Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 3 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Las leyes de magia de Sanderson
#11
@W.A.K.O.N. es interesante tu planteo, aunque hubiera sido mejor si leías las "leyes" antes de dar tu opinión. De hecho, las subí en español para los que no podían o no querían leerlas en inglés, ya que me parece un buen tema para coincidir. Sanderson es claro en que les dice "leyes" por no decirle de otro modo, que son sus propias reglas a la hora de escribir, y que las comparte justamente como una teoría a ser utilizada por aquellos que las crean útiles.
Si hubieras prestado atención, verías que menciona a Canción de Hielo y Fuego como magia blanda, justamente como una magia no explicada para dar esa sensación de vastedad y gran poder, al contrario que HP que es un sistema híbrido, entre blando y duro, donde tiene reglas prestablecidas y permite jugar con ellas. Ahi ves, pues, que es justo el opuesto a tu opinión con respecto a este punto.
Asimov fue un genio y gran escritor, pero su punto de vista con respecto a la fantasía era con los escritores tradicionales de antaño; no con respecto a los actuales.
Y en cuanto a tu punto de vista de la electricidad, es algo que está explicado (y mucho) por la física, solo que no todos podemos conocer tales conceptos; no así, en el mundo, sí se conoce en base a la experiencia (aunque me gustó el ejemplo, claro, a pesar de lo tirado de los pelos).
"El que desea sacar la espada es un principiante. El que puede sacar la espada es un experto. El que es la espada misma es un maestro." —Risuke Otake.
Responder
#12
Nikto, me atrapaste, no me he leído todo el articulo. Lo de Asimov fue solo una ocurrencia (Saliendo un poco del tema ¿viste el video? XD).
]

Responder
#13
Ahora si me auto-martirice leyendo las leyes, creía por un momento que me había adelantado a los hechos y había escrito demás pero por suerte no ha sido el caso. Sigo pensando que es un buen tema.
]

Responder
#14
Bueno, visto el tema, leídas las (leyes) hace ya un tiempo, solo puedo concluir, que es la manera que tiene ver las cosas Sanderson. Primero pienso que es muy lógico lo que dice de las magias duras y blandas, aunque no comparto del todo la elección de autores que ha echo para podernos explicar mejor la idea, y quizás también disiento en algún punto de lo que se considera magia dura. Me explico.

Para empezar pienso que es muy difícil poder tildar a una obra de (magia dura) o (magia blanda) cuando tan siquiera la obra esta acabada (quien dice que en los dos o tres siguientes libros del Martín nos regale con un sistema mágico de la hostia) Hasta el momento, no ha habido ninguna necesidad de explicarnos como funciona ese concreto, así que ¿quien sabe?

Por otro lado dada su explicación, entonces debemos pensar que el que se ha currado la magia más dura en los últimos tiempos (quitando a nacidos de la bruma) pienso que es Patrick Ruthffus y su En el Nombre del Viento, contiene una magia mucho más compleja que en cualquiera de los libros anteriores del Sanderson, incluyendo Elantris, Imperio Final o El Aliento de los dioses. En fin que me lío.

La idea es muy buena para los que comenzamos con estas andaduras, pero pienso que no se debiera cuartear la magia o (lo ficticio)  en esos dos únicos concretos, pienso que hay tantas variables como ideas tenga uno. Pondré otro ejemplo, y en este concreto con uno de sus propios libros.

Que yo recuerde, prácticamente hasta las ultimas paginas de nacidos en la bruma, no conocemos los pormenores de los ferruquímicos y hasta cierto punto, de los propios inquisidores. ¿Entonces casi hasta el final del libro lo que hemos estando leyendo sobre ellos, el Sanderson lo tildaría de magia blanda? No veo que haya mucha diferencia hasta el final del libro entre los Otros de Martín y el Emperador de Sanderson. Por lo que en mi humilde opinión, la idea es muy buena, pero tiene sus flecos.

