Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Concurso Mensual II: El sonido de las cosas nimias
#11
Buenas, autor.

Que difícil comentar este relato. Veamos... En si, esta bien escrito, salvo por alguna que otra falta de tildes o errores con la puntuación; nada grave. Lo que no me termino de cerrar es la falta de historia: digo, es realmente un diario intimo! No deja alguna clave para resolver un crimen, o revela algún secreto para salvar a una futura victima de una violación; no se, algo que nos cuente. Algo interesante. No solo desvarío de una persona ordinaria, que después de leer no me cambió nada. Si no lo hubiera leído, tampoco me perdía de mucho, la verdad. En serio, no quiero sonar brusco, pues el talento lo tienes; pero sin dudas podrías haber buscado algo más que contarnos, más allá de lo dicho.

Te dejo un video de mi maestro literario como consejo:
https://www.youtube.com/watch?v=NeFevZ5y6BA

De todas formas, te deseo éxito!

Saludos
"El que desea sacar la espada es un principiante. El que puede sacar la espada es un experto. El que es la espada misma es un maestro." —Risuke Otake.
Responder
#12
Aplausos de pie, por favor.
O no. Quizás lo mejor sea que me quede sentado en el fondo, con cara de circunstancia y royéndome los dedos de envidia, mientras la cámara me enfoca una y otra vez y me veo obligado a sonreir con cara dicapriesca, para que el mudo sepa que no le guardo rencor al querido y en absoluto desconocido autor de este relato, aunque en el fondo de mi ser se me esten encendiendo los peores deseos posibles.
Porque este es, en definitiva, el cuento que hubiera querido escribir yo. No ahora, no en este reto, sino siempre. Es la historia que mejor traduce en palabras los sentimientos que llevo largo tiempo encadenando en mi pecho. Es mis historia, en fin, pero la has escrito tú y eso me llena de un odio inimaginable.
Pero bueno, me guste o no tengo que ponerme de pie para aplaudir, que si no luego el patio se llena de maledicencias y rumores infames que hacen rimas con la intensidad de mis celos y la poca deportividad de mi parte. Porque aunque sienta una envidia insana ante tu historia estamos en un mundo que es una suerte de feria de vanidades, y he de conservar las apariencias. Así que me resigno a lo amargo de mi destino, me resigno a ser incapaz nunca de escribir un cuento así, y me resigno también a sentir esta admiración teñida de odio ante tu pluma, tu prosa y la nostálgica melancolía que emana de tus palabras, y te aplaudo mientras avanzas por el pasillo, deseando en mi fuero más íntimo que la cámara no me esté enfocando en este preciso momento, porque siento que la sonrisa forzada en cualquier momento ha de transformarse en un rictus amargo que mañana seguramente ha de aparecer empapelado en todos los periódicos virtuales.
De todas formas, y más allá de mi envidia enfermiza, he de reconocer que me ha dado muchísimo gusto el sentirme tan identificado con tu relato. De hecho, ya lo había leído hace algunos años, y ahora al releerlo vuelvo a sentir el mismo alivio que sentí en aquel entonces, alivio que nace de la sórdida certeza de que no estoy sólo en esto del amor idealizado, y la imposibilidad de volcarlo a la tierra. Felicitaciones, autor, por haber escrito el cuento que hubiera deseado escribir yo, y por hacerlo con tanta maestría, dejándome mascando una nostalgia que se esboza desde ese genial título que le da nombre a la historia y que me recuerda, aunque no esté seguro del por qué, a Milan Kundera y su Insoportable levedad del ser.

No te deseo éxitos porque sé que lo vas a tener, y porque en resumen no está nada bien eso de confraternizar con el enemigo.

[Imagen: norwegian_wood.jpg]

Todo cambiaba en aquella maldita ciudad. Todo. Como el mar en el cuento de Hemingway.
Responder
#13
Cuarto relato, para el cuarto autor... que hubiera creido que era un Geralt de Rivia por lo melancolico dle texto sino fuera porque hay otro que practicamente esta firmado por él. No obstante hay diferencias con el  Rey de Melancoland.

Aspecto técnico: ya quisiera yo poder aportarte algo en este apartado, pero la verdad es que me senti transportado y ni reparé en errores. Si los hubo no se sintieron. Bien.

Aspecto argumental: aqui tenemos un problema, porque en si mismo no hay una linea argumental, si no mas bien una sucesión de días en el devenir cotidiano. Quizas, y creo que es así, que allí radica su encanto justamente: la sucesión de eventos de una vida que transcurre y que no encuentra una solución, ni un cierre, ni una verdad revelada... es una apertura constante y en el aceptar ese devenir consiste en una pista de despegue para hacer algo con esa vida que pareciera buscar sentido. Me estoy yendo por las ramas. El relato está, pero no está "armado", mas bien es una invitación al lector para que sea este el que decida que hacer con esa invitación... casí como el protagonista hace con Marta, jaja.  Sigo desvariando, pero es que tu relato me ha gustado mucho por un lado (porque tiene un tema muy claro) pero extraño algo más que esto... quiero algo mas que el relato no me esta dando, una definicion en el sentido que sea (menos en el del protagonista, que nos muestra su insatisfacción).

