Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Reto Ciudades I: Cuarentena
#11
Uff, Buena historia, que muy buena.
Primero le has logrado imprimir ese tinte "Metrópolis" o algo en esa vena. Me ha gustado porque me he sentido preocupado por el destino de los personajes y me hace interesarme mucho más por la historia que les precede. Buen detalle el de las tribus indígenas, el misterio, la coqueteria jeje. me ha gustado.

La historia de la ciudad pierde cierto protagonismo porque al final no logré sacarla (Al menos los pedacitos que quedan de ella) La ambientación estuvo genial pero al ciudad no logró pasar al menos para mi gusto.

Suerte.
Tonto aquel que presta sus libros... y mas tonto aún aquel que los devuelve


[Imagen: jpg]
Responder
#12
Sentada al borde de la fuente Nicole terminaba de pasarse el humectante labial frente a un pedazo de espejo que había encontrado (se hace necesaria una coma en esta oración). Una vez más el sol pisaba la tierra con sus flamantes cascos (me encantó esta frase) hasta rajarla, como decía su madre. Acabo (tilde)el trabajo y guardó el pequeño cilindro en un bolsillo antes de desatarse uno de los tenis y quitarse la media. Sus dedos notaron enseguida la dureza en la planta, resultante de haber pasado toda la mañana caminando entre las ruinas de un complejo de apartamentos.
Eliot estaba sentado junto a ella, bebiendo de su cantimplora. Nicole esperó a que la guardara para subir el pie a su regazo sin previo aviso. Sonrió al ver como el chico se sobresaltaba y cuando volteó a ella con el rostro sorprendido le habló.
—Me haces el favor.
Eliot asintió y comenzó a masajearle los pies con cuidado, hundiendo apenas las yemas y describiendo círculos en la planta. A la joven le había llevado un tiempo enseñarle a apretar con la fuerza justa y necesaria. Los primeros intentos la habían hecho gritar de dolor y en una ocasión terminó rengueando por dos días. Era bueno ver que el esfuerzo había valido la pena.
Se hallaban en la Plaza de las Fuentes: solía ser un espacio destinado a los actos públicos. Una gran extensión circular de césped esmeralda con cuatro caminos rectos de baldosas blancas y negras que confluían en el centro. A ambos lados de estos crecían altas palmeras que le daban un aire tropical al lugar. En donde confluían los caminos se alzaba una fuente de la que emergía un gran monolito de mármol blanco. Sobre el frente se hallaba tallado el rostro de una mujer y de los lados emergían pequeños balcones con flores de piedra por los que se derramaba el agua. Otras fuentes de menor tamaño solían salpicar la plaza y junto a ellas se sentaba la gente para pasar el tiempo. Ofrecía una vista tan maravillosa en primavera que los pasajeros del tren que pasaba cerca de allí siempre anhelaban verla.
Pero esos días habían quedado atrás.
Porque (para poderle dar sentido al punto y aparte debes borrar este "porque", empezando la frase directamente en "los bombardeos de la guerra" o, en su defecto, evitar el punto y aparte utilizando, en su lugar, el punto seguido)los bombardeos de la guerra, los subsiguientes años de ocupación militar y lo que fuera que estuvieran viviendo ahora, habían convertido la plaza en un yermo (Hola Fallout 3). Igual que al resto de la ciudad de Pivhot que ahora era conocida por sus habitantes como La Ciudad Fundida. Nombre inspirado por los edificios herrumbrosos que atestiguaron los ataques iniciales que sometieron la ciudad con fuego y acero. Restos de aeronaves de guerra habían caído sobre algunas estructuras sin derribarlas por completo, al contrario el metal se había fundido con ellas creando unos seres híbridos en los cuales moraban personas fundidas también hasta sus matrices más salvajes y oscuras. (excelente)
A Nicole las personas de aquellos tiempos le recordaban a un documental que había visto sobre fenómenos invisibles. Uno de ellos eran los parásitos y bacterias causantes de la descomposición de los cadáveres. En el programa habían (repetición)mostrado en cámara rápida como el cuerpo de un conejo muerto iba desapareciendo gradualmente. Lo mismo pasaba con la ciudad, sólo que alguna fuerza de la naturaleza había puesto pausa cuando sólo quedaban pellejos y huesos roídos.
El calor era sofocante y no sólo venia (tilde)de arriba, sino que también emergía del suelo polvoriento. Atascados entre las dunas de escombros descansaban los restos oxidados de naves derribadas, como peces podridos arrastrados por la marea gris y amarillenta que solía ser Pivhot. Algunas pilas alcanzaban los diez metros de alto, y aun así habían logrado una estabilidad tan asombrosa que parecían la simbolización de que la guerra se había clavado para siempre en el planeta.
—Esta vista es tan deprimente. Nunca me canso de decirlo.
Pero el joven no respondió, siguió con el masaje como si nada. A Nicole no le disgustó pues sabía que la estaba escuchando. Pese a la mudez que se había apoderado de Eliot desde que era niño, Nicole sabía leerlo.
