Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines
[Fantasía- Ciencia Ficción] Versus. Cap 2 - Versión para impresión

+- Fantasitura - Tu comunidad de literatura fantástica y afines (http://clasico.fantasitura.com)
+-- Foro: Escritura (http://clasico.fantasitura.com/forum-5.html)
+--- Foro: Tus historias (http://clasico.fantasitura.com/forum-11.html)
+--- Tema: [Fantasía- Ciencia Ficción] Versus. Cap 2 (/thread-2067.html)



[Fantasía- Ciencia Ficción] Versus. Cap 2 - sento89 - 11/07/2019

Dejo el segundo capítulo de Versus. El primero está en ésta misma sección.
primer cap
¿Es mejor si los subo todos en el mismo tema o creo uno para cada capítulo? He visto ambas formas en el foro.
Muchas gracias adelantadas a quien quiera leerme Smile
 
2. Novato
 
            Nada más abrir la puerta del local ya supo que iba a ser un día duro. El barullo de los clientes era la única banda sonora de la hamburguesería. Tiempo atrás, la encargada había intentado incorporar un fondo musical con temas de los setenta. Según ella, la música de Queen, ABBA o Donna Summer eran el acompañamiento ideal para devorar unas patatas fritas recién hechas, sin olvidar cuando mencionó que Imagine, de Jonh Lennon, era una canción pensada para escucharla mientras comías una hamburguesa con beicon.  No obstante, la realidad había acabado imponiéndose a los deseos de la jefa. La clientela, en su mayoría familia con hijos pequeños o adolescentes ansiosos por su ración de grasas saturadas, no sucumbieron ante los encantos setenteros y prefirieron alzar la voz por encima del hilo musical, considerándolo una molestia para sus conversaciones y convirtiendo la hamburguesería en un corral donde cada gallo intentaba hacer aún más ruido que el de la mesa contigua. Al final, la encargada admitió su derrota y acabó quitando la música, para volver a la realidad de los videos reggetoneros de youtube en el móvil sonando permanentemente mientras se contaban el último porro que se habían fumado.
            Héctor los odiaba, siempre lo había hecho. Eran esa clase de gente que le habían insultado en sus años de instituto, con su risa idiota y sus motos toscamente modificadas con una lata de refresco rozando la rueda trasera para provocar aún más ruido, como si necesitaran reafirmarse a sí mismos siendo conductores de un modelo particularmente ruidoso de una moto roñosa de baja potencia con pegatinas cutres. Lo que él llamaba una moto de mierda.
            —¡Aquí estás! —una figura de más o menos su edad se le acercó. Era Andrés, un chico de rizos castaños que trabajaba con él. —Menuda viciada te pegarías anoche, ¿verdad? ¡Cuéntame que tal Versus! Yo me lo compraré nada más salga del trabajo y pienso pasarme toda la noche jugando. Mañana y pasado libro, así que raro será si no se me caen los ojos por jugar 48 horas seguidas —rió Andrés. Héctor sonrió por compromiso.
            Ambos atravesaron juntos la puerta que daba a las cocinas para poder fichar mientras se colocaba la gorra con el símbolo corporativo en su grasiento pelo. Se arregló la camisa para pasársela por debajo de la cintura. Cada vez los botones de la camisa le apretaban más. Era difícil llevar una vida sana trabajando en aquel lugar.
            —¿Ya habéis entrado? ¡Genial! ¡Héctor, te necesito en plancha! Tienen que salir tres menús Onyon a la de ya. Andrés, debo cinco hamburguesas con queso, ponte a ello.
            Héctor suspiró, intentando hacer caso omiso a los gritos provenientes de la impaciente clientela. Aquel iba a ser un día duro.
            —A sus órdenes, capitana —replicó Andrés. —Que te jodan —es lo que a Héctor le habría encantado contestar.
