This forum uses cookies
This forum makes use of cookies to store your login information if you are registered, and your last visit if you are not. Cookies are small text documents stored on your computer; the cookies set by this forum can only be used on this website and pose no security risk. Cookies on this forum also track the specific topics you have read and when you last read them. Please confirm whether you accept or reject these cookies being set.

A cookie will be stored in your browser regardless of choice to prevent you being asked this question again. You will be able to change your cookie settings at any time using the link in the footer.

Thread Rating:
  • 4 Vote(s) - 3.25 Average
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
[Fantasía épica] Baile de Sombras
#31
¡Bienvenida compañera Kaoseto!
Los Incondicionales aparecerán bastante en estos tramos, pues son los seguidores apostatas por así decirlo, aunque son más bien un instrumento que una organización.
Sin duda la historia de Armen y de Medar se entrecruzaran, pues es casi inevitable que así suceda, pero en todo caso Medar va más a la suya (por decirlo de alguna manera no rinde cuentas ante nadie.) No se puede decir que sea un angelito, pero tampoco es el malo de la historia. Los periplos de Kumar, Arme y Varsuf, están a punto de encontrarse en una situación aún más bizarra, pues las oportunidades de salir bien parado de esta empiezan a escasear. Espero lograr unir varias de las tramas en los siguientes capítulos para así lograr asentar una pequeña base de la historia al fin.
Como siempre, gracias por pasarte por aquí y por tus inconmensurable ayuda con mi ortografía, soy de lo peorcito que veras por estos lares en ese aspecto, por mucho que el propio corrector ya hace bastante trabajo por mí. ¡Un caso, vamos.!
Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Reply
#32
Bueeeno, pues aquí estamos.

No sé por qué me da que todo lo que se está fraguando en este capítulo va a acabar convergiendo en un único punto y vamos a presenciar una explosión, no sé si de acontecimientos o de algo peor.

Que Armen se está viendo sobradamente superado por los acontecimientos no es algo que pase desapercibido, que Varsuf... ni esté tampoco. Pero algo muy gordo tiene que estar pasando por ahí detrás para que, al menos durante unos instantes, Kumar pierda su fachada tiesa e indiferente y pase a mostrar algún signo de inquietud.

Veremos a ver cómo acaba todo esto, pero apostaría que no demasiado bien...
Buen capítulo!

Iep!!
Reply
#33
Compañero, te dejo el comentario que he escrito en wattpad.

-----------------

Tenías razón en que el nuevo personaje me iba a gustar. Me encanta. Wink

Medar y Ashur tienen una historia que, aun desconociendo mucho de ella, me fascina. Solo puedo lanzar hipótesis, pero parece que Ashur es una entidad diabólica; aunque no descarto que en vez de ser un demonio sea la parte más oscura de Medar.

Me ha gustado mucho que te hayas detenido a presentarlo en la primera parte del capítulo, para luego desarrollar el hilo argumental que enlaza con los doce Mesías.

La parte de los ancianos ha tenido un poco de justicia poética. Yo que pensaba que eran buena gente.

El capítulo se ha quedado en un punto muy interesante y me ha dejado intrigadísimo. Por lo que ha dado a entender, Medar va a ir a ver al Viejo. Hay ganas de saber qué pasará.

Hasta ahora mi personaje preferido de la novela era Armen, pero en este capítulo ha sido desbancado. Me sigue gustando, pero Medar/Ashur es muy grande. Smile