—¡A la vieja ya le duelen los pies!
Ambos alzaron la vista para ver un grupo de niños harapientos que los observaban desde el camino de baldosas agrietadas. De cabellos revueltos y pieles curtidas, sus miradas eran provocativas como las de todo niño camorrista. Pero Nicole sabía que en algunos años y con la ayuda de sus padres, las miradas pasarían a ser de odio. Pese a eso, era el hecho de que la llamaran vieja, teniendo veintitrés años, lo que la hizo enfurecer. Levantó un puño con ira e hizo ademán de querer levantarse. Eso basto (tilde)para hacer correr a los pequeños, pero no sin que antes gritaran algunas cosas más sobre lo avejentada que estaba Nicole.
Algo en particular debieron decir que hizo reír a Eliot por lo bajo. El mismo pie que había estado masajeando se estrelló contra su rostro y lo hizo caer de espaldas al interior de la fuente. Levantó una nube de polvo que lo cubrió por completo y al despejarse esta, Nicole estaba de pie frente a él con los brazos en jarra. Incorporándose a medias el chico se sacudió el cabello sin dejar de sonreír.
Fue entonces que se percató de un sonido sobre ellos. Nicole también lo notó y al levantar la cabeza descubrió una bandada de pájaros negros y de crestas verdes. Sus trinos (coma)entre estridentes y melodiosos (coma) ganaban (no me convence el uso de esta palabra)una connotación macabra en la ciudad. Avanzaban en V y se notaba que estaban alterados.
Lo siguiente que sintió la joven fue la mano de Eliot cerrándose alrededor de su muñeca antes de que la arrastrara por la plaza a gran velocidad. Atrapados por la sorpresa, sus pies apenas podían mantener el ritmo del joven pese a sus esfuerzos. Pero tenía que intentarlo; los gramus, los pájaros de tormenta, nunca eran buenos, en especial ahora que la mayoría de los edificios habían perdido la mayor (repetición)parte de su integridad estructural.
Eliot giró hacia ella, de un tirón la acercó a él y la rodeó con los brazos. Volvió a girar sobre sus talones y de un salto bajaron los treinta escalones por los que se llegaba a la plaza. A sus espaldas resonaba con más fuerza el legendario trino del que los pueblos originarios de la región hablaban en sus historias. Acercándose cada vez más rápido, huyendo de Taiga.
Eliot cargó a Nicole y continuó corriendo sin detenerse. Para ella era como si una experiencia mística estuviera teniendo lugar, una de esas en las que fuerzas ocultas de la naturaleza arrebatan (tampoco me convence el uso de esta palabra: si hablas de "trasladar" el "arrebataban" no tiene sentido; si por el contrario haces referencia a que les "quitaban" el mundo de belleza debes eliminar el "a" anterior a "un mundo"; y si al que arrebatan, al que quitan, es al incauto debes sustituir el "a" por un "de". Espero haberme explicado bien)al incauto a un mundo de belleza o terror inimaginables. Las primeras ráfagas de viento comenzaron a agitar su cabello y debió cerrar los ojos para que el polvo no los lastimara. Un eco fantasmal se apoderó de las ruinas de la Ciudad Fundida y resonando entre los edificios recordaba al lamento de una mujer. Los gramus los sobrepasaron en ese momento, pero para los jóvenes la carrera había terminado.
Cuando volvió a abrir los ojos, Nicole se encontró con que habían llegado a uno de los improvisados refugios de la ciudad. Nada muy elegante, sólo el vagón de un tren a cuyo alrededor surgía una gruesa pila de escombros. Esta llegaba hasta las ventanillas y aseguraba que la morada no se volcaría por el viento que se aproximaba. Subieron por la escalerilla y se dejaron caer al interior por la escotilla del techo para no perder tiempo. Apenas estuvieron adentro la cerraron justo cuando una ola de polvo y escombros pequeños los embestía. Por suerte las ventanas estaban cubiertas por unas resistentes mallas de metal, así que no se romperían al primer golpe.
Nicole sacó su encendedor y guiada por la memoria llegó a la lámpara de aceite que reposaba sobre una de las mesas. La encendió y se sentó en el desgarrado sillón del vagón de pasajeros. Afuera el viento comenzó a sonar con más fuerza y los golpeteos de escombros contra el metal se volvían más constantes. Por si fuera poco la luz de la lámpara apenas iluminaba el lugar dándole un tétrico aspecto.
—Había olvidado que época del año es —dijo ella apoyando los codos sobre la mesa—. El viento debería pasar en una hora a lo menos.
Se deslizó sobre la tabla dejando la frente pegada a esta y sin intenciones de levantarla, con los brazos extendidos hasta el otro extremo. Eliot se sentó frente a ella y le sujetó las manos con firmeza.
Pasaron varios minutos así, con el viento azotando el vagón sin piedad hasta que Nicole se incorporó y buscó algo en el interior de su largo poncho. Extrajo una libreta de cuero y la abrió, lista para leer con la poca luz que había allí. Sin mucho entusiasmo comenzó.
—Este parece un buen momento para una historia de terror.

