Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 1 voto(s) - 4 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
De qué forma creas las líneas de historia?
#11
A mi me ayudan mucho estos modos:

- Relacionar al personaje con un color. Me ayuda a dotar al personaje de personalidad y emociones.
- Escribir primero el principio y el final de la historia y a partir de ahí se me hace más fácil desarrollar el nudo ya que ya sé de donde vengo y hacia donde voy. Luego si hace falta modificar el inicio o el final una vez tienes el nudo los vuelves a modificar levemente para que todo acabe de cuadrar.
- Escribir el capítulo en sucio para luego volverlo a escribir en limpio. Mientras lo voy escribiendo en sucio mi mente va a mil por hora y voy apuntando cualquier cosa que se me ocurra para más adelante mirar si es válida y la desarrollo o simplemente la deshecho.
- En lugar de hacer primero el personaje y luego la historia, hacer primero las líneas generales de la historia y luego adaptar al personaje. Puede que esto suene un poco extraño, pero a mi me sirve.
- Escribir capítulos en que los personajes se expliquen lo que está pasando en la historia; aunque luego dicho capítulo te lo guardes para ti y no se lo enseñes a nadie. Esto me ayuda a saber en que punto está el personaje/lector e intentar imaginar qué cosas desearía saber en capítulos posteriores.
"El pasado nunca deja de perseguirnos."
Responder
#12
Una de las cosas más entretenidas en esta cuestión es darse cuenta de que existen infinitas maneras de crear una historia, según el autor, según la inspiración del momento, según el carácter de la historia… Vamos, que es imposible sacar una receta que valga para todos.

En lo que a mí respecta, tiendo a usar más el modo «Cuenta la historia cuando tienes ideas, haz una pausa y reléete cuando sospechas que hay que cambiar aspectos importantes y una vez finalizada la obra mejora los detalles».

Para empezar una historia, suele ocurrírseme una idea precisa para desarrollarla, aunque no siempre. Con El espía de Simraz, por ejemplo, empecé sin tener ni idea de qué iba a ir la historia. Puse a dos hermanos, luego a una princesa, que resultó ser fantasma por algún motivo extraño de mi mente, y a partir de ahí se fue deshilvanando la cosa de causa a efecto.

Lo que sí que no hago es fijar líneas antes de empezar a escribir, y jamás de los jamases he escrito una historia sabiendo cómo terminaría. Es un poco como decís: admito que una vez reveladas todas las cosas, me sentiría frustrada de no poder escribirlas en un solo día y luego empezaría a pensar en otras historias y querría escribirlas también, de modo que probablemente dejaría a un lado la historia acabada, aunque no estuviese escrita.

Por eso también, cuando me voy por una rama que no me convence, la podo por completo, sin dejar rastro, y vuelvo a empezar desde un momento en que sé que me convence. Lo mismo me pasa con los nombres de los personajes: cuando escribo una historia y que no me convence y la abandono, jamás vuelvo a utilizar los nombres de los personajes que aparecen en esta, me sentiría como si estuviese transplantando la personalidad de una persona muerta a un ser al que intento dar vida de verdad. Cada personaje debe ser único.

Lo que sí que hago, en cambio, es pensar en el mundo y los personajes que estoy creando y darles vida propia, pero eso lo hago mientras escribo, no lo planeo.  Muy pocas veces tuve problemas para saber el punto exacto en el que debe acabar un capítulo, así que de los capítulos nunca me preocupo.

Cuando se me ocurren ideas diversas y me acuerdo de ellas, las apunto, pero sin darles demasiada importancia. Cuando repaso las anotaciones, a veces me dan ideas, y a veces se quedan ahí para siempre olvidadas. De cuando en cuando también apunto réplicas de diálogo o ideas para algunas escenas, y generalmente cuando llego al momento adecuado suelo acordarme de que las he apuntado, aunque no siempre… Big Grin