¡Nos leemos, un gran saludo!
Enlace a la novela: El mundo en silencio
Reply
#34
¡Buenas compañero Landanohr!
He de decir que no andas del todo desencaminado con esa especulación, pues realmente la idea es de que en uno de los capítulos siguientes las distintas tramas que hay, encuentren un punto común donde se encuentren, y donde sin lugar a dudas, se van a ir aclarando diversas cosas.
Es cierto que la actitud de Kumar, en cierta parte del capitulo, da un giro de ciento ochenta grados en seco. Kumar es un tipo con los instintos y las habilidades bastante desarrollados, si echamos un par de capítulos atrás probablemente se encuentre la respuesta a ese dilema. XD
Yo tampoco apostaría mucho en contra de tu especulación, sin lugar a dudas.
Como siempre gracias por pasarte por aquí y dejarme tu opinión, gracias a vosotros estoy comenzando (creo) a desarrollar un estilo de narrativa propio y llevarlo hasta el final. A ver que sale. Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Reply
#35
¡Buenas compañero Monje! Un placer como siempre tenerte por aquí.
Jjejeje sabia que Medar iba a ser, (por decirlo de alguna forma) la reina de la fiesta. Es un personaje en el que estado trabajando muchos meses anteriores, intentando dar forma a su carácter y dar la sensación al lector de duda ¿Estará realmente endemoniado Medar, o es que esta más chalado que la hostia? Por tu reacción, creo que en ese aspecto he acertado XD
Al ser un nuevo personaje (el cual tendrá un peso importante en la historia) pensé que estaba bien ir desengranando un poco de su pasado, pero no demasiado, para ir abriendo un poquito el apetito del lector. En todo caso era el único recurso que me quedaba, dado que esta encerrado en una celda y tiene bastante restringidos los movimientos. También, (y esto es la primera vez que lo comento, creo) la idea es explicar parte de la niñez de todos los personajes que serán relevantes en la historia, pues en un principio esta iba a ser una saga que se iba a llamar (Huérfanos y malditos) o (Malditos huérfanos) Aún no lo tengo muy claro, así que he de despejar las dudas del pasado de cada uno de ellos y como han terminado así. Espero que sea un recuro que me funcione, aunque es bastante arriesgado.
Los ancianos toparon con la horma de su zapato y les supo a hiel XD
Verás que aún tienen que suceder muchas cosas que, quizás, hagan que nuestros personajes tengan que variar sus planes. Pero desde luego, el Viejo es otro personaje importante de la historia, pero verás que no es el único, tan solo la punta del iceberg.
Me congratula que hayas empatizado tan bien con Medar y Ashur, Armen verás que también es un caso único, pero como reza la sinopsis que posteé en Wattpad, se van a juntar una amplia caterva de desquiciados en este cometido.
Espero que la historia te siga gustando y no la lie mucho más de lo necesario.
¡Un saludo y nos leemos!  
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Reply
#36
Buenas compañeros, pues ya estamos aquí con la última parte del capitulo de Delirio. Armen y Varsuf se encuentran en una encrucijada estando en los Distritos, Medar acaba con sus visitantes mientras se pregunta que ocurrirá a continuación, el Consejo ha sido masacrado y una nueva amenaza asola la ciudad; Sarosh parece que desconoce la que se le viene encima. Espero que en este capitulo se revelen algunos datos de interés y  se resuelvan muchas de las dudas que se en los capítulos anteriores (al menos alguna XD)




DELIRIO (Cuarta Parte)



Dio un paso fuera del cubículo donde había estado encerrado durante todos esos años, no lo hizo sentirse liberado en absoluto, sino más bien todo lo contrario en realidad. Aquellas húmedas paredes durante largo tiempo habían sido su refugio, su santuario, lo habían acompañado tanto en los malos momentos como en los no tan malos, acogiéndole en su vientre como uno de ellos más. Contempló la celda que abandonaba y el macabro regalo que dejaba en ella. Las paredes estaban teñidas con la sangre de aquellos tres, del techo aún caían algunas gotas, los cuerpos medio desmembrados no desentonaban ni un poco en aquella visión de pesadilla. Lo había vuelto hacer…

«¡¿No te parece maravilloso?!» Dijo de pronto Ashur, excitado como un mocoso al que le nace su primer pelo en la barbilla. «Ni te imaginas que recuerdos tan entrañables me traen este dulce y a la vez acre olor a oxido»

Decidió ignorar su regocijo por el momento, nunca le había ocultado el deleite que le producían las carnicerías de ese tipo, y mucho menos daba la impresión de tener intención de empezar ahora a tener conciencia propia. Miró hacia ambos lados del pabellón, no vio nada ni a nadie que le diese el alto, en realidad, parecía inusitadamente más vacío de lo normal.