“He decidido que mis investigaciones alrededor de la tribu que solía habitar esta región tomen un nuevo curso. Pese a que mi trabajo gira alrededor de la antigua tribu, he decidió enfocarme un poco más en la forma en que la industrialización afecto (tilde)sus vidas. Creo que será interesante ya que hay pocos datos sobre esto y para comenzar indagaré sobre su relación con Pivhot”

“Investigar el pasado de Pivhot es más complicado de lo que creí. La mayoría de los registros son posteriores al levantamiento de la zona industrial, la cual fue construida para explotar el yacimiento a las afueras de la ciudad. Por lo tanto (coma)no están cubiertas las interacciones con la tribu y la llegada a este lugar. Si quiero averiguar algo tendré que recurrir a testimonios de lo sucedido, pero será difícil ya que la ciudad se levantó hace sesenta años y muchos de los que atestiguaron su génesis se han marchado o partieron a la guerra”

“Tras varias semanas rastreando entre árboles genealógicos, he conseguido una lista con los descendientes de la tribu huaclanqui que vivió aquí durante trescientos. La tribu dominaba la región hasta que el gobierno se apoderó de estas tierras para explotar el yacimiento minero. Mañana pienso comenzar una serie de visitas a las residencias marcadas”

“Las primeras visitas fueron infructuosas. Nadie ha querido colaborar pero tenga buenas expectativas para mañana”

“Sigue sin haber novedades”

“Nada nuevo”

“Es como si todos los descendientes de la tribu hubieran decidido guardar silencio al respecto del pasado de su tribu. Comienzo a temer que he dado con un callejón sin salida, pero al mismo tiempo estos obstáculos vuelven más interesante una investigación que comencé sin mucho entusiasmo. Cuando me hablaron por primera vez de la tribu huaclanqui, pensé que era lo único remotamente interesare (está mal escrita la palabra y ten cuidado, además, con las repeticiones, que ya has dicho "interesante" en el renglón anterior)alrededor de esta ciudad que podría usar como objeto de estudio. En ese momento sólo quería algo que me permitiera escribir un ensayo lo suficientemente bueno como para dejar Pivhot. Ahora creo que podría haber dado con algo (repetición)que realmente me apasiona”

“Por fin hubo éxito. Tras mucho trabajo di con un anciano llamado Hueque que tenía quince años cuando el gobierno llegó aquí. A diferencia de mis demás entrevistados, mucho más jóvenes, él contempló los hechos en lugar de haberlos oído de boca de sus padres. Vive en una pequeña casa de chapa cerca de la calle Blackwood, donde las viviendas hechas de basura brotan de entre los árboles frondosos y setos deformes. Cuando lo encontré se estaba calentando las manos sobre el fuego de un bote de basura (repetición), me miró sin mucho interés hasta que me coloque (tilde)frente a él y empecé a hablarle. La mayoría de mis entrevistados vivían en mejores condiciones, pero él dice haber escogido lo más cercano a las antiguas tradiciones de su gente.
“Tras romper un poco el hielo con algunas preguntas sin importancia conseguí que me revelara un poco del pasado de su gente. Según él, los jóvenes no querían recordarlo pues les parecía una ridiculez al conocer todos los lujos de la modernización. Pero él recordaba (repetición) porque decía que esos tiempos habían sido mejores. Habló de caza en abundancia, de bosques fértiles, aguas cristalinas… y de Guakastan; El gran cañón ubicado al sur y en cuyo fondo se hallaba el yacimiento que volvió este lugar valioso para el gobierno.”
“Pero apenas hubo pronunciado estas palabras se llamó al silencio. Como si hubiera estado a punto de comentar algo que no debía, un secreto negado a los forasteros. No pude hacerlo hablar de nuevo.”