Bueno… en general, esta es mi manera de proceder. Yo creo que el mejor lema a seguir es este: «escribe como se te antoje». Si uno es meticuloso, pues a meticulosear. Si uno es chapucero, pues a chapucerear Smile Al primero lo vería como a un mago pensando en qué sortilegios soltar. Al segundo como un bersérker que va a lo loco. En ambos casos, el resultado es el mismo y todo depende de la habilidad de cada uno.
Responder
#13
amm , yo tengo un consejo , no te ahóges en escritos todo el tiempo puedes crear tu contexto y jugar a ser un creador omnipotente , de ahí recién pon en práctica toda la trama , lineas argumentales y eso es lo que yo estoy usando me guío por que también soy dibujante.
Mi forma de inspirarme es peculiar .
me siento en mi escritório agarro mi lápiz y me pongo a hacer imagenes
combinada con la llúvia de ideas hago bosquejos y etc , pero conlleva un riesgo
la tensión es alta que no se aguanta mucho mientras haces bosquejos y piensas en las ideas.
Y asi empiezo con mi trasfondo para luego pasar a escritos.
Amnesia temporal , hasta recordar lo que soy pero siento que hago todo de nuevo y mi ser es como el fenix
Responder
#14
Hola Aza.

Pues yo lo que hago es, a partir de la idea que me ha generado la trama (y que puede ser tan simple y corta como lo sería una imagen o una secuencia de una película de no más de 15 segundos), la desarrollo un poco en mi cabeza y de ahí saco los personajes principales que necesitaré para contar esa historia (luego, al desarrollarla puede que precise alguno más, o alguno menos, pero de momento eso no me preocupa mucho). Escribo sobre ellos algo de transfondo. Lo típico, detalles físicos (soy malo para recordarlos, así que siempre los anoto y luego los consulto, para no equivocarme cada dos por tres), amigos, enemigos, inquietudes, anhelos, ambiciones, metas... y algo de su pasado, unas cuatro o cinco líneas sobre sus antecedentes (sean famililares o de otro tipo, pero que ayuden a comprender un poco mejor el carácter actual de ese personaje).

Cuando tengo esos personajes creo la líena argumental principal de la novela, a grandes rasgos. Luego ya la iré perfilando, un poco sobre la marcha (aunque habrá puntos clave que estarán claros desde el principio, antes de pulsar la primera tecla).

Tras eso hago lo propio para las líneas argumentales de cada personaje (que puede que sean o no coincidentes con la trama principal de la novela), y luego las entrecruzo (en los casos que sea pertinente hacerlo). Todo esto también a grandes rasgos, sin demasiados detalles (de eso prefiero ocuparme cuando llega el momento, escribiendo cada capítulo en cuestión), aunque también con puntos clave definidos desde el principio.

Al final lo que tengo es un planing por capítulos, o sea, un resumen de tres o cuatro líneas explicando de lo que irá el capítulo. Y no es aburrido escribir con esa base, ya que esas líneas sólo me dicen la intención del capítulo (puede que sea para presentar a un protagonista o para introducir a un secundario importante, o para que se sepa el porqué de algo concreto y relevante en la historia), pero no cómo llegaré a plasmar esa intención. Eso lo hago sobre la marcha, cuando me pongo con ese capítulo.

Además este planing tiene múltiples ventajas mientra escribes, sobre todo si es una saga larga, porque te permite localizar un capítulo concreto de con un rápido repaso, por ejemplo.
La lealtad debe estar por encima de todo excepto del honor.
Responder
#15
Hola, @Verde

Cita:-- Relacionar al personaje con un color. Me ayuda a dotar al personaje de personalidad y emociones.
- Escribir primero el principio y el final de la historia y a partir de ahí se me hace más fácil desarrollar el nudo ya que ya sé de donde vengo y hacia donde voy. Luego si hace falta modificar el inicio o el final una vez tienes el nudo los vuelves a modificar levemente para que todo acabe de cuadrar.

Lo de relacionar a un personaje con un color me hace bastante sentido. Los colores, y la combinación de ellos, podría representar fielmente estados y reacciones emocionales. Por ejemplo, yo suelo decir que la gente muy dominante, de caracter fuerte, es azul. Y los muy inteligentes son amarillos. Para mi, un médico, sería alguien verde... jejeje. Voy a mirar mis personajes a ver que color les pongo Smile
Gracias por compartir tu método


Hola, @Kaoseto

Qué gusto encontrarte por aquí.

Cita:-Lo que sí que no hago es fijar líneas antes de empezar a escribir, y jamás de los jamases he escrito una historia sabiendo cómo terminaría. Es un poco como decís: admito que una vez reveladas todas las cosas, me sentiría frustrada de no poder escribirlas en un solo día y luego empezaría a pensar en otras historias y querría escribirlas también, de modo que probablemente dejaría a un lado la historia acabada, aunque no estuviese escrita.

