basta! y vete de una maldita vez!
—Ustedes se aferran a un pasado que no tiene regreso a menos que unan fuerzas
—Sí, si ya vete, vete viejo bocón
—La discordia ya vive entre nosotros y pronto vendrá el odio y seguido con esos dos la tempestad infernal reinara en estas tierras, si al menos hiciéramos algo, nuestro rey moriría contento sabiendo que ya superamos el pasado y con la tranquilidad de que aún hay esperanzas en nosotros. —Gritaba Zartos mientras se retiraba de la taberna agitando los brazos.
Esta última gran discusión que se genero en la taberna fue escuchada por todos los clientes que allí se encontraban, obviamente Zartos que le temía a Morgoth se iba escapando de a poco, algunos se asombraban en silencio otros solo les causaba gracia, pero el dueño del lugar ya había perdido toda esperanza a la venida del viento.



En Gotha Reina ahora Galardian Hijo de Galar, quien desde la muerte de su padre ansia justicia y más que nada recuperar lo que a su padre le habían arrebatado de sus propias manos. Esta era Amantiel y no descansara hasta recuperarla del infame de Menthrel.
Sus deseos son cada vez más y más fuertes, que los de reinar, pero sus leales soldados y habitantes no dejan de apoyarlo y creer en él, ya que viene de un muy buen linaje y no dejaran que nada pueda desgastarlo porque sin él la ciudad real se perdería y todo sería reducido a  sombras y ruinas según dicen muchos en esos lares.
Gotha es un lugar tranquilo y muy bello para establecerse, Galardian jamás modifico el legado de su padre, ya que les hacía bien a todos y cada uno de los habitantes del lugar contribuía como podía no se les exigía mucho solo lo que correspondía y se hacía de manera ordenada, tenía extensos campos, llanuras espaciosas, se podía cultivar y alcanzaba para todos, desde lejos se podían ver los cultivos y el ganado. Gotha era una ciudad perfecta y muy bien fortificada, con una ciudadela que contenía un inmenso y elegante castillo donde vivía Galardian.
En el interior del palacio el rey se encontraba observando por una gran ventana la gran labor de los agricultores y como montaban un molino de viento para poder habilitar un nuevo sistema de riego y abastecimiento de agua para toda la ciudad, pero dicha tranquilidad es interrumpida por su mensajero que desesperado y agotado de la prisa del mensaje arribaba desde la Gözender con noticias de que la fortaleza de Amantion es asediada.
—¡Mi señor, mi señor! —Gritaba desesperado el mensajero del rey.
—¡DígameSoldado! — Respondió Galardian, volteando para verle
—Amantion es atacada por un batallón de Phuritars —Avisaba tembloroso y asustado
—Las torres de ataque fueron derribadas y los alrededores arden en llamas mi señor  —Insistía.
—¡Tranquilo chico!, Tranquilo Esas bestias no se imaginan lo que les espera —Respondía cauteloso y sonriente Galardian caminando en dirección a las caballerizas.
—¡Rápido, que Alisten mi Corcel, Partimos enseguida! — Exclamaba tenazmente el rey.
<<Esas bestias no son más que sombras esclavas de su propia codicia y Amantion es solo rocas para esas tontas criaturas>>
Pensaba Galardian mientras se propinaba a montar en su corcel.
<< ¿Acaso se puede ser tan cruel? para causar tremendo dolor a los habitantes del lugar>>
—Si llegan a Gözender estaremos debilitados y les daremos ventaja, vamos a posicionarnos para poder defender los caminos que unen Gözender y Zorten —Ordenaba Galardian a sus tropas.
Mientras un comandante al mando pedía que refuercen los senderos con arqueros, artillería pesada y los mejores soldados. Galardian se prepara para ir al ataque. El trayecto hacia esos caminos no quedaba lejos, por lo que el viaje seria casi al galope de la prisa que llevaban, claro que nada asustaba al rey, pero cuando se trataba de la venida del viento, era su ley ser ordenados cautos y estratégicos.
En un futuro no muy lejano ese lugar seria llamado por los que lograban pasar sanos y salvos como los senderos metálicos, nombrado así por la infinidad de soldados y arqueros ocultos que custodiaban los senderos que se cruzaban desde Zorten a Gözender.
Gözender es una gran fortaleza en la cual hasta los más jóvenes eran entrenados para la guerra. En los senderos que se dirigían a Zorten tenían a los más certeros arqueros y hábiles espadachines, en su reinado un pequeño porcentaje de la población era mago, todo el mundo los respetaba por tener mentes muy brillantes y estratégicas, Claro excepto el norte que estaba ligado al mal. Allí en la fortaleza, la vida era más estricta, los habitantes se regían por normas un tanto militarizadas y eran fieles guerreros. Las grandes murallas estaban repletas de guardias  y existían unas fuertes atalayas sobre los muros, que servían como columna de sostén arquitectónicamente hablando era una fortaleza despiadada, pero sí de estrategia hablamos, eran guaridas perfectas donde arqueros vigilaban los alrededores y el interior de tamaña ciudadela, las mujeres que no combatían, se transformaban no solo en costureras y cocineras, sino también en artesanas para darle el tinte especial al lugar y los habitantes, existían desde joyerías hasta bibliotecas que otorgaban grandes conocimiento a las personas que allí residían y a los visitantes que se acercaban. Con una plaza en el centro donde el líder realizaba sus actos particulares para todos los que combatían o para aquellos que recibían a un nuevo integrante a la familia, como dijimos antes la vida en Gözender era estricta y tenían bien definido qué lugar y que posición ocuparían en la ciudadela. Todo aquel que decidía pertenecer a la fortaleza se le otorgaba el título de Gozandino un apocope que decidieron adoptar para identificarse a cada lugar que se presenten.





