Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 1 voto(s) - 5 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Qué hacer o no hacer en las primeras páginas de tu novela
#11
Pues estoy en muy de acuerdo con Pabcn, hay que buscar intriga, acción y hacer que el lector note la fuerza del comienzo, accion bien narrada sin cargar y ser muy fluido.
Responder
#12
Buenas Camaradas, pues la verdad es que en cierta medida estoy de acuerdo con todo lo que se ha sugerido hasta el momento; Una buena entrada, no saturar demasiado al lector en las primeras paginas, mantener el ritmo durante varios capítulos, parecen todas ideas muy razonables, la metáfora de Pabcn me pareció muy acertada también. A ver si yo logro aportar algo.
Como dije concuerdo con todas las ideas, pues todas y cada una de ellas son buenas para atraer al lector. Aunque en (mi opinión) prima más la narrativa que la historia en sí, y me explico. Yo personalmente no me leo una novela por el contenido (osea su argumento) ya que primeramente aún lo desconozco, pero si la narrativa de la misma no me acaba de atraer, malo. Por mucho que alguien me ponga una batalla, una carnicería, o brujas y duendes en los primeros párrafos, no me acabará de atraer por la forma que tenga de expresarse el autor. Voy a poner un ejemplo que puede que me granjee varios sartenazos, pero bueno. MALAZ. Es una saga esplendida, eso no se  puede negar, su argumento es muy original, pero personalmente para mí, Steven Erikson adolece demasiado de frases poéticas que me sacan en ocasiones de la ecuación. Lo cual no quiere decir que sea malo en absoluto, pero es un tipo de narrativa que en mi opinión (nuevamente) le cuesta arrancar.
A lo que voy, no es tanto los fuegos artificiales que puedas poner en las primeras paginas, sino crear una especie de vinculo con tu forma de expresarte y el lector. Quizás se me ha ido un tanto el ejemplo a Zugarramurdi, pero ¿supongo que se me entiende no? En fin, esta es la opinión de un demente armado con un portátil; lo mismo que darle a un chimpancé una Kalashnikov, aunque algo menos traumático.
Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Responder
#13
Estoy de acuerdo con algunas cosas mencionadas por los compañeros/as, y con otras no.

Muy de acuerdo con lo que anuncia Monje. En el prólogo lo que hay que generar en el lector son preguntas, o lo que es lo mismo, curiosidad por querer saber más.

¿Cómo conseguirlo?

No creo que haya una normativa o patrón a seguir, la verdad. Eso depende del estilo, talento e intuición de cada cual.

No creo que haya que introducir pinceladas de la trama principal de la novela (de hecho a mí me van más las historias que se van desvelando más hacia el final, cuadrando detalles que, en un principio, el lector no puede encajar, pero eso va a gustos), ni creo que haya que presentar al protagonista o protagonistas. Por ejemplo una saga de mucho éxito que se me ocurre a voz de pronto (y el hecho de que todos la conozcamos es prueba irrefutable de ese éxito) es la de las Crónicas de la Dragonlance.

Si recordáis, el prólogo se inicia con un viejo que aparece en una posada (el Último Hogar) de pueblo (Solace) y el tipo, al que ni el dueño ni la moza que le ayuda (Tika) conocen, empieza a mover una mesa y unas sillas, preparando una reunión para un grupo que debe llegar esa noche, etc etc (que me emociono y no paro).

En ese prólogo no aparecen los protagonistas (bueno Tika, pero vaya, que ya se entiende a lo que voy), no se revela nada de nada de la trama ni de por dónde puede ir, y sin embargo te hace preguntarte mil cosas. ¿Quién es el puñetero viejo? ¿de dónde ha salido? ¿quiénes tienen que reunirse esa noche y por qué? ¿por qué coloca la mesa calculando que, por la noche, cuando el hogar esté encendido, habrá una esquina de la misma que quedará envuelta en penumbra? En fin, que me hizo preguntarme no una ni dos, sino mil cosas.

Eso, en mi opinión, es un prólogo que atrapa y te engancha a la novela desde la primera página. Probablemente uno de los tres mejores prólogos que he leído en mi vida.