            La carga de trabajo descendió un poco después de la hora de comer. El olor a aceite, grasa y sal ya se había impregnado en sus ropas, aunque a decir verdad Héctor ya dudaba de que no fuera su propio olor corporal permanente. Se había acostumbrado a él, igual que a los diminutos granos de su mentón que no acabaron de desaparecer al pasar la edad del pavo, aunque intentaba camuflarlos con una barba rala. Era consciente que su aspecto era la principal razón por la cual no contaban con él para atender a los clientes en la barra. Al contrario, él era como los Oompa Loompas, aquellos monstruitos de la Fábrica de Chocolate que hacían todo el trabajo para Charlie mientras éste se llevaba todo el mérito.
            —No te creas que te vas a librar de hablarme de Versus. ¡Joder, estoy impaciente por salir de aquí, pasar por la tienda, ir a mi casa y jugar! ¡Ya solo quedan dos horas para largarnos de aquí! —le preguntó su amigo mientras servía una ración de patatas al frente.
            —¿Todavía quedan dos horas? —se lamentó él mirando el reloj, cosa que había intentado evitar hacer durante toda su jornada laboral.
            —¡No me cambies de tema! Dime qué tal. ¿Es mejor que La Liga de las Maravillas? No sé ni para qué te pregunto, este es el único juego donde estás dentro de tu personaje y no te hacen falta controles, todo lo manejas con la mente. ¡Cuéntame todo lo que puedas! ¿Llegaste a Magnas? He escuchado que es una ciudad espectacular.
            —¡Dos Onyon con extra de cebolla! —les ordenaron desde el frente. Se pusieron manos a la obra de inmediato. Héctor se alegró incluso de tener una excusa para no contestar, pero su amigo no parecía dispuesto a dejarlo ir.
            —Oído— replicaron los dos al unísono.
            —Creo que me voy a especializar en lanzas. Están diciendo que están rotas gracias a su alcance, siempre y cuando sepas controlar el rango de ataque—. Héctor asintió sin más, enfocándose en su pedido. —¿Y tú? Seguro que ya te has podido comprar alguna espada bastante buena, ¿cierto?
            —Yo…. —interrumpió su frase para pasar a sus compañeros del frente la orden. —Lo cierto es que me mataron.
            —¿En serio? Debía ser una misión bastante difícil. Los streamers están diciendo que algunas mazmorras son muy jodidas si no vas lo suficientemente preparado. ¿Dónde fue? Para intentar evitarlo.
            Suspiró de nuevo. ¿De verdad debía confesarlo? No le quedaba más remedio. Al fin y al cabo se acabarían encontrando dentro del juego otra vez. —Fue en el tutorial contra el jefe, la pirata Malasangre.
            Entonces, Andrés rio de forma tan estúpida que a Héctor le entraron muchas ganas de romperle todos los dientes. Ya vería todo lo que se reiría cuando ese boss le matara a él también.
            — ¿En el tutorial? ¿En serio? Si todos los noobs se lo pasan. ¡Tiene que ser muy fácil!
            Héctor prefirió no contestar.
            —Bueno, no es tan malo, si lo piensas.
            —¿Qué no? No soy capaz ni de pasarme la misión más fácil del juego —replicó él mientras sacaba unas patatas de la freidora.
            —Vale, te propongo una cosa, Héctor. Cuando salgamos  nos pillamos la cena de aquí, de la cocina de la hamburguesería, para no perder tiempo, y yo voy a la tienda y me compro Versus. Esta noche conéctate conmigo y jugamos juntos, intentamos pasarnos el tutorial a la vez y exploramos un poco. ¿Qué te parece?
            Héctor meditó un segundo mientras bañaba en sal las patatas recién retiradas del aceite hirviendo, para acto seguido compartimentarlas en sus respectivas cajas. Pensándolo bien, no era tan mala idea. Al fin y al cabo, el juego le había costado sus buenos cuartos, no estaría mal sacarle un poco más de provecho.
            —De acuerdo. Esta noche a las once, así tienes tiempo para personalizarte el personaje antes de comenzar. Cuando lo crees, dime tu nick y te agrego.