Menthrel se encontraba en Amantion y este vil ser decide dejarle un mensaje para ir debilitando sus esperanzas, que le informaba a Galardian de las otras Dos espadas y le hace una oferta que nadie se atrevería a rechazar; dicha oferta era la de gobernar juntos el mundo. El por su lado y Galardian por otro, así entonces cumplirían el sueño de Galar; equilibrar los lados opuestos, una propuesta que de donde venía tenía varias consecuencias a tener en cuenta. Galardian por supuesto que rechazo la oferta, porque el sueño de su padre no incluía que existiese ningún líder del mundo, aun sabiendo que con esa espada uno se sentía más que un dios y atraído por el poder de esta, sería capaz de corromper su alma y su linaje de ser posible. Mientras Galardian termina de leer el mensaje enfurecido con vos vehemente y frunciendo los entrecejos grita.
—¿Te burlas de mí?; ¿Té estas burlando de mi malvada criatura?, es acaso esto una broma! —se caía de rodillas mirando al cielo.
—¡Maldito Cobardee! —
Mirando al norte se queda como apabullado y luego mirando sus manos mientras cerraba sus puños.
—¿Por qué no me enfrentas? — Exclamaba entre dientes como balbuceando, pero muy angustiado por la oferta de Menthrel.
Era obvio que el rey Galardian se había transformado en una persona muy orgullosa y egoísta, cuando se trataba del druida o al menos eso demostraba cada vez que de este se trataba y lo dejaba muy a la vista.
Antes de partir después haber recibido el mensaje, el rey decide hacer un repentino cambio de planes y parar dirigirse al este, hacia Phärantias para poder charlar con su fiel amigo Eidepher y desahogarse del enojo y descontento que lo invadía. 

Camino a Phärantias Galardian cabalgaba serio y muy molesto, uno de los generales le pide que por favor se detengan a descansar un rato y así poder levantar campamento para poder descansar y retirarse lo antes posible, tal es así que unos kilómetros adelante se acomodan a la orilla de un rio con una orilla demasiado verde para que los caballos puedan pastar. Sentado en un tronco caído cerca de la orilla se encuentra el rey muy pensativo en su mano tenia apretado un medallón que su padre le había otorgado antes de morir, dicho medallón era la identificación del rey de reyes que el tratado del mundo decidió nombrar, no era una decisión personal sino global lo que lo hacía rey de reyes, pero él se sentía avergonzado, ya que lo poseía el orgullo y este no lo dejaba pensar claramente, necesitaba una señal de esperanza que lo haga volver, pues su madre no estaba y según él se encontraba solo frente a decisiones muy difíciles de tomar, algo que también lo aprisionaba en su interior.
La realidad es una construcción social.
La fantasía es una realidad virtual construida que nos permite afrontar las vicisitudes de la vida diariamente.
Responder
#2
Creo que necesitas un tono más indirecto para contar la historia, además esta repleto de inconsistencias y faltan muchas de comas, por lo que es difícil pillar el ritmo de la narración de esta manera.