Por otro lado hay novelas que han tenido mucho éxito y cuyo inicio es más bien malo, tirando a pésimo (algo que tampoco entiendo como el editor de turno lo ha dejado pasar a imprenta así, tal cual). Podría poner varios ejemplos, algunos de ellos bastante de moda, pero paso que no quiero que en mi primer post de más de un par de líneas me empiecen a llover las piedras. Big Grin
La lealtad debe estar por encima de todo excepto del honor.
Responder
#14
Hmm, lo de empezar con algo que no tenga nada que ver con la trama es un poco arriesgado. Por un lado, si se hace bien puede originar esa intriga de la que hablas, pero has de tener en cuenta que no todos los lectores comienzan una novela con el mismo interés. A algunos (la mayoría, en mi opinión), tienes que ganártelos comprometiéndolos desde el principio con el protagonista, que al fin y al cabo va a ser la persona a través de cuyos ojos verán la historia... algo complicado si no hay protagonista con quien identificarse en primer lugar.
Yo creo que la forma más efectiva de "enganchar" al lector es plantear desde el principio el conflicto argumental, o si no uno de los conflictos previos que se acumularán en un macroconflicto cuyo desenlace último será la apoteosis. Un poco como las pelis de Quentin Tarantino: su primera escena siempre plantea alguna clase de conflicto, que además sirve para presentar a los personajes.
Vamos, que creo que si tú te tiras de cabeza en tu historia, el lector se tirará también.
¿Te gusta el flash fiction?
pásate por mi
Blog
o sígueme en
Twitter
Responder
#15
(09/04/2015 11:06 AM)fardis2 escribió: Yo personalmente no me leo una novela por el contenido (osea su argumento) ya que primeramente aún lo desconozco, pero si la narrativa de la misma no me acaba de atraer, malo. Por mucho que alguien me ponga una batalla, una carnicería, o brujas y duendes en los primeros párrafos, no me acabará de atraer por la forma que tenga de expresarse el autor.

Yo comparto esto. No creo que sea necesario que el inicio tenga mucha acción y movimiento, sí que genere curiosidad, que uno se haga preguntas que quiera conocer las respuestas, y que la narración sea atrayente. A veces no se dice demasiado al inicio, pero si está bien narrado, atrapa. Ahora, veinte páginas de 'bien narrado' sin saber hacia donde va el asunto, ya comienzan a marearme, jeje XD
"Y rasgaré el velo que separa a mi reino del mundo en que habitan los hombres"[Imagen: fantasybook2.png]
Responder
#16
Como dije, creo que todo lo que hablamos a fin de cuentas es muy relativo, más que nada por la variedad de gustos que hay en (la gran mesa de la vida) Lo que sigo pensando, un gusto entre los miles que hay, es que una novela se debe ir gestando poco a poco, con mimo y sin la necesidad de grandes revelaciones o tramas en las primeras paginas. De CHYF no me enteré de prácticamente nada hasta pasadas la 100 o 150 páginas. De La Primera Ley hasta las 70 o 80, con el brujo Geralt, prácticamente hasta el tercer volumen está todo demasiado disperso a lo que trama se refiere. Con eso quiero decir que si un autor te atrae por su narrativa, muchas veces dejas un poco de lado la trama para disfrutar del vocabulario del autor. En fin, gusto personal. Un saludo y nos leemos.
Ven, ven, quienquiera que seas;
Seas infiel, idólatra o pagano, ven
ESTE no es un lugar de desesperación
Incluso si has roto tus votos cientos de veces, aún ven!

(Yalal Ad-Din Muhammad Rumi)
Responder
#17
Vaya, parece que casi todo el mundo concede toda la importancia al contenido de esas primeras páginas de ilimitada creatividad... Tongue
Creo que seré algo más prosaico (es una dura tarea pero, como se suele decir, alguien ha de hacerla) y me centraré en el aspecto más formal:

Cita:¿Qué no hacer? No cometer faltas de ortografía ni errores de estilo.  

¿Qué hacer? Revisar las veces que sean necesarias para asegurarse de que no hemos metido la pata del modo más tonto y le hemos dado a quien nos leía (hasta ese momento) la excusa perfecta para dejar de hacerlo.

