Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Calificación:
  • 0 voto(s) - 0 Media
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
Concurso mensual III: Fantasía Épica: Ocaso
#11
Me ha gustado mucho este relato, sin duda está entre mis favoritos de este reto.  Smile

Me gusta cómo los diferentes puntos de vista muestran una misma situación de forma que se complementan mutuamente y le dan una sensación de "redondez" al relato. Especialmente me gustó el uso que le diste a la puerta en relación con la muerte: es, al mismo tiempo, un final y un nuevo comienzo.

El relato está muy bien ambientado y la narración fue muy buena, aunque confieso que durante la mayor parte de la lectura me sentí algo confundida sobre cuál era el núcleo del relato (qué clase de historia nos querías contar), pero ya con el final me quedó todo un poco más claro. La ambigüedad del relato no me molesta y de hecho, para esta historia en concreto, me parece que encaja muy bien y le da un toque especial.
Visita mi blog: Universos Imaginados

"Caminante, no hay camino, se hace camino al andar"
Antonio Machado.
Responder
#12
Un relato que me genera sentimientos encontrados.
La primera parte me encantó, con las hermanas y la forma en que se va narrando la historia. Las descripciones son poéticas en un perfecto equilibrio con la fluidez del relato. Todo va perfecto ahi. Pero la segunda parte se vuelve todo demasiado descriptivo, muy histórico, sin emoción. Y se me hizo muy largo y dificil de seguir. No entiendo como el mismo autor puede pasar de una narración tan equilibrada a algo tan concreto!
Otra cosa que me hizo ruido es la mezcla de nombres... "Yiradriel", que suena más a fantasía épica estilo Tolkien, con el resto de nombres de mitología griega. Queda descontextuado. Además expresiones como "dar por culo", "follando vivos" (follar muertos seria mejor? Tongue) deslucen el escrito, le quita elegancia.
Por otra parte, el argumento me gustó mucho, y como el principio cierra con el final del relato.
Resumen: muy buen relato, con algunos ajustes en los ritmos de narración quedaría excelente.
Responder
#13
Hola escritor.

Contigo termino (Risas). A estas horas y después de haberme pasado las cosas que me han pasado, encontré tu relato altamente sugestivo. Las descripciones estan muy bien hechas y con ese toque rústico de mencionar el ambiente agreste se consigue bastante bien el recrear la ambientación olímpica. S enota que dominas muy bien la mitologái griega y eso mezclado con las ideas de tu propia cosecha dan comor esultado una muy buena ambientacion.

Creo que exageraste un poco con al ambiguedad pues llegados a cierto punto no sabía muy bien que historia seguir. El final lo aclara pero no logra mitigar la sensaciónd e confusión que se genera a lo largo del mismo.

Saludos y suerte.
Tonto aquel que presta sus libros... y mas tonto aún aquel que los devuelve


[Imagen: jpg]
Responder
#14
Estupendo cuento, muy bien escrito, nostalgico, hasta poetico, y ademas situado en una epoca poco conocida y explorada, al menos en este foro, como lo es la Grecia pre-clasica, muy bien documentado ademas o eso parece. me quedo la duda sobre las protagonistas, al principio uno piensa que son mujeres jovenes, luego el relato nos las describe de forma mas ambigua y uno sospecha que no son humanas precisamente, sino criaturas mitologigas ¿arpias tal vez?
Responder
#15
Bueno pues, como he visto que los demàs os habéis puesto a dar devoluciones, he decidido hacer yo tres cuartos de lo mismo, pero a mi manera. He intentado hacer un multiquote te esos pero he visto muchas palabras juntas y pàrrafos e historias y me he dicho... "naahhhh", escribe cuatro cosas y ya està, macho, que son las diez y debes dedicar lo que te queda de dìa a mirar el mòvil sin hacer nada, mirar la televisiòn con la mirada perdida y leer (esta vez màs atento).

Bueno pues el relato en un principio no debìa ir de griegos. Màs bien debìa ser la historia de una mujer originaria de un pueblo que convive con la naturaleza, capaz de comunicarse con la diosa Madre que encuentra a un hombre moribundo y pone la vida de este en las manos de su diosa, decidiendo esta ùltima que el guerrero debe morir. Luego debìa explicar un poco la vida del guerrero, hacer un repaso a su vida y dar a entender que ese hombre, capaz de matar, de robar y odiar, habìa sido también capaz de amar, de ser generoso y tener fe, aùn no mereciendo el perdàn de la diosa.

Solo que al final (terminé el relato a las 2 de la madrugada y creìa que era la fecha lìmite) me puse a escribir como un loco, muy influenciado por la novela de "El soldado de Areté" de Gene Wolf, poniendo a un griego con nombre parecido al gran general Ateniense (y traidor) de la guerra del Peloponeso Alcibiades (Alcibias), capaz de ver a dioses por todas partes y se me fue la olla, terminò siendo un relato que relativiza las religiones, que le da un punto de vista subjetivo, a los ojos de aquellos que las siguen, que lo que a los ojos del guerrero es un don divino pudiera ser simplemente locura, o no... como en el caso de Diana (por cierto, Diana es el nombre romano para la diosa Artemisa y en el Monte Cilene es donde se dice nacieron las pléyades, ninfas aficionadas a la caza y cortesanas de la diosa Artemisa), Diana una mujer con capacidad para comunicar con los animales, pero solo despuès de haber abusado de las drogas durante años, he ahì la duda.
Lo de la puerta que cierra y abre la Muerte era, como bien señalà Andy_Megumi, un mismo hecho desde dos puntos de vista. La Muerte cerrò la puerta a ese mundo al guerrero, pero en cambio le abriò la puerta a un mundo donde reencontrarìa a su familia perdida.
Por lo demàs: no, no existian las catapultas un milenio antes de Jesucristo, aunque fueron los griegos los que la inventaron, en su época clàsica. No hay evidencias de una invasiòn doria, aunque bien es cierto que éstos llegaron con el hierro, en contraste con el bronce aqueo. Los dorios, a todo esto, fueron los padres de los espartanos, a grosso modo.
"Brillaba pálida como un hueso, mientras yo estaba solo, y pensaba para mí cómo la Luna, esa noche, arrojaba su luz sobre el verdadero placer de mi corazón y el arrecife donde su cuerpo estaba esparcido". - Manny Calavera.
Responder


Salto de foro:


Usuarios navegando en este tema: 1 invitado(s)