La parte positiva es que se ve que hay un worldbuilding trabajado detrás y que tienes una historia bien pensada; mi consejo es que busques otro tipo de narrador para dimensionar la historia. Si necesitas ayuda o te apetece practicar prueba a leer relatos de los compañeros, participar en los retos o simplemente pedir consejo abriendo hilo en el foro.

Mucha suerte y ánimo escritor.
Atrás solo quedan los errores, adelante en cambio hay... errores nuevos, pero imprevisibles y diversos. Disfrutaré y lamentaré cada uno de ellos a su debido tiempo.
Responder
#3
Leyendo en diagonal el principal problema que veo es en temas de puntuación; falta de comas, uso de los símbolos mayor y menor que en lugar de las comillas latinas (aunque estas sean las correctas, es mejor que pongas las comillas inglesas a poner símbolos que no tocan). Si puedo este finde hago una lectura y un comentario en más profundidad pero quería señalar algo en concreto: Arg’nthöm Bal’thum y su pronunciación.

Por lo que veo mirando por encima el texto no son las únicas palabras extranjeras del texto con una escritura particular que puede verse reflejada en la pronunciación, ya que tenemos también Phuridars y Gözender, pero son la únicas cuya pronunciación señalas, así que: o son más especiales, que en dicho caso lo veré cuando lea el texto, pero de primeras me extraña un poco, o las otras no tienen nada particular en su pronunciación, porque Gözender también tiene una o con diéresis. Aquí podría entender que solo describes la pronunciación de la primera para entender cómo se prouncia el resto, pero es que en dicho caso sería mejor señalar los fonemas en sí y luego dar algún ejemplo, porque me confunde que a y u tengan la misma pronunciación o que la o necesite una diéresis para ser pronunciada como una o...

¡Nos vamos leyendo!
Responder
#4
Como escritor de fantasía, sé que lo más dificil es lograr ver tu texto como lo vería un lector, sin todo el conocimiento que tú tienes de él. El error que cometemos es pensar que si le decimos al lector lo que nosotros sabemos, entonces podrá sentir la historia como nosotros. Esto no funciona así. Lo cierto es que al lector no le interesa nuestro mundo. Todo lo que cuentas de la ciudad está muy bien para que tú lo sepas como el escritor, pero no es el momento ni la forma de mostrarselo a los lectores. Los lectores solo conectan con personajes. Por eso es importante la siguiente pregunta: ¿Quién es el protagonista? No importa que esto solo sea un fragmento. ¿Acerca de quién es este fragmento?

Supongo que es Galardian, pero entonces hay un problema: no parece que tengas una buena opinión de él. Esto es un problema, porque como lectores, necesitamos razones para interesarnos por él.

Incluso si se trata de un personaje que será corrompido, igual necesitamos ver las cosas desde su punto de vista.

Galardian tiene sentimientos muy fuertes. Hay que sacarle provecho. Si dices que estaba obsecionado por recuperar la espada, y no se preocupaba tanto por gobernar, hay que mostrar eso con sucesos. En vez de decirlo en una frase, se puede armar una escena en la que Galardian tiene una reunión con sus "administrativos" pero no les está prestando mucha atención. Podemos usar lo del molino que mencionas. El administrativo le informaría del nuevo sistema de riego y le pediría que tomara una desición respecto a un problema que ha surgido, pero Galardian no está interesado en eso. "Hagan lo que mi padre haría". Porque sus pensamientos están en el druida. ¿Cuándo atacaría de nuevo?

Entonces llega el mensajero con noticias del ataque y es justo lo que Galardian estaba esperando. Su oportunidad.

Llegan a la fortaleza que estaba siendo asediada y resulta que el malo se ha retirado, dejando solo un mensaje de alianza. Galardian está furioso. ¿Qué hará ahora el rey? ¿Irá a la guerra?
Hasta ahí lo que pude entender de la trama.