            —A las once de la noche, entonces —afirmó Andrés.
            — ¡Dios mío! Mira que realista es. Es mucho mejor de lo que me imaginaba. Hasta puedo sentir el sol en mi piel. ¿Por qué no me habías dicho que era tan genial, Héctor?
            Él apretaba fuerte la espada en su mano, a la espera de que la figura de Malasangre apareciera de una vez por el mascarón de proa. —Oryon, mi nombre es Oryon.
            — ¡Oh, sí! Tienes razón, perdona. Oryon, casi como la hamburguesa, ¿verdad? —replicó Kuro, pues era el nombre que había elegido para el personaje. Acto seguido se puso a luchar contra uno de los piratas que amenazaban el barco. Oryon, por su parte, se quedó atrás. No quería malgastar vida con aquellos enemigos débiles. Quería el premio gordo.
            —Ostia p…—musitó alguno de los novatos. Al fin aparecía Malasangre, riéndose igual que la otra vez, mostrando sus dientes amarillos y rasgando el aire con la cuchilla de su voz. Ese mismo novato se abalanzó sin dudarlo hacia ella.
—Maldita sabandija. ¡Me comeré tus tripas! —amenazó la capitana pirata al novato, que esquivaba como buenamente podía. Por suerte para él, otro jugador acudió en su auxilio asestando un golpe por la espalda. La vida del boss se resintió y ésta respondió con un tajo circular que casi lo mata. El mismo tipo de golpe que había acabado con él la vez anterior.
—¡Es la pirata Malasangre! ¡Tened cuidado, malandrines, su espada ha matado más marineros que el escorbuto! —advirtió el capitán. Oryon no les escuchaba, era la misma cadena de acontecimientos que la vez anterior. En apenas unos segundos, el mástil principal de la Doncella de Marfil volvería a caer.
Esta vez, los novatos acabaron rápido con los piratas comunes. Ahora Malasangre parecía rodeada por una decena de ellos, Kuro incluido. Aquello no era bueno en absoluto. Si quería la espada debía tomar riesgos en aquel preciso instante. No tenía más remedio que incorporarse a la pelea.
Saltó con todas sus fuerzas, descargando un golpe ascendente que buscaba cortar el pecho a la pirata. Su enemigo era enorme, superando fácilmente los dos metros y medio. Aún con todo, sus movimientos eran gráciles y naturales, aunque rabiosos, como un perro hambriento. Cualquier jugador apenas le llegaba a la altura del pecho, él incluido, así que debía hacer uso del ingenio. Pese a todo, Malasangre le esquivó fácilmente, y antes de poder tocar tierra para defenderse o esquivar, la rival le acertó un golpe por la espalda. Notó su vida disminuir a menos de la mitad.
— ¡Joder! —fue lo que quiso decir, pero en lugar de eso un pitido salió de su boca. Era imposible maldecir o insultar directamente dentro de Versus. Oryon pensó que aquello habría sido hilarante de no ser porque estaba a punto de morir de nuevo.
—¡Cuidado! —le advirtió Kuro. Él se giró a tiempo para ver como Malasangre se enfocaba en él otra vez. Esquivó por los pelos, aunque se dio cuenta que de no ser por que otro de los novatos había desviado el golpe, éste le habría alcanzado de lleno.
—¿Estás bien? —Preguntó éste. Él simplemente afirmó.
—Es un enemigo muy agresivo. Será mejor que a quien targetee, es decir, aquel al cual se enfoque en atacar, simplemente esquive mientras el resto de nosotros se dedican a bajarle la vida —sugirió Kuro. A su lado, muchos de los otros novatos simplemente asintieron. No parecían querer perder un tiempo precioso en hablar cuando delante tenían un enemigo, aunque se tratara del tutorial.