Vaaya! Todo lo contrario a mi, jeje. Yo necesito fijar esas líneas antes de empezar a escribir. Primero sueño, luego planifico, luego escribo y reescribo. Si se me ocurre una idea nueva vuelvo atrás y evaluo si vale o no la pena cambiar la visión que ya tenía. Si lo vale, entonces planifico otra vez, hasta tener la visión. Ya con la visión, ajusto la escritura y continuo. Lo que me complica justamente es entre cruzar líneas de historia, cómo comenzar a contarlas, ir hacia adelante o hacia atrás sin que las explicaciones corten la acción de los personajes.

Cita:-Bueno… en general, esta es mi manera de proceder. Yo creo que el mejor lema a seguir es este: «escribe como se te antoje». Si uno es meticuloso, pues a meticulosear. Si uno es chapucero, pues a chapucerear Smile Al primero lo vería como a un mago pensando en qué sortilegios soltar. Al segundo como un bersérker que va a lo loco. En ambos casos, el resultado es el mismo y todo depende de la habilidad de cada uno.
Es un muy buen lema, si uno lo pasa bien y está cómodo, de alguna forma fluirá, no?

Hola, @Enigmaticos

Cita:.amm , yo tengo un consejo , no te ahóges en escritos todo el tiempo puedes crear tu contexto y jugar a ser un creador omnipotente , de ahí recién pon en práctica toda la trama , lineas argumentales y eso es lo que yo estoy usando me guío por que también soy dibujante.
Mi forma de inspirarme es peculiar .
me siento en mi escritório agarro mi lápiz y me pongo a hacer imagenes
combinada con la llúvia de ideas hago bosquejos y etc , pero conlleva un riesgo
la tensión es alta que no se aguanta mucho mientras haces bosquejos y piensas en las ideas.
Y asi empiezo con mi trasfondo para luego pasar a escritos.

Me gustó tu consejo! Jugar a ser un dios es entretenido!
Tu forma de inspirarte a mi me hace mucho sentido. En el fondo estás haciendo un brainstorming, una lluvia de ideas, y eso genera sinapsis neuronales que ponen en movimiento muchísima información guardad en el cerebro y zaz! la inspiración aparece! ¿Tomas notas de tus ideas, o solo quedan en tus dibujos?


Hola, @Válrrez

¿Cómo estás?

Cita:-Tras eso hago lo propio para las líneas argumentales de cada personaje (que puede que sean o no coincidentes con la trama principal de la novela), y luego las entrecruzo (en los casos que sea pertinente hacerlo). Todo esto también a grandes rasgos, sin demasiados detalles (de eso prefiero ocuparme cuando llega el momento, escribiendo cada capítulo en cuestión), aunque también con puntos clave definidos desde el principio.

Esta es la parte que a mi me cuesta: entrecruzar las líneas. Sobre todo porque mi novela se extendió mucho más de lo que pensé y se convirtió en un mundo complejo. Entonces no sé bien cómo estructurar las líneas de historias, pues si comienzo contando de cada una un poco, el lector se me va a distraer. Quizá deje algunas para el segundo tomo. De hecho, estoy pensando en que toda la historia de la antagonista voy a ponerla en el segundo libro, y en el primero solo será mencionada como la enemiga que los pone en jaque, desde el punto de vista de la visión de uno de los 'bandos'. Se me hace que es una idea arriesgada y me estoy metiendo en las patas de los caballos, jeje. A ver qué resulta!

Cita:-Al final lo que tengo es un planing por capítulos, o sea, un resumen de tres o cuatro líneas explicando de lo que irá el capítulo. Y no es aburrido escribir con esa base, ya que esas líneas sólo me dicen la intención del capítulo (puede que sea para presentar a un protagonista o para introducir a un secundario importante, o para que se sepa el porqué de algo concreto y relevante en la historia), pero no cómo llegaré a plasmar esa intención. Eso lo hago sobre la marcha, cuando me pongo con ese capítulo.
Además este planing tiene múltiples ventajas mientra escribes, sobre todo si es una saga larga, porque te permite localizar un capítulo concreto de con un rápido repaso, por ejemplo.
Es más o menos el proceso en el que estoy ahora. Quiero tener las líneas lo suficientemente claras para no encontrarme con callejones sin salida, y luego pasar a un diseño breve de capítulos antes de comenzar a escribir. Una especie de pre-make, algo así como los storybord de las películas de animación Big Grin
Al menos para mi es importante esta parte, porque puedo observar de forma general el ritmo de la novela.