Ahora bien. Voy a volver sobre la triste realidad: a los lectores no les interesa el mundo. De modo que todos los hermosos nombres que has puesto en la página, son solo ruido. Incluso cuando suenen bonito, no significan nada. No nos dicen qué o dónde. Sin contexto es imposible orientarse. No entendí nunca qué había pasado con el ataque. ¿Los malos llegaron a tomar la fortaleza? ¿Cuánta gente murió? ¿En serio vino el druida negro en persona? ¿Cuándo terminó el ataque?

Por eso es tan importante el punto de vista del protagonista, para darnos ese contexto. Ejemplo: ¿Cómo nos vamos a enterar qué es un Phuritars, si no nos muestras a Galardian matar a unos cuantos?

Mi consejo es que no trates de hacer ningún cambio al texto todavía. Y que compartas todo lo que has escrito, sin importar lo mucho que puedan desanimarte las opiniones. Si vas a depender de la aprobación ajena, jamás llegarás a ningún lado. En todo caso, yo sí quiero leerlo, así que espero te alcance.
Cuando hayas tenido bastantes devoluciones y empieces a poder ver por ti mismo esas observaciones, entonces podrás empezar a pensar en qué quieres hacer al respecto.

Ánimos y saludos.
Responder
#5
Voy a empezar un comentario sobre la primera parte del texto. Uso un código de colores para facilitar ver qué tipo de comentario estoy haciendo: rojo es para errores objetivos; marrón anaranjado es para errores más subjetivos o para comentarios generales; verde es equivalente al marrón cuando he usado mucho este para no hayan dos bloques marrones pegados, y azul para repeticiones.




