Este foro usa cookies
Este foro hace uso de cookies para almacenar su información de inicio de sesión si está registrado, y su última visita si no lo está. Las cookies son pequeños documentos de texto almacenados en su computadora; las cookies establecidas por este foro solo se pueden usar en este sitio web y no representan ningún riesgo de seguridad. Las cookies en este foro también rastrean los temas específicos que ha leído y la última vez que los leyó. Por favor, confirme si acepta o rechaza el establecimiento de estas cookies.

Se almacenará una cookie en su navegador, independientemente de su elección, para evitar que le vuelvan a hacer esta pregunta. Podrá cambiar la configuración de sus cookies en cualquier momento utilizando el enlace en el pie de página.

Bienvenido, Invitado
Tienes que registrarte para poder participar en nuestro foro.

Nombre de usuario/Email:
  

Contraseña
  





Buscar en los foros

(Búsqueda avanzada)

Estadísticas del foro
» Miembros: 883
» Último miembro: antonio
» Temas del foro: 2.524
» Mensajes del foro: 39.494

Estadísticas totales

Usuarios en línea
Actualmente hay 55 usuarios en línea.
» 1 miembro(s) | 53 invitado(s)
Applebot, juanma17

Últimos temas
BASES Reto Marzo 2021 - U...
Foro: Retos Mensuales
Último mensaje por: Wherter
4 horas
» Respuestas: 45
» Vistas: 1.386
BASES Reto Abril 2021 - E...
Foro: Retos Mensuales
Último mensaje por: Vicent Mcloud
02:21 PM
» Respuestas: 12
» Vistas: 187
¿Qué estáis leyendo?
Foro: Taberna Literaria
Último mensaje por: aravan
02:11 PM
» Respuestas: 1.076
» Vistas: 275.442
¿Qué estáis escuchando?
Foro: Fuera de tema
Último mensaje por: aravan
08/04/2021 08:48 PM
» Respuestas: 439
» Vistas: 122.406
¿Alguna vez los han expul...
Foro: Fuera de tema
Último mensaje por: Duncan Idaho
08/04/2021 07:45 PM
» Respuestas: 31
» Vistas: 8.653
Canales de YouTube útiles...
Foro: Taller Literario
Último mensaje por: JPQueirozPerez
08/04/2021 04:19 PM
» Respuestas: 15
» Vistas: 18.137
Taberna de los Retos
Foro: Retos Mensuales
Último mensaje por: Cabromagno
08/04/2021 01:01 PM
» Respuestas: 359
» Vistas: 60.371
Reto Mar21: Encontrar al ...
Foro: Retos Mensuales
Último mensaje por: Cabromagno
08/04/2021 10:53 AM
» Respuestas: 7
» Vistas: 194
Reto Mar21: Sindoria
Foro: Retos Mensuales
Último mensaje por: Cabromagno
08/04/2021 10:30 AM
» Respuestas: 7
» Vistas: 183
Reto Mar21: Bajo la mirad...
Foro: Retos Mensuales
Último mensaje por: Cabromagno
08/04/2021 09:36 AM
» Respuestas: 7
» Vistas: 157

 
  Leo sus historias, a cambio de un comentario.
Enviado por: Tholdeneir - 15/10/2020 09:11 PM - Foro: Tus historias - Respuestas (19)

Bienvenidos, escritores...



Así es.



Cuénteme aquí su relato de fantasía y a cambio le regalaré un breve comentario que puede ser destructivo...




Para una lectura fluida y ordenada, escriba su historia en un mensaje en este tema. No comentaré enlaces.






[Imagen: da5a4c2888e9ee6c1394adb306549831.jpg]

Imprimir

  Sobre otros foros y comunidades de escritores de fantasía.
Enviado por: Tholdeneir - 15/10/2020 07:23 PM - Foro: Alrededor de la red de redes - Sin respuestas

A muchos nos gustaría conocer otros foros y comunidades de escritores de fantasía. 

Agradecería que aquellos que saben de alguno, lo publiquen aquí.

Saludos, escritores!