Muchas gracias por contar tu forma de trabajo Smile
"Y rasgaré el velo que separa a mi reino del mundo en que habitan los hombres"[Imagen: fantasybook2.png]
Responder
#16
Hola Aza!

Pues un placer contarte mi sistema, y si quieres que te comente lo que sea sobre él no tienes más que decírmelo. Ni lo dudes.

Respecto a lo de que es complicado entrecruzar las líneas argumentales diversas, sí. Mucho. De hecho es lo que más trabajo me cuesta. Pero como dije tiene sus ventajas. Por ejemplo, si lo tienes hecho antes de empezar a escribir, nunca te hallarás en un callejón sin salida como el que mencionas. Porque si tienes el planing terminado, todos los capítulos están resumidos y planificados, por lo que tienes la novela estructurada (a grandes rasgos, sí, pero con las líneas argumentales y giros claros) desde el principio. Además esto tampoco impide que puedas añadir ideas conforme vas avanzando en la escritura (de hecho lo habitual es que ocurra así, y sí, eso implica modificar cositas en el planing para encajarlo todo de nuevo, pero aún así vale la pena).

Lo cierto es que las primeras novelas las escribí sin planing ninguno, poniéndome frente al ordenador y ya! Los problemas fueron muchos y diverosos. Entre ellos encontrarme en callejones sin salida (uno de los cuales me mantuvo tres semanas bloqueado, sin saber cómo salir del agujero en el que me había metido). Desde que uso el planing no he vuelto a tener esos problemas, y todo son ventajas. Lo recomiendo encarecidamente.
La lealtad debe estar por encima de todo excepto del honor.
Responder
#17
bueno si , eso es lo correcto , si tomo nota y mas cuando estoy en mis clases y toco temas así como comércio o las reglas internacionales me entran ideas de como usarlas en mi mente y así a veces con matemáticas las ecuaciones o con la física etc ( a pesar de que aborresco las ciéncias ) , y asi es la cosa me siento aparte con mi lapiz y utensilios y comienzo a imaginar que hacer pero a veces siento que nesecito un compañero confidente y estemos en otro plano de las mentes .
Amnesia temporal , hasta recordar lo que soy pero siento que hago todo de nuevo y mi ser es como el fenix
Responder
#18
(27/02/2016 08:27 AM)Válrrez escribió: Hola Aza!

Pues un placer contarte mi sistema, y si quieres que te comente lo que sea sobre él no tienes más que decírmelo. Ni lo dudes.

Respecto a lo de que es complicado entrecruzar las líneas argumentales diversas, sí. Mucho. De hecho es lo que más trabajo me cuesta. Pero como dije tiene sus ventajas. Por ejemplo, si lo tienes hecho antes de empezar a escribir, nunca te hallarás en un callejón sin salida como el que mencionas. Porque si tienes el planing terminado, todos los capítulos están resumidos y planificados, por lo que tienes la novela estructurada (a grandes rasgos, sí, pero con las líneas argumentales y giros claros) desde el principio. Además esto tampoco impide que puedas añadir ideas conforme vas avanzando en la escritura (de hecho lo habitual es que ocurra así, y sí, eso implica modificar cositas en el planing para encajarlo todo de nuevo, pero aún así vale la pena).

Lo cierto es que las primeras novelas las escribí sin planing ninguno, poniéndome frente al ordenador y ya! Los problemas fueron muchos y diverosos. Entre ellos encontrarme en callejones sin salida (uno de los cuales me mantuvo tres semanas bloqueado, sin saber cómo salir del agujero en el que me había metido). Desde que uso el planing no he vuelto a tener esos problemas, y todo son ventajas. Lo recomiendo encarecidamente.

Pues yo ya estoy convencida que el planning o premake es lo mejor, al menos para el tipo de novela grande y compleja, y para mi forma de ser también!! Big Grin En realidad que no sé cómo lo hace la gente que se enfrenta a la pantalla en blanco sin planear nada, o muy poco juuuas!!! Creo que en algún momento tendré que intentarlo, como ejercicio. A ver qué sale, jeje.
"Y rasgaré el velo que separa a mi reino del mundo en que habitan los hombres"[Imagen: fantasybook2.png]
Responder
#19
(07/03/2016 08:52 PM)Azaharys escribió:
(27/02/2016 08:27 AM)Válrrez escribió: Hola Aza!