Vestigios del Sur



En Rio Oscuro, [falta esa coma] un poblado cercano al Arg’nthöm Bal’thum [un problema con esto es que no sabemos qué es este Arg'nthöm Bal'thum; no es lo mismo que se refiera a una gran metrópolis que a un volcán que entra en erupción de vez en cuando. No necesitas hacer infodumping para explicar todo, y siempre puedes dejar algún misterio, pero en casos así deberías dar alguna pista que nos diga qué NO es], [falta esa otra coma] había pasado un largo tiempo desde que el sol nacía [esto no te lo marco como error porque es posible que se trata de una cuestión dialectal, pero ¿es posible que no sea el tiempo verbal correcto?], las calles empezaban a mostrar aparte de barro y charcos, movimiento de los comerciantes [mmmm... Hay maneras mejor de vender lo que pretendes vender, por una parte porque la manera en que relacionas ambas cosas chirría un poco y porque si hablas de movimientos de comerciantes y luego pasas a decir que se han acomodado allí queda un pelín raro. Puedes probar con algo al estilo: las calles, que solo conocían el barro y los charcos de lluvia, en domingo eran acompañadas de comerciantes que desde temprano iban de acá para allá mientras preparaban sus tenderes. En este caso he dicho domingo por simplificar las cosas, pero mi idea es hablar de un día de la semana de ese mundo]que desde muy temprano  ya se habían acomodado allí, para poder vender lo que sea que tengan para vender [ya me dijiste para poder vender y ahora me vuelves a decir para vender. Puedes cambiar a para poder ofrecer lo que sea que tenga para vender, o para vender lo que sea que tengan en su haber]. [esto tiene que ser un nuevo párrafo. Nos presentaste antes el poblado y ahora nos vas a hablar de una taberna; si quisieras que esto fuera en el mismo párrafo, deberías enganchar ambas ideas con algo estilo: No muy lejos del mercado se encuentra una taberna]En un rincón a orillas del rio se encuentra una taberna llamada La Posada Del Peregrino [una taberna y una posada no son lo mismo. Tener un establecimiento y que su nombre diga que es otro tipo de establecimiento es un pelín confuso], su dueño es Morthenn, también se podía ubicar por el terrible olor a orines y tabaco que había cerca, o quizás también por algún beodo que se podía encontrar mamado [aunque no estés repitiendo la misma palabra, estás repitiendo la misma idea: estar mamado y un beodo implican en ambos casos estar borracho o embriagado, así que aquí en lugar de repetir que está borracho podrías decir qué hace estándolo (tal vez los borrachos se dedican a tambalearse al salir de la taberna, o decir que están meando afuera, y así enganchas con la idea de los orines que salía un poco de la nada)]afuera.
Ya en su interior el ambiente es algo raro, porque no se sabe si las personas que se encuentran en su interior [ya has dicho en su interior] serán de fiar, ya que podría ser algún malandrín algún ladrón o quizás simplemente un campesino disfrutando con amigos [tal y como está escrita la frase, nos estás poniendo al mismo nivel los ladrones y malandrines y los campesinos, porque nos has hablado de que no puedes saber si las personas son de fiar y dado ejemplos de gente que no lo son. Para lo que quieres hacer debería ser algo similar a: porque no se sabe si las personas que se encuentran allí serán de fiar, pueden tratarse de malandrines y ladronzuelos con los que no debes perder tu bolso de monedas ni un instante, o podría tartarse simplemente de campesinos disfrutando tras un largo día de trabajo]y colegas de un buen rato y buenas pintas en cuernos o jarrones de metal.
En un rincón el Bardo de Zartos claramente ya muy provecto se encontraba relatándole a un grupo de personas: [aquí faltarían los dos puntos y luego un salto de línea para que el díalogo empiece en la siguiente]—En Phörozar, tierra del más temible druida negro, [coma del vocativo] Menthrel, se preparan las tropas que combatirán a Galar para lograr conseguir el poder de dominar al mundo, el druida negro sabía que existía Eiden, una espada de tres [falta el adjetivo, ¿no?] muy peligrosa, este era muy capaz de hacer cualquier cosa, lo que sea para conseguirla. Así es que en Gözender, la batalla comienza; ¡M[si pones punto y coma lo que viene despúes va a ir en minúscula, no en mayúscula]uchos guerreros son víctimas de Menthrel, al mismo tiempo algunos son esclavizados, mientras que en el centro del campo, se encuentra Galar!, [esta coma sobra, porque la exclamación ya equivale a un punto y tal y como has construido el texto no son parte de la misma frase (que en dicho caso no deberías cerrar y volver a abrir exclamaciones)]¡Corre al acecho cabalgando y blandiendo su espada poderosa, atravesando así todo lo que se cruza en su camino!, [esta coma también sobraría y el pero empezaría con mayúscula]pero cuando logra llegar al frente del druida, ¡este se le abalanza a él como ave de rapiña! Y se trenzan en una lucha cuerpo a cuerpo, pero entre movimientos absurdos Galar solo consigue que Menthrel reciba una estocada pobre, provocándole así una herida simplona. ¡Sin rendirse Galar sigue en pie, pero Menthrel consigue vencerlo utilizando sus sucios trucos de magia negra.
—¡Aaagh! —Gritaba [los verbos dicendi van en minúscula] un niño tembloroso y asustado.
—¡Si!, ¡así es! c[esto tiene que ir en mayúscula]hurumbeles, habíamos perdido una de las últimas batallas por alcanzar la paz.
Pe,…pero [para empezar, la coma sobra y tendrías que poner un espacio tras los puntos suspensivos, pero realmente para pasar la idea de tartamudeo debería ser Pe-pero... Estos puntos suspensivos del final además hacen que tenga sentido que empieces con mayúscula justo a continuación] ¡No puede terminar así señor! ¿Qué paso con el gran rey? ¿y sus defensores? —Exclamaba otro niño arrugando el ceño.
—Pero aún tengo esperanzas de que sus abuelos que fueron mis compañeros envíen una señal para dar comienzo a esta verdadera historia. —Cerraba el relato Zartos meditabundo, mirando hacia arriba como esperando una respuesta.
—¡Ya! Deja tranquilos a estos niños, [falta la coma del vocativo] Zartos, no es de honor manchar las memorias de los familiares caídos deja que descansen en paz y no molestes mas. —Interrumpía Morthenn con vos gruñona y vehemente mientras secaba una jarra y se apoyaba en la barra.
—Deja que nos cuente más tío Morthenn. —Le pedía su sobrino.
—¡Sí! Por favor deje que nos cuente más señor. [mientras en la frase anterior era correcto el punto, aquí no, porque es un verbo dicendi] —Decía un joven de unos diecisiete años más o menos.
—¡No! Y tu ¡Zartos [¡Y tú, Zartos, ya] ya es todo por hoy, vete de aquí antes de que esta sea la última historia que cuentes!
—Sí, me voy, ¡me voy! pero no pierdas la esperanza en nuestro heredero que muy pronto lograra sacarnos de la orfandad que nos gobierna miserablemente y sabes que así será. —Respondió Zartos, mientras se levantaba bebiendo el último trago de su pinta.
—¡Págame lo que me debes y vete!
—Morthenn no te olvides que este viejo tiene razón nadie quiere verlo, ya muchos perdieron las ganas pero debemos apoyar al heredero que seguramente debe estar preparando una tropa bastante grande para la llegada del viento.
— ¡Eh dicho basta! y vete de una maldita vez!
—Ustedes se aferran a un pasado que no tiene regreso a menos que unan fuerzas
—Sí, si ya vete, vete viejo bocón
—La discordia ya vive entre nosotros y pronto vendrá el odio y seguido con esos dos la tempestad infernal reinara en estas tierras, si al menos hiciéramos algo, nuestro rey moriría contento sabiendo que ya superamos el pasado y con la tranquilidad de que aún hay esperanzas en nosotros. —Gritaba Zartos mientras se retiraba de la taberna agitando los brazos.
Esta última gran discusión que se genero en la taberna fue escuchada por todos los clientes que allí se encontraban, obviamente Zartos que le temía a Morgoth se iba escapando de a poco, algunos se asombraban en silencio otros solo les causaba gracia, pero el dueño del lugar ya había perdido toda esperanza a la venida del viento.