Así que avanzó.

La galería estaba compuesta de seis bloques, separados unos de otros por macizas paredes de piedra. Cada uno de esos bloques tenía dos pisos de altura y un pasillo central que los cruzaba hasta un portón final. Las celdas quedaban a ambos lados de dicho pasillo, seis por cada piso, repartidas en celdas de tres a cada lado del corredor. Muchos Prácticos se referían a ella como la colmena, y dada la configuración de su estructura y el uso que se le daba, no pudo más que estar de acuerdo con lo acertado del calificativo. En cualquier caso, últimamente no habían transferido a demasiada gente a aquella ala de Institución, no recordaba cuando fue al último tipo que vio entrar en la galería, así que dedujo que era normal que prácticamente estuviese completamente vacía.

Al llegar al final del pasillo y empujar la oxidada puerta de hierro que le cerraba el paso, comprobó que esta cedía con sorprendente facilidad. Al abrirla, con el consiguiente sonido estridente y delatador, halló los cuerpos de un par de celadores clavados a ambos lados del portón; su apariencia era de estar haciendo eterna guardia a pesar de muertos. Vio que se habían ensañado con ellos a conciencia, pues tenían tajos y heridas tanto en brazos como en pies, y para más inri, les habían arrancado los ojos dejando a la vista dos cuencas vacías que aún derramaban un reguero de sangre que corría libremente por sus mejillas. Los contempló con la indiferencia de quien ha visto atrocidades mucho peores para después seguir por el camino que lo llevó al siguiente pasillo. Dio con varios cuerpos más en ese corto espacio de tiempo. Otro celador había sido arrastrado hacia una de las esquinas que estaban sumidas en una imperecedera oscuridad, la patina de sangre marcaba claramente la dirección del camino por el que había sido arrastrado. Más adelante, un par de Prácticos que concluyó fueron cogidos por sorpresa, descansaban como sacos de avena reclinados sobre la mesa de la habitación de guardia, mientras veía las como las astas de los dardos de ballesta clavados profundamente en sus carnes, empapaban sus guerreras con el fluido vital que aún escapaba de sus heridas.

«¡La hostia!» Exclamó Ashur tras observar el sangriento trabajo que habían hecho. «Sí al final resultará que no eran tan inútiles como parecían los muy cretinos. Es una pena que no nos hubiésemos conocido en otras circunstancias, pienso que nos hubiésemos llevado la mar de bien»

―Estoy seguro de ello. ―Gruñó con un deje de inapetencia en su voz mientras meditaba sobre lo acontecido. Esa forma de actuar de los Incondicionales le resultaba muy confusa.

Siguió por el pasillo de la derecha, y subió por unas escaleras hasta una planta superior, estas lo llevarían directamente a la galería Nº2, un lugar en el que la seguridad solía ser más relajada. Tampoco vio nadie custodiando aquel acceso, lo que al fin y al cabo no le sorprendió.

¿Realmente ese extravagante trío había logrado burlar toda la seguridad de Institución? No era algo sencillo de conseguir, más si conocías de antemano las instalaciones en la que estaban y para que era utilizado el lugar. Que desde luego lo suyo era un caso totalmente particular, no hacía falta ni mencionarlo. Pero que aquel incongruente grupo de Incondicionales hubiese logrado acceder hasta su celda sin dar la más mínima voz de alarma, era un motivo de preocupación sin lugar a dudas. Estaba completamente seguro de que no habían logrado franquear todas las defensas por sí solos, no con la poca sutileza de la que hicieron gala en su pequeño encuentro anterior. Alguien tenía que haberlos ayudado a infiltrarse y darles pábulo para aquella suicida gestión. Era la conclusión más natural, pero ¿Paraqué? Él conocía bien la organización a la que pertenecían, y cuáles eran las perniciosas creencias que promulgaban sus líderes en la más recóndita oscuridad. En realidad, siempre fueron un hatajo de patanes disgregados y muy poco organizados, los cuales, solo se dedicaba a compartir herejías con quien quisiera escucharlos; de ahí que fueran muy pocos sus seguidores. Así que asaltar Institución no era precisamente un acto que pudieran acometer sin comprometer a su sincopado grupo. Por lo que pensó, que quizás fuese posible que en realidad sus Hermanossí que hubieran vuelto a aparecer. Le resultaba una idea incomoda y demencial, ¿Pero de qué más podría tratarse si no? Probablemente no debía de haberse dejado llevar hasta el punto de desgajarlos en piezas, tendría que haberse asegurado de que la información que había oído fuera cierta. Debería de haberse contenido.