Oryon no asintió. A decir verdad no hizo ningún gesto que pudiera interpretarse como afirmativo, pero no parecía que nadie se fijara en él. Mejor. Quería la espada de Malasangre. Debía ser suya. La habían creado para que él la empleara. Ya imaginaba las posibilidades. Tenía la forma de un tiburón en la empuñadura, y el filo era de un plata brillante que deslumbraba al sol. Eso por no hablar de su rango, que estaba seguro que se trataba del doble o más que el de su actual espada.
Malasangre comenzó a atacar a otro de los novatos, que parecía alejarse de la pirata para incitar a que ésta se moviera, perdiendo un tiempo precioso que el resto aprovechaban para restarle puntos de salud. Oryon rasgó sus pantorrillas a toda la velocidad que pudo, aunque comprobó que por cada golpe que él daba, algunos novatos conseguían enlazar dos o incluso tres, Kuro entre ellos.
Malasangre se giró de nuevo. Pudo ver como los ojos de ella se cruzaban con los suyos. Sabía lo que iba a pasar, él sería el siguiente objetivo de nuevo.
—¿Aún seguís vivos? Seréis pasto de los tiburones —rió. —Maldita sabandija. ¡Me comeré tus tripas!—. Su sable cruzó el aire en sentido descendente. A Malasangre le quedaba muy poca vida. Estaba a punto de caer. Si esquivaba no le daría tiempo a hacerse con el botín, pues sería de algún otro. En cambio, si conseguía atacar…
— ¿Qué haces, Oryon? No seas gili…—la frase de Kuro acabó en un pitido.
Tenía que hacerlo. Él daría el golpe final, suya sería la gloria. Cargó su brazo para lanzar el golpe con la mayor fuerza posible. Solo entonces se dio cuenta de que no lo conseguiría. Malasangre era muy rápida. Demasiado. Apenas levantaba él su arma y ya estaba a punto de recibir un golpe definitivo.
Pero el golpe no llegó. Frente a él se interpuso otro novato, uno de cabello rubio, no demasiado alto y de hombros anchos cubiertos por un gran tatuaje de una serpiente. Era Kuro. Interpuso su espada para cubrir el golpe, aunque no fue suficiente para bloquearlo por completo, si lo amortiguó. La vida de su amigo bajó a mínimos.
Mientras tanto, el resto de novatos atacaron por la espalda a la pirata. Uno de ellos saltó para clavar su punta en el cuello. Aquello pareció ser suficiente. Malasangre caía.
—¡Mis compañeros piratas me vengarán! Mi sangre será la tinta de vuestra sentencia de muerte.
De una forma un poco tétrica, el cuerpo de la boss se encontraba entonces frente a ella. Pese a todos los tajos y golpes lanzados, ninguno de los piratas caídos o de los novatos presentaba ni gota de sangre. Aún con todo, el panorama encima de la Doncella de Marfil era desolador. Decenas de cadáveres, la inmensa mayoría de los asaltantes, aparecían diseminados por cubierta.
—¡Me ha tocado! ¡No me lo puedo creer! —frente a él, Kuro sostenía la espada de Malasangre.
—¿Qué? Pero si tú no has dado el golpe final. ¿Cómo es posible que te lleves la recompensa? —replicó él. No podía apartar los ojos de la nueva espada de su amigo. Era grandiosa. Y debía pertenecerle a él.
Al lado de ellos dos, un novato rió. —¿Acaso no lo sabes? Las recompensas se reparten al azar entre todos aquellos que queden en pie en la batalla cuando el enemigo cae. Sería muy injusto de otra forma.
Oryon cerró la boca. No quería saber nada más de aquella batalla ni del estúpido tutorial. Estaba seguro que habrían muchas más armas que podría conseguir. Al menos, pensó, había acumulado experiencia y subido un poco sus habilidades.
A unos pocos metros, otro novato se sorprendió al recibir como recompensa la capa de la pirata. Aunque inmediatamente se la equipó. Para sus adentros, reconoció que también la quería.
—Reclutas de agua dulce, habéis matado a Malasangre. ¡Así se hace! —exclamó el capitán mientras todos los marineros levantaban el brazo en señal de aprobación. —Pongamos rumbo a Magnas, la ciudad sin fin. No tardaremos en llegar.
Echó un vistazo furtivo a la espada en el cinto de Kuro. Esperaba que las cosas fueran mejor en el futuro. Es lo que se merecía.