Aspectos técnicos: Fallas bastante a nivel técnico, principalmente en lo que se refiere a puntuación; te recomiendo el libro Puntuación para escritores y no escritores de Silvia Adela Kohan que te va a ayudar a mejorar ese aspecto. Otro tema que me llama la atención es porque usas el pretérito imperfecto en lugar del pretérito perfecto simple que es lo habitual en escritura. Por lo demás no he problemas de tildes o similares.

Historia y mundo: Poco hay que decir de historia y mundo en este trozo que he leído, que en parte es normal porque es un pequeño trozo de un capítulo más largo. Sí voy a señalar que nos haces una presentación inicial del mercado del pueblo que no pinta nada porque además de no aportar en esos momentos, saltamos directamente a la taberna; podrías hacer que sigamos al bardo mientras va a la taberna, y mientras camina pasa por ese lugar mientras los mercaderes preparan sus tenderetes, lo que da sentido a explicarnos eso (y además ayuda a que la lectura no sea tan impersonal).

Algo que tampoco quiero comentar mucho porque sé muy poco de la historia como para que esto no pudiera cambiar a futuro y ser simplemente un juego con las expectativas de lector, es lo de que haya una gran batalla con un mago oscuro (lo llamas druida negro pero todos tenemos claro que es un mago oscuro). No es que no puedas ir al cliché del Señor Oscuro porque esté prohibido, pero precisamente por ser cliché implica que es complicado trabajar con ello sin que comparen tus obras con las centenares que usan dichos conceptos.

Personajes: Personaje como tal solo está el bardo (porque incluso el tabernero cuyo nombre tenemos es más una herramienta narrativa) y no podemos saber nada de él además de ser viejo y que le gusta contar cuentos que asustan a los niños... Bueno, está lo de que parece saber que las cosas van a cambiar en el futuro pero no todos le hacen caso (lo cual es otro cliché).

Lo mejor: Aunque mejorable, Rio Oscuro tiene bastante personalidad para lo poco que cuentas sobre ese pueblo.

Lo peor: La puntuación.

Destacados: Un personaje como el bardo puede servir para hacer infodumping de la historia de ese mundo sin que parezca tan evidente que es infodumping.

Sugerencias: Empezar como dije con el POV del bardo llegando a la taberna (así, además de tener un motivo para hablar del mercado, podemos empezar a conocerle por sus opiniones sobre los borrachos de la taberna o los malandrines). También, aunque esto no es tanto para esta parte del texto sino en general: intentar dar la vuelta al cliché del mago oscuro (tal vez no era malvado, sino que sus interés iban en contra de los del rey y se ha hecho una campaña de desprestigio en su contra).
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)