«Pues preveo una no muy lejana reunión familiar» Contempló Ashur. Aunque en esta ocasión sin ningún deje de sarcasmo en el tono de su voz.

Los dos sabían perfectamente a que debían de atenerse en el caso de que dieran con ellos.

―Pues espero que cuanto más tarde se dé dicha situación, mejor ¿No crees? ―Retrucó.

«Supongo que eso sería lo más prudente»

―Entonces deja de agobiarme y salgamos de aquí de una maldita vez.

Recorrió también esa galería, preguntándose qué más cosas podía depararle el día, después de tantos años de inactividad, casi ya no recordaba el sol calentando su rostro, ni la brisa que acariciando su piel en aquellas frescas tardes, casi ya no recordaba el sabor del dulce vino que deleitaba su paladar y calentaba su estomago, como también casi había logrado olvidar quien había sido mucho tiempo atrás. Ahora se abría la posibilidad de que todo comenzara de nuevo y todas aquellas agradables expectativas se  fueran al traste. No tardó en sentirse furioso.

De pronto percibió que en la sala posterior a la que se encontraba, había un grupo de personas hablando con total normalidad, por su acento, parecían ser compañeros del trío anterior. Resopló de hastío. Definitivamente no eran solo unos pocos idiotas los que habían acudido a aquel lugar, con lo que también debería darles el mismo trato que a sus compañeros. Como buen anfitrión que era, no iba a reparar en gastos.

«Uno nunca debe dejar de lado su hospitalidad» recitó Ashur como si fuera uno de esos pomposos filósofos de la antigüedad.

Respiró hondo y abrió el portón de golpe, sorprendiendo a un pequeño grupo de cinco que se acorrucaban en corrillo mientras jugaban una entretenida partida de dados. Al verlo entrar con tal vehemencia por la puerta, los sobresaltó de tal manera que algunos estuvieron a punto de salir despedíos de sus jubones. No les dio tiempo a reaccionar, pues seguramente cuando se recuperasen del sobresalto no se dedicarían a conversar con él. Así que salto encima del primero de ellos como una centella, agarrando su cabeza en medio del proceso para estamparla contra la pared de enfrente, oyó su cráneo romperse tras el impacto «Uno menos» contabilizó Ashur. Seguidamente soltó una patada frontal al tipo que se encontraba inmediatamente delante de él, impactando con el talón de su pie desnudo en medio de su cara, eso hizo que este rodara varios metros atrás mientras se retorcía de dolor.

Durante ese lapso de tiempo, el trió restante, se incorporó mientras desenfundaban sus armas e intentaban rodearlo amenazantes.

―¡¿Y quién diablos es este?¡ ―Dijo un tipo narigudo y con la tez repleta de incontables pecas.

―Y eso que importa ahora, habéis visto lo que acaba de hacerle a Midos y Khalem ¿No? ¡Acabemos con él de inmediato! ―Dijo otro tipo con una cicatriz que le cruzaba prácticamente del ojo derecho hasta el mentón. Seguido le lanzó una estocada.

Finto hacia su derecha, dejando pasar la punta del arma inherente por el costado, agarro la muñeca de su atacante y se la retorció, encarando la punta de la espada hacia su persona, luego simplemente empujó y lo ensartó con ella. El tipo gorgojeó y calló doblado sobre sí mismo, con su cara en el suelo mirando hacia un lado sin vida, y aún apoyado sobre la empuñadura; con lo que su cuerpo quedó en una postura bastante poco varonil.