“Han pasado tres días desde mi entrevista con Hueque y sigo sin tener más palabras de él. Se va apenas me acercó, como si me oliera y pese a que ayer pase toda la noche en su casa esperando a que volviera resultó en vano”

“Vuelvo a escribir una semana después de mi última anotación. No volví a ver a Hueque hasta hoy a la mañana cuando se presentó en la puerta de mi casa. Estaba de buen humor y se lo veía feliz. Lo hice pasar, no sin cierta sospecha, y le ofrecí algo de beber, pero se negó diciendo que era una visita breve. Sin previo avisó dijo que Guakastan lo estaba llamando y que su hora había llegado. No comprendí estas palabras pero él no le prestó atención a mi desconcierto. Al contrario siguió hablando y aquí transcribo sus palabras exactas las cuales registre con mi grabadora:
“—No sabes lo que es esta ciudad en realidad, lo que hay bajo ella. En los tiempos en que todos los sabíamos las cosas eran mejores, sabíamos (repetición) quien (tilde) gobernaba en realidad, a quien (tilde)había que respetar. Veíamos las estrellas caer al interior del cañón noche tras noche, alimentando a Yugaskthaba. Él crecía y nos protegía, porque su presencia era sentida por nuestros enemigos y ellos se alejaban. Era un muro infranqueable e invisible que emergía cuando era necesario a través de los túneles que comunicaban a su morada. Y se llevaba a cualquiera tan estúpido como para acercarse a los agujeros. Por eso le paso (tilde)lo que le paso a los obreros (ten cuidado con el uso del singular y el plural: si son "obreros" debes decir "les pasó lo que les pasó a los obreros" o, en su defecto, si quieres mantener el uso singular de los pronombres posesivos decir: "pasó lo que pasó con los obreros". Revisalo) . Y ustedes no quisieron alejarse pese a eso —su voz se llena de rabia—. Al contrario mandaron a sus policías cuando debieron dejarnos tranquilos y por eso paso lo que paso (ojo con la repetición, y atención a las tildes faltantes). Tantos de mis hermanos fueron ejecutados por eso, pero ni así contuvieron a Yugaskthaba. Y entonces mandaron sus aeronaves y a sus militares para que dejaran caer lluvias de balas y luego las explosiones…Casi destruyen todo… y creyeron que habían ganado. Pero Yugaskthaba no estaba vencido pese a todas las cadenas (¿cadenas?)con las que lo ataron. Y ahora Guakastan me ha llamado para que ayude a la revolución y se (tilde)como hacerlo. Anote esto, porque es el testimonio del último profeta —su voz se intensifica y se pone de pie— ¡El hombre matara (tilde)con fuego al hombre para tratar de matar al que nació de los fuegos cósmicos! —una risa frenética.”
“Su risa fue tan horrorosa que me dejó petrificado. Ni siquiera me moví cuando el anciano salio (tilde)corriendo por la puerta. Lo seguí un minuto después pero no di con él y nadie de los alrededores supo decirme que camino había seguido, pues ni siquiera estaban seguros de haberlo visto.”

“Hoy conduje una búsqueda en los registros relacionados a la zona industrial y me he sorprendido al descubrir algo que se relaciona con las palabras del anciano. Al parecer hubo varias desapariciones de obreros durante la edificación del sector industrial que nunca llegaron a aclararse. Pero estas terminaron al cabo de un mes y todo siguió con normalidad. No se menciona en ningún momento una intervención policial y mucho menos militar.”