Espero no herir sensibilidades con esta ida de pelota, aunque eso no quita que es lo que piense. XD Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Responder
#15
Bueno, el género de la fantasía es tan amplio que es obvio que no se le puede poner reglas estrictas a la magia, vendría a ser lo mismo que poner reglas a la imaginación y esta es tan diversa que sería imposible. Aun así, me parece muy interesante tratar de entender cuáles son los diferentes usos que se han ido haciendo de la magia en este género (como es interesante filosofar en otros aspectos de la escritura, como es la construcción de los personajes, por ejemplo). En este caso, creo que Sanderson (como otros escritores seguramente, no tengo ni idea) tiene razón en las definiciones de las leyes (en las definiciones, tal vez no siempre en las explicaciones). En realidad, todas tienen que ver con el equilibrio, que es en mi opinión una de las palabras clave para la escritura (considerando que el objetivo del escritor es entretener al lector de fantasía). Hay muchos tipos de equilibrio: equilibrio del mundo (y por consiguiente de la magia), de las relaciones entre los personajes y de sus caracteres (en mi opinión el más importante), de la acción, de las casualidades, etc. Ahora bien, un libro entretenido no tiene por qué respetar todos esos equilibrios y un libro que los respete todos no tiene por qué ser entretenido: la teorización de todos estos aspectos simplemente sirve para evitar abusos y errores recurrentes, tipo que el malo malo tenga una trompeta intergaláctica que escupa trolls de la cuarta y quinta dimensión y que el protagonista (segundo error) tenga que agenciarse una piedra interdimensional para lograr acabar con él.

Lo principal, creo, es hacer que el lector no note nunca la presencia del autor en las acciones que van transcurriendo. Este debería contentarse, en mi opinión, con dar todos los ingredientes (como lo son la historia de base, los caracteres…) para crear objetos (personajes, magia, mundo…) y luego los únicos que interactuarían durante la lectura serían el lector y los objetos creados por el autor y no el autor en sí, quien se contentaría con aportar nuevos ingredientes que no estén en contradicción directa con los anteriormente creados y se dejaría llevar por la lógica de las acciones de cada personaje ante las nuevas situaciones: de esta forma, no solamente se añaden detalles imprevisibles que sorprenden tanto al escritor como al lector, sino que además se conocen mejor los límites para que este no se sienta desconcertado ante los acontecimientos. Resumiendo, personalmente veo las cosas así:

Cita:autor -> ingredientes -> objetos (personajes, mundo) -> acciones, reacciones, movimiento -> lector

Considerando esto, creo que se puede aplicar la misma teoría exclusivamente a la magia, basándose en el principio de equilibrio y preguntándose cuál es el objetivo de la obra y la importancia de la magia en la misma. Si la magia se considera como un objeto (magia dura) debe estar sometida al equilibrio del mundo. Si es tan sólo un ingrediente que llega directamente al lector sin pasar por la etapa de los objetos, tiene el riesgo de que el lector no lo tome en serio si se abusa de él en la trama principal.

Más que nada la magia debe ir acorde con el mundo: si el mundo es absurdo, la magia puede serlo también, pero incluso en mundos fantasiosos infantiles hay límites en la magia y se cuida cierto equilibrio. Mirad el El maravilloso mago de Oz, la magia no puede hacer todo: cada objeto mágico tiene una característica, como el sombrero de oro que sólo puede utilizarse tres veces (si bien recuerdo), y esos límites le dan un carácter simpático y asimilable.  Precisamente, la idea de «simpatía» creo que es la más importante de todas, porque contribuye a darle un tono familiar a la historia y al mundo creado (magia incluida).  Aunque, insisto, todo esto es muy subjetivo, porque en realidad depende enteramente de los gustos del lector, quien es quien decide si le gusta o no una obra.

Uf, cuánto hablo. Además me he dado cuenta de que tengo la mala manía de poner un montón de paréntesis XD Pero me parece muy interesante hablar del tema y se podría discurrir mucho sobre él. Es lo bueno de los temas donde es imposible zanjar diciendo: «la magia es así y punto».
Responder
#16
Yo las lei hace tiempo: de hecho creo que fui el que le paso el link a las traducciones a Nikto, jeje. Me interese por ellas en cuanto las nombro y no pare hasta encontrarlas en Español. Es un articulo interesante, pero la verdad es que son muchos puntos que tener siempre presentes. Lo que pasa es que eso de ley suena muy fuerte: si de verdad fuese una ley, seria imposible escribir algo que no se almode a ellas. Y creo que en parte es asi. Es tan amplio lo que dice, e incluso lo agrupa en distintas categorias para poder dar cabida en su explicacion a sistemas magicos existentes bien distintos. Al final, si uno mira su sistema de magia, vera que se puede enmarcar en estas descripciones, ya sean de magia blanda o dura.

La unica forma de trampear un sistema magico es siendo incoherente con lo que se ha contado de él, hasta ese momento. O asi lo veo yo.
Enlace a mí primera obra completa: Los Diarios del Falso Dios
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)