«Allí va el segundo»

―¡Maldito desgraciado de ojos amarillos! ―Lo embistió un tercero con la cara crispada por el odio. En una mano aferraba fuertemente una daga y en la otra una espada corta.

Recibió el ataque de frente con una sonrisa en la expresión, mientras que justo en el último instante se echaba al suelo y alzaba su pierna a la altura de sus testículos. La propia inercia del tipo acabó por hacer la faena; casi pudo oír como estos crujían como huevos de codorniz. Mientras caía al suelo sujetándose sus partes, él de un impulso se puso nuevamente en pie, agarró la espada que el tipo que desde luego no iba a volver a tener la oportunidad de usar, y con un único y rápido movimiento le soltó una certera estocada que entro por la nuca de su atacante y salió seguido por la boca, acabando con su sufrimiento en el acto. Advirtió como algunos trozos de dientes salían despedidos en simultáneas direcciones a la vez. El tipo quedó clavado en el suelo como un insecto diseccionado.

«He aquí el tercero»

―Puedes dejar de hacer eso de una puñetera vez ―Le increpó a Ashur. ―Ya sabes cuánto me irrita.

Siempre sucedía lo mismo cuando no lo dejaba participar de una trifulca, a pesar de saber que se nutría de la violencia gratuita, no estaba en aquel momento de humor para darle el gusto.

El primero que había hablado que quedó helado en frente de él, temblando como un potrillo recién nacido que aún no se había acostumbrado a apoyarse sobre sus patas. Sus ojos desorbitados lo miraban dilatados por un miedo visceral. Mirándolo a su vez en todo momento a sus ojos, recogió la daga que se le había caído al último de sus atacantes y, tan siquiera echar una solapada mirada hacia atrás, lo lanzó  hacia el individuo anterior que recibió la patada en toda la cara y ahora hacia todo lo posible por incorporarse, alcanzándolo justo en medio de su frente. El tipo cayó desmadejado en el lugar.

Volvió a sonreírle al único que quedaba.

―Creo que solo quedamos tu y yo. ―le dijo como si no fuese harto evidente. ―Así que supongo que no te importará contestarme algunas preguntas ¿Verdad?

El tipo no contestó, pero no porque no quisiera, era solo que se había quedado mudo del espanto.

―A ver ¿Quién os ha enviado a por mí, el viejo Shapur?

El tipo seguía mirándolo aún embobado y con el arma presta en la mano.

―Te aconsejo que me contestes ―insistió mirándolo fijamente a los ojos. ―, pues no destaco precisamente por mi paciencia.

El tipo desvió la vista para ver lo que quedaba de sus compañeros y tragó saliva, luego asintió levemente con la cabeza.

―¿Y qué es lo que quiere es maldito idiota ahora de mi? ―Inquirió.

El hombre volvió a mirarlo cohibido, como un ratón que queda atrapado en un callejón sin salida con un enorme gato corriendo en pos de él. Entornó sus ojos mientras endurecía su expresión.

―¡Creo que quiere entregarte como ofrenda a uno de los Barones de nuestra sagrada orden, es lo único que sé! ―Se apresuró a contestar.

―¿Te refieres a uno de los doce Apóstoles? ―preguntó con un deje de sarcasmo en su voz. A pesar de ello, comenzaba a estar más convencido a cada rato que pasaba, que la historia nuevamente se iba a repetir.

El hombre asintió enérgicamente con la cabeza.

―¿Cómo es posible eso sí hace muchas décadas que fueron desterrados de este mundo?

―Nuestro Señor Shapur ha logrado durante estos años reunir los pedazos que se habían esparcido por todo el circulo del mundo de uno de ellos, tras el ritual, ha logrado su parcial resurrección.
 
La cosa aún no pintaba tan mal como pensaba, pues al menos no eran todos los que estaban pululando de nuevo por estas tierras, pero solo la mera idea de que uno de ellos estuviese a punto de regresar, le hacía maldecir a todos y cada uno de sus dioses.