Imprimir

  [Fantasía] El Mundo en Silencio, Capítulo 7 -El pasado no siempre fue mejor-
Enviado por: Tholdeneir - 12/10/2020 11:49 PM - Foro: Tus historias - Sin respuestas

[    El autor de este relato se hace llamar Monje. Encontré que es un escritor interesante, con nuevas ideas y una gran creatividad. El texto se alinea en gran parte con mi propio proyecto de cómo deben personificar los antagonistas de alguna profunda novela

Sin más, aquí les dejo el escrito:
  ]




El Mundo en Silencio, Capítulo 7 - El pasado no siempre fue mejor.





¿Qué opináis de esta cruda pero interesante historia?

Imprimir

  Van Halen
Enviado por: Muad Atreides - 12/10/2020 09:55 PM - Foro: Fuera de tema - Respuestas (1)

Creo que nos merecemos escuchar a este tipo un ratito, ¿no?

R.I.P.


Imprimir

  Negro/ Rojo/ Blanco - Ted Dekker
Enviado por: Muad Atreides - 12/10/2020 09:04 PM - Foro: Trilogías - Sin respuestas

Esta trilogía es la historia de Thomas Hunter,  quien intentando escapar de sus perseguidores es alcanzado por una bala, luego despierta en un mundo totalmente diferente. 

Lo cierto es que cuando se vuelve a dormir en ese mundo desconocido, despierta en el presente. Y así van trascurriendo ambas historias, hasta el punto de estar estrechamente relacionadas.

La historia de Hunter en ese mundo de fantasía, bastante crudo y despiadado, es de lo mejor que he leído en fantasía. Pero a su vez la historia también transcurre en nuestro presente.

Si bien se publicó una precuela, Verde, aún no la he leído.

Para los que no lo conocen Ted Dekker es un escritor cuya escritura me hace acordar mucho a Jim Butcher. Es dinámica y trepidante por momentos, pero también tiene un buen desarrollo de sus personajes y buenas descripciones de los mundos.

Y si hay algo que recuerdo de esta trilogía, son los costrados, humanos que han sido infectados por un mal y que, a pesar de seguir poseyendo inteligencia, esta es más primitiva. Son los enemigos naturales de los hombres en ese mundo fantástico.

Sinceramente recomiendo mucho esta trilogía para quienes se quieran aventurar a leer una historia un tanto diferente. Si bien no es super original, tiene lo suyo. 

Imprimir

  Sobre los Privilegios.
Enviado por: Tholdeneir - 12/10/2020 01:40 PM - Foro: Fuera de tema - Respuestas (2)

 ¿Poderosos narcos? ¿Privilegiados políticos? ¿Millonarios desvergonzados? ¿Militares con beneficios? ¿Religiosos corruptos?... ¿Magos fantásticos?

En estos conceptos he estado creando mi proyecto literario. Y en la siguiente reflexión están las ideas del universo de fantasía en el que trabajo escribiendo.





Preguntaremos primero cuál es el objeto de la ley. Este, sin duda, es el de impedir que sea vulnerada la libertad, la integridad o la propiedad de cada uno de nosotros.

Hay una ley-madre, de la que todas las demás deben derivarse: No hagas nunca daño a tu prójimo. Esta es la gran ley natural que el legislador articula, en cierto modo, para el buen orden de la sociedad; de ella emanan todas las leyes positivas.

Con la ayuda de estos principios elementales podemos juzgar los privilegios. Los que tienen por objeto una dispensa de la ley no pueden sostenerse, porque toda ley, como ya hemos indicado, dice, directa o indirectamente: No hagas daño a tu prójimo, y ellos supondrían algo así como decir a los privilegiados: Se os permite hacer daño al prójimo. Por esta razón, conceder a alguno un privilegio exclusivo sobre los demás, sería hacer daño a todos en beneficio de uno solo, lo que representa a la vez la idea de la injusticia y de la más absurda sinrazón.

Todos los privilegios son, pues, por su propia naturaleza, injustos, odiosos, y están en contradicción con el fin supremo de toda sociedad política. Penetrad un momento en los nuevos sentimientos de un privilegiado. Él se considera, con sus colegas, como formando un orden aparte, una nación escogida por la nación. Piensa que se debe, ante todo, a los de su casta hermética, y que los ajenos ya no son los suyos. El pueblo, ese pueblo que muy pronto en su lenguaje y en su corazón no será más que un conjunto de gentes de poca importancia, una clase de hombres creada expresamente para servir, mientras que él fue hecho para mandar y disfrutar.