RE: [Fantasía- Ciencia Ficción] Versus. Cap 2 - Cabromagno - 11/07/2019

(11/07/2019 09:32 AM)sento89 escribió: ¿Es mejor si los subo todos en el mismo tema o creo uno para cada capítulo? He visto ambas formas en el foro.

Cuestion de cada cual. Personalmente, meterlo todo en un mismo hilo creo que le resta visibilidad ya que al entrar solo ves el primer capitulo y lo demas esta perdido por el hilo. Por tanto, para mi lo ideal es o bien subir toda una historia entera de golpe, o si la subes poco a poco, en hilos separados. Y si ademas añades enlaces a los capitulos anteriores como has hecho, lo mejor de lo mejor Wink

No me he leido el capitulo, porque ya te leere por el Dragon cuando me reenganche (tengo la firme intencion de escribir este verano, aunque eso en mi poco significa Tongue ), pero mirando por encima he visto algunos detalles:

Cita:—A sus órdenes, capitana —replicó Andrés. —Que te jodan —es lo que a Héctor le habría encantado contestar.
Despues de "Andrés" iria el guion, pegado al nombre, luego el punto, un espacio, y ya el "que te jodan". Es decir "...Andrés—. Que..." Este error lo repites varias veces a lo largo del texto. Recuerda: los guiones van siempre pegados a la palabra inicial y a la final de un inciso. Y si hay que colocar un punto o una coma al final del inciso, va siempre detras del guion.
Cita:—Oído— replicaron los dos al unísono.
El guion deberia ir pegado a "replicaron" y no a "oido".
Cita:— ¿En el tutorial? ¿En serio? Si todos los noobs se lo pasan. ¡Tiene que ser muy fácil!
Entre el guion y el interrogante de apertura no deberia haber espacio (si escribes en word, esto es algo a lo que hay que echarle ojo porque word lo pone mal de forma automatica). La palabra "noobs" al ser inglesa deberia ir en cursiva o entre comillas.


RE: [Fantasía- Ciencia Ficción] Versus. Cap 2 - Iramesoj - 12/07/2019

La espada no debía pertenecerle a Oryon, si no al novato que la mata por la espalda (si se repartieran por méritos en vez de al azar). Por eso, el pensamiento de Oryon/Hector no tiene sentido.

Sobre la palabra boss me remito a lo dicho en el capítulo 1.

Me ha gustado la descripción de la hamburguesería. Tiene pinta de ser un antro muy desagradable. Has logrado transmitirme desagrado, enhorabuena.

Discrepo con cabromagno en lo de hacer un hilo por capítulo. Eso llenaría el subforo "tus historias" de hilos tuyos "versus capítulo 1", "versus capítulo 2"....cuando fueras por el 15 la navegación por el subforo sería engorrosa y hundirías los hilos de otros usuarios.

Además, también es más cómodo para quien quiera leer tu historia que esté toda en un hilo que que tenga que is buscando todos los capítulos para abrirlos de uno en uno.


RE: [Fantasía- Ciencia Ficción] Versus. Cap 2 - Cabromagno - 12/07/2019

(12/07/2019 11:57 AM)Iramesoj escribió: Discrepo con cabromagno en lo de hacer un hilo por capítulo. Eso llenaría el subforo "tus historias" de hilos tuyos "versus capítulo 1", "versus capítulo 2"....cuando fueras por el 15 la navegación por el subforo sería engorrosa y hundirías los hilos de otros usuarios.

Hay que suponer que no los va a subir todos en dos dias. A lo largo de semanas y meses, no hundira a nadie. Ademas, por una mera cuestion de seguridad tampoco es recomendable subir aqui toda una novela entera.


RE: [Fantasía- Ciencia Ficción] Versus. Cap 2 - Iramesoj - 12/07/2019

Lo de subir una novela entera o no por cuestiones de seguridad es algo que no cambia de que lo haga abriendo hilo por capítulo o todo en el mismo hilo. Lo otro, pues es verdad que la molestia o no molestia depende de la velocidad en que cree los capítulo-hilos.