Saludetes Big Grin
«La palabra es tiempo y el silencio eternidad». Maurice Maeterlinck
Responder
#18
Cuánta razón tenéis todos!! Yo hay algo que me molesta mucho ver cuando empiezo a leer una novela (y es algo que hasta yo he hecho muchas veces sin darme cuenta) y es que ya en la primera página te sobrecargue la mente con nombres de lugares, personas y hechos inventados que hacen que se te produzca un cortocircuito en el cerebro y que no te sientas para nada identificado con lo que estas leyendo. Ejemplo:
Cita: "En la tierra de Alvator, los señores de Ilmanor governaban a la raza de los Urbanor. Los Ilmanor estaban governados por Arkhagor, que tenía en su poder la espada de Hirun, arrancada de las mismisimas manos de Gardol. Un día, los Urbanor, con la ayuda de los Khurin, destronaron a Arkhagor...
Vale, sí, quizá he exagerado un poco, pero os puedo asegurar que he visto (y hecho) cosas parecidas.
Responder
#19
(04/06/2015 10:30 AM)Crovon escribió: Cuánta razón tenéis todos!! Yo hay algo que me molesta mucho ver cuando empiezo a leer una novela (y es algo que hasta yo he hecho muchas veces sin darme cuenta) y es que ya en la primera página te sobrecargue la mente con nombres de lugares, personas y hechos inventados que hacen que se te produzca un cortocircuito en el cerebro y que no te sientas para nada identificado con lo que estas leyendo. Ejemplo:

Cita: "En la tierra de Alvator, los señores de Ilmanor governaban a la raza de los Urbanor. Los Ilmanor estaban governados por Arkhagor, que tenía en su poder la espada de Hirun, arrancada de las mismisimas manos de Gardol. Un día, los Urbanor, con la ayuda de los Khurin, destronaron a Arkhagor...
Vale, sí, quizá he exagerado un poco, pero os puedo asegurar que he visto (y hecho) cosas parecidas.

Jajaja, yo no he llegado a hacer eso (bueno sí, al principio lo hice, lo confieso, pero me corregí enseguida...) Big Grin , y también lo he visto hacer con cierta frecuencia... Me parece un exceso a evitar, y creo que es uno de los errores más característicos de los escritores noveles, si bien bastante comprensible. En general, lo achaco a la ansiedad que sienten por soltar todo ese enorme caudal de información y de datos con los que, durante largo tiempo, han ido poblando ese mundo de fantasía en el que vuelcan su fértil imaginación (y generalmente con la firme idea de plasmarlo en una trilogía de gruesos volúmenes).

Y la verdad es que tienes razón. Comienzos así espantan a los más aguerridos y experimentados lectores...

En la parte positiva... que no es de lo más complicado de corregir. Big Grin
«La palabra es tiempo y el silencio eternidad». Maurice Maeterlinck
Responder
#20
Muy buenos consejos los de este hilo.

(04/06/2015 10:30 AM)Crovon escribió: Cuánta razón tenéis todos!! Yo hay algo que me molesta mucho ver cuando empiezo a leer una novela (y es algo que hasta yo he hecho muchas veces sin darme cuenta) y es que ya en la primera página te sobrecargue la mente con nombres de lugares, personas y hechos inventados que hacen que se te produzca un cortocircuito en el cerebro y que no te sientas para nada identificado con lo que estas leyendo. Ejemplo:

Cita: "En la tierra de Alvator, los señores de Ilmanor governaban a la raza de los Urbanor. Los Ilmanor estaban governados por Arkhagor, que tenía en su poder la espada de Hirun, arrancada de las mismisimas manos de Gardol. Un día, los Urbanor, con la ayuda de los Khurin, destronaron a Arkhagor...
Vale, sí, quizá he exagerado un poco, pero os puedo asegurar que he visto (y hecho) cosas parecidas.

Es cierto, aunque esto tambien puede hacerse bien, uno puede usar un pequeña introduccion que cuente parte del mundo y del trasfondo de la novela, mientras no sea muy larga ni muy confusa, a mi la introduccion de Los dias del Venado, de Liliana Bodoc me parece un buen ejemplo:

Y ocurrió hace tantas Edades que no queda de ella ni el eco del recuerdo del eco del recuerdo...


http://www.imaginaria.com.ar/05/2/venado.htm
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)