No es bastante, en efecto, que los privilegiados se miren a sí mismos como otra especie de hombres, sino que han llegado a considerarse modestamente, entre ellos, como una necesidad de los pueblos. Se consideran como formando parte de un régimen privilegiado, que creen necesario en toda sociedad. Si hablan a la nación, aparecen como los “verdaderos” defensores de un pueblo que sin ellos sería pronto aplastado por el despotismo.


Abramos los ojos ante todos los grandes privilegiados y todos los grandes mandatarios, a los que su estado coloca en situación de gozar, en las providencias, de todos los pretendidos encantos de la “superioridad”. Todo parece conseguir para ellos esta superioridad; sin embargo, se encuentran solos... el fastidio fatiga su alma, su ludopática ambición de poder los ahoga, se envuelven en grotescas estrategias competitivas (para ellos unas evasiones entretenidas y recreativas), quebrantando los principios elementales de la ley natural y del pueblo, para finalmente conseguir, en su vicio, más privilegios.



Parte 1 : KRONLLA - El Viaje del Sirio.

Parte 2 :  KRONLLA - Los Ojos de Íos.

Relato del mundo de KRONLLA:  La Hechicera de Belmor

Imprimir

  [Fantasía] Kronlla: Infierno, Mundo y Cielo. Parte 3
Enviado por: Tholdeneir - 12/10/2020 10:41 AM - Foro: Tus historias - Sin respuestas

PARTE 3: Infierno, Mundo y Cielo.
 
 
 
 
Capítulo 14: El Ancestro.




En la fortaleza, en el salón de las audiencias, los hombres mas cercanos al rey, junto con los pocos sirios estaban reunidos para decidir los acontecimientos de las estrategias que vendrían en la incipiente guerra.


La amplia estancia estaba adornada en las lejanas paredes con estandartes de dos colores, amarillo y rojo. Y una alfombra enorme cubría de manera rectangular desde la entrada al trono.

Los magos humanos, lozanos en su leve magia, pero apasionados estudiosos, decían haber sentido en sus sueños y en premoniciones, la fuerza antigua de un poderoso hombre que despertaba después de siglos en cautiverio en un subterráneo calabozo.

Los líderes de las exploraciones decían haber encontrado la ubicación de un reguardado pero gigantesco castillo – templo, escondido entre los bosques, en la cima de un risco, que los Íosiros mantenían como su más sagrado territorio.

Los sirios, por su parte, explicaban airados que los últimos mensajeros traían noticias de una feroz batalla en los cielos, cuyo objetivo era una de las seis ciudades elevadas, siendo ésta destruida por los Ojos de Íos y su flota.

—En definitiva, las fuerzas enemigas quieren abarcarlo todo, en un voraz intento de conquistar el infierno, el mundo y el cielo. Escuchando a nuestros jóvenes hechiceros y a los exploradores, decidiremos ir en recate de nuestro ancestro. Suponemos que el extraño poder de nuestros enemigos se sustenta en él, nuestro antepasado.



La defensa de la ciudades del cielo se la dejaremos a los sirios. Sabemos que lograron organizarse en sólo unos minutos, defenderse y destruir una de aquellas tres gigantescas abominaciones. Por su parte están armando una escuadra, vigilando los cielos y buscando con determinación a la flota enemiga antes que se acerque a alguna ciudad”.

“Si logramos hacernos paso hasta el castillo de Belmor, toda la fuerza fanática de los Iósiros caerá como por efecto mariposa. La clave es nuestro ancestro”.





***






Miguel yacía de pie, amarrado entre lienzos que emanaban una difusa luz, con nudos en sus brazos y piernas.

La extraña hechicera de Belmor que lo custodiaba había llenado la estancia de esferas flotantes y transparentes, del tamaño de una palma. Se mantenían en el aire y parecían guardar imágenes y escenas en un raro espectáculo de magia. Miguel sentía que su conciencia se perdía entre esas vivencias, volando de una a otra y sintiendo incontables voces en cada una con sus propias personalidades.