Nicole cerró la libreta. El viento todavía resonaba con fuerza y la oscuridad nacida de las densas nubes de polvo devoraba la escaza luz del vagón. De cualquier forma no quería seguir leyendo. Poco después de esa anotación no había nuevos registros pues en esas fechas tuvo lugar el bombardeo sobre Pivhot que lo convertiría en la Ciudad Fundida. Los registros eran de Rubén, un joven antropólogo que había conocido durante la ocupación militar y (al) que las tropas enemigas hicieron desaparecer un día junto con otros tantos intelectuales. Al parecer porque pensaban demasiado.
Nicole guardaba sus notas como recuerdo y además la entretenía la forma de narrar que tenía el hombre. Aquello parecía más un cuento de terror a medio escribir sobre los orígenes de la ciudad que una investigación. Aunque debía reconocer que algunas de esas notas le habían salvado la vida, como el mito de los gramus que arrastran la tormenta Taiga bajo sus alas. ¿Y qué si esas aves sólo seguían un patrón de migración coincidente con las ráfagas de tormenta? Su presencia anunciaba que un gran viento estaba a punto de embestirlos y saber eso podía hacer la diferencia.
Se puso de pie y fue a sentarse junto a Eliot que había escuchado pacientemente todo el relato. Se acurrucó junto a él y cerró los ojos, vencida como estaba por el cansancio, con los ojos ardiendo por el esfuerzo de leer en las sombras. La luz terminó por extinguirse cuando el poco aceite que quedaba se agotó.
En la oscuridad sintió como el brazo del joven la rodeaba antes de quedarse dormida. Así era como trataba de no pensar en los rumores de porque Pivhot, una ciudad sin importancia militar, había sido bombardeada un día por fuerzas enemigas sin que el ejercito (tilde)tratara de recuperarla. O en los rumores de porque el gobierno parecía querer mantener en cuarentena la Ciudad Fundida, como si fuera una morada de leprosos.


Interesante, un relato de tintes post-apocalítpticos. Mis favoritos.

La historia, como ya dije, me atrapó por completo, aunque es cierto que en estoy soy bastante parcial porque desde pequeño que tengo una fascinación especial por los escenarios donde la tierra, o en su defecto otros mundos, han sido destruidos. La pluma, además, me resulta harto conocida (también los personajes de la primera parte de la historia, pero eso es lo que tiene participar también del reto anual) y como bien dije en el último capítulo que comenté se evidencia una evolución bestial en la narración.

Los personajes están muy bien caracterizados, en especial Nicole, aunque no recordaba que Eliot fuera mudo, pero sí haría un poco más de hincapié en los parlamentos de ella, porque por momentos suenan un tanto irreales. Además, me ha gustado mucho más la primera parte, con la excelente descripción de la ciudad en ruinas que me recordó un poco al Fallout, los críos gamberos, el viento inminente y la huida desesperada de los protagonistas, que la segunda, donde nos planteas en forma de diario la existencia de un ser mitólogico y sobrenatural (no podían faltar en tus historias) y donde nos explicas, también, las causas que dieron origen a la tragedia en la que se vio envuelta la ciudad.

Como cosas a revisar sigo encontrando decenas de verbos agudos terminados en n/s/vocal a los que no les pones las correspondientes tildes, además de que hay otros cuantos errores menores de repeticiones, algunas frases armadas de modo un tanto extraño y contradicciones entre el número y la persona, sobre todo en la parte final donde se evidencian los apuros del momento.

Por lo demás, como ya te mencioné más arriba, se trata de un gran relato. Un nuevo peldaño hacia arriba en el crecimiento de tu trabajo literario, y por eso mismo va a ser bien considerado en mis puntuaciones. Felicidades, autor/a.

[Imagen: norwegian_wood.jpg]

Todo cambiaba en aquella maldita ciudad. Todo. Como el mar en el cuento de Hemingway.
Responder
#13
Unas cuantas revisiones no estarían de más. Hay varios problemas con la puntuación y los acentos y unas cuantas repeticiones (la que más note fue el constante uso de la palabra tribu en las notas del antropólogo), aunque no es algo que estorbe demasiado a la hora de leer. También está lo que casi podríamos llamar un error de continuidad, cuando Nicole sale corriendo con un solo zapato, basándose en el conocimiento disponible para el lector.

Aunque el relato trata de crear un misterio en el estilo Lovecraftiano no pienso que tiene mucho éxisto en esa área particular. Aunque Nicole describe las notas como una "historia de terror" no me dieron esa impresión. Son demasiado breves, el tono es demasiado ligero, la revelación demasiado repentina...

Por otro lado, en la parte más importante para el reto, la descripción de la ciudad, logras bastante con facilidad. No solo es lo suficiente detallada y bastante concisa, pero además los personajes (bastante bien logrados, por cierto, aunque los diálogos podrían usar un poco de trabajo) ayudan a hacerla más amena y ofrecen una perspectiva dinámica a través de la cual llegar a conocer las ruinas.