Pues un placer contarte mi sistema, y si quieres que te comente lo que sea sobre él no tienes más que decírmelo. Ni lo dudes.

Respecto a lo de que es complicado entrecruzar las líneas argumentales diversas, sí. Mucho. De hecho es lo que más trabajo me cuesta. Pero como dije tiene sus ventajas. Por ejemplo, si lo tienes hecho antes de empezar a escribir, nunca te hallarás en un callejón sin salida como el que mencionas. Porque si tienes el planing terminado, todos los capítulos están resumidos y planificados, por lo que tienes la novela estructurada (a grandes rasgos, sí, pero con las líneas argumentales y giros claros) desde el principio. Además esto tampoco impide que puedas añadir ideas conforme vas avanzando en la escritura (de hecho lo habitual es que ocurra así, y sí, eso implica modificar cositas en el planing para encajarlo todo de nuevo, pero aún así vale la pena).

Lo cierto es que las primeras novelas las escribí sin planing ninguno, poniéndome frente al ordenador y ya! Los problemas fueron muchos y diverosos. Entre ellos encontrarme en callejones sin salida (uno de los cuales me mantuvo tres semanas bloqueado, sin saber cómo salir del agujero en el que me había metido). Desde que uso el planing no he vuelto a tener esos problemas, y todo son ventajas. Lo recomiendo encarecidamente.

Pues yo ya estoy convencida que el planning o premake es lo mejor, al menos para el tipo de novela grande y compleja, y para mi forma de ser también!! Big Grin  En realidad que no sé cómo lo hace la gente que se enfrenta a la pantalla en blanco sin planear nada, o muy poco juuuas!!! Creo que en algún momento tendré que intentarlo, como ejercicio. A ver qué sale, jeje.

Yo lo hice con unos 18 años o 19. Escribí ochenta páginas hasta que llegué al callejón sin salida. Luché por romper la pared, la quiñé e hice unos agujeros pero al final seguía atrapado. Fue entonces cuando decidía trabajar con planings.
Responder
#20
(07/03/2016 09:24 PM)Juno Natsugane escribió:
(07/03/2016 08:52 PM)Azaharys escribió: Pues yo ya estoy convencida que el planning o premake es lo mejor, al menos para el tipo de novela grande y compleja, y para mi forma de ser también!! Big Grin  En realidad que no sé cómo lo hace la gente que se enfrenta a la pantalla en blanco sin planear nada, o muy poco juuuas!!! Creo que en algún momento tendré que intentarlo, como ejercicio. A ver qué sale, jeje.
Yo lo hice con unos 18 años o 19. Escribí ochenta páginas hasta que llegué al callejón sin salida. Luché por romper la pared, la quiñé e hice unos agujeros pero al final seguía atrapado. Fue entonces cuando decidía trabajar con planings.

Pues yo creo que aprendí a la fuerza bruta; escribía historias y más historias, las dejaba cuando me daba cuenta de que iba por mal camino y empezaba otras, pero como soy tozuda y no se me ocurrió nunca buscarme reglas para escribir pues no cambiaba mi proceder, jeje. Así he debido de escribir como unas 3000 páginas de historias antes de los 19 años o por ahí.  Es un método que al principio puede parecer una pérdida de tiempo, pero es el que me va (además, no es una pérdida de tiempo cuando uno se lo pasa bien!). En realidad, seguí el mismo método con la poesía y llegué a escribir unos 10 mil versos antes de pillarle el tranquillo a la prosodia, hohoho, y de ahí me fui hasta los 50 mil.  Huelga decir que muchas, sobre todo las primeras, tenían tal vez buen ritmo pero un sentido completamente impenetrable. Ahora ya no escribo ni un verso desde hace tiempo Tongue (bueno, excepto cuando necesito poner alguno en mis libros de fantasía). Lo dicho, bersérker hasta la médula, hahaha.

Así y todo, ahora suelo tomármelo con más calma y pienso un poco lo que voy a escribir al día siguiente, aunque son más pequeñas escenas y detalles y no tanto la trama principal; esa sigue construyéndose sola, como se pasa la vida Smile
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)