Haciendo un gran esfuerzo, decidió arriesgarse a recordar un poco más de su pasado… para llenarse de poder, pero entonces lo invadía el temor de estar entregándole vida y alma a sus captores al hacerlo.

“¿Dónde estará mi pueblo?”... “¿Cuanto tiempo ha pasado?”















Capítulo 15: El Ascenso.


La marcha de la tropa de hombres emprendía su rumbo por las llanuras extensas en camino al sur. Sin contar con grandes fuerzas aéreas, y en su mayoría montados en sus caballos, se disponían a llegar al sagrado territorio oculto de los Iósiros y asediar el enigmático castillo de Belmor.

Apartados, un poco más atrás a un flanco de la marcha, el grupo sirio se encontraba reunido.

—Creo que necesitaremos de sus mágicas habilidades… —habló con desdén uno de los capitanes de los hombres que se había acercado al cabecilla del grupo
—. Me envía el alto mando del rey.

—Sabemos que podemos infiltrarnos, capitán.

—En efecto, vengo a exponeros una posible estrategia, aunando nuestras fuerzas podremos…



***




Subían por unas antiguas y gastadas escalinatas de piedra llenas de hojas de árboles.

El grupo compuesto por veinte personas se había apartado de la tropa días antes, adelantándose a ésta y al pronto asedio al castillo. El par de exploradores en comunión con el mago vidente de la cuadrilla habían guiado a todos a través de la espesura del bosque y las montañas.

Según explicaban, aquel camino viejo había atraído a muchos líderes de la casta del los hombres, en los tiempo de antaño.



Aparecidos en este mundo, en una gran planicie de lomas nevadas entre las montañas, y marchando sólo con su vaga esperanza de buscar respuestas encontraron este templo... vaya uno a saber en qué momento se apartaron unos de otros. Finalmente unos fueron engañados y por poco lograron escapar. Según entendemos, la casta de los hombres se dividió en dos. Un grupo oculto y poco numeroso con cierto poder diferente y tendencias ambiciosas, muy paradojales de acuerdo a sus raíces, encontraron en este castillo una manera de adquirir más poder. Belmor, en ese tiempo solo un viejo hombre, descubrió un extraño ritual donde podría convertirse en un ser mucho más grandioso y magnánimo. Pensaba en su destino, en su odio, en su sagrada persecución, que milagrosamente lo había llevado a él y a los suyos este nuevo mundo. Lo abarcaría todo… Íos así lo ordenaba… Infierno, Mundo y Cielo. Y sin más, lo que fue de él desapareció. En la brisa y el viento se escuchó algo parecido a “Proctos”… mientras en los salones de aquel galante castillo sus seguidores se unían a aquel oscuro ritual. Así quedó la tribu aparecida en Kronlla, dividida en sus dos bandos. Los Íosiros quedaron asentados en esos territorios. Los hombres nómades vagaron por mucho tiempo en aquella región de Kronlla”.



Bien, hemos llegado. Es aquí —dijo uno de los exploradores.

Junto al risco, el camino parecía destruido más adelante. Intentar pasar por ahí podría suponer una larga caída a los bosques, mucho más abajo.



Pronto comprendieron que debían escalar el último tramo para infiltrarse.

Ambos exploradores, preparados, sacaron a relucir sus ballestas con unas saetas que contenían un complicado mecanismo. Sin más, apuntaron a la cima, dispararon y surcando el viento las saetas se incrustaron en la parte más alta del risco, dejando unas anaranjadas cuerdas
al descubierto.

Así,
paciente y lentamente, amarrados a las cuerdas, fueron subiendo de par en par cada miembro de la comitiva, observados atentamente por el protector vidente.














Capítulo 16: Madau




Avanzaron por un gran pasadizo, una caverna gigantesca llena de intrincados glifos y relieves ya olvidados por el tiempo. Habían abismos hacia el vacío en ciertos lugares y también se vislumbraba el oscuro cielo en ciertos tramos.

Finalmente hallaron el primer portal, en el horizonte. Los exploradores de inmediato alarmaron al grupo. Vislumbrando a la distancia descubrieron un ser resguardando el paso.