―Entiendo. ¿Y cuál de los Apóstoles es al que ha tenido el gusto de encontrar?

Aquella pregunta lo dejó dubitativo, mirándose sus pies, finalmente cogió aire y respondió.

―Se trata de Asral.

«Bueno, podría ser peor» Contempló Ashur.

Cierto que podía serlo, se dijo, pero no por ello la situación tenía un cariz mejor. Sí realmente sus Hermanos habían vuelto a la vida, esta se iba a teñir de sangre, ira y dolor. La sociedad como la conocían acabaría por desvanecerse; como ya habían intentado una vez en tiempos pasados. Odiaba admitirlo, pero necesitaba ayuda si quería hacer algo al respecto, solo que después de dos décadas, no estaba muy seguro como sería recibido.

―¿A parte de vosotros y los imbéciles que me han visitado en mi celda, cuantos más de los tuyos habéis venido a la ciudad?

El tipo se arrugó ante esa pregunta sin contestar. Se aproximó un poquito más a él y volvió a preguntar.

―¿Cuántos?

―¡Solo nosotros ―dijo poniendo su espada enfrente. ―, solo hemos venido nosotros!

«Miente peor que un vendedor ambulante»

Se acercó otro paso más a él. Su espada parecía echa de mantequilla en sus manos.

―Será mejor que me digas la verdad muchacho, empiezo a cansarme de este juego. ¿Cuántos? ―Inquirió de nuevo.

Este tragó saliva, él izo ademan de avanzar de nuevo.

―¡Una pelotón de dos mil hombres! ―se apresuró a responder mientras tiraba el arma al suelo y levantaba sus brazos en el aire. ―Por favor no me mates, te diré todo lo que quieras saber, pero no me mates.

¡Dos mil hombres! Aquello era sin duda algo fuera de lo común. No se habría preocupado tanto de esa información si no fuera por el hecho de que habían logrado introducirse en Institución para cazarlo y entregarlo a uno de sus falsos profetas para su deleite. Lo que quería decir: o que la guardia de la ciudad no estaba por su labor y dos mil paganos venidos de todas partes del círculo del mundo estaban infiltrados en la ciudad, o que algo mucho peor se estaba fraguando en las tinieblas.

―¿Cómo diablos habéis logrado cruzar la muralla dos mil de vosotros sin que nadie haya dado la voz de alarma? ―su entrecejo estaba completamente fruncido.

―No todos han logrado entrar, aún, aunque muchos de nuestro hermanos ya estaban dentro mucho tiempo atrás. Tan solo esperamos la señal del Marakai para que se dé comienzo con el asedio a la ciudad.

Incluso ya tienen a un Merakai, contempló con sorpresa. Entonces las cosas sí que iban a poner feas de verdad. Un Merakai era uno de los entes que se podían encontrar en Las Siete Capas del Infierno, concretamente en la segunda capa. Este ente se dedicaba a expulsar el alma del cuerpo de su huésped para así ocupar en su lugar el cascarón que quedaba vacio. Era un ser extremadamente peligroso y escurridizo, conspirador, y con la fuerza de varios hombres.

―¿Y Por quién diablos se está haciendo pasar ese Marakai? ―antes de que el tipo pudiese contestarle con alguna evasiva, concluyó ―Y será mejor que ahora te pienses bien tu respuesta, pues si noto por un solo segundo que me mientes…

―¡El Electo Serkussak, se trata del Electo Sercussak!

«Diría que también van a por el chaval» concluyó Ashur.

¡Maldita sea! No podía dejar que ese Jodido ser hiciese lo que le viniese a su antojo.

―Has sido de mucha ayuda la información, y te lo agradezco. ―le dijo finalmente al tipo antes de convertirse en un borrón y aparecer justo en frente de él, agárralo de la cabeza con ambas manos y apretar hasta que esta estalló como una calabaza. ―Espero que comprendas que no podía dejarte vivo. ―concluyó mientras dejaba caer ante sus
  1. pies lo que aún quedaba de él.