¡Buena suerte!
Responder
#14
Pues mira, curioso relato para terminar mis lecturas, justo un relato donde el argumento es el punto fuerte.
La prosa es buena, aunque a veces se me hizo en cierto modo discontìnua. Vi algunas tildes que faltaron, siendo sinceros me pareciò encontrar varias de ellas (no te las voy a senyalar porque ahora mismo ando muy perro). Luego me llamò la atenciòn que usaste ciertas palabras que en esta parte del charco no usamos, o usamos otros sinònimos, como las "tenis" o el mismo "humectante labial", aunque esto no es un aspecto negativo, ni mucho menos, simplemente curioso.
Estamos ante un Shining a escala de ciudad, pero no deja de ser un relato original con una trama que da para mucho màs. Me ha gustado la historia e incluso hubiese seguido leyéndola si hubiese ocupado màs pàginas.
Buen relato para cerrar el reto, si senyor.
"Brillaba pálida como un hueso, mientras yo estaba solo, y pensaba para mí cómo la Luna, esa noche, arrojaba su luz sobre el verdadero placer de mi corazón y el arrecife donde su cuerpo estaba esparcido". - Manny Calavera.
Responder
#15
Interesante relato. Como Geralt, me gustó el ambiente postapocalíptico y creo que esa fue la mejor parte. La parte de la carta me gusto, pero creo que no tuviste suficientes palabras para desarrollarla por completo porque se siente todo muy apresurado. Una lástima porque el ambiente en la primera parte fue mis favoritos. También me gustaron los personajes, aunque creo que no se vio suficiente de ellos y también parecen un poco recortados de otro contexto. Pero fuera de eso disfrute la lectura y me quede con ganas de más.
Saludos!!
Responder
#16
(29/12/2015 01:36 AM)Krivus escribió: Interesante relato. Como Geralt, me gustó el ambiente postapocalíptico y creo que esa fue la mejor parte. La parte de la carta me gusto, pero creo que no tuviste suficientes palabras para desarrollarla por completo porque se siente todo muy apresurado. Una lástima porque el ambiente en la primera parte fue mis favoritos. También me gustaron los personajes, aunque creo que no se vio suficiente de ellos y también parecen un poco recortados de otro contexto. Pero fuera de eso disfrute la lectura y me quede con ganas de más.
Saludos!!

Yo me quedé con ganas de más, porque no tengo forma de saber cómo sigue la historia, y porque me hiciste tragar durante cuatro meses la batalla del dragón y los caballeros en vez de dejarme leer sobre esta ciudad y estos personajes que tanto me gustan. Tu tienes bien en claro lo que va a venir luego, no te hagas el despistado.

[Imagen: norwegian_wood.jpg]

Todo cambiaba en aquella maldita ciudad. Todo. Como el mar en el cuento de Hemingway.
Responder
#17
Tenes idea de lo difícil que es llevar el hilo y tratar de hacer la historia comprensible XD.
Responder
#18
¿Tienes idea de lo dificil que fue seguir el hilo y comprender la historia los primeros cuatro capítulos? Tongue

[Imagen: norwegian_wood.jpg]

Todo cambiaba en aquella maldita ciudad. Todo. Como el mar en el cuento de Hemingway.
Responder
#19
Me sumo a la opinión de Geralt!
¿De qué va esto, Krivus? ¿Cómo se une lo úno a lo otro?
Y lo más importaaaante de todo. ¿Hasta qué punto este relato que has presentado aquí encaja con la novela? Quiero decir, ¿se puede considerar parte de la misma historia, o solo has "recortado" los personajes y la ciudad (por usar tus propias palabras) de ese contexto para emplearlos en el reto?

Mi enhorabuena por tu relato, fue de mis favoritos (el tercero, de hecho). Creo que desde que has dado ese giro en la novela, extensible a este relato, has mejorado mucho tu manera de narrar. Sin centrarte tanto en la acción pura ahora profundizas más en los personajes.
Por último, creo que debido a que esto pertenece a un contexto más grande que no has podido plasmar en el relato, para algunos les ha resultado un poco descontextualizado y por ello quizas tu nota haya sido algo inferior a la que merecias.
Nos leemos en el anual, cuando saque tiempo de ponerme con ello.
"Toda historia tiene su final, pero el final de una historia es siempre el comienzo de otra nueva."
Responder
#20
Recorte algunas descripciones del mes anterior y de este para presentar la ciudad, pero la historia está muy conectada con la novela. Sería algo que no podría subir en el anual por el límite de palabras pero estaría más adelante porque tiene relación con otras cosas que pasan en la novela, principalmente lo del diario.
Gracias por tus palabras!!
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)