Es el portal de Madau, un demonio Iósiro castigado por Belmor a resguardar la desolación de estos lugares susurró el experto explorador.

De inmediato se escucharon unos graznidos aterradores provenientes de los oscuros rincones.

Sus mas cercanos secuaces… droglos alados que graznan al infinito para complacer a su amo, ¡En guardia, compañero, que estos piden a gritos nuestras saetas!

Y así se cubrieron tras un promontorio, mientras ambos alistaron sus ballestas. Esta vez desprendían un fulgor azul.

Primero se acercaron tres de esas bestias, buscando a los intrusos. Hizo falta un pestañeo azulado, para escuchar el alarido de dos droglos con el
cráneo atravesado, cayendo. La bestia restante, enfurecida y fanática, descendió sobre el grupo descubierto. Un destello rápido hizo rodar la cabeza del droglo, junto a su arrugado cuerpo impulsado aún por su vuelo desplazándose por el suelo.

No hubo m
ás molestos graznidos. Se vio huir a los demás volando por una abertura hacia la oscuridad de la noche. Madau no los perdonaría.

El grupo sirio retomó el paso. Caminando… afinando su visión hacia esa figura humanoide en la distancia, decididos.



Quién osa interrumpir mi sueño dijo Madau, dando un paso adelante, saliéndose de unas intrincadas figuras y círculos dibujados en el suelo.
De inmediato, el vidente sirio pudo observar que tenues hilos estaban unidos a todo el cuerpo de Madau. Arriba, en lo más alto de la estancia, se podía ver un gigantesco y complicado mecanismo mágico, que parecía controlar al demonio Iósiro.

Al instante, Madau levantó su mano, dejando ver una luminiscencia roja. Una poderosa fuerza arrojó a gran parte de la comitiva por los aires, hasta caer estrepitosamente al suelo. Haciendo un movimiento con su otro brazo, las figuras y símbolos del suelo comenzaron a resplandecer, crujiendo y expandiéndose en desordenadas líneas que se acercaban al grupo.

Desde el suelo, más allá, el vidente observó, esperanzado, a uno de los exploradores de pie, con su ballesta alistada, dudando si disparar o no a Madau.

¡Arriba! gritó el vidente, mientras las líneas se acercaban de manera fanática.

El explorador, consternado, vislumbró en lo alto aquella maquinaria de magia oscura y reluciente. Comprendiendo de inmediato
y siguiendo su intuición infalible, levantó la ballesta.

Luego de un instante azulado, una magnífica explosión en las alturas de la caverna inundó con luz y estruendo todo el lugar.

Al mismo tiempo, Madau se desplomaba, cayendo al piso, como un ser inerte.

Imprimir

  Orson Scott Card
Enviado por: Muad Atreides - 11/10/2020 09:45 PM - Foro: Colecciones, Sagas, etc. - Respuestas (4)

Card es uno de mis autores favoritos, creo que junto a Asimov es el escritor que más libros tengo de él.

Su obra más conocida sin duda es El juego de Ender, con sus consiguientes  continuaciones, de las que muchos estaremos de acuerdo que La voz de los muertos es una obra maestra.

Pero también escribió sagas menos conocidas como Alvin Maker, una especie de ucronía ambientada en el siglo XVIII, en la norteamerica aun no independizada. 

Se puede hablar de muchas obras de Card, pero casi todas tienen en común que tratan sobre el crecimiento del personaje, de niño a adulto, y lo que no es tan bueno, estas sagas pierden fuelle a medida que van pasando los libros.

Sin embargo, la saga del retorno:


es de las pocas que mantiene la calidad casi hasta el final. Exceptuando el último libro, que cambia de personajes, en conjunto es de lo que más me ha gustado de este escritor.

Por supuesto que escribió novelas autoconclusivas como Esperanza del venado, una muestra de lo que sería capaz de crear este hombre si estuviese interesado en crear una buena saga de fantasía épica.


Tengo en el debe Maestro cantor, La gente del margen y Traición.
También me gustaría terminar Observadores del pasado: La redención de Cristóbal Colón, un libro que empecé a leer hacer muchos años y no pude terminar.