    «Me desconciertas Medar, ¿Le haces estallar la cabeza y después le pides disculpas a su cadáver? Eso tienes que hacértelo mirar»

    Que no me quede otra opción que eliminarlo para que no valla corriendo a avisar a sus amigos, no quiere decir que disfrute haciéndolo. ―replicó molesto.

    «No lo dudo» contraataco este mordaz «¿Y ahora qué hacemos?»

    ―Para empezar acabar con ese maldito Merakai, y luego tendremos que avisar al padre del chaval de le la que se le viene encima.

    «No sé cómo se lo tomará el Lord Gobernador Eriast con las buenas nuevas que traeremos»

    ―Mejor espera que no sea demasiado tarde para eso. ―Respondió cansado, mientras emprendía camino hacia palacio.

           
           
FIN.


Bueno aquí concluye el capitulo de DELIRIO, espero que os guste, sino estaré encantado de recibir las criticas, sartenazos y tomatazos que tengáis a mano. Un saludo y nos leemos.    
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Reply
#37
Buenas, fardis, pues aquí estamos de nuevo, con el final del larguísimo tolkienesco capítulo Smile

Como siempre, el estilo es ligero, irónico y ameno. Efectivamente, se empiezan a entender más cosas sobre el problema que se está cerniendo sobre la ciudad-Estado. Y parece que Medar está del lado de los buenos, y menos mal! Me da que entre Kumar y él se van a llevar bien, jeje, aunque también, no sé por qué, me imagino muy bien la escena en que Kumar mira, anonadado y aterrado, a un Medar bersérker poseído en plena batalla… mientras Armen echa a correr despavorido, jejeje. Menudos personajes se van a encontrar para luchar contra la que se les viene encima con ese Asral!

Las escenas de la batalla son truculentas y macabras, pero las conversaciones entre Ashur y Medar le dan un toque simpático y curioso. Medar parece muy seguro de sí mismo. Y al menos parece saber algo de todo lo que está ocurriendo con los Incondicionales y los Apóstoles. Si se encuentran, fijo que Armen le acribilla a preguntas. Ya se verá si Medar tiene suficiente paciencia para explicarle lo que ocurre.

En general, todo el capítulo de Delirio me ha gustado. A ver cómo se hilvanan los hilos a partir de aquí!

Un saludo y a escribir! Big Grin


- Ni te imaginas que recuerdos -> qué
- mientras veía las como las astas -> cómo las astas
- Así que salto encima -> saltó
- Finto hacia su derecha - agarro la muñeca -> tildes
- y ahora hia todo lo posible -> hacía
- quiere es maldito idiota ahora de mi -> ese - mí
- Sí realmente sus Hermanos -> Si
muy seguro como sería recibido -> cómo
- dices «Marakai» y luego «Merakai»
- Has sido de mucha ayuda la información -> Ha?
- para que no valla -> vaya
Reply
#38
¡Muy buenas compañera Kaoseto!
La verdad es que es un capitulo que se me extendió algo más de lo previsto, aunque supongo que la mayoría de capítulos oscilaran entre las doce y veinte paginas. XD