Personajes: el protagonista, y a su vez el elenco que lo acompaña (el recorte e interpretacion que él hace de sus compañeros y amigos), es un punto muy fuerte, porque los personajes son orgánicos, son realistas, despojados de todo idealismo. Realmente muy conseguido porque es como asomarse al recorte de una vida. Son queribles y odiables al mismo tiempo, y eso es la mejor sintesis que puede generar un personaje en un lector. La vida misma.

Lo mejor: el tema del relato, asi como la estructura que ayuda a ese tema a hacerse tan fuerte y llegar con tanta fuerza al lector.
Lo que podría mejorar:... tengo mis reservas aqui porque no creo que debas mejorar algo que, para mi, quisiste hacerlo así casi de forma expresa. Es la expresion de un tema, de una sensacion... sin hacer de ella un cuento clasico. Es una narrativa catartica, diría. Me pregunto si hubo algun efecto terapeutico luego de narrarlo.

Curiosidades: el título es uno de los mas bonitos y sugerentes.

En conclusión: un relato maravilloso que destaca por sí solo, que atrapa y seduce. Muy bien logrado, creo que llegaras lejos este reto... pero creo que estas acostumbrado a hacerlo. Un abrazo y exitos!
«Hay momentos que marcan en tu vida el camino que elegirás. A veces hay momentos sutiles, pequeños, a veces no los hay.
Soy el Cuentacuentos. Y les mostraré a qué me refiero».

Responder
#14
Thumbs Down 
Eh...  un diario.
Todo el tiempo estuve esperando que pasara algo. Pero no, no pasó nada.
Como relato no lo puedo comentar, ya que no es tal. Es sólo un diario. No tiene estilo, ni argumento, ni ritmo, ni nada.
Es sólo un diario, con pensamientos de alguien que tiene idealizado el amor, una persona típica con pensamietos típicos que no me dicen nada.
Para lo común, la vida cotidiana, en un cuento quiero algo distinto, algo de poesía. Aquí no encontré nada, y por momentos hasta me resultó desagradable lo que decía.
No me gustó ni un poco, y no lo puedo ver como un relato.
No, algo sí me gustó! El título, y la parte del diario donde habla de eso... pero fue efímero. Sad
Responder
#15
hola autor.

Por el talante de los comentarios he de decirte algo con una metáfora muy cutre. (Has de leertela porque me la he currado bastante Big Grin) Tu relato es como un Trike Fuzz de Vox. Dicho pedal fuzz de guitarra tiene un tono que muchos describen como falto de vida, monótono y bastante injusto para la plomada que cuesta. No obstante también tiene muchos admiradores que adoran su tono cálido y versátil, apto para multitud de estilos. Incluso afirman que la caja extraña en la que viene el circuito es muy moderna y tiene personalidad.

Este relato o te gusta o te aburre. A mi me ha gustado bastante, el tono experimental y el final ligeramente críptico me han dejado un muy buen sabor.

Suerte y nos leemos. Hasta ahora este es mi favorito.
Tonto aquel que presta sus libros... y mas tonto aún aquel que los devuelve


[Imagen: jpg]
Responder
#16
No esta mal escrito, no vi mayores errores ortograficos, pero no vi un cuento que me interesara, es un diario de vida, un pedazo de vida de una persona comun y corriente, pero resulta algo plano y sus reflexiones no lograron interesarme: No fue de mi gusto simplemente.
Responder
#17
Bueno Pafman, ya están las cartas sobre la mesa de nuevo Smile
Didáctico, esquizofrénico y tercer puesto con empate, ¡quién te pillara! ¡Enhorabuena por la buena posición! Que siempre será poca, a mi juicio, pareciéndome como me parece un relato de diez, construido en torno a un tema que se convierte en hilo conductor, en una suerte de melancólica profecía autocumplida: el del amor idealizado. Esa "sencillez" del planteamiento, sumado a la sensibilidad de las escenas cotidianas... Quería expresar de nuevo mi admiración y mi congoja por el tema Big Grin ¡Es una tragedia que la propia interioridad se convierta en las dos partes del conflicto en un relato! De ahí mi frustración al volver a toparme con él xD ¡Felicidades por la presente e inspiración para los futuros!
Angel "Angels can fly because they take themselves lightly." blowfish
"To be educated means to be able to play gracefully with ideas."  
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)