En lo personal me debo una relectura de Alvin Maker, ya que, nobleza obliga, he de admitir que Scott Card no es el mismo de antes y que, salvo raras excepciones, sus trabajos son bastante mediocres con respecto a sus primeros libros. Es como que se le agotó la inventiva, o tal vez quiera reinventarse. No lo sé.

Lo cierto es que sus nuevos trabajos suelen ser colaboraciones con otros escritores, y todos sabemos lo que eso significa. Tal vez lo que hace Card es "donar" historias cortas o ideas para que otros las desarrollen.

Imprimir

  [Fantasía] La Hechicera de Belmor.
Enviado por: Tholdeneir - 09/10/2020 07:25 PM - Foro: Tus historias - Respuestas (3)

Hola, escritores. Este es un relato independiente cuya temática, ambiente y mundo, está enlazado con la historia de KRONLLA, que he subido en este mismo foro.




Parte 1   KRONLLA - El Viaje del Sirio.


Parte 2   KRONLLA - Los Ojos de Íos.





Agradecería sus comentarios.









La Hechicera de Belmor.






Empezaba a atardecer aquel día primaveral. La brisa hacía murmurar a los arboles de los campos. Se veían algunas mariposas cerca de los arroyos y los cantos de las aves parecían despedirse del sol, que se acercaba al horizonte dejando tonos rosados en el cielo.

Avisté, por fin, el pueblo a la distancia: una gran aldea amurallada. Por este día el viaje terminaría allí. Subido en mi corcel y junto con algunos campesinos, que terminaban su labor diaria en los terrenos aledaños, fui acercándome a la gran puerta principal de los muros.

Esta era la primera urbe que encontraba en semanas. Añoraba volver a sentir la comodidad de una cama en alguna posada. Una vez adentrándome en el pueblo, le pedí la ubicación de la taberna más cercana a uno de los labradores. Decidió acompañarme.

Así fue como llegamos a una acogedora y rústica cantina. Había un lugar con unas cuantas mesas ocupadas por los humildes campestres, quienes aun con el sudor del trabajo en el campo, bebían sendos jarros de cerveza. En un rincón fumaban unos que parecían ser viajeros. Y en la barra parecían estar los más cercanos al ventero, con algunos instrumentos musicales, dándole música al ambiente.

Mi compañero saludó a algunos de sus adelantados conocidos, mientras yo me dirigía al posadero. Sin rodeos alquilé una habitación para un par de noches y dos jarras de cerveza.

Una vez sentados en nuestra mesa, entablamos una conversación con mi compañero. Así supe de algunos rumores del lugar. Tal cómo temía, los lugareños alegaban una extraña energía que circundaba el pueblo. Hace poco se había incendiado una casa, en la que murieron calcinados una joven pareja, dejando a un muchacho huérfano. No se sabía cómo había sucedido. También había un puñado de personas bien conocidas que se encontraban desaparecidas. No insistí en saber más detalles, después de todo, era lo que se venía contando en la última ciudad y en el camino: misteriosas fuerzas amenazaban la tranquilidad de los pueblos.

—Fuera de aquellos problemas —declaró el campesino, más relajado —, este pueblo siempre ha sido un lugar apacible y tranquilo en el cual vivir. Las cosechas han sido buenas, como todos los años.

—Me imagino...

De pronto distinguí que uno de los viajeros me observaba.

Al mismo tiempo, ingresaron dos guardias a la estancia, cada uno con armadura ligera y una espada larga en su cinturón. Todos guardamos silencio.

“Estos tipos hacen una ronda buscando a alguien”, pensé. Tanto el ventero como sus cercanos, pusieron una cara entretenida, acostumbrados al procedimiento que se disponían a hacer los soldados. Éstos recién llegados, se asentaron en el centro de la taberna y uno extrajo un cristal violeta de su bolso, y lo alzó. Dijo unas palabras inentendibles mientras ambos, alertas, posaban una mano en el pomo de sus espadas.

Una luz morada se extendió por la habitación.

El tipo del cristal salió volando, arrojado a una mesa y rompiéndola. Estupefacto, me quede quieto y en silencio, al igual que los otros asistentes. No convenía moverse.