La verdad es que intento que a la vez que sea una historia de fantasía, tenga esos toques bizarros y hilarantes que le dan cierto toque cómico a el asunto. Sí, Medar se podría decir que no esta con los malos, pero tampoco es que vaya estar con los buenos, me explico. La idea es que la mayoría de personajes que actúen en la historia tengan la dualidad que siempre se encuentra en las personas, osea, que nadie esa bueno ni malo por naturaleza, más que actuamos como mejor conviene a nuestros propios intereses. Ahora, sí que es cierto que en este caso los Incondicionales son los (malos), pero verás que los personajes principales de la historia no son precisamente unos héroes. XD
Estoy seguro que en un momento dado se encontraran todos en una misma sala (por decirlo así) pero creo que de momento se va a atrasar lo que es el encuentro entre estos dos excéntricos personajes, como son Kumar y Medar, pues en realidad los dos tienen muchas cosas que esconder XD Lo más seguro es que si que conozca a no muy tardar a Armen, pero eso ya es otra historia.
Las escenas de las batallas es cierto que son bastante sangrientas, en realidad están bastante centradas en las artes marciales (en este caso el Muay thai, pero no se lo digas a nadie XD) Intento que las coreografías se hagan verosímiles y a la misma sean atractivas visualmente. Un poco a lo rollo de R.A Salvatore, pero sin hacerlas tan difíciles de comprender. (Aunque me encanta como describe las peleas el tío, muchas veces me pierdo con tanta patada y tanto giro)
En fin, como digo siempre, es un placer tenerte por aquí y disfrutar de tus opiniones y de la gran ayuda que me hacen todas vuestras correcciones. Espero poder escribir el siguiente capitulo con la misma facilidad, pues este, prácticamente se ha escrito solo. ¡Vaya tocho que te acabo de meter! Si no me doy cuenta escribo parte de la novela en esta respuesta jajajaj.
Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Reply
#39
Mmm... estoy paladeando el regustillo mezcla de intriga, sangre y problemas que me ha dejado el capítulo...

Está claro que hay muchas cosas que no sabemos... muuuchas... y que de aquí a poco tiempo esto puede explotar en un mar de llamas y sangre si alguien no hace nada por evitarlo.
Se han atado varios nudos y se han explicado algunas cosas, pero desde el nuevo punto de vista de Medar, que se ve que está a años luz de nosotros en cuanto a saber qué está pasando.

¿Los Apóstoles? Que además llama "sus hermanos". ¿Puedo deducir que son otros seres similares a Ashur pero con aún menos mesura y control? También hace referencia a cosas ocurridas muchos años atrás, por lo que no creo que estén relacionadas con la vida de Medar (Me dar a mí que no... chiste malo, sorry... Tongue)

Por otra parte, entiendo que el muchacho es Armen, y parece que Medar conoce al gobernador; parece que hay también por ahí detrás relaciones y nudos que se han amarrado sin que nos enteremos nosotros. ¿Que tiene que ver Armen en todo esto? ¿Y kumar?
Lo cierto es que la cosa se está poniendo muy interesante, estamos llegando a un momento clave y mucho de lo que venga luego puede depender de lo que pase ahora...

Compañero, espero que tengas ya en mente los próximos pasos, porque nos has dejado con ganas de saber qué pasa.
Nos leemos!!
Reply
#40
¡Buenas camarada Landanohr! Para que veas lo empanado que voy siempre, que vi tu mensaje en E-mail, y tan siquiera se me ocurrió pasarme por aquí a echar una ojeada a ver que es lo que pasaba. Es lo que tiene el que las neuronas aún estén reclamando su periodo vacacional con tanta vehemencia. XD

Cierto que aún hay muchas, pero que muchas cosas guardadas en el tintero, pero hay que buscar un clímax idóneo para que todo pegue el deseado pedo. Y dudo que nadie pueda evitar parte de la escabechina que tengo formada en mi mente XD Aunque ún no tengo muy claro cundo se dará.

Cierto que Medar es una especie de espectador privilegiado en esta función, conoce de que va la cosa y sabe que no va a ser nada agradable para nadie. El resto de personajes (excepto alguno que se hace una ligera idea) desconoce la que se le viene encima.

Tus deducciones no son del todo erradas he de admitir, pero la causa efecto que causó todo lo que en algún momento dado sabremos, aún hoy en día sigue siendo un misterio para mi. (lo que tiene ir escribiendo sobre la marcha) Aunque alguna ligera idea mental si que tengo XD

Es cierto que lo que precederá ahora, marcara en cierta medida el devenir de todo el resto de la novela. Kumar y Armen, formaran parte muy importante en ella, aunque también entrará en liza el ya olvidado Sarosh.

Como dije, espero saber narrar con acierto el boceto que tengo en mente, puede salir algo colosal de ello, o una completa caga.. sin remedio alguno. Confío en que se dé la primera situación.

Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Reply


Forum Jump:


Users browsing this thread: 1 Guest(s)