Los viajeros que fumaban resultaron ser hechiceros, inmovilizados. A ambos les brillaban los ojos en un violeta claro, les expelía la magia por ellos. Sus ropajes no lograban ocultar los tatuajes luminosos que cubrían todo su cuerpo en complicadas figuras y símbolos.

El cristal por fin tocó el suelo, destruyéndose en varios pedazos. La luminiscencia de los magos desapareció, mientras el guardia de pie desenvainaba la espada. El sonido del acero vino acompañado por un reluciente reflejo, adornado por unos violetas grabados de luz que recorrían toda la hoja.

—De manera que vienen bien equipados —habló uno de los brujos. Su voz femenina sorprendió a todos.

“Percibo que los guardias perderán la batalla… esos dos brujos están demasiado confiados”.

De entre la mesa destruida, el guardia arrojado se levantaba lentamente, adolorido. En ese mismo instante el otro soldado se abalanzó, listo para esgrimir un mortal corte a la bruja.

“¿Debo intervenir?”




***







La espada reluciente del soldado chocó contra metal. La hechicera había detenido el corte con un alargado puñal.


Alarmada, arrojo el puñal al suelo. Y este comenzó a desintegrarse en un brillo violeta. Solo quedó a la vista el pomo, con forma de corazón.


De manera que era un puñal encantado —sonrió el guardia.


Todo lo que poseen está encantado —dijo el otro soldado, ya de pie—, Ríndanse, demonios —desenvainó su espada, oyéndose un afilado sonido. La hoja también estaba forjada con grabados de luz.


El hechicero encapuchado que acompañaba a la bruja, lanzó, de pronto, algo a la mesa más cercana. Rodó en desequilibrio por la madera, la figura de una calavera transparente hasta alcanzar la orilla y caer al suelo. Al impactar en los adoquines se quebró en dos.


Mi acompañante, sin previo aviso, se desplomó… cayendo al piso.


Los guardias observaron al campesino caído, a mí y al mago, consternados.


¡Bestias horripilantes! —gritó un soldado.


¡Es otro viajero endemoniado! —exclamó el aterrorizado ventero.


Algunos de los asistentes, enfurecidos, se pusieron de pie. Fue entonces que la hechicera, en una maniobra ágil, extrajo de sus vestimentas una nueva figurilla traslúcida en forma de cráneo y la alzó, amenazante.


¿Alguien quiere desplomarse?


¡Qué han estado haciendo aquí, malditos! —masculló el soldado, pero nadie se movió.


La hechicera con el brazo extendido, dio un paso adelante. Los guardias retrocedieron.


Éstos no quieren causar más muertes”. Mi ira se incrementó, superando el miedo de verme involucrado o de morir, de seguro los demás sentían lo mismo…


¡Abrid el paso, plaga inmunda! —dijo ella caminando hacia la puerta— ¿Vas a quedarte ahí? —preguntó, de pronto, observándome, inescrutable pero con una leve sonrisa que nadie podría describir.


Sentí un escalofrío.


Tenía que haber actuado e involucrarme antes” pensé.


Lentamente, desenvainé mi antigua espada, revelando mi autoridad. Brillaba la hoja en grabados de luz violeta… y también de azul. Los demás no ocultaron su asombro.


Te encontraré, hechicera de Belmor. Nuestro Ancestro por siempre vivirá en nuestros corazones.


Al escuchar la última frase, pude distinguir como su expresión se volvía hirsuta, y en sus ojos se formaba una oscura abstracción. Estaba recordando.


El mago le dio un leve empujoncito y, sin más, escaparon.

Imprimir

  Mejores giros argumentales en novelas (y peores)
Enviado por: Alhazred - 08/10/2020 04:06 PM - Foro: Taller Literario - Respuestas (11)

Esta es una pregunta que hice en el hilo de pregunta y responde, pero creo que se merece su propio tema. ¿Cuales son vuestros giros argumentales favoritos? ¿Y cuáles creéis que son los peores? Explicad por qué. Vale de cualquier novela que hayáis leído, aunque preferiblemente si es en el género fantástico. Usad spoilers.

Imprimir